Categorías
Ser Bebé

La rutina perfecta para el recién nacido

Las rutinas son una herramienta para educar y aligerar la tarea de ser padres. Descubre aquí como establecerlas desde la cuna.

Las rutinas son una herramienta para educar y aligerar la tarea de ser padres. Descubre aquí como establecerlas desde la cuna.

Como recién llegado a la vida, tu bebé necesita que ciertas situaciones se repitan una y otra vez para superar la incertidumbre que le impone el ser tan pequeño e inexperto. Durante las primeras semanas de nacido, su rutina debe centrarse básicamente en s alimentación e incluir unas cuantas actividades relacionadas con los cuidados básicos: cambio de pañal, el baño diario y «charlas» o abrazos breves. Esto, porque los recién nacidos duermen alrededor de 20 horas diarias, lo cual significa que tiene intervalos de vigilia muy cortos, de una hora como máximo, que incluso pueden agotarse en la alimentación. No trates de involucrarlo en actividades que lo mantengan despierto más tiempo, o podrías alterar su ritmo de alimentación y descanso.

 

RUTINA IDEAL

 

1. Una vez que el bebé se despierte, aliméntalo.

 

2. Haz una pausa en medio de la toma del biberón para cambiarle el pañal y ayudarlo a eructar.

 

3. Termina de darle de comer.

 

4. Ayúdalo nuevamente a sacar el aire y acuéstalo.

 

5. Si aún no da señales de cansancio (llora, mueve bruscamente brazos y piernas, mira hacia el espacio, aprieta los puños, bosteza o hace muecas), envuélvelo en una sabatina, acuéstalo sobre su espalda y aplícale o tararéale suavemente una canción. No es necesario que permanezcas junto a él hasta que se vuela a quedar dormido. Esto debe repetirse cinco a seis veces en un periodo de 24 horas, es decir, cada que el nene se despierte (cada dos a tres horas).

 

Este es un breve ejemplo de cómo podría ser la rutina de tu bebe, sin embargo, es que antes de establecer la tuya tomes en cuenta tus necesidades y las de tu tesoro.