Categorías
Ser Bebé

Shantala, otra forma de decirle ?te amo?

El masaje Shantala se puede aplicar a partir de los 30 días de nacido.

El masaje Shantala se puede aplicar a partir de los 30 días de nacido.

1. Con el bebé recostado boca arriba coloca tus palmas con aceite sobre el centro de su pecho y deslízalas suavemente hacia afuera como si estuvieras alisando una tela. Recuerda utilizar la misma fuerza y ritmo todo el tiempo.

2. Coloca la palma de tu mano derecha sobre la cresta iliaca izquerda del bebé y súbela en forma cruzada pasando por el pecho hasta llegar al hombro derecho. Repite el paso pero ahora en el lado opuesto.

3. Coloca una palma sobre la base del pecho (donde se abren las costillas) y bájala hacia la pelvis en dirección perpendicular al cuerpo del niño. Alterna con la otra mano llevando un ritmo constante. El movimiento es parecido a vaciar una bolsa.

4. Masajea las plantas de sus pies en forma circular, primero usa los pulgares y después la palma completa.

5. Ahora da masaje a su cara. Inicia por la frente; tócala con la punta de los dedos, partiendo del centro y desplázalos hacia los lados, por arriba de las cejas. Regresa al mismo punto y en cada movimiento, lleva tus dedos un poco más lejos hasta llegar a las sienes.

6. Desciende los dedos y continúa con el movimiento, pero ahora en el contorno de los ojos y las mejillas.

7. Con el bebé boca abajo, ubícate a un costado en forma perpendicular. Pon tus palmas sobre su espalda, intercalando el movimiento. Mientras una mano sube, la otra baja de forma alternada de un costado al otro. Empieza a la altura de sus hombros y termina en la base de la columna (donde comienzan sus pompis).

8. Mantén la posición del bebé. Toma sus piernas por los tobillos y elévalas un poco. Con la otra mano da un barrido con presión constante, desde el cuello hasta la plantas de los pies.

9. Un baño relajante. Más que una acción de higiene, finalizar el masaje Shantala con este baño es fundamental para la relajación del bebé, por lo tanto, no es necesario que uses jabón ni champú. Utiliza una bañerita, donde el bebé pueda flotar mientras lo sostienes del cuello suave y firmemente con tu muñeca y la mano debajo de su axila. Deja que su pequeño cuerpo se mueva con libertad con el movimiento natural del agua para que tu niño logre la rejación total.

El masaje Shantala se puede aplicar a partir de los 30 días de nacido.