Categorías
Ser Bebé

Ser feliz con Síndrome de Down

Se puede ser feliz con Síndrome de Down,
la clave: ACEPTA Y AMA A TU HIJO.

La única forma positiva de vivir es aceptar plenamente a tu hijo y actuar. Cuando se acepta la nueva condición de vida, se piensa con más claridad y se buscan alternativas para asegurar que el pequeño tenga un buen desarrollo. Aceptar que un hijo ha nacido o nacerá con alguna capacidad diferente no es fácil y como papás deben entender que…

Ni mamá ni papá tienen la culpa, es una causa determinada genéticamente y no podían influir en la situación.

El niño tampoco tiene la culpa y merece que lo cuiden y atiendan lo mejor posible.

• Hacer mucha conciencia y sensibilizarse es clave.

Informarse sobre las terapias de integración y formación que permiten que los niños se incorporen a la sociedad.

• Pueden estimularlo con música, está comprobado que las melodías de Mozart reducen el estrés, la hiperactividad, ayudan a mejorar la coordinación del cuerpo y permite un mejor desarrollo de habilidades.

• Lo esencial es buscar ayuda temprana para que tu pequeño logre explotar al máximo sus habilidades.

• Deben hacer todo lo posible por darle una vida lo más cercana a la normalidad.

• Su misión como papás es informarse, atender y entender a su hijo y amarlo profundamente.

Quédate tranquila de que los niños especiales dan muchas satisfacciones, cariño y orgullo, y son capaces de hacer la mayoría de las cosas que otros niños; la diferencia radica en el tiempo que tardará en lograrlo y requerirá reforzar lo aprendido con frecuencia.

A pesar de las adversidades del día a día, tu pareja y tú no deben perder de vista que su capacidad de cuidar a su niño es muy grande.

Como mamá o papá, no dudes de ti ni de todo el amor que puedes darle a tu hijo.

Foto: Getty Images