Categorías
Ser Bebé

Tamiz auditivo neonatal

Es posible detectar problemas desde el nacimiento, gracias a esta prueba que te ayudará a saber si tu nene escucha bien.

Es posible detectar problemas desde el nacimiento, gracias a esta prueba que te ayudará a saber si tu nene escucha bien.

Escuchar es fundamental para adquirir y desarrollar el lenguaje oral. Si un chiquitín tiene pérdida auditiva (hipoacusia) ya sea moderada, severa o profunda, sus posibilidades de hablar estarán limitadas o serán prácticamente nulas. 

El origen

El predominante de la pérdida o disminución de la audición (hipoacusia) es hereditario, «hay más de cien genes que causan sordera, pero frecuentemente cuando escuchamos que es genético pensamos que el abuelo, mamá o papá deben padecerla, y no siempre es así y se debe a genes recesivos. Es decir, que a menudo no hay un antecedente previo, quizás ellos no la presentan, pero son portadores del gen defectuoso», señala el dr. Gonzalo Corvera Behar. 

Evítalo

Es posible «prevenir la discapacidad que pueda provocarse. Si se detectan y atienden antes de los seis meses de edad, los niños podrán aprender a hablar y entender de manera normal y tendrán la posibilidad de entrar a una escuela común. Pero si su problema auditivo no se atiende y se dejan pasar los primeros años, tendrán- dificultades más severas en su educación y disminuirán muchísimo sus oportunidades en la vida», asevera el especialista. 

¿En qué consiste el tamiz neonatal auditivo?

Ya que el oído interno cuando recibe un sonido también genera otro de regreso, al bebé se le pone un micrófono con una bocina muy sensible en el conducto auditivo externo y se envía un tono. Si hay uno de regreso, la computadora a la cual se conecta nos indicará que el oído interno está funcionando bien. Si es así, es que el bebé sí escucha. Si la respuesta es baja o está alterada, es necesario realizar un estudio de control a los 15 días y así determinar el tratamiento a seguir. Si el déficit de audición se detecta cuando «aún son pequeñitos, con el método auditivo verbal lograrán aprovechar lo que pueden escuchar y de esta forma podrán entender el lenguaje y aprender a hablar», explica el doctor Corvera.

Ventajas

1. Es un estudio menos costoso que otros, como el tamiz metabólico neonatal. 

2. Es más rápido, dura aproximadamente dos minutos.

3. El resultado se obtiene de inmediato. 

4. No es doloroso.

¿A quién se realiza?

1. A todos los recién nacidos de cinco a 28 días de vida extrauterina.

2. Con énfasis a los que presentaron alguna complicación pre o posnatal o que tienen algún antecedente familiar de sordera, malformaciones de cráneo, que hayan estado en terapia intensiva o intermedia neonatal o hayan recibido medicamentos que puedan provocar la pérdida de la audición.

Para tomar en cuenta

Aun cuando el resultado de la prueba de audición de un chiquitín sea satisfactoria, deben observarse ciertos signos, los cuales indiquen que la audición es normal. Algunos logros auditivos que un bebé debe alcanzar en el primer año: 

1. Recién nacido se sobresalta o «asusta» ante ruidos fuertes y repentinos. 

2. A los tres meses reconoce la voz de sus padres. 

3. Debe reaccionar a su nombre a los cinco o seis meses de edad. 

4. A los 12 meses puede imitar algunos sonidos y decir unas pocas palabras, como «mamá» o «adiós» y es capaz de nombrar por su nombre a algunos objetos.

Foto: Shutterstock