Site icon Padres e Hijos

¿Cómo proteger a tu bebé de los cambios de temperatura?

¿Cómo proteger a tu bebé de los cambios de temperatura?

¿Cómo proteger a tu bebé de los cambios de temperatura?

Las altas temperaturas, las corrientes de aire y los cambios de clima pueden afectar la salud de tu bebé. Checa estos consejos para protegerlo de las altas temperaturas.

Sin duda alguna, los bebés son los más sensibles a los cambios de temperatura, ya que durante los primeros meses de vida, su sistema de regulación de la temperatura corporal no está totalmente desarrollado, por eso es vital enfatizar el cuidado del menor cuando haga calor excesivo.

Los meses de calor son especialmente lindos y cálidos para todos, en especial para los bebés, ya que en esta época en la que hay más luz, tu bebé se sentirá más despierto y con energía. Sin embargo, el calor excesivo puede provocar molestias o sentirse mal debido a que la temperatura corporal de su cuerpo le cuesta adaptarse a estos cambios.

Durante los primeros días de vida, el bebé necesita un gorrito y guantes para ayudarlo a mantener la temperatura de su cuerpo, pero pasados unos días tu pequeño sentirá calor o frío, según la temperatura externa, por lo que deberás abrigarlo bien o quitarle la ropita, según lo permita el clima. 

Los bebés son quienes más padecen del calor o del frío, y un aspecto para notarlo puede ser que llore más de lo normal o que esté inquieto. Y para ayudar a regular la temperatura del bebé, toma en cuenta los siguientes consejos:

– Para saber si tu hijo tiene calor, nota si su carita y cuello están enrojecidos y tócale la nuca y el pecho: recuerda que el bebé debe estar tibio y no caliente ni sudoroso, si es así, quítale el exceso de ropa y refréscalo.

– Mantén bien hidratado a tu bebé.

– Usa ropa fresca, amplia y de algodón.

– Utiliza el aire acondicionado para refrescar el hogar a una temperatura de 22° C, y enciéndelo unos minutos antes para refrescar la habitación antes de llevar al bebé y apagarlo o subir un poco la temperatura del cuando el bebé esté allí.

– Evita que tu bebé esté situado en la zona de corriente mientras tienes las ventanas abiertas.

– Aprovecha las primeras y las últimas horas de sol para pasear y disfrutar de un paseo al aire libre, ya que los rayos del sol son más cálidos.

– Evita que le den los rayos del sol directamente.

– Si por las noches tu bebé llora porque no puede dormir debido al calor, usa sabanitas de fibras naturales. El colchón y el protector deben ser traspirables.

– Es conveniente que duerma con el pañal y una camiseta de algodón.

Recuerda que en estos días de mucho sol, tu bebé debe permanecer en lugares frescos y ventilados para prevenir un golpe de calor, pues la prevención es la única herramienta para protegerlo de las altas temperaturas. 

 

 

Exit mobile version