Categorías
Ser Bebé

Tips para elegir el portabebés perfecto

El portabebés o canguro es una excelente opción para transportar al bebé tanto dentro como fuera de casa. ¿Qué tipo elegir?

El portabebés o canguro es una excelente opción para transportar al bebé tanto dentro como fuera de casa. ¿Qué tipo elegir?

El portabebés o canguro es uno de los inventos más apreciados por los papás. Le proporciona un cálido contacto con el cuerpo de mami y le permite observar el entorno desde arriba. Y a ti te da libertad de moverte con más autonomía. Puedes usarlo para desplazarte en transporte público, para hacer el súper, moverte por casa y, sobre todo, para calmar el llanto del bebé.

 

Está comprobado, los bebés que pasan tiempo muy cerca de mamá lloran menos. El contacto con tu cuerpo lo tranquiliza y el suave balanceo que experimenta mientras caminas le recuerda a su estancia en el útero y le ayuda a sentirse seguro.

 

Tipos

 

Mochila o cangurito: son muy útiles durante los primeros meses, la mayoría de los modelos actuales se van adaptando al tamaño del niño durante el primer año de vida. Durante los cuatro primeros meses el bebé debe mirar hacia el adulto. Aunque los modelos que se pueden usar desde recién nacido, tienen un refuerzo para evitar que la cabecita del pequeño se vaya ni hacia atrás o hacia los lados, es importante sujetarle la cabecita para que se sienta más seguro.

 

Rebozo: se adaptan muy bien al tamaño y la evolución del bebé. Al principio el niño está como en una cuna, contra el pecho de la madre y más adelante lo puedes llevar sobre la cadera, con el peso distribuido entre el hombro y la cadera.

 

Mochilas: a partir de los 7, 8 meses, sirven para transportar el peso del bebé sin que sufra la espalda. Los modelos con armazón de aluminio son muy ligeros.Son una buena opción para ir al campo o a la playa. Además de la cincha llevan un cinturón de seguridad.

 

Al elegir hay que comprobar:

 

1. El peso máximo recomendado y no excederse.

 

2. Que distribuye bien el peso y se puede ajustar con facilidad para no molestar al bebé. Si no están cómodos los dos, no lo uses.

 

3. Si alguien te ofrece un portabebés usado, comprueba que las cintas y los cierres están en buen estado y se ajustan perfectamente.