Categorías
Ser Familia

La carga del hijo único

Aunque por motivos de sobrepoblación las familias de ahora deciden tener, en su mayoría, un solo hijo, la carga que se deja sobre ellos parece demasiada si se ve a distancia.

El estudio “Las Familias en España, un análisis de su realidad Social y Económica en las últimas décadas (1975-2017)” que presentó la asociación Acción Familiar, se señala que en la última década se ha normalizado el modelo de hijo único: “Antes, el problema estaba en tener el segundo, igual que ahora, pero en la actualidad, como lo normal es tener uno, empezamos a observar que también hay un crecimiento de aquellas familias que no tienen ningún descendiente”, detalla.

ESPECIAL

El mismo resalta que el 30 por ciento de las parejas tiene un hijo; esta ausencia tiene consecuencias en el ámbito educativo y económico, pero también en las responsabilidades que tendrá cuando sea adulto.

Primero, porque los padres sólo recibirán los cuidados por parte de un hijo cuando sean mayores, además “si estos deciden separarse y tener nuevas parejas, el hijo único deberá asumir el cuidado de sus padres, de sus parejas y de sus abuelos por partida doble según el vínculo establecido con ellos», puntualiza.

Asimismo, señalan que existe una tendencia a tener hijos y después casarse. Los expertos consideran que, en muchos casos, se debe a que las “madres solteras” reciben más ayuda del gobierno, y a la par, como viven con sus parejas, sus hijos reciben los beneficios de una familia sin que exista un vínculo legal entre ellos.