Categorías
Ser Familia

¿Por qué a tu gato le gusta dormirse en tus pantuflas?

La respuesta es simple, porque quiere y puede. Aunque, los humanos que tienen gatos saben que, en realidad, la razón por la cual a nuestro gato le encanta echarse sobre nuestras pantuflas es un tanto más compleja. 

Los gatos adoran los sitios calientitos y confortables, por ello siempre los verás echados cerca de una ventana justo cuando el sol entra con todo su esplendor, o en el sofá, en la cama o sobre esa manta afelpada que dejas sobre tu cama. Como ellos duermen la mayor parte del día, necesitan un lugar cómodo.

Pero, hay otra razón aún más importante. Las investigaciones de los expertos en felinos señalan que estos amigos están muy condicionados por los olores que perciben. Para ellos,  el olor de otro gato determina el estatus sexual y lo emplean para comunicarse, para interaccionar socialmente y también… para identificar su territorio.

Así que podríamos interpretar dos cosas: o tu gato se duerme sobre tus pantuflas para definirte como su territorio, o trata de reemplazar el olor que tu sudor corporal deja en ellas por el suyo, al fin y al cabo, esa casa, ¡es suya!

Sin embargo, lo cierto es que  los gatos se sienten atraídos por las feromonas y sustancias que les imitan. Así que como la fragancia de su humano amado esta enormemente concentrada en sus pies, muchas los ves jugando con tus calcetines, con tus zapatos y tus pantuflas. Son como una extensión de ti misma para él, por ello, son reconfortantes para él.

Así que la próxima vez que veas a tu gato echado sobre tus pantuflas, recuerda que lo hace porque te ama  y eres muy importante para él. Claro, solo habría vigilar que sus lindas garritas no lastimen tu calzado.

Felipe Salinas