Categorías
Ser Familia

Cómo explicarles el Día de Muertos a los niños

Explicarle el Día de muertos a los niños puede ser algo complejo, debido a que el tema de la muerte suele tener una connotación negativa, y está acompañado de sentimientos como la tristeza, la nostalgia e incluso soledad.

No obstante, los mexicanos tenemos una visión muy especial acerca de la muerte. ¿Habías escuchado que los mexicanos se ríen hasta en la tragedia? Pues así es: ver el tema de la muerte como una ocasión para divertirse y hasta burlarse es una manera más somera para sobrellevar la pérdida de aquellos que ya no habitan este mundo. Y, de hecho, es muy saludable: los sentimientos negativos que mencionamos al principio son más fáciles de superar, y se rescatan los momentos más felices de las personas que, en su tiempo, estuvieron vivas.

El Día de muertos nos ayuda a reconocer a la muerte como algo natural. Es celebrar la vida de los que ya no están pero que siguen en nuestra mente y corazones. Ese es el mensaje principal de este importante día.

Si tu hijo siente cierto temor por este día, es muy normal, pues seguramente asocie la muerte con pérdida, fantasmas u otros miedos. Para que pueda disfrutar de este día al máximo y comprenda su mensaje te damos los siguientes tips:

  1. Pongan su ofrenda juntos: monten en casa una ofrenda a sus seres queridos y pregúntale si le gustaría que en ella estuviera alguien en especial (un pariente, una mascota, o incluso, un famoso o algún personaje que le guste y que haya fallecido). Mientras colocan las fotos, cuéntale anécdotas bonitas de esas personas.
  2. Llévalo a ver otras ofrendas: además de ser una tradición familiar, el Día de muertos es una celebración comunitaria. Visiten ofrendas en plazas o distintos puntos donde las exhiban.
  3. Apóyate de la literatura infantil: te recomendamos el cuento “Francisca y la muerte”, una historia muy divertida acerca de cómo la muerte va en busca de una mujer a la que no puede atrapar.
  4. Cuéntale cómo lo vivías cuando eras peque: ¿qué te gustaba hacer a ti cuando llegaba el Día de muertos? Al saber que tú te divertías, seguramente se animará más a celebrarlo.
  5. Compongan calaveritas literarias: estas son muy divertidas y se le pueden componer tanto a vivos como a difuntos. ¿Qué tal una reta en familia para ver quien compone la más original?
  6. Visiten a sus difuntos: así como divertirse es importante, recordar a aquellos que no están también lo es. No olvides visitar a tus familiares y/o amigos. Es una forma de sentirlos cerca.

Por Josselin Melara