Categorías
Ser Familia

¿Papá es rechazado por un hijo?, ¡Consejos para mejorar la relación!

La relación entre Padres e Hijos siempre ha sido una de las más importantes a tratar, pues desde que nacen los bebés se empieza a generar un vínculo que debe ser positivo desde el inicio.

Conforme los niños van creciendo, los papás tienen la obligación de aprender a interactuar con ellos, ya que de no ser así, podría haber una muy mala relación más adelante.

 

¿Por qué los papás tienen la obligación?

Porque son los que están a cargo, están conscientes de lo que es correcto y lo que no lo es, saben que los niños deben ir aprendiendo poco a poco y por el simple hecho de que son sus hijos.

Es muy común que entre los hijos y el papá sea más difícil generar un vínculo de confianza, por lo que los hombres del hogar, deben poner más empeño en estar al pendiente de sus hijos y evitar rechazos futuros.

Las mamás por lo general siempre están al pendiente de los hijos, hay un lazo inquebrantable, por lo que nunca habrá alejamientos severos a menos de que se presenten problemas demasiado extraordinarios, la realidad es que papá la lleva más difícil.

El padre debe aprender a tener una buena comunicación y relación con los hijos, sin caer en consentimientos y chantajes, tampoco en exageraciones o regaños innecesarios, es por eso que aquí te presentamos algunos consejos útiles.

1.- JUGAR CON LOS HIJOS

El juego es uno de los temas más importantes para los niños, pues empiezan a descubrir todos los aspectos importantes de su vida, su creatividad e imaginación se encuentran a flor de piel y aunque para los adultos parezca algo mínimo, ellos estarán muy felices de que papá juegue con ellos a algo divertido.

2.- HABLAR CON ELLOS SOBRE SENTIMIENTOS

Desde pequeños es importante hacerles saber que nos importa todo lo que les suceda, el vínculo de confianza inicia desde ahí, a medida de que van creciendo, será más complicado que los expresen, por eso hay que aprovechar cada momento de su niñez.

Podemos preguntar: ¿Cómo te sientes hoy?, ¿Qué hiciste en la escuela?, ¿Qué puedo hacer para que estés feliz?, ¿Quieres contarme algún secreto? y preguntas de ese tipo.

3.- DEDICAR TIEMPO DE CALIDAD ES MUY IMPORTANTE

Debemos fijar períodos de 30 a 60 minutos DIARIOS y OBLIGATORIOS para dedicárselos por completo a nuestro hijo, hija o hijos, ya sea para hacer tarea, salir por un helado, llevarlo a realizar alguna actividad, jugar o salir al parque, sobre todo si tus hijos son pre adolescentes o adolescentes, para que les resulte más atractivo.

4.- MANTENER CONTACTO VISUAL

Llevarlos a la escuela, ir al trabajo, hacer las actividades y recogerlos es una rutina diaria que no nos ofrece el tiempo necesario para parar, tomar algo de aire y perspectiva y mirar a nuestros hijos a los ojos. Cada vez que puedas, cada vez que hables con ellos recuerda tomar contacto visual. Esto ayuda a construir una conexión y mantenerla a lo largo del tiempo.

5.- IDENTIFICAR TEMAS DE INTERÉS

Pon atención en lo que le interesa a tu hijo, hija o hijos, para poder llevar a cabo platicas amenas, también pueden charlar sobre los grandes interrogantes de la vida, como: ¿De dónde vienen los bebés?, ¿Qué es la muerte?, ¿Sobre el amor?, hablar de estos temas también generará una gran madurez desde pequeños.

Otros temas que le interesan a los niños son las anécdotas de sus papás, de cuando eran pequeños, cuando fueron novios, historias graciosas sobre los tíos y tías, la vida de los abuelos, recordar los viajes que fueron increíbles y muchas más temas de este tipo.

¡No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy!