Categorías
Ser Mamá

¿Te está costando conciliar el sueño? Sigue estos 5 tips

Hay días que por estrés, pendientes, pensamientos rumiantes… ¡conciliar el sueño es imposible! Sigue estos tips, ¡y descansa rico!

5 tips para conciliar el sueño sin problemas

Si a la media hora no te duermes...

Aunque a veces lo olvidemos, el cuerpo es como una máquina de gran precisión y, como tal, tiene unos mecanismos que regulan el hambre, el dolor, el sueño, entre otros aspectos; respecto al último, la mente asocia objetos con actividades. Por eso es complicado mantener la asociación mental cama-dormir si en la cama se dan vueltas, se cuentan ovejas, se piensa en el trabajo… pero no se duerme.

De hecho, los especialistas consideran que unos de los peores hábitos para cualquiera que comience a tener problemas para dormir es seguir despierto en la cama. Si pasan 20 o 30 minutos y el sueño no llega, lo mejor es levantarte y hacer cualquier cosa que no requiera gran actividad mental (ordenar un clóset, tejer, pintar…).

Aprovecha cada momento del día en que el bebé duerme para descansar.

No importa la hora que sea. Si tu hijo duerme, tú puedes hacer lo mismo pero nunca más de 45 minutos, porque de otro modo perderás horas de sueño por la noche. Esta opción no es perjudicial y ayuda a seguir el ritmo sin agotarte.

Haz ejercicio unas horas antes

Cansar el cuerpo es una buena idea para conciliar el sueño, pero el organismo tarda horas en eliminar la adrenalina que genera el ejercicio por lo que te recomendamos que  o lo practiques justo antes de la noche. Muchas madres de bebés o hijos pequeños se sienten cansadas durante el día y, sin embargo, cuando llega la noche su cuerpo se siente menos cansado.

¿Qué hacer para invertir los ritmos? Una opción es practicar ejercicio moderado (también lo es recoger una habitación, fregar la cocina, etc.) pero siempre un par de horas antes de ir a la cama. De esa forma, la adrenalina –una hormona que dificulta la conciliación del sueño– se habrá eliminado para entonces y nada impedirá caer en los brazos de Morfeo.

Te interesa: Los mejores alimentos para dormir

No alargues en exceso la siesta

Aunque es un práctica reparadora para continuar el día con fuerzas, la siesta puede restar horas de sueño a la vigilia nocturna si se alarga demasiado. Pero si dura sólo lo necesario, es un buen remedio que alivia a cualquiera que tenga días agotadores, y las madres suelen entrar en este perfil. La única condición es que no sobrepases los 45 minutos. De otra forma, al llegar la noche ya no tendrás sueño porque tu cuerpo ya ha descansado más de lo habitual durante el día.

Evita leer o ver la tele desde la cama

En la mayoría de los casos en que se tienen problemas para dormir, tanto leer como ver tele en la cama llevará a que te concentres más en ello que en visitar a Morfeo. Además, al mantener el organismo ocupado es más complicado lograr un estado relajado y conseguir que aparezca el sueño.

Igualmente se deben evitar manías como tomar un vaso de leche antes de ir a la cama, ya que con frecuencia las personas que tienen un hábito fijo justo antes de dormir no lo logran con facilidad si dejan de realizarlo.

FOTO GETTY IMAGES

Mira los beneficios de masajear tus pies antes de dormir.