Categories
Ser Mamá

Problemas de salud que los smartphones ocasionan en nuestros hijos

Aunque no lo creas hay varios problemas de salud que afectan a nuestros hijos si usan en demasía los smartphones.

Diversos problemas de salud son a los que nos enfrentamos padres e hijos si usamos desmedidamente los smartphones u otros dispositivos móviles.

Hoy en día ya nadie está exento a las nuevas tecnologías de la información. Ver a chicos y grandes usando los dispositivos móviles como smartphones es más común que nunca.

El uso excesivo de smartphones puede ocasionar determinados problemas de salud que, en muchos casos, pueden ser de suma gravedad.

Por obvias razones, los que más nos deben preocupar son los niños y adolescentes ya que están totalmente inmersos en el mundo de los dispositivos electrónicos.

Dadas estas circunstancias, un equipo de médicos españoles fueron consultados para describir cuáles son los males más comunes por el uso excesivo de celulares y la manera de prevenirlos.

Daños cervicales

El uso desmedido de dispositivos móviles ha visto en aumento estas patologías. Dada la oportunidad que ofrecen los smartphones de trabajar en cualquier lugar, opinan los médicos, falla la ergonomía y hay más problemas cervicales porque la pantalla de los portátiles no está a la al tura de los ojos.

También ocasiona tendinitis en los dedos, muñecas y hombros.

Se pueden evitar estas complicaciones realizando ejercicios como rotación de cuello, muñecas y hombros. De esta manera alivias y expulsas la tensión.

Mejorar tu postura frente a los dispositivos y la computadora también ayudará.

Estrés visual

Estar mucho tiempo enfrente de los dispositivos o la computadora ocasionará estrés visual, es decir, resequedad en los ojos.

Si se está muy cerca de la pantalla, tanto de la computadora como del televisor o el celular, se puede desarrollar miopía o vista cansada, sobre todo en el caso de los más pequeños.

Para prevenirlo se aconseja hidratar los ojos con gotas para que se relajen los músculos del ojo. Asimismo, éstas hacen que los músculos oculares trabajen menos de lo que deberían.

También es recomendable mantener una distancia mínima de 50 centímetros de separación de cualquier tipo de pantalla.

Obesidad infantil y juvenil

Se ha expuesto que pasar horas frente a cualquier pantalla, sin hacer ejercicio y con una mala alimentación, es la receta perfecta para aumentar la obesidad infantil, y por tanto, un riesgo cardiovascular.

Para evitarlo es necesario fomentar el deporte en los menores. ·0 minutos diarios de ejercicio es lo ideal aunado a una alimentación equilibrada.

TEXTO: RODRIGO GONZÁLEZ