Categorías
Ser Mamá

¿Te cuesta tomar decisiones? Haz esto para sentir seguridad y confianza en ti

Si cuando debes tomar decisiones, te sientes estresada, sueles preguntar a todo mundo su opinión, decides algo y al día siguiente lo cambias, te torturas analizando si haces bien o mal,  o te tardas mucho para elegir… lo más probable es que necesites trabajar tu seguridad emocional y confianza en ti misma.

Te compartimos estas cuatro  ideas que puedes hacer para quebrar el círculo del miedo que no te permite sentirte segura y confiada de tu criterio y de tu propia persona, de tu poder para enfrentar obstáculos, retos e, incluso, de vivir las cosas buenas que te manda el Universo.

¿Por qué importa que rompas con este círculo?

  1. La inseguridad emocional te lleva a tomar decisiones erróneas para tu bienestar.
  2. La inseguridad de ti misma te lleva a vivir situaciones de ansiedad, frustración, insatisfacción; cosas tan negativas para tu bienestar como los celos, las parejas tóxicas, la violencia física o emocional, el maltrato por no poder decidir en pro de tu felicidad.
  3. Y lo más importante, porque tus hijos estarían aprendiendo tu forma de conducirte en la vida: si tú eres insegura y no tienes confianza en ti misma, les transmites esta misma condición emocional; son patrones conductuales, cognitivos y emocionales que ellos van aprendiendo. Por eso, si tú los trabajas, podrás dar a tus hijos un mejor mundo para ellos mismos.

Para sentir seguridad y confianza en ti

Cambia los miedos irracionales que identifiques en ti por emociones reales

Las personas se concentran en lo que no quieren, sin darse cuenta de que cuanto más lo piensan, más real se vuelve. Por ello, es mejor pensar en la realidad emocional de cada situación: «No quiero que mi relación de pareja se termine», mejor: «siento que mi relación de pareja está desequilibrada, ¿por qué estoy sintiendo esto y cómo puedo solucionarlo?».

Fortalece tu autoestima y la confianza en ti misma

Concéntrate en tus posibilidades reales y oportunidades, de las circunstancias que vivas y de ti misma. Es dejar de pensar en lo que te hace falta para dar paso a lo que tienes. ¿Has escuchado el dicho de «si la vida te da limones, haz limonada»? Justamente de esto se trata, rescata tus virtudes, talentos, habilidades, recursos… eso te ayudará a valorarte y crecerá tu autoestima.

Acepta y reconoce los miedos que te hacen sentir insegura

Solemos esconder incluso de nosotros mismos los miedos ¡por miedo a ser vulnerables! pero justamente cuando lo sentimos significa que estamos en vías de un crecimiento personal: ¿tienes miedo a dejar a un hombre que ya no amas, tienes miedo a cuando tu hijo crezca y se vaya de casa, tienes miedo a quedarte sola, a expresar tus emociones, a que te sean infiel…? Detrás de cada miedo hay una lección de vida para ti y en tu interior la sabes; solo permítete verla.

Elige pensamiento orientados a la acción

Este es el punto que te llevará a la decisión. Tus miedos son los que no te dejan decidir: miedo a que se burlen de ti, miedo a no ser la mujer que tu padre espera, miedo a fracasar en un trabajo, miedo a quedarte sin dinero… Analiza qué es lo peor que podría pasar en cada situación y si eso que temes tiene probabilidades reales de ocurrir; muchas veces ocurre que eso que más tememos nunca llega a ocurrir. Luego, haz tu plan de acción para esas situaciones hipotéticas que te causan miedo, eso te hará sentir segura y con el poder que necesitas para enfrentar cualquier situación por más adversa que sea.

Estos consejos también puedes usarlos para ayudar a tu hijo a aprender a decidir, a crecer su autoestima, seguridad y confianza y a enseñarle que sin importar qué venga en el futuro, él tiene el poder personal para salir adelante, así como tú.

Te ayudará leer también:

5 heridas emocionales de la infancia que afectan toda la vida