Categorías
Ser Pareja

Cómo superar los problemas cotidianos de pareja

La monotonía, la pesadez de los días, las responsabilidades con los hijos, el trabajo, la casa, los gastos… son muchos temas que rondan sus cabeza y es completamente comprensible que tengan «malos días». Solo no permitan que arruinen su bonita vida familiar; te dejamos estos tips para superar los problemas cotidianos de pareja que sin duda, surgen. 

PONLOS EN PRÁCTICA

  1. Comunicar el problema al otro, pedir su ayuda; explicarlo a la pareja y hacerle ver que no sabemos cómo resolverlo. Decidir en ese momento si es un problema que compete a los dos o a uno solo.
  2. Especificar bien el problema, intentar aislarlo del resto de componentes que nos pueden llevar a hacerlo más grande.
  3. Elegir el momento adecuado; evitar plantear un problema cuando el otro está cansado, enfermo, cuando hay otras personas delante o cuando no tenemos tiempo suficiente para dar una solución.
  4. Mantener una postura activa, dando soluciones posibles sin descartar nada de antemano.
  5. No dejar pasar el problema ni convivir eternamente con él.
  6. Tener paciencia y aceptar que todos tenemos problemas y que nos puede llevar algún tiempo dar con la solución más beneficiosa para nosotros.
  7. Aprender a escuchar al otro. No siempre tenemos la verdad absoluta.A veces una
    opinión neutral, de algún amigo o compañero, puede ayudar. Recuerden que los familiares no son neutrales y tenderán a ponerse siempre de un lado de la balanza.
  8. Aceptar que los problemas forman parte de la vida y que casi siempre tendremos algo que resolver.
  9. Ver a mi pareja como a un aliado y no como a un enemigo más al que tengo que combatir.
  10. Considerar que si no pueden solucionar el problema y están enfrascados en una relación de «tú me dices, yo te digo», es mejor solicitar apoyo terapéutico.

Por Felipe Salinas