Categorías
Ser Pareja

«No me divorcio por mi hijo»

«No me divorcio por mi hijo», ¿te suena conocida esta frase? Sigue leyendo.

“No me divorcio por mi hijo”, ¿es una frase que has pensado más de una vez? ¿Ya no eres feliz con tu pareja pero sigues ahí por tu hijo? Mira estos consejos.

Relación amarga

Una relación en donde los miembros ya no se llevan bien o no son felices, solo amarga, entristece, enoja, preocupa, impide crecer personalmente y es un mal ejemplo para tu hijo.

Le haces más daño a tu hijo si él:

  • Presencia peleas violentas entre mamá y papá
  • Ve que tú y tu pareja nunca se ponen de acuerdo
  • Escucha que se insultan
  • Observa que ya no se tocan o besan
  • No tiene el ejemplo de una relación sana

¿En qué le afecta a un niño ver que sus papás pelean?

Cuando crezca, no creerá en el amor verdadero

Tendrá desconfianza en una pareja

Le costará trabajo encontrar una pareja estable

No sabrá cómo mantener una relación sana

Podría caer en adicciones o con malas compañías

Se alejará de ti y de tu pareja lo más rápido que pueda

Idealizará a una pareja armoniosa

«No me divorcio por mi hijo»… La realidad

Lo que debes saber del divorcio

Sí, en efecto es un fracaso y duele, duele mucho afrontar la realidad. Nadie nos preparada para vivir una situación así de dolorosa, en donde las ilusiones y sueños se esfuman, pero debes seguir adelante, buscar una nueva y mejor forma de vida, primero por ti, luego por tu hijo.

Para no dañar más a tu hijo, debes separarte de tu pareja cuando…

  1. Se han perdido el amor y el respeto
  2. Cuando sufres
  3. Hay más reproches y tristezas que  momentos felices
  4. No hay posibilidad de solución a los problemas
  5. Están estancados en una situación problemática
  6. Aumenta la tensión, preocupación, tristeza, enojo ansiedad e inseguridad en tu hijo

Lo que hacen las parejas exitosas…

Transmiten felicidad, seguridad y estabilidad a su hijo.
Vencen los obstáculos cotidianos
Trabajan diariamente por ser mejores
Refuerzan sus vínculos
Crecen y maduran juntos
Crean niños independientes y seguros

Tomar una decisión de esta índole es difícil, pero pon tu mente y corazón en claro y decídete a ser feliz, por ti y tu hijo.

¿Estás pasando por un divorcio?

Todo lo que debes saber de custodia compartida