Categorías
Ser Mamá

Cómo ser más libre

Cómo ser más libre ante un mundo que te exige tanto

A veces, como mamá te preocupas de más y cargas con el peso de todo y de todos. Mira cómo sentirte más libre, relajada y feliz.

Cómo ser más libre

No te castigues

No te digas frases negativas como “soy tonta”, no te insultes ni lastimes ni preocupes de más por ese problema que tuviste.  Aprende del error, dale la vuelta y sigue.

Sonríe todos los días

Si haces las cosas con alegría, tendrás más energía. Si generas buena vibra, obtendrás lo mismo de regreso.

No critiques

Mejor acepta a las personas como son, hablar mal de otros habla de una debilidad.

Consiente a tu interior

Puedes practicar respiración o mindfulness, para recolectar tu vida y ponerla en equilibrio.

Cree en ti

Tú tienes la clave para lograr todo lo que quieres hacer, es cosa de que te pongas en acción y pienses en cómo sí.

Valora lo que tienes

Cada que te acuestes por la noche, da gracias por todo lo bueno que te pasó en el día.

Quiérete

Consiéntete, date un masaje, ponte una mascarilla, date tiempo para ti.

Sé flexible

Quizá no todo se dé como lo esperabas, pero ir aceptando los cambios de la vida es lo que te hará fluir.

Piensa positivo

Es fácil ahogarse en un vaso con agua, lo mejor es que tomes con cierta perspectiva cada situación y trates de sacarle el mejor jugo.

¿Qué situación te estresa?

Esto puede interesarte…

Ayuda a tu hijo a estudiar mejor

Categorías
Ser Mamá

Haz este ejercicio de meditación para decirte «te amo»

Decirte «te amo», ¿cuántas veces lo haces al día? Hacerlo es importante porque cuando uno se ama a sí mismo se siente más satisfecho y completo para vivir cada día y darse bienestar. Date aceptación, reconocimiento, ternura y amor con este ejercicio de meditación. Sentirte bien contigo misma te hará un ejemplo aún mejor para tu hijo. ¿Lista?

Para decirte «te amo»

  1. Procura realizar este ejercio sola, sin distracciones.
  2. Prepara el espacio con un aroma de tu gusto, puedes hacer este ejercicio después del baño, es importante que estés relajada.
  3. Acuéstate boca arriba, coloca tu mano derecha en el corazón y la izquierda en el plexo solar.
  4. Inhala y exhala profundamente en cuatro tiempos; enfoca tu respiración por unos minutos.
  5. Comienza a decirte «te amo, te amo, te amo», por unos minutos.
  6. Pregúntale a tu corazón qué color necesita para sanarse y hazlo entrar por tu coronilla, jalándolo desde el cielo hasta tu corazón y llenándolo de ese color.
  7. Inhala y exhala, abre tus ojos lentamente y observa cómo te sientes.

Meditación extraída de libro de Karina Velasco, Del punto A al punto G.

FOTO GETTY IMAGES

Te ayudará leer también:

Besos, abrazos y muchos «te quiero»

La importancia de decir «te quiero»