Categorías
Cine para tus hijos

Dora y la Ciudad Perdida, la aventura de ver crecer a los hijos

Los niños quieren ser ya adultos para hacer lo que quieren y sus padres quisieran que nunca crecieran para no apartarse de ellos. En Dora y la Ciudad Perdida verás cómo para tu hijo, dejar de ser niño es todo un reto en el que tu compañía, comprensión, inspiración, amor y el dejarlo ser, serán clave para ayudarlo a crecer bien.

3 cosas que te inspirarán de Dora y la Ciudad Perdida como mamá o papá

  1. El entusiasmo de Dora, a pesar de ser enviada a la ciudad a estudiar la secundaria cuando ella sólo quería seguir explorando el mundo con sus padres, nunca pierde su sentido del humor ni su genuina forma de ser. Cosa que al final, le ayuda a hacer nuevos amigos, incluso, a ganarse a quienes no la aceptaban al principio. Tip: ayuda a tu hijo a valorase a sí mismo y siempre mostrarse tal como es, porque eso le permitirá vencer cualquier obstáculo.

Mira, te dejamos esta notita con tips para enseñar a tu hijo a amarse a sí mismo:

Potencia su autoestima desde pequeño

2.Botas, el mono tierno, travieso y divertido de Dora. Te dejará con el corazón chiquito. No queremos platicarte más porque su mensaje es espectacular, algo que necesitas transmitirle a tu hijo para que pueda sentirse confiado, seguro, empoderado y merecedor de mucho amor. Pon mucha atención en este tremendo personaje.

3. Los padres de Dora, Elena y Cole. Ellos saben que Dora necesita crecer, aunque ello signifique alejarla de la selva y de ellos. Por eso la mandan a la secundaria, a vivir la aventura de ser una adolescente y convivir con otros adolescentes, ¡y la tortura de serlo! Al final, sus padres ya  pasaron por la secundaria y saben perfectamente lo que es tener que «adaptarse» y lidiar con la popularidad, los chicos malos, las fiestas, la música estridente, las burlas… Y justo eso es lo que desean su hija viva, para que crezca y madure, se responsabilice de ella misma, sepa vencer obstáculos en la vida y entonces, si ella lo desea, un día regrese a la Selva para ser la gran Exploradora que desea.

No te pierdas esta producción, tiene muchos momentos divertidos que te harán reír mucho junto a tu hijo o hija, momentos tiernos y muy poco tristes. Te la recomendamos sobre todo si tu niño o niña tiene ya 5 años; estará muy entretenido, más si es fan de la caricatura Dora La Exploradora.

¿De qué va Dora y la ciudad perdida?

Dora la Exploradora ahora tiene 16 años y ha llegado el momento de dejar su amada selva tropical para ir a la secundaria. Por supuesto, su madre zoóloga Elena (Eva Longoria) y su padre arqueólogo Cole (Michael Peña) la animan en este importante cambio, a pesar de que, en el fondo, sus corazones la extrañarán y no desean que se vaya.

Por su parte, Dora no quiere abandonar a sus padres, animales ni la selva; ella quiere quedarse para emprender grandiosas exploraciones junto a su padres.

Con todos estos sentimientos encontrados, Dora es enviada a vivir con su abuelita (Adriana Barraza) y su primo Diego (Jeff Wahlberg) y, aunque es en contra de su voluntad, Dora llega a la ciudad con todo el entusiasmo de sus canciones que la caracteriza para pronto comenzar a descubrir una nueva selva que necesita conocer, explorar y quizá, amar.

Por supuesto, la diversión no te hace esperar. Dora se ve envuelta en toda una expedición para rescatar a sus padres, a lado de sus compañeros de la secundaria y su mono Botas (voz de Danny Trejo), en la que descubrirá que ya es tiempo de cambiar y crecer, así como de adquirir nuevos recursos que llevar en su mochila para llegar al gran tesoro (Parapata, la antigua Ciudad Perdida) que le salvará la vida a sus padres, amigos y a ella misma.

Dato: Eugenio Derbez, el exitoso comediante mexicano interpreta a Alejandro Gutiérrez, un misterioso habitante de la selva que acompaña a Dora en su viaje hacia Parapata para resolver el misterio que rodea a esa civilización que desapareció siglos atrás, pero quien al mismo tiempo, guarda oscuras intenciones en esta divertida aventura.

DIRECTOR: James Bobin

ACTORES: Isabela Moner, Eugenio Derbez, Micheael Peña, Eva Longoria, Danny Trejo, Binicio Del Toro

GÉNERO: Infantil, aventura

Te invitamos a leer también esta nota, conocerse a sí mismo ayudará a tu hijo a ser él mismo frente a cualquier situación, defender sus ideales y saberse capaz de lograr cualquier cosa que se proponga en la vida: 

«¿Quién soy, mami?», te decimos cómo ayudar a tu hijo a conocerse a sí mismo

Categorías
Especiales

Actividades divertidas para las vacaciones

Para que tu hijo use toda la energía y entusiasmo que este periodo le despierta porque quiere divertirse a lo grande y hacer muchas cosas, checa estas ideas de actividades divertidas para las vacaciones que puede hacer. 

El verano es un momento perfecto para pasar tiempo en familia y en las vacaciones, los niños tienen tiempo para hacer actividades que cuando están en la escuela son difíciles de llevar a cabo. No necesitas romperte la cabeza para mantenerlos divertidos, te damos una guía con actividades sencillas para pasar horas divertidas.

Actividades divertidas para las vacaciones

Dibujo y pintura: Una excelente opción para que los pequeños desarrollen su creatividad e imaginación. El pintar cerámica favorece la expresión, desbloquea la creatividad, desarrolla la autoestima y ayuda a la relajación.

Manualidades: Contribuye a desarrollar sus habilidades motrices y les da la oportunidad de echar a volar la imaginación. Los pedagogos infantiles coinciden en que estimulan y refuerzan los presos mentales.

Practicar repostería: Es una buena forma de estrechar lazos con los niños y transmitirle costumbres, habilidades o secretos de nuestra familia y les ayuda a reconocer sabores, colores y texturas.

Practicar juegos de mesa: Son actividades que estimulan diversos aspectos de la personalidad del niño, como la paciencia, la concentración, la lógica, la capacidad de deducción, la tolerancia a la frustración y saber aceptar la derrota en el juego limpio.

Realizar papiroflexia: Esta divertida actividad incentiva la imaginación, desarrolla la destreza manual y coordinación, así como la paciencia y constancia, mejora la memoria, desarrolla la concentración visual y mental, refuerza la autoestima, los relaja y ayuda a comprender conceptos espaciales como arriba y abajo.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Usa la diversión para impulsar la imaginación de tu hijo