Categorías
Así Crece

¿Qué hago con mi adolescente rebelde?

¿Qué hago con mi adolescente rebelde? Seguro es una pregunta que te has hecho una y mil veces…

¿Cuántos años de diferencia le llevas a tu hijo? Toma en cuenta que la diferencia generacional es importante y una de las causas que genera más conflictos entre adolescentes y papás.

¿Por qué se ha vuelto tan rebelde?

Hace apenas un par de años podías platicar con tu hijo con total libertad, veían películas juntos, te acompañaba al súper, te ayudaba a hacer labores del hogar sin rezongar, era dulce y amoroso contigo, pero, ¿qué pasó? La respuesta es muy simple: ahora necesita autoafirmarse. Tu hijo quiere demostrar que puede elegir qué hacer y qué no, que se respete su opinión.

La rebeldía de tu hijo es señal de que ha empezado a ser independiente.

Cuando tu hijo te reta, crea una especie de juego en el cual lo único que quiere es medir hasta dónde puede llegar. Ojo, por más que te rete, en el fondo, necesita tu ayuda y que lo orientes a tomar la mejor decisión.

La adolescencia es una etapa en la que papás e hijos pelean mucho, ¿te pasa?

¿Qué piensa un adolescente?

  • Que ya no es un niño 
  • Cree que ya es grande
  • Piensa que puede mandarse solo
  • Que no necesita el consejo de nadie

¿Qué hago con mi adolescente rebelde? ¿Qué necesita mi adolescente de mí?

En la adolescencia, la comunicación entre papás e hijos es limitada, ¿la razón? Nadie quiere ceder. Entonces, ¿qué hago con mi adolescente rebelde?

Primero, debes entender que si tu hijo se comporta como un rebelde insoportable es porque está atravesando por un mar de emociones y NO sabe qué hacer con ellas ni cómo comunicarlas.

Segundo, tu hijo lo que desea es ser independiente, ¿recuerdas como te sentías tú? ¿Por todo lo que pasaste en la adolescencia? Los jóvenes se vuelven “rebeldes” porque quieren ir en contra de las personas que son la autoridad. Tu adolescente necesita de ti…

Comprensión

Validación de sus sentimientos

NO quiere sermones, ni consejos, necesita que lo escuches

Se empático para que te permita entrar a su vida

Comunicarte con tu hijo, va más allá de las palabras, abrázalo, sonríe, hazle su platillo favorito, dile una palabra cálida, un te amo le hará sentir tu apoyo y amor

Busca formas creativas de comunicarte con tu hijo, quizá por medio de frases de su película favorita, juega videojuegos con él, haz algo que a él le guste

No insistas en que tienes la razón o la última palabra

No generes más frustración en tu hijo

Por más que te enfurezca, no le digas groserías y mucho menos, lo golpees

Evita ponerte al tú por tú, lo único que ganarás es que tu hijo siga haciendo o haga más actividades que a ti no te gustan

No llegues a la confrontación, ambos saldrán lastimados

Ármate de paciencia

Antes de gritarle a tu hijo, cierra los ojos y cuenta hasta 10, 15, la cantidad que sea necesaria

Tu hijo debe entender que necesita de una negociación en donde podrá exponer sus opiniones y deseos

No impongas actividades con autoritarismo, explícale el por qué de las cosas

Tu hijo no debe tenerte miedo, debe sentir por ti respeto y amor

Debes entender que tu hijo necesita espacio

Pon límites sin ser asfixiante

No le castigues las cosas que más «le duelen» como su celular, mejor haz que realice otras actividades como ayudar a lavar los platos o hacerse cargo de la mascota, una vez que acabe esas actividades, podrá usar el celular

Nunca permitas que te falte al respeto, dile que te lastima cada vez que hace esa acción y que entre la familia siempre debe haber respeto

No dejes que caiga en adicciones. Debes estar muy pendiente de las actividades que hace tu hijo, si percibes algo sospechoso, que cambia de actitud, que no come, que siempre trae ropa de manga larga o cuello alto, siempre viste de cierta forma o empieza a ocultarte cosas, ¡pon atención es un foco rojo!

Realiza actividades en familia tomando en cuenta lo que más le gusta a tu hijo

Propónle a tu hijo que sugiera las actividades del fin de semana

Conoce a sus amigos, debes estar muy pendiente de las personas más cercanas de tu hijo, de ser posible, conoce a los papás, hermanos de estos chicos…

Deja que tu hijo invite a sus amigos a tu casa y convive con ellos, te darás una idea de cómo son y en qué pasos puede andar metido tu hijo

No seas un papá o mamá posesivo, debes tener en mente que tu hijo no te pertenece

¿Qué hago si mi hijo todo el tiempo está pegado al celular o a la computadora?

Cada día te preguntas, ¿ahora qué hago con mi adolescente rebelde? Quizá recuerdes con nostalgia que “antes” jugabas más, hacías actividades al aire libre, tenías  horarios específicos para ver la televisión, te ponías a leer, a colorear, a armar un rompecabezas… Sí, eso fue “antes”, lo primero que debes hacer para vivir la adolescencia de tu hijo más feliz, es aceptar que el tiempo ha cambiado, que tu hijo hace cosas propias de su generación y del tiempo en el que le tocó vivir. Piensa que tú pusiste en sus manos ese dispositivo electrónico, y también debes ponerle ciertos límites, quizá de horarios, que para dormir debe dejar el celular en tu cuarto, que de vez en cuando revisarás sus conversaciones para ver que todo esté en orden, no es que no confíes en él, pero debe entender que hasta que sea mayor de edad, tú estás a cargo de su seguridad.

No sufras la adolescencia de tu hijo, es una etapa en donde necesita mucho de tu amor y comprensión.

¿Cuántos años tiene tu hijo?

Échale un ojo…

Ayuda a tu hijo adolescente con las redes sociales

 

Categorías
Así Crece

3 años: consejos para sobrevivir a esa mini adolescencia

3 años: consejos para sobrevivir a esa mini adolescencia

Si crees que los dos años son terribles, a los tres años tenemos pequeños adolescentes en potencia.

3 años: consejos para sobrevivir a esa mini adolescencia

Entre los dos y tres años los niños viven una etapa complicada, que también se vuelve caótica para los papás. A los tres años tu hijo puede ser un pequeño narcisista, berrinchudo, sentimental y muy absorbente. Por eso te damos unas recomendaciones para sobrevivir a esta difícil etapa.

Hazlo reír

Ante un berrinche o para que entienda algo es mejor hacerlo con humor y hacerlo reír que con gritos y regaños. Los niños se les olvida el drama en cuanto ríen.

Tiempo fuera

Si te sientes muy agobiada y a punto de explotar, es mejor que te alejes un poco, te encierres en tu habitación y respires y te conectes contigo misma para encontrar de nuevo la paz.

¿Tu hijo hace muchos berrinches?

Controla los berrinches sin perder la paciencia

No te desesperes y piensa que es normal

No creas que sólo te pasa a ti y tienes un pequeño diablillo en casa, muchas pasamos por eso. No estás fallando como mamá, sólo es una etapa en la que ambos deben aprender a tranquilizarse.

Acepta ayuda

No quieras ser la mamá que todo lo controla, a veces es imposible. Pide ayuda o acéptala de tu pareja, mamá, suegra, amigas etc. Siempre muchas manos son mejor que sólo un par.

Sal a pasear

Si han estado mucho tiempo en casa, puede ser que el aburrimiento se haga presente y tu hijo comience a portarse mal. La solución es sencilla, llévalo a pasear, así los distraes de forma divertida y olvidan por qué estaban molestos.

Evita gritar, tu hijo entenderá mejor si le explicas algo de forma calmada. 

¿Tu hijo ya pasó por esta etapa?

Foto: Getty Images

Quizá estos consejos puedan ayudarte…

5 tips para tener paciencia, paciencia y más paciencia

 

 

 

Categorías
Ser Familia

Un apapacho a tiempo puede evitar embarazos adolescentes

Un apapacho a tiempo puede evitar embarazos adolescentes

Por Miguel Soria y Mayra Martínez

Los apapachos deben ir acompañados de buenas palabras y consejos para que tu hijo se sienta en confianza.

Un apapacho a tiempo puede evitar embarazos adolescentes

La psicóloga especialista en Investigación y Estadística, Susana Báez Tlaxalo, señaló que los apapachos en casa por parte de padres a hijos pueden evitar embarazos en adolescentes.

Explicó que los abrazos, las caricias y los besos entre padres e hijos son conexiones o lazos de piel, sin embargo, ante la falta de ellos, los adolescentes los buscan en otros lados.

Aunado a una mala información sexual se traduce muchas veces en embarazos no deseados a temprana edad. O incluso peor, en trata de personas por parte de delincuentes que enganchan a las adolescentes a través de redes sociales.

Abrazos cotidianos

«Debemos acostumbrar a nuestro hijo a nuestra presencia desde que es bebé, que el apapacho sea parte de lo cotidiano, porque si no generas este lazo de piel, esta unión durante la infancia, en la adolescencia va ser muy difícil que se pueda generar”, afirmó.

¿Puede pasarte esto?

5 acciones de los papás que generan ansiedad en sus hijos

Embarazos en México

México ocupa el primer lugar en embarazos adolescentes entre los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

  • Tasa de fecundidad de 77 nacimientos por cada mil adolescentes de 15 a 19 años de edad.
  • 340 mil nacimientos al año.

Los apapachos a los adolescentes también deben ir acompañados de buenas palabras y respeto, “tenemos que acompañar el apapacho con buenas palabras, respetar al adolescente, hay que verlo como el adulto en potencia, nada de groserías, ni de descalificarlo”, agregó.

Adolescencia complicada

Susana Báez explicó que la adolescencia es la etapa donde muchas de las funciones neurológicas se rompen para formar otras, “se llaman periodos críticos, viene todo el desarrollo sexual, esto requiere una mayor conexión, pero a mayor conexión necesitan mayor estímulo, es donde estamos perdiendo en darles cariño a nuestros hijos y la necesidad está ahí latente”.

«Los adolescentes se empiezan a relacionar y a explorar al sexo diferente, se rompe el llamado Club de Tobi, ante la falta de apapachos, cargados de hormonas y sin una buena información sexual, pues vienen los embarazos en adolescentes”, afirmó la especialista.

¿Tu hijo está muy rebelde?

¿Qué hago con mi adolescente rebelde?

Más contacto físico

Además, dijo, los padres están olvidando la parte del contacto físico en casa con los adolescentes y lo agrava aún más el uso de celulares, “nos estamos deshumanizando”.

«Porque si vamos a comer, vamos a dejar los celulares, vamos a platicar, vamos a abrazarnos un rato, no es todo el día, la tecnología no es mala, pero hay que saber utilizarla, no nada más está Facebook, Twitter, WhatsApp y YouTube en internet, hay otras aplicaciones que nos pueden ayudar o páginas que nos pueden dar más información sexual”, aseguró.

¿Tu hijo no suelta el celular?

¡Auxilio! Mi hijo no suelta el celular

Resaltó que no importa si el adolescente ya tiene pareja, el apapacho es necesario en todo el ser humano. “El apapacho debe ser siempre, no importa que los adolescentes tengan pareja, el abrazo o el beso de los padres es algo invaluable, son cariños diferentes”.

Esa conexión no la puedes lograr con cosas materiales, lo que necesitamos es el contacto con la piel.

¿Abrazas a tu hijo?

Foto: Getty Images

 

Categorías
Salud

Ansiedad, el efecto emocional de las redes sociales en niños y adultos

Si te has sentido rechazada, ignorada, poco reconocida, o nada valorada cuando subes a tu facebook o instagram una foto tuya o de tu hijo y no recibes muchos likes, estás viviendo un síntoma del efecto psicológico que las redes sociales están causando en las personas. La dependencia a éstas puede conducir a trastornos de ansiedad, incluso desde edades tempranas. 

En la última década, las redes sociales se han convertido en herramientas elementales para la interacción social y la comunicación, pero el surgimiento de éstas también ha generado nuevos trastornos, como el llamado FoMO (Fear of Missing Out, por sus siglas en inglés), una manifestación moderna del miedo a ser excluido.

Este sentimiento lo viven sobre todo los jóvenes y adolescentes, quienes están formando su autoconcepto, autoestima y amor propio.

De acuerdo con el Dr. Alejandro Nenclares Portocarrero, médico psiquiatra, explica que cada día es más común ver en los jóvenes una dependencia extrema al uso de las redes sociales con diversos fines, entre ellos tener la sensación de pertenencia, aprobación y aceptación de los demás; desde lo que desayunan, el cómo se ven, con quién viajan o a qué fiesta acudieron, entre otros muchos eventos cotidianos que se han convertido material constantemente publicado en búsqueda de popularidad y aceptación.

Una gran cantidad de jóvenes al no recibir aprobación o perder ese sentido de pertenencia vía redes sociales, desarrollan altos niveles de ansiedad y dependencia a estos medios, provocando paradójiicamente alejamiento de sus semejantes, rechazo y daño a la autoestima.

La ansiedad es uno de los trastornos mentales más comunes y de mayor aumento en el mundo y se caracteriza por la presencia de intranquilidad, desesperación, temor y preocupaciones excesivas.

Sin embargo, a medida que las redes sociales se vuelven cada vez más populares y se facilita el acceso a internet, los adolescentes y jóvenes no sólo proporcionan más detalles sobre sus vidas privadas, sino que también de manera crónica incrementan sus interacciones con amigos reales y virtuales que influyen en sus experiencias y comportamientos, se exponen a humillaciones, burlas, daño a su reputación y autoestima,  sin medir las consecuencias que esto puede traer en el plano familiar, social y emocional, comenta.

Aunque hay diversos factores que generan ansiedad como problemas familiares, actualmente la necesidad de aceptación y aprobación por algún grupo social, situación que está directamente relacionada con el uso desmedido de los dispositivos móviles, sea celulares, tabletas o computadoras que generan cada vez menor interacción de manera personal con la gente realmente importante.

A pesar de que existe una alta relación entre los trastornos depresivos y ansiosos, mismos que ocupan los primeros lugares de atención médica en los tres niveles de atención en instituciones públicas de México (alrededor del 7% de la población, entre 3 y 12 años de edad, padece alguna de estas afecciones), generalmente no son diagnosticados durante la infancia y tampoco se les proporciona un manejo integral adecuado.

Por ello, es recomendable que los adolescentes y niños establezcan horarios para conectarse y prioricen las relaciones interpersonales sobre las interacciones digitales.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a ver este video en nuestro canal de You Tube: Nuestra experta te da buenísimos consejos para aprender a convivir con tu hijo en medio de la conectividad del mundo actual. Recuerda que no es malo usar ni entretenerte con este medio, tampoco te hace mala mamá, pero puedes aprender a ponerle límites a este comportamiento, en ti y en tu hijo, para que no llegue a afectar sus vínculos afectivos. No te pierdas esta entrevista… 

Te invitamos a leer también:

¿Adicción al celular? Tips para evitar que tu celular te controle

 

Categorías
Especiales

Tips para organizar la primera pijamada de tu hija

¿Tu hija quiere invitar a sus amigas de la escuela a casa? ¡Qué mejor que organizarles una pijamada! Te damos algunas ideas para que la primera pijamada de tu hija con sus amigas sea una noche increíble.

Aunque ya no es tan común escuchar de ellas, las pijamadas son una perfecta ocasión para que tu hija pase una noche genial con sus amigas. Claro, si bien es cierto que es más tradicional entre niñas, no olvides que los niños también pueden divertirse mucho. Si quieres organizarles una, aquí te dejamos algunas ideas:

La primera pijamada de tu hija

1. Antes que nada, avisa a los respectivos padres la idea, para que no haya ningún tipo de inconveniente, además podrán ayudarte a organizarla y a preparar las pijamas de los pequeños para la ocasión.

2. Una excelente idea es hacer pijamadas temáticas, así que además de llevar su tradicional pijama, podrán llevar algún disfraz o accesorios.

3. Prepara algunos bocadillos para la ocasión, pero considera que es por la noche, así que procura que sean ligeros, sin tanta azúcar o adulce, pero que les encanten. Una buena alternativa es optar por las versiones mini de platillos como hot dogs, galletas con atún, paletas de cereales, etc.

4. La locación es fundamental, más si se trata de algo temático. Puedes decorar la habitación de tus pequeños con algunos motivos, nada complicado pero te aseguramos que les encantarán.

5. Organiza varios juegos, recuerda que por la hora, lo mejor será que se lleven a cabo en el interior de la casa. Son ideales juegos como hacer figuras con luz y sombras, guerra de almohadas, karaoke, cambios de disfraces, entre otros.

6. Una excelente actividad en una pijamada es contar historias, tanto fantásticas como de terror, lo cual hará volar la imaginación de los pequeños y seguro se divertirán.

Recuerda que se trata de una noche muy especial para tu hija o hijo, así que también permítele pasar el tiempo por su cuenta sin supervisión todo el tiempo; no obstante también debes acordar con ellos ciertos límites, como la hora de comer, el tipo de lenguaje y permisos. 

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

Beneficios de la magia para tu hijo

Categorías
Así Crece

La ciencia lo confirma: quienes dicen palabrotas son percibidos menos inteligentes y confiables

Decir «palabrotas» se ha convertido en un modo de ser cool entre los adolescente y (ciertamente) entre algunos adultos. Sin embargo, el precio social aún es alto, según el estudio publicado en  el Journal of Language and Social Psychology, por Melanie DeFrank y Patricia Kahlbaugh. 

El estudio

Se reclutaron 138 estudiantes, incluidas 101 mujeres, quienes calificaron la «ofensividad» de 10 palabrotas. Después se les dio a leer conversaciones entre dos jóvenes de 15 años: entre dos hombres, luego entre dos mujeres y enseguida entre un hombre y una mujer. Además, uno o ambos oradores usaron las malas palabras de la lista, o ninguno de los dos lo hizo. El fin era calificar al primer orador con base en la impresión general, la inteligencia, la confiabilidad, la sociabilidad, la cortesía y la simpatía.

Resultados

Las palabras en orden de mayor a menor ofensa, de acuerdo con las calificaciones fueron: perra, carajo, bastardo, mierda, culo, idiota, púdrete, trasero, cagada y maldición.

De la percepción obtenida del diálogo resultó que tanto los hombres como las mujeres que decían palabrotas, además de ser considerados menos inteligentes y menos confiables, se les calificó como menos agradables, más ofensivos y más agresivos. Además, los oradores (hombres o mujeres) que maldecían durante una conversación de género mixto fueron calificados como menos sociables, y los hombres que usaban palabrotas en una conversación con mujeres fueron calificados como más ofensivos.

Las investigadoras observaron otro detalle en su estudio: «poco menos de la mitad de los participantes dijeron que NO consideraban que la versión con palabrotas del diálogo fuera «profana». En su conclusión, las autoras determinaron que «al parecer, las personas se han vuelto muy insensibles respecto a las palabras que seleccionan porque consideran que no son tan importantes. Sin embargo, la percepción de los demás aún se ve influenciada por el lenguaje».

¿Qué opinas de este estudio? ¿Qué tan flexible eres con el uso de este tipo de palabras, permites que tu hijo las diga, tú las sueles ocupar? 

Fuente: Psyciencia

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer:

Los adolescentes imitan lo que ven en sus hogares, la nomofobia por ejemplo

 

 

Categorías
Así Crece

Ayuda a tu hijo adolescente con las redes sociales

Ayuda a tu hijo adolescente con las redes sociales, para que conserve su identidad y encuentre su «yo».

Tu hijo adolescente es vulnerable ante las redes sociales y debe tener tu supervisión constante para no perderse por querer imitar a otros.

Ayuda a tu hijo adolescente con las redes sociales, esto es en lo que puedes apoyarlo…

  • Sentirse orgulloso de quién es
  • A no tener miedo a demostrar su verdadero yo
  • Compartir su entorno social y virtual
  • A no sentirse frustrado o presionado por obtener likes en sus fotos.

Si tu hijo sigue patrones de conducta dictados por bloggers e influencers checa que sus inspiraciones sean personas aspiracionales que compartan los valores familiares que le has inculcado.

En la adolescencia es muy importante desarrollar el “yo” para tener un bienestar mental estable.

Las redes sociales ayudan a tu hijo a…

Vencer la timidez

Expresarse mejor

A usar su libertad de expresión

Como una puerta para abrirse al mundo

Ayudan a tu hijo a ser auténtico sin querer imitar a otros

¿A qué influencers sigue tu hijo?

Las redes sociales sirven como un medio de expresión, ayuda a tu hijo a usarlas de buena forma para hablar sobre su identidad.

¿Tu hijo no deja el celular?