Categorías
Así Crece

Cómo estimular la creatividad de mi hijo

Cómo estimular la creatividad de tu hijo

Para tener un mejor aprendizaje, trabaja con tu hijo según lo que le motive y le guste, así explotarás su talento.

Cómo estimular la creatividad de tu hijo

  1. Deja que en sus juegos sea lo que quiera ser.
  2. No le digas de qué color pintar algo cuando dibuje.
  3. Apóyalo para que elija qué ropa ponerse.

  4. No le digas frases como: “ese color es muy feo”.

  5. Los niños están sometidos a reglas todo el tiempo y algunas no permiten que desarrolle su personalidad creativa, trata de ser más flexible.

  6. Cuando le enseñas a tu hijo la lectoescritura es mejor partir de sus intereses: es decir, enséñale a tu hija a escribir los nombres de sus personajes favoritos o a tu hijo, los nombres de los jugadores de su equipo de futbol.

2 frases que los papás nunca deben de decirle a su hijo

Hagan algo que le gusta a tu hijo para que se esfuerce más y por más que tu hijo esté haciendo un caos, no le digas estas frases:

“No te salgas de la línea”

Cuando tu hijo empieza a hacer sus primeros trazos.

“Esto no se hace así, se hace de esta forma”

Sin dar ninguna explicación, más cuando el niño se ha esforzado para dar lo mejor de sí.

La importancia del juego en el aprendizaje

Con el juego, los niños tienen la posibilidad de ser ellos mismos, ser quienes quieran en cada momento.

Con el juego se relacionan, socializan, desarrollan el lenguaje oral, aprenden a compartir y a respetar a los compañeros con los que juegan, desarrollan su imaginación, pueden jugar solos, en pareja o en gran grupo fomentando el trabajo en equipo.

Con el juego, los niños socializan, desarrollan el lenguaje oral, su imaginación, aprenden a compartir y a hacer equipo.

Experto: Raúl Bermejo, profesor motivador y creativo.

Foto: Getty Images

¿Cómo estimulas la creatividad de tu hijo?

Mira cómo estimular la imaginación de tu hijo…

Llena la habitación de tu hijo con los colores del arcoíris y sube su ánimo

Categorías
Así Crece

La importancia de decir «te quiero»

La importancia de decir «Te quiero» a tu hijo todos los días es primordial, mira por qué.

Sigmund Freud decía que “infancia es destino” y, si esto es cierto, significa que la calidad de amor a la que acostumbres a tu hijo desde pequeño será la calidad de amor que busque y provea cuando sea adulto.

Dale BESOS

Implican emociones, sensaciones, mensajes químicos, intercambios de información olfativa, táctil y psíquica que permiten detectar la compatibilidad con otras personas.

Activan el centro cerebral del placer, lo que nos hace sentirnos más cercanos a las personas.

Implican una vulnerabilidad del espacio vital que no debe llevarse a cabo con cualquiera: deben ser personas apreciadas, cercanas, confiables y genuinas.

Respeta y avala la decisión de tu hijo sobre a quién besar y a quién no para que cuando no estés cerca, él pueda cuidarse a sí mismo.

Enseña a tu hijo que los besos en la boca están destinados nada más para las parejas adultas.

Cuando los niños son pequeños demuestran su cariño a través de los besos, son uno de sus regalos más valiosos; reconócelos, agradécelos y nunca, aunque estés enojada, los rechaces.

Dale ABRAZOS

A través del contacto logramos establecer un concepto mental con nuestro cuerpo y sus necesidades de afecto. Está en ti, como mamá o papá, enseñar a tu hijo a expresar sus afectos de modo positivo.

Cuando abrazas a tu pequeño le transmites varios mensajes: desde comprensión y cariño hasta contención e inclusión.

Los niños que son abrazados constantemente por sus papás aprenden a sentirse amados y seguros, lo que se traduce en autonomía, amor propio y preocupación por las demás personas en su adultez.

Los abrazos facilitan la recuperación del equilibrio tras un berrinche.

Los abrazos cariñosos provocan una mayor secreción de serotonina, y reducen los sentimientos de enfado y apatía.

Los abrazos nos permiten expresar todo tipo de sentimientos sin tener que hablar, son una forma de comunicación profunda.

Cuando no sepas qué decirle a tu hijo, dale un abrazo.

La importancia de decir «Te quiero»

DILE “TE QUIERO”

Estas palabras aumentan la conexión emocional, formando un canal de confianza y diálogo entre quienes se las dicen, esta es la importancia de decir «te quiero»:

Cuando le dices “te quiero” a tu hijo generas un ambiente de tranquilidad, seguridad y felicidad. Esa es la base de la salud mental.

No hay mejor manera de reconocer sus aciertos y alentar las conductas que le sean beneficiosas que a través del “te quiero”.

Permite construir una relación positiva donde las personas se sienten con toda certidumbre admiradas, respetadas y aceptadas.

Tu hijo reproducirá tu forma de expresar emociones y afectos: sé un modelo asertivo, amoroso y sin miedo a exteriorizar emociones.

En el arte de dar afecto es necesario regular y modificar el tipo e intensidad de las manifestaciones de acuerdo a las características de personalidad de cada hijo.

¿Tu hijo también te dice «te quiero»?

Mira cómo reforzar la autoestima de tu hijo

Categorías
Salud

Los beneficios de ‘respirar como bebé’ para la salud de los adultos

De acuerdo a la experta en respiración Rebecca Dennis, entrevistada por la BBC, a medida que crecemos respiramos peor.

Y aunque nuestra capacidad pulmonar aumenta cada año -hasta los 35 y luego decrece- realizamos respiraciones superficiales, provocando movimientos musculares inadecuados, así como de cuello y hombros cada vez que inhalamos, detalló.

De acuerdo a Dennis, quien hace referencia a vario estudios, las consecuencias por una mala respiración son directas sobre nuestra salud física y mental; entre ellas se encuentran:

  • Cansancio
  • Falta de energía
  • Falta de concentración
  • Aumento en los niveles de estrés
Los beneficios de ‘respirar como bebé’ para la salud de los adultos
iStock

Para evitarlo, Rebecca Dennis sugiere regresar a lo básico, como cuando éramos bebés, y es que cuando los pequeños respiran, señala, es de manera profunda: “se hace desde el estómago”.

Y es que desde niños “muchos de nosotros estamos condicionados a contener nuestros vientres», explicó la terapeuta a la BBC.

Una respiración profunda, donde se usa el diafragma, no solo permite la entrada de más oxígeno, también envía señales al cerebro que mantienen a raya los altos niveles de estrés, concluye.

Ahora no solo aspiraremos a “dormir como bebé”, también a respirar como ellos…