Categorías
Salud

¿Ya sabes qué son las cardiopatías congénitas?

Las cardiopatías congénitas son más comunes de lo que puedes imaginar. En promedio, este problema de salud afecta a 12 de cada mil niños en México. Además, se encuentra como la 6ª causa de muerte infantil en menores de un año.

Las cardiopatías congénitas son una malformación cardiaca o defectos cardiacos que afectan a un paciente desde su nacimiento. Estas anomalías pueden tener características muy diferentes, pero pueden clasificarse en 3 tipos:

Cortocircuitos izquierda-derecha: esta anomalía incide en las estructuras cardiacas que separan la circulación sistémica de la pulmonar, que implica el movimiento de la sangre de la primera a la segunda. Puede afectar la comunicación interauricular e interventricular (anomalía en los ventrículos derecho e izquierdo del corazón).

Cardiopatías congénitas cianóticas: estas imposibilitan que la sangre que llega a los tejidos celulares esté adecuadamente oxigenada y propia la aparición de irregularidades cardiacas, tal y como la tetralogía de Fallot o la anomalía de Ebstein.

Lesiones obstructivas: esta anomalía traba la salida de las cavidades del corazón, provocando estenosis aórtica y pulmonar, y la coartación aórtica.

Causas de las cardiopatías congénitas:

  • Alcoholismo materno durante el embarazo y/o consumo de drogas
  • Padecer rubéola durante el embarazo
  • Automedicación
  • Diabetes materna

Algunos pacientes con cardiopatías podrían sufrirlas de manera desapercibida, sin embargo pueden percibirse por medio de insuficiencias, soplos o arritmias. Por eso es importante acudir periódicamente con el pediatra, especialmente si ocurren estos malestares.

Por Josselin Melara

Categorías
Embarazo

Cero tolerancia al alcohol durante el embarazo

Hay un sinfín de razones para tener cero tolerancia al alcohol durante el embarazo y una que te va a convencer: es perjudicial para tu bebé. A nivel mundial, una de cada 10 mujeres como promedio consume alcohol durante el embarazo, el 20% de estas mujeres bebe compulsivamente, lo que significa que consumen cuatro bebidas alcohólicas o más en cada ocasión. El gran riesgo: se estima que una de cada 67 embarazadas que consumen alcohol darán a luz a un niño con síndrome alcohólico fetal, lo que se traduce en unos 119 mil niños que nacen cada año con dicho síndrome en todo el mundo.

Revisa estos datos arrojados por la OMS acerca del consumo del alcohol durante el embarazo y convéncete de la gran necesidad de no consumirlo.

  1. Cuando una mujer embarazada consume alcohol, su bebé también lo hace; el alcohol en la sangre de la madre pasa al bebé a través del cordón umbilical.
  2. El alcohol se descompone mucho más lentamente en el cuerpo del bebé que en un adulto. Eso significa que el nivel de alcohol en la sangre del bebé permanece elevado por más tiempo que en la madre.
  3. El alcohol es tóxico para el feto durante los nueve meses de gestación.
  4. No hay una cantidad segura de alcohol que se pueda tomar durante el embarazo o mientras se esté tratando de quedar embarazada.
  5. Todos los tipos de alcohol son igualmente dañinos, la cerveza, el vino, las bebidas a base de vino y el licor. Una lata de cerveza de 12 onzas tiene la misma cantidad de alcohol que una copa de vino de 5 onzas o 1 onza de licor fuerte.
  6. Es causa de los trastornos del espectro alcohólico fetal (TEAF): problemas en la manera como luce, crece, aprende y actúa una persona; defectos de nacimiento en el corazón, el cerebro y otros órganos importantes. Esto dura toda la vida y dichos efectos se pueden prevenir en un 100%.
  7. Puede causar parálisis cerebral, aborto espontáneo y muerte fetal.
  8. El cerebro del bebé se está desarrollando durante todo el embarazo y puede ser afectado por la exposición al alcohol en cualquier momento: microcefalia, deterioro intelectual (leve a moderado retraso mental), retraso en el desarrollo, hiperactividad en la infancia o trastorno de hiperactividad con déficit de atención (TDAH).
  9. Los efectos del alcohol en el desarrollo del cerebro durante el embarazo no son reversibles.
  10. Los niños de edad escolar pueden tener problemas con el aprendizaje, poca tolerancia a la frustación, límites sociales inadecuados y dificultades para leer.