Categorías
Nutrición

Fibra, cómo incluirla en la dieta de tu familia

Es un básico en la alimentación de tu pequeño: le ayuda a mejorar su digestión y aporta muchos beneficios a su salud.

La fibra se encuentra en frutas, verduras, leguminosas y cereales, así como en las raíces, tallos y semillas.

TIPOS DE FIBRA

SOLUBLE: se convierte en gel durante la digestión (la lentifica): frijoles, lentejas, manzanas, peras, centeno y avena.
INSOLUBLE: ayuda a que los alimentos pasen rápido por el estómago e intestino: verduras, granos integrales y semillas.

6 BENEFICIOS

•Combatir el estreñimiento al facilitar el paso de la comida por el intestino.

•Reducir los niveles de colesterol en la sangre.

•Evitar la aparición de caries.

•Regular los niveles de glucosa en la sangre.

•Disminuir el riesgo de afecciones cardiacas y diabetes.

•Reducir el riesgo de padecer cáncer de colon.

OJO: No le des a tu hijo nueces, almendras o cacahuates hasta que cumpla tres años de edad, ya que podrían provocarle alergias. 

Fibra, cómo incluirla en la dieta de tu familia

¿CUÁNDO INTRODUCIRLA?

A partir de los seis meses, tu bebé está listo para comer papillas de verduras, frutas y cereales, según lo recomiende tu pediatra.

ALIMENTOS RICOS EN FIBRA

CEREALES: integrales, maíz, trigo, cebada, centeno y avena.
SEMILLAS: almendras, cacahuates, nueces y avellanas.
FRUTAS: manzanas, pera, duraznos, higos, ciruelas, melón, piña, plátano, uvas y toronja.
VERDURAS: apio, chícharos, zanahorias, brócoli, champiñones, nopales, ejotes, coliflor, lechuga y espinacas.
LEGUMINOSAS: frijoles, lentejas y habas.

Por Mayra Martínez Asesoría: Marybel Yáñez, nutrióloga

FOTOS GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Dieta rica en fibra: adiós estreñimiento