Categorías
Nutrición

Fibra, cómo incluirla en la dieta de tu familia

Es un básico en la alimentación de tu pequeño: le ayuda a mejorar su digestión y aporta muchos beneficios a su salud.

La fibra se encuentra en frutas, verduras, leguminosas y cereales, así como en las raíces, tallos y semillas.

TIPOS DE FIBRA

SOLUBLE: se convierte en gel durante la digestión (la lentifica): frijoles, lentejas, manzanas, peras, centeno y avena.
INSOLUBLE: ayuda a que los alimentos pasen rápido por el estómago e intestino: verduras, granos integrales y semillas.

6 BENEFICIOS

•Combatir el estreñimiento al facilitar el paso de la comida por el intestino.

•Reducir los niveles de colesterol en la sangre.

•Evitar la aparición de caries.

•Regular los niveles de glucosa en la sangre.

•Disminuir el riesgo de afecciones cardiacas y diabetes.

•Reducir el riesgo de padecer cáncer de colon.

OJO: No le des a tu hijo nueces, almendras o cacahuates hasta que cumpla tres años de edad, ya que podrían provocarle alergias. 

Fibra, cómo incluirla en la dieta de tu familia

¿CUÁNDO INTRODUCIRLA?

A partir de los seis meses, tu bebé está listo para comer papillas de verduras, frutas y cereales, según lo recomiende tu pediatra.

ALIMENTOS RICOS EN FIBRA

CEREALES: integrales, maíz, trigo, cebada, centeno y avena.
SEMILLAS: almendras, cacahuates, nueces y avellanas.
FRUTAS: manzanas, pera, duraznos, higos, ciruelas, melón, piña, plátano, uvas y toronja.
VERDURAS: apio, chícharos, zanahorias, brócoli, champiñones, nopales, ejotes, coliflor, lechuga y espinacas.
LEGUMINOSAS: frijoles, lentejas y habas.

Por Mayra Martínez Asesoría: Marybel Yáñez, nutrióloga

FOTOS GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Dieta rica en fibra: adiós estreñimiento

Categorías
Nutrición

Diez alimentos súper recomendados durante el embarazo

Para que tú y tu bebé pasen un buen embarazo debes considerar alimentos que aporten nutrientes fundamentales para ambos. A continuación te presentamos 10 productos naturales que altamente recomendados para que tu gestación sea grandiosa.

Te interesa: Tips de alimentación durante la lactancia

Berros

Se trata de uno de los alimentos con más ácido fólico que hay en la naturaleza, el cual es fundamental en la gestación. Es una hoja verde que aporta fibra y prebióticos que benefician el tránsito intestinal, factor que siempre debe cuidarse durante el embarazo.

Es un pez azul o graso que aporta grandes cantidades de omega 3 y grasas de calidad. Resulta una gran fuente de vitamina D y calcio para tu embarazo.

Lentejas

Es un alimento con grandes cantidades de ácido fólico y hierro. También provee yodo, un nutriente de gran importancia para el organismo durante la gestación, y son fuente de zinc que resulta fundamental para reforzar tus defensas y las de tu bebé.

Almendras

La almendra es una buena fuente de grasas de calidad, entre las que destacan los ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados dentro de los cuales se encuentra el omega 3, que resulta muy necesario durante el embarazo.

También aporta calcio vegetal, fibra, potasio y vitamina E con función antioxidante; de la misma manera contiene yodo y ácido fólico, esenciales en la gestación.

Sardinas

Así como lo es el salmón, la sardina es un pez graso o pescado azul rico en omega 3 y bajo contenido en mercurio.

Este fruto del mar es una importante fuente de vitamina D, calcio, yodo y potasio para las embarazadas.

 

 

Las espinacas son una importante fuente de hierro, ácido fólico, calcio y potasio, tan elementales durante el embarazo. También aporta fibra para evitar el estreñimiento que tan común es durante esos nueve meses.

Semillas de Chía

Estas semillas contienen una muy buena proporción de grasas buenas, lo que resulta en una fuente importante de omega 3 de origen vegetal. También aporta potasio, vitamina E, zinc y proteínas vegetales.

Camote

El camote aporta carotenoides que nuestro cuerpo metaboliza en vitamina A. Es fuente de vitamina E, antioxidantes y minerales. También contiene cantidades importantes de vitaminas del grupo B como la B1, B1, B5 y B6.

Zanahoria

La zanahoria es una gran fuente de vitamina A y carotenos que ayudan al crecimiento y desarrollo sano del bebé en gestación.

Huevo

Los huevos ofrecen proteínas y ácidos grasos monoinsaturados en sus claras y yemas, respectivamente. También contienen vitaminas del grupo B, como el ácido fólico; así mismo, aportan vitamina A, carotenos y vitamina D.

 

¿Qué son los nutrientes esenciales y cuáles son sus beneficios?

Categorías
Ser Bebé

Cuida la dieta de tu bebé prematuro y evita complicaciones

Si tu bebé nace prematuro requerirá atención, cuidados y una alimentación adecuada a sus necesidades. Ocurre que puede presentar problemas de salud, porque deja el vientre cuando aún sus órganos no han madurado.

Un bebé prematuro podría sufrir complicaciones como:

  • síndrome de dificultad respiratoria,
  • hipertensión pulmonar,
  • anemia,
  • problemas de nutrición (ya que tiene un sistema digestivo inmaduro),
  • inflamación intestinal severa,
  • sangrado cerebral, hipoglucemia y retinopatía, que provoca alteraciones en la vista y lesiones graves en los ojos.

Por estas razones es necesario que su alimentación tenga unos cuidados y precauciones especiales.

EL MEJOR ALIMENTO PARA TU BEBÉ PREMATURO

Para un bebé prematuro es la leche materna. Pero, a diferencia de la que produce una mujer que tiene un bebé de término, la de un bebé pretérmino no tiene los nutrientes necesarios, podría decirse que también es prematura.

Por eso, a estos bebés se les debe dar una nutrición especial compuesta por la leche de mamá junto con un fortificador que contiene los aditamentos nutricionales que el bebé necesita, pues requiere más energía, así como una mayor cantidad de proteínas, vitaminas, minerales y otros nutrientes para protegerlo de enfermedades.

ASPECTOS QUE TE RECOMENDAMOS CUIDAR EN LA ALIMENTACIÓN DE TU PREMATURO

• Debes darle fórmula especial para prematuros hasta que llegue a un peso próximo al normal al nacimiento (3 kg), pero toma en cuenta su desarrollo neurológico, generalmente el cambio de leche se sugiere a los ocho o nueve meses.
• Procura que la hora de comer sea un tiempo tranquilo y relajado para ti y para él. Los bebés prematuros deben ser alimentados con más frecuencia que un niño nacido a término, de ocho a diez veces al día. Elabora un esquema con el médico y trata de seguirlo al pie de la letra.

Te invitamos a leer también:

Lactancia y bebé prematuro, todo lo que necesitas saber

FOTO GETTY IMAGES

Categorías
Nutrición

Pizza de frutos con chocolate

La pizza y el chocolate son dos alimentos que los niños no desprecian, la mayoría no lo hace. ¿Tu hijo? Haz esta receta y sorpréndelo con esta delicia dulce y chocolatosa. 

Pizza de frutos con chocolate

INGREDIENTES

  • 1 sobre de levadura para pan
  • 1 taza de agua tibia
  • 1 cucharada de azúcar
  • 3 tazas de harina
  • 1 cucharada de sal
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 taza de crema de avellanas con cacao
  • 1 plátano rebanado
  • 2 tazas de mezcla de frutos rojos

PREPARACIÓN

1. Mezcla la levadura con el agua tibia y el azúcar; deja reposar la mezcla por cinco minutos.

2. Usa el accesorio de gancho de tu batidora para mezclar la harina con la sal y el aceite de oliva. Agrega la levadura y bate a velocidad baja hasta integrar por completo.

3. Transfiere la mezcla a un tazón enharinado, cubre con un trapo húmedo y repósala hasta que doble su tamaño en un lugar cálido.

4. Estira la masa sobre una mesa pero enharina antes la superficie. Colócala sobre una charola barnizada con aceite de oliva.

5. Hornea a 200 ºC durante 10 minutos o hasta que esté dorada.

6. Cuando la base aún esté caliente, unta la crema de avellanas y decora con el plátano y los frutos rojos.

FOTO Cortesía Cocina Fácil

Te invitamos a saber de los beneficios del cacao: 

Nuevo beneficio del cacao para la salud

 

 

Categorías
Nutrición

Probióticos: ¿cómo pueden ayudarte durante el embarazo?

Están por todas partes y escuchamos hablar de ellos todos los días. Pero, ¿dónde los encuentras? ¿Por qué son importantes? ¿Cómo pueden ayudarte durante el embarazo? Aquí te contamos por qué son la nueva revolución del bienestar y cómo pueden ayudarte a cuidar de ti, de tu hijo y de tu familia.

Los probióticos son la nueva revolución del bienestar, te decimos cómo aplicarlos.

¿Qué son los probióticos?

Se trata de microorganismos (principalmente bacterias) que tienen funciones positivas para los seres humanos. Normalmente, cuando hablamos sobre bacterias, pensamos que están relacionadas con enfermedades o algún problema de salud; sin embargo, al referirnos a los probióticos el concepto cambia radicalmente:

Están aquí para ayudarte de diversas formas y cada vez se descubren más beneficios en ellos.

Poseen la capacidad de realizar funciones que a las personas les son benéficas. Las principales son:

  • mejorar la digestión
  • modular la actividad del sistema inmune
  • proteger a la piel.

¿Dónde están?

Los alimentos fermentados son una de las fuentes más importantes de probióticos, ya que éstos forman parte de su producción. El más popular es el yogur, ¡y hay algunos que contienen miles de millones de ellos!

Las mujeres embarazadas, sobre todo, pueden resultar beneficiadas del consumo del yogur, ya que diferentes investigaciones sugieren que los probióticos de este alimento pueden reducir complicaciones como la preeclampsia, diabetes gestacional y algunas alergias.

Para obtener los beneficios directamente sobre la piel, puedes encontrar diversos productos de belleza que los contienen, entre ellos, cremas y maquillajes, así como limpiadores faciales.

En cualquiera de sus presentaciones, los probióticos pueden ayudar a sentirte
y verte mejor. ¡Aprovéchalos y compártelos con tu familia!

Te invitamos a leer también: 

3 infusiones para mejorar tu digestión

 

Categorías
Nutrición

7 tips para conservar la leche materna

Si ya tienes que volver a trabajar luego de tu licencia por maternidad y quieres seguir dando a tu bebé leche materna, es muy importante que sepas qué cuidados debes tener para conservarla. 

Si decidiste amamantar a tu bebé ¡muchas felicidades! Es un buen regalo que puedes darle, ya que tu leche contiene todos los nutrientes indispensables para que crezca y se mantenga sano y le trae mucho beneficios a tu hijo, como estos:

12 beneficios de la leche materna para tu bebé

Por lo mismo, de seguro quieres que tu bebé se beneficie tomando tu leche por el mayor tiempo posible. Sin embargo, ¿ya es hora de volver al trabajo? En este caso, tener un extractor de leche te podría ser muy útil. Sin embargo, debes saber cuáles son las claves para almacenar tu leche para que se mantenga fresca y no pierda sus nutrientes.

Para conservar la leche materna

1.Utiliza recipientes de vidrio o de plástico resistente que estén bien limpios y esterilizados.

2. También puedes utilizar bolsas especialmente creadas para guardar la leche materna.

3. Guarda la leche en pequeñas cantidades que coincidan con lo que toma tu pequeño. Esto debido a que cada vez que tu bebito toma leche del biberón, su saliva se mezcla con la leche. Por ello, debes evitar darle la leche que sobra de la toma anterior.

4. Escribe la fecha y la hora en la que te extrajiste la leche en cada recipiente con una etiqueta y un marcador no tóxico. Si tu bebé está en el hospital o en una guardería, marca cada bolsa con el nombre de tu tesoro.

5. Puedes combinar leche que te extraes en distintos días. Si haces esto, escribe la fecha del primer día que lo realizaste.

6. Si vas a usar la leche en un lapso de 8 días, puedes guardarla en el refrigerador.

7. Puedes agregar leche fresca a la que ya está refrigerada.

Con estos sencillos consejos, no tendrás de qué preocuparte si no puedes alimentar a tu pequeño personalmente, ya que a pesar de tu ausencia, recibirá los nutrientes necesarios para su sanos desarrollo. ¡Buena suerte!

Te invitamos a mirara nuestro video acerca de la lactancia: 

FOTO GETTY IMAGES

Categorías
Nutrición

3 tipos de cocción para eliminar el consumo de grasas

Gracias a la cocción de los alimentos, se pueden eliminar toxinas que pueden ser nocivas para la salud, también para eliminar el consumo de grasas. 

Otro beneficio es que mejora el sabor y consistencia de los alimentos, además de que se pueden aprovechar mejor los antioxidantes que contienen.

Posiblemente hayas escuchado que hay alimentos que es preferible consumirlos crudos que cocidos, debido a que se aprovechan mejor sus nutrientes o porque producen mayor saciedad. Esto es cierto, aunque también hay otros los cuales es preferible que pasen por una cocción.

Sin embargo, es importante saber cuál es la mejor forma de prepararlos; es decir, cual es la cocción más indicada.

Aquí te decimos cuáles son los 3 tipos de cocción más saludables:

  1. A la plancha: si estás cuidando tu peso, ¡cocinar a la plancha es ideal para ti! Te recomendamos que, para utilizar esta cocción, tu sartén esté caliente sin que le salga humo, sazonar hasta el final de la cocción para liberar agua, y que las carnes que prepares sean tiernas y estén a temperatura ambiente. Procura utilizar poco aceite, no se pegarán tus alimentos si los retiras a tiempo.
  2. En olla de presión: los alimentos se cuecen más rápido, lo cual permite que los nutrientes se conserven por más tiempo. En este tipo de cocción es crucial el tiempo que le des a cada alimento:
  • Legumbres (lentejas y garbanzos), 20 minutos
  • Verduras y hortalizas, 5 a 7 minutos
  • Carnes, (ternera), 6 minutos; albóndigas, 11 minutos; pollo o cordero, 15 minutos; pescados, 5 minutos.
  1. Wok: es un tipo de sartén empleado para la comida asiática, en el cual se pueden preparar salteados con carnes, verduras y pasta. Su cocción es muy rápida y se necesita muy poco aceite. La recomendación es no introducir ingredientes distintos al mismo tiempo. Se recomienda primero cocinar las carnes y posteriormente otros alimentos, tales como verduras o pastas.

Estos tipos de cocción pueden ser de uso cotidiano, siempre y cuando se utilicen de la forma correcta para que los alimentos no pierdan sus propiedades.

Por Josselin Melara

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

 

Categorías
Nutrición

Razones por las que no debes obligar a tu hijo a comer

¿Piensas que tu hijo debe terminarse todo lo que le sirves y tiene en el plato y, cuando no lo hace has recurrido a obligar a tu hijo a comer? Te decimos por qué es mejor no hacerlo. 

Obligar a tu hijo a comer… mejor no

Ser mamá o papá supone no sólo un regalo, también asumir una gran responsabilidad: educar a los hijos.

Según los expertos, los tres primeros años de vida son los más importantes para el desarrollo de la personalidad, puesto que es el momento en que los niños tienen mayor capacidad de retención del entorno y cuando comienzan a crear asociaciones y conexiones cerebrales que darán lugar a una mayor o menor plasticidad neuronal, es decir, justo a esta edad tu hijo está tan receptivo a todo lo que sus cinco sentidos captan que aprende todo y pronto.

Sin embargo, más allá de los tres años, las experiencias que los rodeen también participarán en el moldeado de su personalidad y formarán parte de lo que es. Entre estas experiencia, justo está la de cómo mamá lo alimenta y le pide que coma.

Estas son las poderosas razones por la que no deberías obligar a tu hijo a comer:

  • En el futuro rechazará todos los alimentos que lo obligaste a comer durante la infancia.
  • Comerá menos y poco saludable.
  • Aumenta el riesgo de desarrollar trastornos alimenticios en la adolescencia o adultez.
  • No tendrá un control sobre la cantidad de comida que consume.
  • Tendrá un mayor riesgo de padecer obesidad.

Justo por esta razón es que necesitas tener mucho cuidado con los mensajes que envías a tu hijo con respecto a la comida.

Por Miguel Soria y Jessica López

Mira cómo mamá influye en la relación de su hijo con la comida, incluso en el desarrollo de enfermedades como la bulimina y la anorexia: 

Anorexia y bulimia, cómo mamá influye en el desarrollo de estas enfermedades

Una manera de hacer que a tu hijo se le antoje la comida saludable y quiera comerla toda, es prepararle platos divertidos con los que pueda jugar, Como estos delicioso y divertidos desayunos:

5 desayunos divertidos para tu hijo

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

10 consejos para lidiar con niños caprichosos a la hora de comer

 

Categorías
Embarazo

¿Realmente en qué te ayuda el hierro durante el embarazo?

Que tu bebé se desarrolle bien y nazca sano es un pensamiento que ronda tu mente, ¡mucho! Por eso importa que lleves una alimentación saludable durante la gestación. Precisamente por esta circunstancia, te vamos a indicar los principales aspectos positivos de comer alimentos ricos en hierro durante el embarazo y por qué este  mineral es tan importante. 

En qué te ayuda el hierro durante el embarazo

Sin lugar a dudas, el principal motivo por el que merece la pena tomar alimentos ricos en hierro es porque el mismo se convierte en un elemento esencial a la hora de prevenir que la mamá sufra anemia.

Y es que es esencial evitarla porque la misma puede traer consigo complicaciones para el embarazo. La mujer puede tener que hacerle frente a mareos, irritabilidad y notable cansancio, sin pasar por alto que su piel adquirirá un tono mucho más pálido. También, la anemia puede provocar problemas con la oxigenación del bebé in utero que puede traer un desarrollo anormal.

https://www.padresehijos.com.mx/salud/como-saber-hijo-tiene-anemia/
Categorías
Especiales

5 alimentos que debes evitar en el lunch de tu hijo

Aunque el lunch representa sólo el 10% de las calorías que los niños consumen en un día, su función es la de proveer energía a media mañana para que tu hijo siga  aprendiendo. Prepáralo lo más nutritivo posible y evita aquello que no lo nutra. Te compartimos esta lista de alimentos que debes evitar en el lunch de tu hijo. 

Lo que debes evitar en el lunch de tu hijo 

Si lo ves por el tema energético o de calorías estos ejemplos de alimentos son los que NO debes darle a tu hijo.

1. Tacos de canasta. No son un buen lunch porque contienen poca carne (proteína) y mucha grasa. Dos piezas quivalen a 250kcal.

2. Hamburguesas. Tampoco son un buen lunch porque son pesadas para los intestinos por el exceso de grasa (queso, carne, pan) por lo que al niño le costará volverse a concentrar en clases debido a la lenta digestión que tendrá durante las siguientes horas. 1/3 de pieza chica representa 520kcal.

3. Dona de chocolate. Contienen mucha azúcar y a las 2 horas, el niño necesitará comer nuevamente. Una pieza equivale a 300kcal.

4. Sopes fritos. La etapa del kínder y guardería es la de formación de hábitos en alimentación, por lo que acostumbrarlos a comidas demasiado fritas ocasiona obesidad en la vida adulta. Niños que comen alimentos con mucha grasa, difícilmente aceptarán ensaladas o frutas por sus sabores insípidos. Una pieza chica representa 350kcal.

5. Leche con chocolate. Esta bebida es una bomba de azúcar con la cual desatarás su ansiedad desde pequeño. Evita los alimentos procesados o las lechitas comerciales. Mejor dale leche de almendras con cacao y espinacas. Acostúmbralos a sabores naturales desde temprana edad. Un vaso es igual a 370kcal.

¡Ojo!

Todas las comidas son importantes.

Las calorías que tu hijo consuma al día deben guardar cierta proporción dependiendo del tiempo de comida (desayuno, comida, cena y colaciones). Es decir, un niño que necesita consumir 1,000 kcal al día (esto representará el 100% de Kcal de su dieta) debrá distribuir sus calorías de la siguiente manera:

  • El desayuno representa el 25% del total de calorías al día, es decir 250 kcal.
  • La colación 1 representa el 10% del total de calorías al día, es decir el 100kcal.
  • La comida representa el 35% del total de calorías al día, es decir 350kcal.
  • Colación 2 representa tan sólo 10% del total de calorías al día, es decir 100kcal.
  • Mientras que la cena, únicamente representa el 20% del total de calorías al día, es decir 200kcal.

Por Marybel Yáñez, nutrióloga en Sí Nutre

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a preparar estas divertidas ideas de desayunos para tu hijo:

5 desayunos divertidos para tu hijo