Categorías
Ser Familia

Consejos para viajar en avión con tu hijo

Logra que tu sueño de descansar y disfrutar con tu familia, se haga realidad con estos consejos para viajar en avión con tu hijo.

La clave para viajar en avión con tu hijo: planeación.

Consejos para viajar en avión con tu hijo:

Haz una lista de todo lo que debes llevar, tomando en cuenta la edad de tu hijo.

Antes de viajar, lleva a tu hijo al pediatra para asegurarte de que su salud está bien.

Pregunta a tu pediatra cómo ayudar a tu hijo en caso de que le afecte el cambio de presión atmosférica y sobre todas las dudas que puedas tener.

No olvides llevar su juguete favorito u objeto que le dé seguridad y tranquilidad.

Con bebé en el avión

Viajar en avión con tu hijo puede ser todo un reto, pero estos consejos para antes y durante el vuelo, te ayudará.

Investiga con la aerolínea los servicios que te ofrecen al llevar a tu bebé y si debe para boleto o puede ir en tu asiento.

Toma tu tiempo necesario para llegar puntual al check in. Además, recuerda que si debes llenar los documentos de los niños (si van al extranjero) también te tomará unos minutos más.

Cómo sobrevivir un vuelo largo

  1. Aunque tu bebé tenga pocos meses de nacido, platica con él sobre el viaje y lo que sucederá, esto aplica para todas las edades. Aunque es conveniente que le digas a tu hijo esto a unas horas de irse, de lo contrario, no parará de preguntarte por el viaje.
  2. Evita cualquier miedo o angustia que tu hijo pueda tener.
  3. Explica el tiempo en términos de lo que dura su programa favorito, por ejemplo: el vuelo durará lo que cuatro programas.
  4. Prepara un kit con alimentos suficientes para un día entero (presta en la aerolínea que te permiten llevar).
  5. Recuerda que no puedes llevar líquidos, porque te los detendrán en las zonas de seguridad.
  6. Algunos vuelos tienen menús especiales para niños, pero pregunta por este servicio al momento de la reservación.En el avión puedes solicitar agua fría o caliente.
  7. Dale a tomar abundantes líquidos durante el vuelo, ya que evitan las molestias es el cambio de presión.
  8. Dependiendo de la edad de tu hijo lleva un kit con objetos entretenidos, como sonajas, telas con texturas, libros para colorear, masas moldeables, rompecabezas, memorama, libros, tableta con sus apps favoritas, música, juguetes…

¿Qué hacer cuando el bebé llora en el avión?

Dale un biberón con leche tibia para compensar los cambios de presión en sus oídos o si estás con lactancia materna, pegarlo a tu pecho lo reconfortará.

Quizá quiera un cambio de pañal.

Tal vez requiera que te pares y que lo abraces y arrulles en brazos.

Disfruta al máximo las vacaciones con tu familia, recuerda que planear con tiempo es la clave para evitar el estrés.

¿Viajarás o has viajado con tu bebé en avión?

Toma en cuenta estos consejos para evitar que tu hijo tenga problemas visuales si se mete a una alberca o al mar

 

Categorías
Nutrición

Consume estos alimentos y evita la anemia

¿Te detectaron anemia en el embarazo? A veces, aparece en el embarazo pero con estos alimentos evita la anemia y los peligros para ti y tu bebé.
La clave: incrementa tu consumo de hierro.

Con el embarazo, tu metabolismo cambia y tu cuerpo requiere más nutrientes para alimentar a tu bebé en gestación.

¿Qué es la anemia?

La anemia es una insuficiencia de glóbulos rojos (dificultad para transportar oxígeno).

Hay varios tipos de anemia:

Gravídica: los glóbulos rojos disminuyen por el aumento en el volumen sanguíneo.

Megaloblástica: es un déficit de vitamina B12, hay mayor probabilidad de que mujeres vegetarianas lo presenten.

Deficiencia de ácido fólico: trabaja con el hierro en la formación de los glóbulos, si hay un déficit se complica esta acción.

Síntomas de anemia

Si presentas uno o varios de estos síntomas, ve con tu médico de inmediato.

Fatiga

Palpitaciones

Somnolencia

Taquicardia

Sudoración

Palidez

Dificultad para respirar

Pérdida de sangre (requiere hospitalización inmediata)

¿Cómo sé si tengo anemia?

Además de presentar alguno de los síntomas descritos, los análisis de sangre que te haces cada mes durante el embarazo indican tus niveles de hemoglobina.

¿Cómo afecta mi embarazo?

El tipo y grado de anemia determinan los problemas:

Cuando las cantidades de hemoglobina y glóbulos rojos están por debajo de los valores normales, el diagnóstico apunta a un embarazo de alto riesgo. Puede haber sufrimiento fetal o riesgo de parto prematuro. Incluso podrías padecer preeclampsia, infecciones urinarias o riesgo de infecciones posparto.

Todas las mujeres podrían presentar anemia durante el embarazo, pero estos son los factores de riesgo:

* Mujeres que no llevaban una buena alimentación antes del embarazo

* Mujeres que vomitan con frecuencia

* Si tienes muchos mareos los primeros meses de gestación

* Si has tenido varios hijos en menos de dos años

* Si tu embarazo es gemelar o múltiple

* Si de adolescente tuviste menstruaciones abundantes

* Ser mamá adolescente

Recomendaciones

Realízate todos los estudios médicos que tu médico señale, por lo general, la anemia aparece en la semana 20 de embarazo, cuando aumenta tu volumen sanguíneo y tu bebé necesita más hierro.

Consume más alimentos ricos en hierro

CARNES: res, cerdo…

AVES: pollo, pavo…

PESCADOS: pescados azules, mariscos, sardinas y anchoas.

VEGETALES: de hojas verdes, col, brócoli…

LEGUMBRES: habas, chícharos, frijoles y semillas.

PAN: pasta, arroz y cereales integrales.

YEMA de huevo y nueces.

FRUTAS: elige las que son ricas en vitamina C, como naranja, fresa, toronja, ya que favorecen la absorción del hierro.

Ten en mente que bebidas como tés y café dificultan la absorción del hierro, tómalos después de una hora de consumir alimentos ricos en hierro.

Si tienes un déficit de hierro, tu medico te recomendará lo que es mejor para ti y tu bebé, sigue al pie de la letra todas las indicaciones.

¿Te han detectado anemia en el embarazo? ¿Qué dice tu doctor?

Categorías
Nutrición

Alimentos que previenen un derrame cerebral

Incluye estos alimentos en tu alimentación diaria y te ayudarán a evitar un derrame cerebral

La clave para evitar un derrame cerebral es mantener tus arterias sanas para disminuir el riesgo de sufrir un infarto o un derrame cerebral. Sigue estas recomendaciones de los expertos:

* Controla tu peso

* Practica ejercicio

* No fumes ni consumas alcohol

* Baja tu nivel de estrés

* Lleva una dieta balanceada e incluye en tu alimentación:

Pescado, aguacate, aceitunas, nueces y aceite de coco; contienen grasas saludables que lubrican las arterias.

Jugo de arándanos ya que previene la formación de coágulos, tomar  un vaso todos los días reduce las probabilidades de padecer de enfermedades cardíacas o un derrame cerebral.

Cúrcuma y jengibre porque disminuyen la acumulación de placa en las arterias y dilatan los vasos sanguíneos.

Alimentos ricos en potasio ya que aumentan tu pulso y frecuencia respiratoria, además de que este mineral dilata los vasos sanguíneos y reduce la presión arterial, come más plátanos, papas o espinacas cocidas y vegetales de hoja verde.

De tres a cinco porciones de frutas y verduras al día.

Pocas grasas de origen animal (queso, leche, mantequilla…).

Más grasas saludables (aceite de oliva, maíz y soya, aguacate, nueces, almendras, cacahuates…).

Más fibra (nopales, avena…).

Alimentos al vapor o asados no fritos.

Menos carne roja.

Una manzana al día te mantendrá sano.

Jitomate porque tiene licopeno, un antioxidante que ayuda a evitar la obstrucción arterial causada por el colesterol, comer uno al día ayuda a combatir derrames cerebrales y enfermedades del corazón.

Fresas, son buenas para tu corazón ya que médicos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, comprobaron que la vitamina C de las fresas evita el padecer de enfermedades cardíacas y derrame cerebral.

Menos carbohidratos para reducir su presión arterial.

Cuatro porciones de productos lácteos bajos en grasa al día, para reducir las probabilidades de sufrir un derrame cerebral.

Categorías
Nutrición

Cosas de niños al comer

SI TU HIJO TIENE MANÍAS RARAS EN LA MANERA COMO SE ALIMENTA, NECESITAS LEER ESTE ARTÍCULO

Por: Jessica López Cervantes Foto: iStock

A veces los niños parecen seres de otro planeta… ¿Te ha pasado que tu hijo de repente se aferra a comer sólo un alimento específico, otro día no quiere comer y al día siguiente arrasa con toda la fruta? El conflicto es que –desde nuestra
visión adulta– son cosas que “no deben ser”, pero consultamos a una experta en el tema, la nutrióloga Maribel Yáñez, para saber qué debemos hacer en estos casos.

EL NIÑO COME SOLO… (ARROZ)

MARIBEL: hay varias etapas en el desarrollo de los niños entre los tres y seis años en las que van teniendo diferentes hábitos alimenticios: un día la zanahoria puede gustarles muchísimo y después rechazarla; o solamente quieren huevo… Es normal.

¿Qué hacer? No te preocupes tanto; quizá no acepte un plato balanceado de nutrientes en el desayuno, comida y cena, pero tal vez los está consumiendo por separado; ¡está bien! Está experimentando con los nuevos alimentos y conociéndose a sí mismo, sus gustos. Lo mejor es ayudarlo a probar los alimentos que los toque, los huela y hasta juegue con ellos. Por supuesto, procura darle opciones nutritivas para que sea lo primero que descubra e incorpore.

NO QUIERE COMER

MARIBEL: los niños comen por necesidad, no por obligación. Por ello, si no tienen hambre no comen o no se terminan todo lo que hay en su plato; ellos saben cuando “ya no pueden comer más”. Justamente por esto, mientras están jugando ni se acuerdan de comer, sino hasta que llega la hora en que deben sentarse a la mesa o en verdad tienen apetito (que bien podría ser hasta la cena o a veces el día siguiente).

¿Qué hacer? Si no quiere comer en el momento en que lo llamas o no desea terminar todo lo que le sirves, en la siguiente comida lo hará y hasta con mayor apetito. Sólo no caigas en decirle: “Si te terminas toda la comida, comerás postre”: que vea los alimentos ricos en azúcar o carbohidratos como un premio es un gran error. Lo mismo darle suplementos o vitaminas porque “no está comiendo”; la falta de apetito no la resuelven las vitaminas: hay suplementos que se convierten en azúcar y eso resulta peor, no lo nutren.

EN LOS RESTAURANTES SIEMPRE PIDE NUGGETS MARIBEL: es muy fácil decir “eso es lo que les gusta a los niños” y darle papitas, pizza, malteadas… son paradigmas que debemos romper porque le estamos transmitiendo el mensaje de que eso es “normal y correcto”.

¿Qué hacer? No se trata de prohibirle los alimentos que consumen los demás niños, sino de enseñarle a elegir las opciones más favorables permitiéndole de vez en vez consumir aquellos alimentos que ve comer a sus amiguitos para que también los pruebe y los conozca.

LEY DEL ESPEJO

• Todo lo que tú comas o dejes de comer, él también lo hará.
• Edúcate y edúcalo; tomen cursos de nutrición juntos.
• Eso que desees que él coma es lo que tú debes tener preparado en la casa.
• La comida no es un premio ni un castigo: es una manera de cuidar de uno mismo.

 

ESTE ARTÍCULO SE PUBLICÓ POR PRIMERA VEZ EN LA EDICIÓN IMPRESA DE LA REVISTA PADRES E HIJOS DE FEBRERO
Categorías
Nutrición

Consumir huevo podría prevenir la diabetes tipo 2

Aunque el huevo ha sido un alimento señalado como no beneficioso para la salud, nuevos estudios indican que consumirlo ayudaría a reducir el riesgo de padecer algunas enfermedades, una de ellas es la diabetes.

En Finlandia se llevó acabo una investigación en la cual se tomaron muestras de suero sanguíneo en más de 200 personas, las cuales llevaron dos dietas distintas: una que incluía un huevo diario; en la segunda se consumía uno de manera salteada.

PEXELS

Las muestras de sangre de quienes comieron un huevo al día revelaron ciertas moléculas de lípidos positivamente asociadas con las características sanguíneas de hombres sanos que no contraían diabetes tipo 2.

Por el contrario, algunas moléculas en la sangre de personas que se enfermaron de este tipo de diabetes fueron halladas en las muestras sanguíneas de aquellas que comieron menor cantidad de huevos.

PEXELS

La investigación arrojó que los niveles altos de tirosina en la sangre podrían predecir mayor riesgo a desarrollar diabetes tipo 2; por lo que ingerir al menos un huevo al día reduciría los niveles de este aminoácido, lo que se traduce en menores probabilidades de enfermarse de diabetes.

Te interesa: Dietas para la diabetes que te harán sentir muy bien y con un delicioso sabor

Categorías
Salud

Lo que debes ver en la etiqueta de los productos para saber si es sano o no

Aunque los mexicanos no estamos acostumbrados a leer las etiquetas de los alimentos, también es cierto que las mismas no son las más claras a diferencias de otros países, donde se puede identificar qué tan sano es o no un productos debido a los colores que presentan.

Si a ti también te preocupa la información nutricional de lo que estás llevando a casa, pero no sabes cómo identificar lo mejor para tu familia te recomendamos poner atención en estos cinco puntos:

1. PORCENTAJE DE AZÚCAR

Si la cantidad de azúcares es sospechosamente elevada para el tipo de producto, es casi seguro que contiene azúcares añadidos. La Organización Mundial de la Salud recomienda consumir no más de 50 gramos de azúcar al día, por lo que debemos sumar la que contiene el producto a los azúcares que consumiremos en otros, incluyendo las frutas.

2. GRASAS SATURADAS

Los expertos recomiendan evitar aquellos productos que contengan aceite de palma, uno de los más nocivos para la salud cardiovascular. Si la fracción saturada es alta, deberemos sospechar de que hay aceite de palma, a no ser, por supuesto que estemos frente a productos clásicamente grasos como leche, quesos, mantequilla, entre otros.

Lo que debes ver en la etiqueta de los productos para saber si es sano o no
PEXELS

3. CANTIDAD DE SAL

La OMS recomienda un consumo máximo de 4,5 a 6 gramos al día. Para evitar complejidades, procura aquellos productos bajos en sal, pues al igual que el azúcar no es el único del que la obtendremos a lo largo del día.

4. FIBRA VEGETAL

La fibra vegetal, eliminada de varios productos que deberían contenerla como pizzas congeladas, arroz y pan, debe contener un porcentaje elevado en lo que llevamos a casa, preferiblemente entre el 3 y 10 por ciento en cada porción.

5. POTEÍNA

Poseedora de la calorías de calidad, debemos fijarnos que el porcentaje sea elevado en productos de origen animal, pues al ser más costosa los fabricantes tratan de no usarla; sin embargo, en cuanto más contenga, más sano es dicho alimento.