Categorías
Así Crece

10 cosas que tu hijo necesita de ti para tener un buen desarrollo escolar

Estudiar es el gran reto al que se enfrentan los niños, que tu hijo tenga un buen desarrrollo escolar puede volverse una presión para toda la familia, pues hay muchas expectativas por lo que debe lograr.

¿Qué puedes hacer para apoyarlo realmente? Aquí algunas ideas concretas que puedes aplicar para que su paso por la escuela sea más agradable y relamente lo prepare para la vida.

 

  • Reflexiona sobre las expectativas que tienes respecto el éxito de tu hijo. Desde el momento que supiste que ibas a tener un bebé se formó una imagen en tu mente: tu hijo siendo el mejor deportista, un doctor o el más social de su salón. Esto es totalmente normal, de hecho es parte del proceso, pero en este momento tu hijo ya está aquí, es una persona con habilidades, intereses y dificultades. La escuela te ayudará a conocerlo mejor y a que explote su potencial para que llegue a ser la mejor versión de sí mismo, alcanzando sus propios éxitos y sueños. 

 

 

  • Ayúdalo a encontrar motivación. La escuela es dificil y  los niños no tienen muy claro por qué tienen que asistir y esforzarse. Desde que es pequeño anímalo a asisitr diario y a alcanzar metas a corto plazo como lograr un proyecto que le interesa o compartir algo con los amigos. Conforme vaya creciendo puedes ayudarlo a entender que sus habilidades y conocimientos es lo que le ayudará a abrir muchas puertas. 

 

 

  • Fomenta su curiosidad. La base del aprendizaje y el pensamiento científico es la cuirosidad pues nos mueve a buscar respuestas. Involúcrate en su aprendizaje a través de preguntas de indagación que lo lleven a reflexionar. ¿Por qué la luna siempre está en el cielo pero de día no se ve?, ¿cómo vive la gente en otros países? Y cuando tengan preguntas, investiguen juntos para ampliar su conocimiento.   

 

 

  • Apóyate en sus intereses y habilidades. A veces ponemos la atención en los aspectos que se le dificulan pues son los que despiertan una alerta, pero es muy probable que en la vida tu hijo sobresalga por lo que se le da de manera más natural. Aprovecha esa habilidad o interés, por ejemplo, si no se le dan las matemáticas pero sí la música puedes encontrar la forma de relacionarlas para que, a través de la lectura de las notas entienda las fracciones. 

 

 

  • Encuentra formas de aplicar sus aprendizajes en su día a día. Ver la utilidad de lo que aprende lo llevará a buscar más conocimientos. Si está aprendiendo a sumar, que él pague entendiendo los billetes que debe dar para completar la cantidad, si está aprendiendo los sistemas de medición cocinen un pastel revisando cuántos gramos de cada cosa lleva la receta. 

 

 

  • Hazlo sentir seguro y en confianza. Es importante que tu hijo sienta la tranquilidad de contarte sus logros y sus preocupaciones sin sentir presión o exigencias. Escúchalo, cuando tenga una necesidad apóyalo buscando que poco a poco sea él quien encuentre las soluciones. 

 

 

  • Sean disciplinados. Para alcanzar el éxito escolar se necesita orden, horarios claros de trabajo después de la escuela y mucho esfuerzo. Cuando tenga un logro celébralo con él disfrutando el gozo que viene del trabajo duro. El impulso para ser cada día mejor viene de ahí, no de hacer las cosas por el premio o castigo que espera en casa. 

 

 

  • Mantén una sana comunicación con la escuela. Elegiste ese colegio por una razón y ahora son tu equipo. Cuida no volverte un abogado que va a “luchar” las causas de tu hijo, busca encontrar estrategias juntos.

 

 

  • Apoya sus amistad. Uno de los beneficios más grandes de la escuela es que les permite convivir con otros niños y crear lazos. El juego con sus pares es lo que le permitirá poner en práctica las habilidades sociales que vaya logrando. Busca que tengan momento libres de interacción. Los amigos van más allá del tiempo que pase en esa escuela y se volverán su apoyo incondicional. 

 

 

  • Ayúdalo a descansar. Tu hijo necesita tener momentos de juego, disperción y oscio para poder integrar todo lo que está aprendiendo en la escuela estar listo para el siguiente día. 

 

Por Lic. María Cristina Fernández, Gerente Pedagógico de Advenio.
FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

Lo que sí y no debes hacer cuando ayudas a tu hijo en su tarea

 

Categorías
Ser Bebé

¿Sientes que tu bebé es adicto a los brazos?

¿Es bueno o malo cargar a tu bebé todo el tiempo? ¿Sientes que tu bebé es adicto a los brazos? Descúbrelo.

¿A quién no le gusta cargar a los bebés? Son tiernos, cariñosos, sonrientes y les encanta sentirse queridos y mimados. Cargar a un bebé es una bella experiencia, especialmente si es nuestro.

Sin embargo, hay una polémica sobre cargar mucho a un bebé, especialmente si éste se siente muy cómodo en nuestros brazos. Se dice que puede embracilar, es decir, llevarlo en brazos todo el tiempo, volverlo dependiente a ello y que haga berrinche cuando lo sueltes. Por esta razón, se recomienda dejar de cargar al bebé por largos periodos.

Es cierto que hay bebés a los que les gusta que los carguen más que a otros; no obstante, esto no tiene nada de malo. Al contrario: un bebé «embracilado» está creando un vínculo muy fuerte e importante con sus padres.

Un bebé que pide estar en brazos lo hace por diferentes motivos: para sentirse protegido, querido y mimado. Los brazos de papá y mamá nunca se compararán con la mejor cuna o mecedora, y los bebés lo saben muy bien. No hay nada más rico y calientito para ellos.

Además, ponte a pensar cuánto tiempo tendrás la oportunidad de cargarlo nuevamente. Los bebés crecen muy rápido, y este periodo es muy valioso para que lo consientas plenamente. No pienses que lo volverás caprichoso, al contrario: ambos están alimentando su confianza cuando están abrazados.

Así que ya sabes: no hay mejor periodo como este para consentir a tu bebé. Dale todo tu amor y tu ternura.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

Beneficios de los abrazos en los niños

 

Categorías
Padres e Hijos

Cuándo debes decirle NO a tu hijo

Negarle algo a tu hijo puede resultarte difícil varias veces, pero hay ocasiones en que debes decirle NO a tu hijo por su bien. Mira…

Cuándo debes decirle NO

Como mamá o papá quizá quieras decirle a tu hijo sí a todo, cumplir sus exigencias, necesidades y hasta caprichos; parece sencillo si se hace en nombre del amor, sin embargo, hacerlo en todas las ocasiones podría perjudicarlo de por vida.

A continuación te presentamos seis situaciones en las que, definitivamente, tu respuesta debe ser NO, por más que tu corazón quiera que digas que sí.

SI LASTIMA A ALGUIEN

Ya sea un animal, amigo o hermano, no debes permitir que tu hijo hiera, por poco que parezca, a una tercera persona. Con ello fomentas la violencia como una herramienta para convivir en sociedad.

BULLYING

El bullying verbal o físico debe ser erradicado en quienes lo ejercen. Enseña a tu hijo a no hacerlo, pero también en no permitirlo y contarte los casos de los que haya sido testigo para que alertes a otros padres y maestros del asunto.

QUIERE SOLTAR TU MANO

Especialmente cuando se encuentra en lugares en los que pasan autos y los conductores podrían no verlos, o en donde haya gran cantidad de gente y sea sencillo perderlos o que los roben.

DESTRUYE COSAS

No está bien que los niños rompan sus juguetes o ropa, y mucho menos que lo hagan con los de alguien más. Habla con tu hijo seriamente sobre esta conducta y muestrale que es reprobable que la haga.

PORTARSE MAL EN PÚBLICO

No obedecer, correr, hacer berrinches, etc. en lugares públicos no es correcto. Muestra a tu hijo que no solamente su comportamiento es molesto para el resto de las personas que están en el lugar, sino que puede ser peligroso para su integridad física, por ejemplo, puede resultar lesionado si corre en un restaurante.

IRSE CON ALGUIEN

Debes dejar bien claro a tu hijo que no debe irse con alguna persona, extraña o conocida, sin tu consentimiento expreso.

Te invitamos a leer también: 

Aprende a decir a tu hijo «No» con autoridad, pero sin imponer

FOTO GETTY IMAGES

Categorías
Así Crece

¿Por qué tu hijo necesita sentirse seguro con sus papás?

Necesitamos de otras personas para sentirnos seguros, tu bebé o hijo necesita sentirse seguro con mayor razón porque acaba de llegar al mundo. Conoce más de este importante tema para el desarrollo emocional de tu hijo.

Somos seres sociales, necesitamos de otros seres para formarnos biológicamente, comer, pensar, etc. . Somos más estables y nos sentimos más tranquilos cuando pensamos que hay personas confiables que nos cuidan.

Cuando un bebé nace, necesita de todo tipo de cuidados para sobrevivir y se vuelve fundamental la relación que tiene con la persona que lo cuida, no tiene que ser la madre, puede ser alguna otra persona con la que desarrolle un vínculo sólido y especial, una persona en quien confiar, sin embargo, en la mayoría de los casos, es con la mamá con quien se desarrolla este apego, si se desarrolla esta relación de manera que el niño se vaya sintiendo seguro, entonces desarrolla un apego seguro que le permitirá desarrollarse con más confianza y enfrentar mejor los retos de la vida.

Seguro con sus papás

Aún en el más seguro de los apegos, surgen situaciones de separación, desde dejarlos un ratito para bañarte, tardarte en darle el pecho o el biberón, salir a trabajar, etc. Este tipo de eventos frustrantes para el bebé, son vividos como pérdidas pero con el tiempo aprende que mamá vuelve, y a pesar de la incomodidad, va generando confianza.

En los momentos de pérdida se elaboran duelos y el bebé se va preparando para generar nuevos lazos afectivos que serán muy importantes para las relaciones y estabilidad emocional futuras.

Cada día veo mamás muy preocupadas por la separación con sus hijos, no te angusties, la separación es algo normal y esperado, tu hijo tiene que aprender a relacionarse con otros algún día, si todo sale bien, ya no te necesitará y podrá valerse por sí mismo, eso es lo más importante de generarle seguridad, que un día pueda separarse sin miedo ni culpas.

Lo ideal es darle pecho, pero emocionalmente hablando, le puedes dar biberón de manera amorosa, viéndole a los ojos, conectándote con él, recuerda, lo importante es establecer un vínculo.

No te mortifiques cuando lo dejas por momentos, le estás ayudando a que desarrolle el pensamiento y lidie con la frustración, uno de los grandes problemas de nuestra época es que estas generaciones no saben enfrentar el dolor y la frustración, si tú no lo haces, la vida lo hará y será más difícil.

La ansiedad es tuya y se la transmites, en la medida que puedas ir separándote de tu bebé sin angustia, le transmites que pueden estar en otros lugares y con otras personas.

Despídete siempre! Imagínate que estas en algún lugar y de repente, la persona con la que fuiste ya no está, qué miedo! Qué pasó? Así sienten los niños cuando no te despides.

Psc. Iskra Salcido Valle, psicoterapeuta, orientadora psicológica en el IPN, presidenta de la asociación de egresados de psicología de la Universidad Iberoamericana. iskrasalcidovalle@hotmail.com Whatsapp 55 8702-1153

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

¿Cómo ayudar a tu hijo a desarrollar la resiliencia desde sus primeros años de edad?

Categorías
Padres e Hijos

Lo que sí y no debes hacer cuando ayudas a tu hijo en su tarea

Estos tips para el momento de hacer la tarea te pueden guiar para generar un hábito en tu hijo y aprovechar esos momentos con él. Mira lo que sí y no debes hacer cuando ayudas a tu hijo en su tarea.

Todos tenemos recuerdos de cuando éramos niños haciendo la tarea. ¿Cómo son los tuyos? Probablemente, algunos sean de enojo porque querías ir a jugar en lugar de sentarte a resolver operaciones o hacer un resumen. También vendrá a tu memoria un momento en que lograste solucionar algo que te costaba trabajo o entendiste por fin eso que en la escuela no hacía sentido.

El objetivo de la tarea es llevar a casa la experiencia de aprendizaje para que, en compañía de sus padres, los niños pongan en práctica lo aprendido en la escuela.

Conforme tu hijo crece, tu rol en sus tareas se modificará hasta el punto de volverte un supervisor que está dispuesto a apoyar en la búsqueda de respuestas sin necesidad de darlas. Pero como todos los hábitos, para que sean parte de su cotidianidad se tiene que establecer, practicar y acompañar hasta que tu hijo esté listo para hacerlo solo.

Lo que sí y no debes hacer cuando ayudas a tu hijo en su tarea

Genera un ambiente que invite al trabajo. Tener un espacio designado para hacer la tarea le permite a tu hijo canalizar su atención para entrar en un estado de concentración. Los niños se apoyan del exterior para estructurar su interior, por eso este espacio necesita ser ordenado, contar con los recursos necesarios, tener una buena luz, una silla y mesa que le ayuden a mantener una buena postura.

No hagan la tarea sentados en el sillón, con la televisión prendida o en su cuarto junto a los juguetes, este tipo de situaciones lo distraen y no lo motivan a trabajar.

Crea una rutina. El momento ideal para hacer la tarea depende de la dinámica familiar, piensa cuál es el mejor para ustedes. Puede ser después de comer para que al terminar tenga tiempo del juego libre o al llegar a casa después de sus clases de la tarde.

Considera que hacer tarea por la noche es más difícil para tu hijo, su cerebro ya comprendió que hay momentos de vigilia (estar despierto y activo) y otros de sueño y descanso, conforme su hora de dormir se acerca, su cerebro necesitará hacer un mayor esfuerzo.

Mantente presente cuando tu hijo hace la tarea. ¡Ojo! estar sentados en la misma mesa mientras revisas el celular no es lo mismo que estar presente. Dependiendo del apoyo que tu hijo necesite durante la tarea, puedes tener alguna actividad como leer o incluso trabajar, pero es importante que tu hijo sepa que estás para él, para resolver dudas, revisar lo que lleva o animarlo.

Permite que encuentre sus errores. Recuerda, es su tarea, necesita intentar y fallar, cuando detectes un error busca la manera de cuestionarlo para que él sólo lo vea. Por ejemplo, si respondió mal una operación busca replicarla con algún material “si tienes 10 papeles y sumo 7 ¿cuántos tienes? ¿qué pusiste en tu hoja? ¿es la misma respuesta?”

No le digas directamente qué es lo que debe cambiar, tampoco le des tú la respuesta correcta, lo que buscamos es que cuando esté solo resuelva sus problemas encontrando estrategias.

Enséñalo también a descansar. Valora el tiempo y la atención que dedicó a su tarea. Cuando termine, ayúdalo a relajarse y cerrar el momento de trabajo para que después juegue en su tiempo libre. El juego es la mejor estrategia para que los niños puedan lidiar con el estrés, asegúrate que tu hijo tenga momentos recreativos.

Finalmente, considera que la mejora se logra cuando se compite con uno mismo, no con los otros. No compares los resultados de tu hijo contra los otros niños, compáralo con lo que lograba hacer antes y apóyalo para que descubra sus talentos.

Por Lic María Cristina Fernández, Gerente Pedagógica de Advenio

Te invitamos a leer también: 

«¿Por qué debo hacer tarea, mami?», esta es la razón por la que existe la tarea escolar

 

Categorías
Así Crece

Beneficios emocionales de que tu hijo juegue con papá

Estudio revela todo lo que la interacción con  papá brinda a los niños, resaltando que es diferente a la de mamá. Conoce los beneficios emocionales de que tu hijo juegue con papá.

Un reciente estudio publicado en Pediatrics descubrió que el juego de los papás tiende a ser más intenso, más vigoroso, y promueve que los niños se arriesguen más y sean más atrevidos y exploradores.

El de las mamás, en cambio, ofrece más estabilidad y seguridad. Y esto no quiere decir que uno sea mejor que el otro, sino que juntos se hacen complementarios y beneficiosos al mismo tiempo.

Según se explica, a nivel de lenguaje las mamás suelen utilizar palabras que el bebé o niño utiliza más a menudo, las que mejor comprende, mientras que los padres no tienen tanto en cuenta si el bebé o niño le entiende o no, y añaden nuevas palabras al lenguaje de sus pequeños.

Además, la presencia del papá y sus feromonas, mientras las hijas crecen parece retrasar la pubertad y retrasar la edad de inicio de las relaciones sexuales, disminuyendo, como hemos dicho, los embarazos adolescentes.

Esto no quiere decir que a los hijos de madres solteras o de madres cuyas parejas apenas se comprometen con la crianza les vaya a ir mal. Simplemente explica que la presencia de una figura masculina puede ser útil como estímulo diferente al que puede ofrecer la madre (de igual modo que se diría que es positiva la figura femenina si habláramos de un hombre cuidando él solo de su bebé).

Además, se demostró que cuando los padres se involucran más en la vida de los hijos repercute en el lenguaje de los niños, que es mejor, y en una mejor salud mental (los niños tienen mejor comportamiento general cuando los padres se implican más).

Y en la adolescencia, la presencia de los padres en la crianza disminuye los síntomas de depresión, hace que haya menos problemas conductuales y se ve reflejado también en unas tasas de embarazo adolescente más bajas.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

¿Por qué todo niño necesita pasar tiempo a solas con papá «sin mamá»?

 

Categorías
Ser Familia

Niños violentos con sus padres, ¿por qué ocurre?

¡No te calles! Padres y madres también pueden ser abusados por sus propios hijos; los niños violentos con sus padres es un fenómeno social y psicológico necesario de atender por el bienestar de ellos mismos y de la familia.

En su portal, el psicólogo Andrés Cánivas explica que las causas de los niños violentos son, sobre todo, la baja tolerancia a la frustración, impulsividad, falta de habilidades en resolución de conflictos, distorsiones cognitivas y problemas relacionados con Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH), queno se han logrado trabajar adecuadamente con ellos.

Igualmente, la separación o divorcio de los padres podría despertar en los niños ira y, por tanto, conductas agresivas hacia ellos. Otro factor importante es el estilo educativo excesivamente permisivo, en el que los padres no ponen límites claros a los niños para mostrarles las conductas correctas, o el estilo autoritario, en el que el niño suele ser tratado por sus padres con violencia física y psicológica.

El experto señala que la edad en que los niños violentos suelen manifestarse es entre los 13 y 16 años: inicialmente puede ser que tu hijo se niega a hacer lo que le indicas o que cuando quiere algo que no le das reaccione con palabras hirientes y actitud grosera, pero pococ a poco el tono de su violencia sube y puede  llegar a ser realmente violento, lastimarlos físicamente.

Sin duda, es una conducta que puede prevenirse desde temprana edad manteniendo un canal de comunicación abierto con tu hijo, cercanía y contención emocional, así como un equilibrio familiar aún dentro de un entorno de separación de la pareja.

Sin embargo, lo que tu hijo debe sentir en su entorno familiar es la seguridad de que siempre podrá contar con sus padres, su protección y amor. Esto es lo que los niños buscan en sus progenitores.

¡No te calles! Es una manifestación de violencia intrafamiliar que muchos optan por callar por la misma razón de siempre: vergüenza y culpa

Si eres un padre o madre que está viviendo tal situación, no lo pienses más: tu hijo necesita ayuda de un profesional de la conducta humana, y tú también. Necesitan aprender a resolver la ira que podrían estar guardando por esta situación conflictiva.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

¿Cómo saber si mi hijo hace bullying?

 

 

Categorías
Así Crece

El síndrome del niño sándwich: el hijo de en medio

Descubre cómo el hijo de en medio percibe la relación que tiene dentro de su familia,  cómo puede afectarle y cómo conviene que lo trates dentro de la dinámica familiar para que él crezca seguro de tu amor. 

¿Quiénes son los famosos hijos sándwich?

Así se les conoce popularmente a los niños y niñas que ocupan el lugar de nacimiento en medio de dos hermanos.

Ocurre que en toda familia, cada miembro ocupa un lugar especial aunque no se  perciba como tal:  así como papá y mamá son los protectores y proveedores, la fuente de amor, cuidados y supervivencia para los hijos; los niños también toman un rol:

  • el hijo mayor se atribuye un papel de responsabilidad y ejemplo para sus hermanos.
  • el más pequeño es el consentido y el que debe ser más protegido.

¿Pero, qué ocurre cuando un hijo está en medio de esa situación?

Un niño sándwich puede llegar a percibir que ya no es el consentido porque ya ha nacido  alguien más pequeño que él, también que no es lo suficientemente grande para gozar de la valía que tiene su hermano mayor.

Esta situación podría dañar su autoestima y seguridad, pues el papel que representa en su familia es confuso para él: carece de un rol fijo, pues no son «ni el grande, ni el pequeño».

Tal percepción sí puede ser real, pues en ocasiones, por cuidar al más pequeño de la familia y darle más responsabilidades al mayor, por ser justamente «el mayor», papá y mamá pueden llegar a descuidar las necesidades del hijo de en medio.

Esta realidad ocasiona que el niño de en medio aprenda a solventarse por sí mismo, poco a poco, va haciéndose de herramientas físicas y emocionales, para resolver sus necesidades por sí mismo. Por ello, son niños que suelen volverse más  independientes, autosuficientes y desapegados respecto de sus hermanos.

Esta característica genera que las personas, sus padres, lo perciban como un  niño «para nada problemático», seguro de sí mismo, maduro. Sin embargo, aunque su personalidad y carácter sí se haya moldeado bajo estos aprendizajes, no significa que no tenga la necesidad emocional ni que no esté esperando que sus padres las satisfagan.

De hecho, cada uno de tus niños, necesita satisfacer las mismas necesidades psicológicas. Mira cuáles son en esta nota: 

9 necesidades emocionales de tu hijo que debes satisfacer para que sea feliz

Tu hijo de en medio también necesita de tu tiempo y atención, tal y como se la das a sus otros hermanos.

Si tú tienes un pequeño sándwich, te aconsejamos que lo hagas sentir especial llevándolo a alguna actividad que le guste y en la que pueda destacar, así podrá reconocer su individualidad sin entrar en comparaciones con sus hermanos.

Recuerda que cada uno de tus hijos necesita reconocer sus propios dones, habilidades, talentos… autoconocerse para valorarse y tener una autoestima sana:

Potencia su autoestima desde pequeño

Y cuando estén en familia, procura darle su lugar como a sus otros dos hermanos: hazlo sentir que es un niño valioso e importante y que también es el gran amor de tu vida.

Te invitamos a leer también:

Cómo enseñar a tu hijo a relacionarse sanamente consigo mismo

FOTO GETTY IMAGES

Categorías
Embarazo Ser Bebé

Un bebé deseado y querido es más inteligente y creativo

Un bebé deseado y querido es más inteligente y creativo

Por Felipe Salinas y Mayra Martínez

Un bebé deseado y querido puede desarrollar con mayor facilidad su potencial creativo e inteligencia, porque las sensaciones positivas que tal condición le ocasiona estimula sus conexiones neuronales.

Un bebé deseado y querido es más inteligente y creativo

Que tu bebé se siente amado y seguro es vital para su desarrollo no solo emocional, sino cognitivo, según la ciencia.

Los estudios recientes afirman que la creatividad no es un don extraordinario, sino una capacidad básica de los seres humanos; en este sentido, todos podemos desarrollarla.

De hecho, los estudios en el campo neurológico han revelado que la experiencia y la estimulación pueden modificar la estructura cerebral.

Come esto en el embarazo…

Que durante tu embarazo no te falte vitamina D

Estímulos diarios

El ambiente en el que vive tu hijo y los estímulos que recibe a diario influyen directamente sobre los circuitos y conexiones nerviosas que se desarrollan en su cerebro.

La falta de amor, cariño, estímulos y otras sensaciones positivas y agradables pueden provocar que las áreas del cerebro encargadas de las emociones y los sentimientos sea, o no, activadas y que su cerebro se desarrolle de manera adecuada, o no.

No lo dejes de tomar en el embarazo…

El poder del ácido fólico

Inteligencia genética

Si bien es cierto que el potencial de inteligencia del niño viene en sus genes, el cómo y hasta dónde se desarrolla dependerán también del ambiente en el que crezca durante sus primeros años de vida y de la experiencia emocional que tenga con los adultos que vivan con él.

Cuando mamá o papá acarician o besan y abrazan a su pequeño, le cantan canciones tiernas o lo acunan cuando está nervioso, están ayudando a que su pequeño se sienta seguro y protegido.

Gracias a ello, favorecen que su cerebro sea mucho más receptivo a la información que le proporciona su entorno, pueda procesarla mucho mejor y usarla en su favor para crear nuevas soluciones a sus necesidades.

Tu bebé necesita recibir de ti palabras amorosas y muchas caricias.

¿Cuántos meses tienes de embarazo?

Foto: Getty Images

Mira cómo conectarte con tu bebé…

Despierta su inteligencia desde tu vientre, ¡con música!

Categorías
Ser Bebé

10 nombres de origen japonés para niña

Si buscas una linda y original alternativa para el nombre de tu nena, entonces los nombres de origen japonés te encantarán.

La cultura japonesa encierra un gran misticismo y su lenguaje es un reflejo de su comunión con la naturaleza. Por ello, muchos de sus nombres encierran un rico significado, además de que muchos implican más que un solo simbolismo. Así que si buscas el nombre para tu nena, aquí te dejamos algunas opciones.

Nombres de origen japonés para niña

Akira. Tiene algunas variantes, pero de manera general su significado es que será bella y radiante.

Hana. Es uno de los nombres para niña más populares en oriente, y su significado literal es «flor», que será «bella como flor».

Kokoro. Significa «corazón», y en el caso de las pequeñas que llevan este nombre, es que será «una persona amable, cariñosa y tierna».

Mei. Nombre tradicional y muy usado en oriente, es empleado de forma compuesta. Su significado es «belleza».

Mika. Nombre compuesto por Mi, de mei (belleza), más Ka, de kashikoi (listo, excelente), la interpretación de su significado es «belleza y excelencia».

Mitsuki. Es un nombre compuesto: Mi, de ‘mitsu’ (luz), y Tsuki (luna), por lo que su significado es «luz de luna».

Nanami. Nombre compuesto que es considerado poco común. Su significado es «siete mares», y proviene de Nana (siete) y Umi (mar).

Naomi. Su significado es «rectitud y belleza», es un nombre compuesto por Nao (derecho, recto, cierto) y Mi (belleza).

Ren. También es un nombre neutro que comúnmente se aplica a las niñas; encierra gran misticismo, pues significa «flor de loto».

Sora. Si bien puede ser un nombre neutro, es común que a las pequeñas se les asigne. Significa «cielo».

¿Cuál te gusta para tu pequeña?

FOTO GETTYIMAGES

Te invitamos a leer también: 

10 nombres para gemelos que amarás