Categorías
Nutrición

5 Recetas de pay de queso para hacer en casa

¿Acaso existe un postre más suave y delicioso que el pay de queso? Sabemos que no, por eso, hoy hemos decidido compartirte nuestro listado con recetas fáciles de preparar.

Si estás a dieta no te recomendamos continuar viendo estos postres deliciosos, no queremos ser los culpables de que la olvides y prefieras comer algo así de rico.

La historia del pay de queso, tarta de queso o cheesecake no tiene su origen en Estados Unidos como quizá lo imaginaste. Para llegar al postre como actualmente lo conoces tuvo que pasar por una serie de procesos, cambios e ingredientes que sin duda estamos seguros dependían del gusto del chef en cuestión.

No dejes de probar las mejores recetas de pay de queso fáciles para consentir tu paladar. Conoce nuestras recomendaciones y decídete por la que más se te antoje en estos momentos.

Recetas de pay de queso

*Da clic sobre la foto para ir a la receta completa

Pay de queso New York

No vas a poder comer sólo una rebanada. ¡Se ve y sabe buenísimo! No dejes pasar la oportunidad de hacer este postre.

New-York-cheesecake

Pay de queso con frambuesa y jengibre

Si se acerca el cumple de un amigo o familiar celebren su día algo así de bueno.

Pay de queso con frambuesas y jengibre

Mini cheesecake de frambuesa

Por su tamaño, este pay es ideal para reuniones grandes en casa. Ponle el toque dulce a tu fiesta con algo así.

Mini pay de queso con frambuesas

Pay de queso de guanábana

¿Imaginas su sabor? ¡Está riquísimo! Además puedes decorarlo con frambuesas o fresas. ¡Exquisito!

Pay de queso de guanábana

Cheesecake con mermelada de arándano fresco

No podía faltar el arándano en este ranking. Te dejamos la receta completita.

Pay de queso con mermelada de arándano

¿Ya elegiste tu pay favorito? No lo pienses más y prepara en casa alguna de estas opciones. Estamos seguras que con tu peculiar sazón y grandes habilidades te quedará más que rico.

FOTO CORTESÍA DE COCINA FÁCIL

Te invitamos a acompañar tu pay de queso con alguna de estas bebidas:

¿Chocolate, jugo, té, licuado, café…? Descubre la bebida más saludable para tu hijo

 

Categorías
Padres e Hijos

¿Cómo crece un niño que tiene una mamá tóxica?

Primero, tenemos que definir, ¿quién es una mamá tóxica? En términos generales es una mamá narcisista; lo cual es una patología grave cuyas consecuencias suelen ser malas para los niños. Te explico cómo crece un niño que tiene una mamá tóxica. 

La patología narcisista, es fundamentalmente, una carencia afectiva importante que incapacita a la persona para relacionarse emocionalmente con los demás, no importan las necesidades de los otros, sólo las suyas.

El vacío interior impide dar amor, no se pueden conectar con las necesidades de sus hijos, exige que se comporten de acuerdo a lo que ella necesita, fomenta la imagen exterior y es sumamente cruel si no se cumplen sus demandas.

¿Cómo afecta la mamá tóxica a sus hijos?

Se repite el ciclo, crecen hijos con un gran vacío emocional, viven sintiéndose que nada los hace felices, ni satisface, buscando «algo más» en todos los aspectos de su vida: más dinero, más trabajo, parejas con más belleza, inteligencia, dinero, recursos…

El “amor” queda condicionado a la aprobación del otro (cuando niños, de su mamá), pero nunca llega, nunca es suficiente; así, cuando adultos, pueden buscar parejas que los maltratan y rechazan, tal cual lo hizo mamá; o, ellos son los narcisistas que nunca están contentos con nada porque nada es suficiente para ellos. La empatía no opera, las relaciones son una transacción de vacío (no hay conexión emociona con las personas con quienes se relacionan), ansiedad, necesidad y utilidad (las personas solo le sirven para cumplir sus propósitos o satisfacer sus necesidades momentáneamente, pero luego las desecha).

¿Qué puede hacer la mamá tóxica?

Si consideras que estás sobreprotegiendo a tus hijos, si quieres que hagan lo que tú consideras correcto sin saber o respetar sus necesidades, si no puedes conectarte emocionalmente con ellos, estás muy preocupada por el reconocimiento y el qué dirán; probablemente estás lidiando con algunos rasgos narcisistas.

Sin embargo, no debes sentirte mal, culpable o «mala mamá» por esto. Son cuestiones inconscientes que no hiciste a propósito, puedes cambiarlas en la medida que generes consciencia. No es fácil, pero es posible; no te sientas culpable.

Tú también fuiste niña y eso fue lo que te tocó vivir, tampoco eres la única responsable de la educación de tus hijos, los papás también influyen para bien y para mal.

Atrévete a romper el círculo y busca vivir de otra manera, por tu bien y por los que te rodean, especialmente tus hijos.

La diferencia depende de si te atreves a reconocerlo y trabajarlo en terapia o sigues sufriendo y lastimando.

Por Psic. Iskra Salcido Valle, psicoterapeuta, presidenta de la Asociación de Egresados de Psicología de la Universidad Iberoamericana

FOTO GETTYIMAGES

Te invitamos a leer también: 

¿Te cuesta trabajo ser cariñosa con tu pareja (o con tu hijo)?

Categorías
Ser Familia

10 cosas que puedes hacer estas vacaciones para darle amor a tu hijo

Aprovecha este tiempo libre en casa, con tu hijo y familia para llenarlos con tu amor, hacerles saber que son lo más importante que tienes en tu vida. Te compartimos estas 10 ideas para darle amor a tu hijo.

¡Es el momento! Ahora que estás tranquila, sin la prisa de la escuela, los deberes en el trabajo, la presión de tu jefe, el tránsito vehicular y todo lo demás de tu cotidianidad, te será más natural transmitirles tu afecto, porque no estas pensando en los miles de pendientes; te sientes más en calma. Así que… respira, trae a tu cabeza los sentimientos bonitos que tu hijo, tu pareja, tu familia te inspira y recuérdales que estás ahí para ellos. ¿Cómo? Es muy fácil…

  1. Deja que duerma contigo en tu cama y abrázalo ahí acostados.
  2. Juega con ellos almohadazos y llénalos de mordizcos, cosquillas y besos.
  3. Salgan a pasear al perro, a llevarlo al veterinario a una revisión, a correr junto con él; báñenlo y revuélquense con él.
  4. Cocinen postres; deja que tu hijo experimente con ingredientes, pregúntale qué le gustaría ponerle a la receta.
  5. Juega con tu hijo a lo que a él le gusta; aprovecha para conocerlo más, pregúntale de sus amigos, pídele que te cuente qué hace en su día a día, qué siente, qué piensa…
  6. Vean películas en casa acurrucados en un sofá, preparen palomitas, mini hamburguesas, papitas, platanitos o camote frito.
  7. Hagan un picnic en casa o campamento con su tipi, cuenten historias chistosas o de miedo, platícale de tu infancia, de tus travesuras, de tus papás, tus amigos…
  8. Invita a los abuelos a desayunar a tu casa o vayan todos a un restaurante; hagan una tarde de cine o una mañana de caminata por un parque; piensa en eso que no has hecho aún con ellos y hazlo junto con tu hijo.
  9. Lleva a tu hijo a la colonia donde vivías de pequeña, muéstrale tu escuela, el parque donde jugabas, tu calle…
  10. Desayunen, coman o cenen en casa, prepara la mesa, ponla bonita, cocina algo especial; se trata de que tu hijo recuerde sus vacaciones como un tiempo en que él, mamá, papá y sus abuelos están unidos, en familia. Y si son solo tú y él, es lo mismo; el caso es que tu niño sienta que las vacaciones son para estar en familia, demostrarse su amor y llenarse de memorias repletas de felicidad.

Y asegúrate de decirle… ¿Sabes que te amo? Pues sí, eres el regalo más sorprendente y maravilloso que la vida me pudo dar. Gracias por ser parte de mi vida. Te amo.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Tips para que sigas cuidando tu salud en vacaciones

Categorías
Ser Bebé

Tu amor potencia el desarrollo del cerebro de tu bebé

Hoy sabemos que son las experiencias las que modelan la estructura única del cerebro de cada persona. Por ello, las vivencias que tu hijo tenga desde bebé (incluso desde que está en el útero) pueden potenciar el desarrollo del cerebro de tu bebé. 

En este sentido…

Tu amor puede ayudarlo a potenciar el desarrollo de su cerebro

Es uno de los últimos descubrimientos de la neurociencia: aunque la genética determina en buena parte la anatomía del cerebro, son las experiencias las que modelan . Y lo hacen durante toda la vida, para permitirle a tu hijo adaptarse a las circunstancias y al medio.

El cerebro de tu bebé contiene todas las estructuras de un cerebro adulto, pero es inmaduro. Esto quiere decir, en parte, que puede desarrollarse en muchas direcciones. Por ejemplo, esta inmadurez es la que hace posible que los bebés puedan aprender cualquier idioma con perfecto acento, en función del lugar en el que nacen.

La inmadurez de tu bebé le permite una mejor adaptación y le confiere una mayor capacidad de aprendizaje. ¡Y eso es una buena noticia! Puedes hacer mucho por él brindándole amor, cubriendo sus necesidades básicas y ofreciéndole un ambiente rico en estímulos.

Lo que se usa, se desarrolla, esta es la clave para comprender el cerebro. Pero, ¿qué pasa al principio de la vida? 

A los tres meses de gestación, el sistema nervioso está prácticamente formado y el bebé in utero tiene casi todas las neuronas del cerebro adulto. Los estudios realizados en el vientre materno han demostrado que ya le afectan los estímulos que provienen del cuerpo de la madre y algunos del exterior.

En el momento del nacimiento, se encuentran especialmente activas las áreas que rigen las funciones vitales y los reflejos que le ayudarán a sobrevivir (tiene capacidad para buscar el pecho de la madre y succionar, capacidad para respirar, para dormir). Estas son las áreas del cerebro más antiguas en términos de evolución.

¿Cómo se desarrolla el cerebro del bebé?

El cerebro cuenta con varias estructuras. En una primera aproximación, se puede distinguir dos hemisferios. Cada hemisferio percibe la realidad de una forma.Normalmente el hemisferio izquierdo está gobernado por el pensamiento lógico y analítico, alberga las matemáticas y el habla. El hemisferio derecho funciona con un pensamiento intuitivo y global, aloja la imaginación y la creatividad.

Simplificando mucho, a veces se habla de ellos como el hemisferio racional y el hemisferio emocional. Ambos están unidos mediante el llamado cuerpo calloso, lo que nos permite actuar de manera unitaria, coordinada y coherente.

El cerebro se desarrolla de derecha a izquierda. Es decir, cuando nace tiene más activo y desarrollado el hemisferio derecho (el pensamiento global e intuitivo), que regirá su vida durante varios años, mientras se desarrolla el izquierdo.

Esto permite al bebé comprender globalmente las situaciones y hace también que esté a merced de sus emociones, justo por lo cual necesitas ayudarle a manejarlas: siente, empatiza con nosotros, y todos sus procesos de aprendizaje estarán regidos por ellas. Por esto, en sus primeros años de vida tu bebé aprende mejor y potencia más su desarrollo a partir de la experiencia emocional.

¡Dale empatía, contención emocional, seguridad, confianza, todo tu amor,
para se desarrolle plenamente!

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

¿Cómo funciona el cerebro de tu hijo?

Categorías
Padres e Hijos

3 falsas creencias en la crianza de los hijos

¿Alguna vez te has descubierto con el pensamiento de que tienes un niño malo porque es desobediente, berrinchudo, chantajista, grosero? La especialista Teresa García, psicoterapeuta en su libro No hay niño malo nos invita a reflexionar en este tema, pues nos cuenta que la mayoría de las personas se dejan llevar por falsas creencias en la crianza de los hijos acerca de cómo debe ser un niño y de cómo debe ser educado.

Creencias en la crianza de los hijos

Claro que amo a mi hijo, le doy todo. Los patrones más frecuentes entre los padres para hacer sentir a su hijo querido es decirle te quiero, abrazarlo y besarlo o, regalarle cosas, pero no son las mejores formas.

La verdad: Ellos se sienten queridos cuando están contigo, escuchas su plática o historias, compartes sus juegos, sobre todo, cuando conectas con lo que sienten: “Veo que estás preocupado, asustado, ¿quieres platicarme?”. El amor se siente y los pequeños son totalmente sensoriales; ellos tienen sus emociones a flor de piel, justamente por ello muchas veces reaccionan tan intensamente.

Lo que necesitan de sus padres es que estén con ellos durante su emoción: cuando están enojados, tristes, alegres; ellos no entienden su sentir, solo lo sienten, por lo que requieren de un adulto que les diga qué es eso que están viviendo.

Tu papel es… nombrar la emoción: “oye, sé que estás enojado, está bien, tienes todo el derecho a sentirte así”.

Se portan mal para llamar la atención, manipular o hacernos enojar. Creemos que cuando un niño hace un berrinche o comete una falta de respeto es porque quiere imponernos su voluntad y solemos reaccionar con un regaño, gritos o un castigo; o simplemente lo ignoramos “hasta que se cansa”. Tras esta conducta hay una carencia.

La verdad: Los niños reaccionan con las emociones desbordadas porque no las saben manejar, por lo tanto, su reacción es un impulso. Ellos necesitan de sus padres empatía, por ello es esencial que estos se pregunten qué le está pasando realmente al niño; en el instante, lo que importa es identificar lo que él está sintiendo, después será posible hablar de su reacción y de lo que esta hizo sentir a los demás.

Tu papel es… redirigir su conducta impulsiva, no sus emociones: “entiendo que estás enojado, pero no puedes aventar los objetos, mejor vamos a rugir como leones, o tengamos una guerra de almohadazos”.

Si no lo castigo, me va a tomar la medida. La idea de controlar la conducta de los hijos para cuidarlos bien y hacerlos chicos de bien conduce a sobrevalorar la obediencia, cuando lo importante es formar personitas seguras de sí mismas. Entonces, se trata de ayudarlos a desarrollar conexiones neuronales que les vayan permitiendo tomar mejores decisiones, lo cual significa que se les debe permitir practicar.

La verdad: Un niño que controla a su padres habla de unos papás inconsistentes; quizá, caen continuamente en darle lo que pide de mala forma para que se calme, lo cual le enseña que puede hacer lo que quiera.

Tu papel es… enseñarle que siempre habrá consecuencias y límites, a través de la negociación y dejándolo tomar decisiones controladas por ti. Por ejemplo, no vas a negociar si el niño se lava o no los dientes, pero sí con cuál de los cepillos se los lava. Ante las opciones, ellos perciben que pueden decidir, esto los hace responsables de sí mismos.

Tere García argumenta que la educación de los pequeños debería partir de su comprensión, así como de un constante trabajo de autoanálisis por parte de los padres para determinar los mejores modos de criar a su hijo, pues cada niño tiene un modo muy particular de ser. En este sentido, cada padre debe conocer a fondo a su hijo con el fin de poder acompañarlo en su crecimiento.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

9 errores comunes de crianza

Categorías
Especiales

Razones por las que jamás debes maltratar a tu hijo

No gritos, golpes, amenazas, castigos hirientes… Aquí te decimos por qué nunca debes maltratar  a un niño.

Pegarle a un niño para educarlo es una práctica muy arraigada en muchas sociedades, de tal forma que una «nalgada» no está del todo mal vista; sin embargo, está comprobado que los golpes, gritos, insultos dañan tanto física como psicológicamente a los niños.

Como adultos y padres responsables, debes saber que pegarle a tu hijo, o gritarle o utilizar palabras insultantes con él es una conducta reprobable que no conduce a nada bueno.

Aquí más razones para nunca pegarle a tu hijo:

1. Demuestra que has perdido el control:

Como padre, eres tú quien siempre debe tener el control de la situación, esto no significa ser autoritario, sino tener la capacidad de guiar al pequeño y explicarle por qué su comportamiento no es el adecuado. Cuando recurres a los golpes le estás demostrando que estás fuera de control y tu referente como autoridad se derrumba.

2. Violencia llama violencia:

¿Cómo le podrás decir a tu hijo que está mal pegarle a otro niño cuando tú lo haces en casa? Educar con golpes es una forma de justificar la violencia y tu hijo aprenderá que esta es la única forma de solucionar los problemas. Además, está demostrado que los niños expuestos a la violencia en el hogar se convierten en niños violentos.

3. No te ayuda a educar:

Pegarle a los niños deja en evidencia que eres poco creativo como padre. Es muy fácil dar un golpe, pero este solo resuelve el conflicto al momento a través del miedo, pero no modifica el comportamiento del niño.Evitará hacerlo para no volver a recibir un golpe, pero no entenderá por qué no debe comportarse de esa manera.

4. Daña la personalidad de los niños:

Los gritos, las humillaciones, y por supuesto, pegarle a un niño deja una huella imborrable en su personalidad. La violencia los hace sentir indefensos y humillados y provoca daños en su autoestima.

5. Porque es delito:

Además de todo lo anterior, pegarle a un niño es un delito que se castiga en la mayoría de los países. No importa el tipo de golpe, la violencia física y psicológica contra un niño está prohibido por la ley.

Por Berenice Villatoro

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer:

5 factores que pueden afectar la vida emocional de tu hijo en su adultez

 

 

Categorías
Especiales

Enseña a tu hijo a no ceder a los chantajes de sus amigos

A esta edad son muy habituales los chantajes entre amigos («si no me das ese juguete no te invito a mi cumple»). Te proponemos explicar a tu hij@ lo que son y animarlo a permanecer firme y no ceder a las presiones de los demás. Hacerlo fortalece  el concepto que empieza a desarrollar de sí mismo.

¿Qué es un chantaje?

Se considera una forma de maltrato psicológico mediante el cual se influye en las decisiones y acciones de otra persona. Los involucrado tienen una cercanía emocional (como en este caso, los amigos de tu hijo), justo eso facilita al chantajista lograr sus propósitos, además de que su víctima suele manifestar dificultad a decir no y de defender su criterio; una baja autoestima.

Por supuesto, es dañino para el bienestar emocional de la víctima, porque se ve forzada a actuar en contra de su voluntad (aunque piense que aquello que le pide hacer el chantajista es incorrecto: «miéntele a la profesora o dejas de ser amigo», su necesidad de ser aceptado o amado lo lleva a ceder al chantaje) y se deja influenciar muy fácil. Esta condición provoca que su autoestima se debilite aún más, porque se percibe como débil e incapaz de defender lo que realmente quiere, siente y piensa. ,

¿Qué debes hacer?

  1. Fortalecer el autoestima de tu hijo; enseñarle que él es capaz de salir adelante por sí mismo, que sus sentimientos y pensamientos valen.
  2. Hacerle saber que no está solo, que cuenta con sus padres para solucionar cualquier problema que se le presente.
  3. Darle tu confianza; tu hijo necesita sentir que tú, como mamá o papá, le creen y puede contarles cualquier cosa.
  4. Asegurarte de que sienta amado; ocurre que la falta capacidad de enfrentar los chantajes se relaciona con la percepción de no sentirse amado. Tu niño necesita saberlo y sentirlo.
  5. Enseñarle a reconocer cuando sus amigos pretenden que haga algo que no quiere; a escuchar su intuición, el foco rojo que le avisa lo que está bien y lo que está mal.
  6. Fomentar en tu hijo el empoderamiento; el poder de decisión, de seguridad en sí mismo, el respeto a su emociones y sus ideas, a su valores. A decir no.

FOTO: GETTY IMAGES

Te invitamos a leer:

Tipos de violencia en niños que debemos prevenir

 

 

 

Categorías
Así Crece

Desarrollar un apego seguro desde bebé crea adultos con vínculos afectivos sanos

El apego es el vínculo afectivo que todos desarrollamos desde niños y que determina el modo como nos relacionamos afectivamente con las personas a lo largo de la vida. por eso es importante vigilar que tu hijo desarrolle un apego seguro, Te ayudamos a identificar si su apego es seguro, o no.

Adultos con vínculos afectivos sanos

Síntomas de un apego inseguro:

• Tu hijo no expresa deseos de cariño, aunque cuando te vas hace berrinches y pataletas.

• Suele ser hostil y agresivo con todos en general.

• Se muestra incómodo con el contacto físico.

• Sus reacciones emocionales son exacerbadas; llega a la ira o al llanto imparable.

• Te ignora cuando le hablas; continúa enfocado en sus actividades.

EJEMPLO DE SU ACTITUD:

Cuando quieres ayudarlo a armar su juguete él se enfada; te arrebata el objeto u opta por retirarse para irse a otro lugar él solo. Tampoco comparte sus actividades con otros niños.

Tips para ayudarlos a crear apego seguro:

  • Ten mucho contacto físico con él: abrázalo, hazle cosquillas, juega con él.
  • Cuando le des pecho o su biberón, platica con él, puedes contarle de tu día, qué hiciste, qué sentiste…
  • No lo rechaces cuando llore, al contrario, atiende sus necesidades, puede ser frío, hambre, o solo quiera tu atención. Es normal porque requiere tu protección.
  • Date momentos para conectar afectivamente con él, en el baño o en las noches, para mirarlo, acariciarlo o puedes leerle un cuento; escuchar tu voz le ayudará a sentirte cerca.

¿Qué pasa con un bebé cuando su mamá no se muestra cercana con él?

El tipo de apego que desarrolla es inseguro. Los bebés comienzan a sentirse rechazados, por lo que -inconscientemente- «deciden» no pelear por su atención, no angustiarse y resolverse solo. Tienen la sensación de que no puede confiar en nadie, la gente lo desplaza, por lo que mejor él se desplaza a sí mismo.

Cuando sea adulto quizá será solitario y pragmático, nada asertivo, carente de compromiso, lejano emocionalmente y con marcadas dificultades para afianzar lazos afectivos con las personas.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer:

Estimulación en el séptimo mes: Ayúdalo a crear lazos afectivos

Categorías
Padres e Hijos

¿Qué le prometió Andy Ruiz, el actual campeón de peso pesado a su mamá?

Andy Ruiz es el boxeador mexicano-estadounidense actual campeón del mundo en peso pesado. Pero, no ha sido cualquier peleador ni su triunfo fue un episodio cualquiera: el pugilista ha llamado la atención de los medios de comunicación por su apariencia distinta de los otros boxeadores y por sus declaraciones respecto de su madre tras su éxito. Te contamos de él…

Cosas que te invitamos a conocer de Andy Ruiz

Andy fue un chico problema, a sus 10 años ya tenía conflictos con la policía, de hecho a los 15 años lo echaron del colegio y fue cuando comenzó a entrenar box. Así que su mamá no la tuvo fácil con él, pero ella siempre confío. Tras la pelea, en entrevista con un medio de comunicación digital ella declaró: “Nunca dudé del poder de mi gordito Andy Ruíz”.

Otro detalle que resalta en Andy es su físico, razón por la cual se ponía en duda que ganara el campeonato mundial contra el británico Anthony Joshua. Es que el pugilista dista mucho del físico musculoso, fuerte y resistente de los boxeadores profesionales. Andy es «gordito»; de hecho, él mismo se nombra «el chico gordito».

Pero para su pelea de este sábado 1 de junio en Madison Square Garden incluyó un nutricionista que le hizo la dieta y le cocinaba todos los días. Aunado a su ímpetu de éxito, Andy (con solo 29 años, una experiencia amateur de 110 combates, sólo cinco derrotas, y profesional de 10 años) le ganó al profesional Anthony Joshua por knockout en siete asaltos y se llevó alrededor de 3 millones de dólares (cuando en su último duelo ganó 30 mil dólares). ¡Toda una hazaña!

¿Y qué le dijo Andy a su mamá?

El nuevo campeón nacido en Imperial (California), pero de raíces mexicanas culminó su gran momento diciéndole a su madre en medio de la conferencia de prensa:

Categorías
Padres e Hijos

10 derechos que necesitas dar a tu hijo para hacerlo sentir valorado

Así es como tu hijo se sabrá merecedor de bienestar, abundancia y amor, también, capaz de dar esto mismo a los demás y de sentirse seguro y empoderado para lograr sus metas y sueños. Estos son los derechos que necesitas darle para hacerlo sentir valorado.  

10 derechos que necesitas dar a tu hijo

  1. Ser tratado con respeto y dignidad; no dejes que nadie le falte al respeto a tu hijo , ni tú lo hagas
  2. Tener y expresar sus sentimientos y opiniones, o a no hacerlo, o hacerlo hasta que se sienta listo.
  3. Tener sus propias necesidades, establecer sus prioridades y tomar sus propias decisiones.
  4. Poder decir No sin sentir culpa o lo hagan sentir obligado o culpable.
  5. Pedir lo que quiere, entendiendo que tú o cualquier otra persona es libre de acceder o no a sus deseos.
  6. Derecho a cambiar de opinión, gustos, intereses o aficiones; respeta si tu hijo  eligen algo distinto de los había dicho.
  7. Decidir qué hacer con sus propiedades y su cuerpo mientras que no viole los derechos de los demás, o esté en contra de su seguridad y bienestar.
  8. Derecho a equivocarse y cometer errores.
  9. Derecho a ser él mismo, crecer a su propio ritmo, tener un carácter y una personalidad; no tiene que ser como nadie más, procura no compararlo.
  10. Derecho a descansar y aislarse, permite que tenga su espacio de tranquilidad; si quiere estar en su cuarto dibujando está bien, no lo quieras tener a la fuerza a dos metros de ti.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer:

¿Qué hago con mi adolescente rebelde?