Categorías
Corazón

3 sanas formas de expresar amor que tu hijo debe aprender

Está en ti, como mamá o papá, enseñar a tu hijo a expresar amor de modo positivo; si aprende a vincularse de esta forma, llenará su vida de momentos y personas de gran valía y plenitud.

Sigmund Freud decía que “infancia es destino” y, si esto es cierto, significa que la calidad de amor a la que se acostumbre tu hijo de pequeño será la calidad de amor que busque y provea cuando sea adulto. Y eso sí que es destino.

Sanas formas de expresar amor

BESOS

  • Implican emociones, sensaciones, mensajes químicos, intercambios de información olfativa, táctil y psíquica que permiten detectar la compatibilidad con otras personas.
  • Activan el centro cerebral del placer, lo que nos hace sentirnos más cercanos a las personas.
  • Implican una vulnerabilidad del espacio vital que no debe llevarse a cabo con cualquiera: deben ser personas apreciadas, cercanas, confiables y genuinas.
  • Respeta y avala la decisión de tu hijo sobre a quién besar y a quién no para que cuando no estés cerca, él pueda cuidarse a sí mismo.
  • Enseña a tu hijo que los besos en la boca están destinados nada más para la pareja.
  • Cuando los niños son pequeños demuestran su cariño a través de los besos, son uno de sus regalos más valiosos; reconócelos, agradécelos y nunca, aunque estés enojada, los rechaces.

ABRAZOS

  • Los humanos nacemos sin la noción de nuestros límites corporales; a través del contacto logramos establecer un concepto mental con nuestro cuerpo y sus necesidades de afecto.
  • Cuando abrazas a tu pequeño le transmites varios mensajes: desde comprensión y cariño hasta contención e inclusión.
  • Los niños que son abrazados constantemente por sus padres aprenden a sentirse amados y seguros, lo que se traduce en autonomía, amor propio y preocupación por las demás personas en su adultez.
  • Facilitan la recuperación de su equilibrio en un berrinche; alguien fuerte, capaz e interesado en su bienestar le ayuda a contener su agresión, cordura e identidad.
  • Los abrazos cariñosos provocan una mayor secreción de serotonina, y reducen los sentimientos de enfado y apatía.
  • Los abrazos nos permiten expresar todo tipo de sentimientos sin tener que hablar. Es una forma instintiva e inconsciente por la cual dos personas se comunican de manera profunda. Cuando no sepas qué decirle a tu hijo, dale un abrazo.

“TE QUIERO”

  • Escucharlo le ayudará a saberse valioso, que merece ser amado. Así se relacionará con los demás.
  • Estas palabras aumentan la conexión emocional, formando un canal de confianza y diálogo entre quienes se las dicen.
  • Cuando le dices “te quiero” generas un ambiente de tranquilidad, seguridad y felicidad. Esa es la base de la salud mental.
  • No hay mejor manera de reconocer sus aciertos y alentar las conductas que le sean beneficiosas que a través del “te quiero”.
  • Permite construir una relación positiva donde las personas se sienten con toda certidumbre admiradas, respetadas y aceptadas.
  • Tu hijo reproducirá tu forma de expresar emociones y afectos: sé un modelo asertivo, amoroso y sin miedo a exteriorizar emociones.

Por Judith Celis, psicoterapeuta y bloguera en padresestrella.com

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Niños amados serán adultos que sabrán dar y recibir amor

Categorías
Ser Pareja

Esto es lo que pasa cuando hay infidelidad en la pareja

La infidelidad se vive como una traición, por lo que las consecuencias emocionales pueden ser devastadoras para la pareja. Estas son las etapas emocionales por la que pasa una pareja cuando hay infidelidad.

Qué pasa cuando hay infidelidad en la pareja

Primera etapa: hay un periodo en el que se crea el clima en el cual la semilla de la infidelidad germina: la insatisfacción, las heridas, los desacuerdos no discutidos ni resueltos.

Segunda etapa: la traición en sí misma; cuando uno de los dos se siente insatisfecho de la relación, puede entrar de lleno a una aventura. El infiel niega la aventura y el otro, ignora los signos de la infidelidad. Según Mario Zumaya, en su libro Infidelidad, el fiel de la relación siempre sabe, a nivel consciente o inconsciente, que el otro está teniendo una aventura, pero entra en una etapa de negación para no sentir el dolor que la realidad le puede producir.

Tercera etapa: llega el descubrimiento de la aventura. Un momento decisivo porque la imagen que tenían uno del otro y de la pareja  que formaban jamás volverá a ser la misma; surge un sentimiento de desilusión.

Cuarta etapa: la crisis de la relación. Quien fue fiel se obsesiona con la aventura del otro pensando en que seguramente ese es el problema; cuando las causas de haber llegado a tal situación tienen que ver más con la dinámica de la relación misma, de una insatisfacción que habría que encontrar y de desearlo, solucionar.

Quinta etapa: la decisión de afrontar los problemas que se encuentran detrás de la infidelidad o enterrarlos.

Sexta etapa: El proceso de perdón.

Séptima etapa: la decisión de continuar juntos o la separación.

Si estás viviendo una situación de infidelidad o crees que te están siendo infiel, lo mejor siempre será enfrentar la realidad, siendo honestos y sinceros. ¿Qué te está haciendo sentir insatisfacción con tu pareja?

Te invitamos a leer:

3 preguntas para saber si tu relación de pareja sigue fuerte