Categorías
Embarazo

¿Cómo va a reaccionar tu mascota cuando nazca tu bebé?

¿Estás esperando a tu bebé? Seguramente ya tienes todo listo para su llegada. Excepto por una cosa: ese perrito o gatito que antes era tu consentido no tiene idea del gran cambio que viene en su hogar. ¿Podría resentirlo? Te contamos cómo va a reaccionar tu mascota cuando nazca tu bebé.

Bebé en camino, ¿cómo va a reaccionar tu mascota?

Las mascotas son más susceptibles de lo que puedes imaginar, especialmente si están muy consentidas. ¡Pero no te preocupes! El que tu bebé vaya a llegar a casa pronto no significa que tu mascota tenga que irse. Simplemente se trata de que tengas cuidados y hábitos distintos.

Sigue estos tips:

Que sea tu compañero durante el embarazo:

las mascotas también notan los cambios físicos que sufrimos, y no por la vista, sino por el olfato y el tacto. Algo que puedes hacer es hablarle cariñosamente mientras acaricias tu pancita y dejar que te olfatee con confianza.

Mide su carácter:

los perros de raza pura suelen ser más tranquilos y se adaptan más fácil a los cambios. Si es mezcla, le costará un poco más. Conocer sus reacciones te dará una idea de cómo puede comportarse con el nuevo miembro de la familia. Eso sí: ¡ten mucha paciencia con ambos!

Reafirma su educación:

a las mascotas también se les olvida tener buenos hábitos de vez en cuando. No te confíes y corrígelo lo antes posible y las veces que sea necesario.

Sin saludos tan afectuosos (por ahora):

sabemos que a tu mascota le encanta lanzarse cuando llegas del trabajo, y también darte cariñosas lamidas. Esto tiene que cambiar por tu salud y la de tu bebé. Procura acostumbrarlo lo antes posible.

Define sus horarios de juego y paseo:

ya no tendrás tanto tiempo para pasearlo ni jugar con él. Desde el embarazo, es importante que lo acostumbres a su nueva rutina y horarios.

Establece “su territorio”:

tu mascota debe conocer en qué partes de la casa puede ser él mismo (donde pueda correr, saltar y jugar con libertad). Esto es importante por la seguridad del bebé y evitar accidentes.

Deja que se acerque:

no es buena idea que el bebé sea un misterio para tu mascota. Cuando esté en casa, deja que se acerque, lo huela y se acostumbre a los nuevos ruidos (llantos y risas).

 Por Josselin Melara

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Beneficios de que tu hijo tenga un perro, ¡desde bebé!

 

Categorías
Ser Familia

¿Tus suegros insisten en decirte cómo educar a tu hijo?

Suelen presionarte, criticarte, exigirte, limitarte… Sin duda, cuando los suegros se entrometen en como educas a tu hijo crea una relación familiar un tanto compleja. ¿Qué puedes hacer, cómo puedes crear y mantener con ellos (y tu pareja) una buena relación familiar?

Lo mejor es hablar. Es el consejo que todo mundo da, sin embargo, es normal que nos dé pena, ocurre que no queremos problemas ni herir susceptibilidades. No te angusties tanto, la verdad es que el resultado depende mucho de cómo pidas las cosas y de que antes de hablar, escuches y empatices con tus suegros.

Por ejemplo, suele pasar que cuando los abuelitos, por ejemplo, te dicen: “No lo regañes, déjalo ir a jugar, no está bien que le des de comer eso…”, no son conscientes de que la crianza te corresponde a ti (y a tu pareja) y de que están invalidando tu autoridad, de hecho, quizá ellos piensan que están haciendo un bien a su nieto.

En tanto, bajo este mismo ejemplo, quizá los papás no comprenden que cuando los abuelos cuidan de su hijo, también deben ser una figura de autoridad frente a ellos.

En caso de que ellos no cuiden a tu hijo y aún así suelan entrometerse en como tú lo educas, lo más recomendable es que hables con tu pareja para que sea él quien delimite los límites a sus papás, finalmente, recuerda que él los conoce mejor que tú y sabrá cómo acercarse a ellos sin causar conflictos o malos entendidos.

TU TAREA: ponerte de acuerdo. Siéntate a platicar con tus suegros, junto con tu pareja, y entre todos definan las pautas de la disciplina (pueden hacer un plan de tareas,
permisos y límites a seguir); lo más importante es establecer qué le toca hacer a mamá, a papá y a los abuelos para lograr estas pautas (y también anótenlo).

Asesoría: Mtra. Lorena Mendoza Sosa, Terapeuta infantil y juvenil en NeuroIngenia.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer:

Cuando tu pareja (o tú) tienen «mamitis», ¿qué hacer?