Categories
Salud Ser Bebé

¡Atentos, papás! Parásitos afectan cerebro de bebés que gatean

El contacto con la tierra e insectos provocan que el parásito se aloje en el cerebro de nuestros bebitos

Los parásitos, que vistos en el microscopio tienen forma de fideo, penetran el intestino de las ratas, llegan al cerebro, ahí se desarrollan y regresan a la arteria pulmonar de la rata donde se reproducen. Cuando las ratas los expulsan en sus excrementos, se quedan en la tierra o bien, pueden ser portados por otros animales como insectos o caracoles: se trata del Angiostrongylus cantonensis, conocido popularmente como el gusano pulmonar de las ratas.

En los pequeños, este parásito provoca náuseas, vómitos y fiebre, puede causar meningitis, una inflamación de la membrana que rodea la médula espinal y que suele traer graves consecuencias.

Es importante estar al tanto de los más pequeños de la casa, mantenerlos cerca de nosotros cuando estén jugando en el patio o en el jardín y evitar a toda costa el contacto con insectos, pasto y tierra. Una casa ordenada e higiénica evitará en mayor medida la llegada de ratas a nuestro hogar, y por ende, impedirá que los parásitos lleguen a nuestros bebés.

“12 casos de infección humana con Angiostrongylus cantonensis, también conocida como el gusano pulmonar de las ratas, han sido identificados en Estados Unidos, con posibles fuentes de contagio de verduras de granjas locales, de acuerdo con informes recientes”. 

Los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades CDC advierten a la población de no comer caracoles, babosas, mariscos o vegetales crudos. También se recomienda lavar minuciosamente frutas y verduras antes de consumirlas.

El parásito se desarrolla mejor en climas cálidos y se ha encontrado de manera importante en Estados Unidos, principalmenteen todo Florida, aunque es posible contraerlo en cualquier lugar del mundo, como ocurrió con dos personas en China que comieron ciempiés crudos y enfermaron.

TEXTO: RODRIGO GONZÁLEZ