Categorías
Así Crece

¿Cómo funciona el cerebro de tu hijo?

¿Cómo funciona el cerebro de tu hijo?

Entender cómo funciona y se desarrolla su cerebro te ayudará a tomar decisiones y acciones más acertadas en la educación de tu hijo. Te invitamos a adentrarte en su ¡mundo neuronal!

¿Cómo funciona el cerebro de tu hijo?

1. Tiene mil millones de neuronas
Al nacer, cuenta con casi la totalidad de los cien mil millones de neuronas que tendrá cuando sea adulto y antes de sus seis años, esas neuronas habrán desarrollado trillones de conexiones entre sí; lo mejor: cada una de esas conexiones se traducen en un aprendizaje.

¿Para qué lo necesitas saber?

Para que decidas qué le quieres enseñar, pues cada aprendizaje que le ofrezcas se le va a quedar grabado en forma de conexión neuronal y lo acompañará a lo largo de toda su vida.

2. El cerebro opera en tres niveles.
Reptiliano, nos orilla luchar por nuestra supervivencia; emocional, nos facilita la capacidad de distinguir emociones agradables y desagradables; y racional, nos permite comunicarnos, razonar, empatizar o tomar decisiones.

¿Para qué lo necesitas saber?

Para saber qué necesidad debes satisfacer en tu hijo para darle bienestar:

• Un bebé necesita satisfacer sus necesidades básicas de alimentación, frío o sueño; si quiere comer…

• A partir del primer año, necesitas dialogar tanto con su cerebro reptiliano como con sus necesidades emocionales de amor y seguridad; cuando tenga hambre o sueño, apapáchalo también.

• Al tercer año, ya controla sus instintos básicos y se deja guiar por su razón, intuición y voluntad; ya puedes pedirle que espere un momento a que termines de preparar la cena.

3. Desarrolla sus habilidades intelectuales y emocionales a través de la observación y la imitación.
Gracias a las neuronas espejo imagina que sus reacciones toman la misma posición de quien observa en situaciones similares.

¿Para qué te sirve saberlo?

Para que le ofrezcas buenos modelos de comportamiento, según aquello que deseas reforzar en él, las conductas positivas o aquellas que te gustaría que hiciera o dejara de hacer.

4. Las recompensas positivas activan.
La región del cerebro que controla la motivación, donde se segrega dopamina, neurotransmisor que regula el placer.

¿Para qué te sirve saberlo?

Para motivar a tu hijo hacia las conductas que consideras correctas. Esto lo lograrás si consigues asociar esas acciones con la recompensa que le cause satisfacción; puede ser desde un juguete hasta una sonrisa, aunque la que más valora un niño es el reconocimiento de sus padres.

Mira cómo estimular a tu hijo…

Llena la habitación de tu hijo con los colores del arcoíris y sube su ánimo

5. La región encargada de interiorizar normas (los límites) dentro del cerebro de tu bebé es la más importante para conseguir la felicidad.

¿Para qué te sirve saberlo?

Para que no temas establecer límites a tu niño. Poner límites a las conductas poco adecuadas ayuda a evitar que tu niño establezca conexiones entre sus neuronas que no lo van a favorecer; los límites son básicos para guiarlo hacia aquellas conductas que lo pueden llevar a lograr sus metas: constancia, responsabilidad, persistencia…

6. La empatía activa
La empatía activa una de las regiones (la ínsula) que sirven de puente entre su cerebro racional y el emocional, lo cual pone en paz sus emociones.

¿Para qué te sirve saberlo?

Cuando tu niño tiene sus emociones muy intensas (como en el berrinche), literalmente está fuera de sí; para ayudarlo, lo mejor es empatizar con él para hacer que su cerebro racional apacigüe sus emociones.

7. Percibe la injusticia
La ínsula -que entiende las sensaciones desagradables- se activa frente a aquello que puede causar daño; por ello, los niños sienten desconfianza de quien perciben falsedad o injusticia.

¿Para que te sirve saberlo?

Para evitar incumplir tu palabra o utilizar la mentira para conseguir lo que quieres; faltar a la palabra acaba provocando que el niño se aleje y no cree vínculos duraderos.

8. Miedos VS. Confianza
El niño vive una constante pelea entre sus miedos y la confianza de enfrentarlos; mientras su amígdala se encarga de detectar amenazas y sentir miedo, su cerebro racional le ofrece la posibilidad de dominar sus miedos y seguir.

¿Para qué te sirve saberlo?

Para saber que la sobreprotección le resta independencia a tu hijo, porque aprende que necesita a sus padres para sentirse bien: sin miedo. Cuando le das la confianza para que él mismo los afronte, lo ayudas a sentirse capaz.

Datos del cerebro de tu hijo… En exprés

  • Sus necesidades básicas y el sentirte empático llevan la batuta de sus acciones. 
  • Las emociones son como la materia oscura del universo: con frecuencia no pueden verse, pero suponen 70% de la energía cerebral. 
  • La confianza del niño es igual a la confianza de los padres en el niño elevada al cuadrado. 
  • Su cerebro emocional es vital en los seis primeros años de vida en la relación entre padres e hijos.

Fuente: El cerebro del niño explicado a los padres. Dr. Álvaro Bilbao. Plataforma editorial.

Debes tener un equilibrio entre cubrir las necesidades básicas de tu hijo con las emocionales.

¿Qué es lo que más te sorprende de tu hijo?

Foto: Getty Images

Esta es la razón por la que tu hijo debe dormir bien…

Dormir bien hace a tu hijo un mejor estudiante

Categorías
Así Crece

Crea un espacio para que tu hijo aprenda mejor

Crea un espacio para que tu hijo aprenda mejor y tenga un mayor rendimiento escolar

Prefiere que el tiempo que tu hijo dedique a estudiar sea de calidad, más que cantidad.

Crea un espacio para que tu hijo aprenda mejor

Crea un espacio ideal para ayudar a tu hijo a aprender. Tu hijo necesita un buen ambiente para realizar sus tareas escolares.

Tu hijo aprenderá mejor si…

Estudia en un lugar en donde pueda trabajar cómodamente y sin distracciones.

Tiene un lugar en donde tenga sus útiles escolares a la mano y en el mismo sitio.

Tiene una iluminación correcta para evitar la fatiga visual al leer.

6consejos para ayudarlo a aprender mejor

  1. Concéntrate más, divide la tarde de estudio en bloques de 30 minutos con descansos de 10 minutos.
  2. Quita cualquier distracción son una gran barrera para estudiar o hacer la tarea.
  3. Crea tu propia estrategia
  4. Ya sea hacer mapas mentales, cuadros sinópticos, dibujos, cantar, lo que sea que te ayude a hacer tuyo el conocimiento.
  5. Si tu hijo está muy cansado, dale un snack nutritivo como fruta, yogur o una barra de granola, deja que se relaje por unos minutos, trabajará mejor con la mente clara.
  6. Sin teléfono, tele y videojuegos, déjalos en otro lugar o apagados.

Haz que tu hijo disfrute el tiempo de estudio. 

¿Tu hijo tiene un área especial para estudiar?

Mira cómo pintar la habitación de tu hijo

Llena la habitación de tu hijo con los colores del arcoíris y sube su ánimo

Categorías
Así Crece

Lo que aprende tu hijo de cuidar a un perrito

Lo que aprende tu hijo de cuidar a un perrito, ¡te sorprenderá!

Un perro, el mejor amigo de tu hijo

¿Por qué los perros son los mejores amigos del hombre? Son fieles, protectores y cariñosos, sobre todo con un niño pequeño. Son buenos compañeros de juego y su compañía le aporta grandes beneficios.

Lo que aprende tu hijo de cuidar a un perrito

  • Desarrolla mayor sentido de responsabilidad
  • Empatía
  • Una capacidad diferente de amor
  • Respeto por los animales y la vida en general
  • Sufrirá de menos enfermedades respiratorias
  • Desarrolla la capacidad de ayudar a otros
  • Se volvera más generoso y cooperativo
  • Sociabilizará más

La edad perfecta para tener una mascota

Un niño menor de tres años no está preparado para tener una mascota, porque la consideran como un juguete.

Si tu hijo tiene cuatro años y tienen una mascota en casa, puedes dejarle realizar algunas tareas como alimentarlo o limpiar su colchón.

A los seis años es ideal para que tu hijo tenga un perro ya que puede aceptar algunas responsabilidades más grandes como pasearlo, bañarlo y jugar, cepillar su pelo, evitar que se lastime.

Si tu hijo tiene entre siete y once años. Puede lavar el  plato del perrito, bañarlo y cepillarlo.

Si tu hijo tiene 12 años o más. Puede hacerse cargo de cuidar a su mascota, sobre todo, de estar pendiente de las visitas al veterinario.

 La raza adecuada para tu hijo

Sociables

Beagle, Pastor inglés, Golden Retriever, Pug y Collie.

 Juguetonas

Boston Terrier, Foxhound, Boxer y Labrador.

Tiernas

Mastín, San Bernardo y Sabueso

Cómo darle tareas a tu hijo para cuidar del perrito

Asegúrate de que lo que le pidas a tu hijo, genere una satisfacción cuando lo logre.

Antes de encargarle algo, enséñale a hacerlo y asegúrate de que lo haga bien.

No te desesperes si comete algún error.

Siempre supervisa sus actividades.

Los perros necesitan cariño, hacer ejercicio y recibir disciplina. Como familia, todos deben ayudar a pasear, bañar y jugar con el perrito.

¿Tu hijo quiere un perrito?

Mira cómo cuidar a tu mascota en época de calor

Categorías
Así Crece

5 juegos de mesa para que tu hijo aprenda matemáticas 

Estos son los 5 juegos de mesa para que tu hijo aprenda matemáticas mientras juega y se divierte.

Por Josselin Melara

Haz divertidas las matemáticas

Es cierto: las matemáticas no son la materia favorita de muchos. Sin embargo, algo que debemos reflexionar es no transmitir un sentimiento negativo por ellas a nuestros hijos. Al contrario: podrían aprenderlas mejor si les mostramos confianza y que pueden ser muy divertidas.

Si tu hijo ya está listo para aprender matemáticas, estos 5 juegos pueden ayudarle a verlas de una forma positiva, y aprender mientras se divierte. Haz tú misma estos juegos de mesa en casa, y pasen un rato muy agradable:

Juegos para aprender mientras se divierte

Lotería de números

 En lugar del juego convencional, elabora una lotería con cartas y tarjetas con sumas y restas simples. En las cartas incluye la operación (por ejemplo, 8+4) y en las diferentes tarjetas el resultado. Tu hijo tendrá que sumar si quiere saber si tiene el resultado.

 Memorama numérico

 En tarjetas pequeñas, coloca números, con los cuales tu hijo tendrá que encontrar el par.

Serpientes y escaleras

Este puede ser el juego convencional, en el cual tu hijo avance casillas de acuerdo al número que saque en los dados. En este juego, es importante que le tengas paciencia para que pueda sumar correctamente.

Dominó

Este juego puedes elaborarlo con pequeñas fichas que, en lugar de puntos, tenga los números.

Baraja de números

Crea una baraja con los mismos valores que una baraja convencional. Un juego divertido que pueden hacer es juntar las cartas con la misma numeración (4 como máximo). Al final, sumen quien tiene cartas con mayor valor.

 

 Anima a tu hijo a ver las matemáticas como algo divertido, y ayúdale a aprenderlas mejor al mostrarle confianza y un enfoque distinto.

 

¿Le cuesta trabajo aprender matemáticas a tu hijo?

 

 

Categorías
Padres e Hijos

Tips para enseñarle a tu hijo a ir al baño

Si tu hijo dejó los pañales y ya es un experto en la nica, es momento de dar el último paso y enseñarle a ir al baño

Si tu hijo ya cumplió los 18 meses, es momento de dar los primeros pasos para que aprenda a ir al baño. Según la Academia Americana de Pediatría, es entre los 18 y 36 meses de edad que casi todos los niños están listos para ir al baño solos. Cuando lo logran, adquieren mayor independencia y se acercan a la dinámica familiar.

Algunos de los indicadores que te avisarán cuándo es buen momento para orientar a tu pequeño o pequeña a empezar a usar el baño, son los siguientes: entienden instrucciones sencillas, se visten y desvisten ellos solos, avisan o tocan su calzón entrenador o pañal cuando sienten la necesidad de evacuar además de hacerlo regular y predeciblemente.

A continuación, algunos tips que te servirán, sin duda, para que el proceso de enseñanza para usar el baño, sea, en vez de una tarea titánica, un procedimiento sencillo, y porqué no, divertido.

Primero permite que entre contigo al baño para explicarle cómo funciona la taza. Posteriormente enséñale a sentarse como si se trata de una silla normal. Deja que lo haga primero con ropa y después en calzones. Vístelo con prendas que pueda quitarse fácilmente y evita prendas que se abrochen de la entrepierna.

Si es niño, al inicio es común que haga fuera y se desmotive. Para contrarrestarlo, arroja pequeñas hojas secas de árbol y pídele que trate de atinarles ¡Será divertido!

Es importante que no hagas bromas ni uses palabras o expresiones negativas como «huele feo», pues podrías avergonzarlo y generar un problema cuando tenga que pedirle ayuda a alguien más. No lo obligues a quedarse más tiempo del que él o ella quiera. Antes de subirlo por primera vez, coloca un asiento a su medida y un banco que pueda tocar con los pies, esto lo ayudará a sentirse más seguro y estable.

Para que supere el miedo de ver que las cosas desaparecen, arroja pequeñas basuras al retrete y activa la palanca para que se familiarice con el sonido. También procura tener juguetes y libros en el baño para que se entretenga, quédate con él o ella, platiquen sobre su caricatura o algún tema del momento.

Por último, acompáñalo siempre hasta que te pida lo contrario y de vez en cuando, pregúntale si quiere que estés ahí o si prefiere ir solo o sola.

Si tiene entre cuatro y cinco años y aún no logra dejar el pañal, consulta al pediatra para descartar un problema de incontinencia o enuresis. Recuerda que él es el único capacitado para darte soluciones sobre su salud.

TEXTO: RODRIGO GONZÁLEZ

Categorías
Así Crece

Así aprende tu niño

A pesar de que todos, en cierto sentido, tenemos canales visuales, auditivos y kinestésicos por medio de los cuales percibimos el mundo, siempre hay uno que desarrollamos más que otro. En ocasiones solemos pensar que de la manera en que nosotros aprendimos es la mejor para que nuestro hijo aprenda; sin embargo, no siempre es así. Te invitamos a tomar unos minutos y contestar estas breves preguntas basadas en el modelo de VARK (Visual, Aural, Read/Write, Kinesthetic) del autor Neil Fleming; te permitirá conocer más a tu hijo para ayudarlo a desarrollar sus capacidades y habilidades aún mejor.

TEST

ELIGE LA OPCIÓN QUE MÁS SE ADECUA A TU HIJO

 

RESPUESTAS

Selecciona el inciso correspondiente a la respuesta que diste en cada una de las preguntas anteriores. Ya que los tengas seleccionados, identifica cuál es el inciso que más se repite. ¡Ese será el estilo de aprendizaje que predomina en tu hijo!

 

VISUAL:

-Comprende los mapas con facilidad

-Organiza mejor la información en esquemas

-Tiende a tener buena memoria con rostros y lugares

 

¿Cómo ayudarlo?

Cuando le des una indicación, asegúrate de tener contacto visual y gesticular; déjalo crear sus propios métodos de estu- dio y dale memoramas para recordar datos importantes.

AUDITIVO:

-Aprende con lo que escucha, repite lo que se le dice para recordar

-Le gustan los diálogos, las obras de teatro, se concentra con música

-Mueve mucho los labios cuando habla

 

¿Cómo ayudarlo?

Dile que grabe lo que se tiene que aprender para luego escucharlo; dale pasos a seguir y pídele que lea en voz alta para que él se escuche y comprenda el texto.

KINESTÉSICO:

-Está en constante movimiento

-Aprende con lo que manipula (experimentos, maquetas…) • Recuerda lo que hizo, pero no es bueno explicando

-Expresa sus emociones con movimientos (abraza mucho, gesticula…)

¿Cómo ayudarlo?

Siempre explícale las cosas paso a paso usando las gesticulaciones. Dale a leer textos en los cuales exprese emociones y que tengan ilustraciones.

 

TEXTO: JESSICA LÓPEZ