Categorías
Padres e Hijos

¿Sí o no a las tareas en vacaciones?

Llegó el periodo más largo de vacaciones para los niños: es momento de hacer una pausa, dejar la mochila atrás y dedicarse a otro tipo de actividades para iniciar con mucho ánimo el nuevo periodo escolar. Pero… ¿te preguntas si tu hijo debería ponerse a hacer tareas en vacaciones?

¿Poner (o no poner) a estudiar en vacaciones a tu hijo?

Hay papás que se sienten muy preocupados acerca de si los niños deben contar con actividades que no los hagan perder el hilo de sus estudios y puedan incorporarse sin problemas a su nuevo grado. Otros piensan que este es un momento para relajarse y dejar que los niños disfruten completamente las vacaciones. ¿Pero qué es lo correcto?

La especialista Nuria García Alonso, psicóloga infantojuvenil, recomienda que no debe tratarse de una cosa, ni de otra, sino de saber mantener una rutina en que los niños puedan tener deberes y al mismo tiempo relajarse y divertirse.

Los niños pueden seguir aprendiendo durante las vacaciones, siempre y cuando se les ofrezcan diversas alternativas, enfocadas en su aprendizaje y esparcimiento. No se trata se sentarlos y que retomen sus lecciones, sino de que conozcan otras formas de estudio y potencien sus capacidades.

Recomendaciones para no perder el hilo durante el verano:

  1. Horarios y rutinas: las vacaciones no significan levantarse a la misma hora que antes, ¡pero tampoco deben permanecer en la cama hasta que ellos quieran! Establece un horario de vacaciones para levantarse e ir a la cama. Si se despertaban a las 7, por ejemplo, despiértalos ahora a las 8 o 9, y evita que se vayan muy tarde a dormir.
  2. Cursos de verano: esta es una excelente opción para que los niños exploren diversas actividades recreativas, con las cuales aprenderán muchísimo. Un curso de verano los ayudará, además, a seguir teniendo una rutina de horario.
  3. Museos: una de las mejores alternativas para que puedan pasear, aprender y descubrir. Seguro tu ciudad cuenta con varios museos, muchos de ellos, gratuitos, para que tus hijos vivan miles de experiencias.
  4. Labores hogareñas: las vacaciones y los deberes de casa no están peleados. Es importante que ayuden en casa con pequeñas tareas durante este periodo.
  5. Plantear un proyecto de vacaciones: platica con tus hijos qué les gustaría hacer para estas vacaciones en su casa: puede ser remodelar su cuarto, o crear un pequeño jardín.
  6. Lectura diaria: es muy importante que tus hijos no suspendan este valioso hábito, que los ayudará a retomar sus estudios. Te recomendamos que lean, por lo menos, media hora diaria.
  7. Ejercicio: una excelente forma de no perder condición y tener más energía para el próximo ciclo escolar. Puede ser paseando a la mascota, yendo a jugar al parque o inscribirse en alguna disciplina.

Recuerda que tener actividades en casa es importante para que los niños no caigan en el sedentarismo, y pasen tiempo valioso frente a la televisión o en dispositivos móviles. Las vacaciones son para aprovecharlas al máximo.

por Josselin Melara

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Ideas para disfrutar las vacaciones en casa con tu hijo

Categorías
Especiales

Usa la diversión para impulsar la imaginación de tu hijo

Su imaginación le permite aprender de modo divertido y crear fácilmente soluciones a cualquier problema que deba enfrentar en su vida. Si quieres ayudar a tu hijo a desarrollar su imaginación, estas divertidas claves te permitirán ser una buena guía en su aprendizaje.

Para impulsar la imaginación de tu hijo

Fomentar la imaginación y creatividad en tu hijo le brindará beneficios que se reflejarán en la capacidad para resolver problemas, adaptarse a cambios, su desempeño en la cultura y los deportes, en áreas como la ciencia, las relaciones interpersonales y la forma de manejar sus sentimientos, asegura Jonathan Plucker, psicólogo educacional de la Universidad de Connecticut.

Por ello, aquí te damos algunas claves para fomentar la imaginación de tu hijo.

1. Tu hijo requiere tiempo y espacio para experimentar, estructurar y desarrollar sus juegos. Dale la oportunidad de crear sin límites y para que él mismo ponga sus normas al jugar. La diversión del juego estimulará su creatividad porque es algo que disfruta.

2. Déjalo cometer errores para que aprenda por su cuenta, tratar de solucionarle todo puede perjudicarlo. Dile cuál es la trascendencia de ser creativo e innovador, así como sus consecuencias positivas.

3. Motívalo para que cree sus propios juguetes, juegos, historias y personajes, en vez de comprarle todo ya hecho. A los niños les encanta construir cosas, hacer manualidades, echar a volar toda su imaginación con creaciones divertidas.

4. Impulsa su gusto por la lectura y las artes. Cómprale libros de personajes divertidos, llévalo a obras de arte con personajes fantásticos, que lo sorprendan.

5. Limita el tiempo de la televisión y los dispositivos electrónicos; que disfrute más las actividades que lo lleven a moverse, cantar, gritar, saltar, correr…

6. Impulsa su curiosidad; dale rompecabezas, jueguen a las escondidas, formulen preguntas divertidas acerca de algún objeto, vayan a caminar por un bosque…

7. Evita condicionarlo a que se fije sólo en los resultados. La idea es que motives a tu hijo a hacer algo a cambio de un regalo o premio. De hecho, dile que el premio es la diversión.

En este sentido, investigadores de la Universidad de Pensilvania indican que para desarrollar la imaginación y creatividad requiere de que los niños tengan nuevas alternativas más atractivas, dinámicas mediante las cuales puedan explorar sus habilidades, generar nuevas ideas y, por supuesto, divertirse, siempre
y cuando cuenten con una guía que los apoye.

FOTO GETTY IMAGES

También te invitamos a leer: 

Beneficios de la magia para tu hijo

 

 

Categorías
Padres e Hijos

La razón por la que tu hijo está aferrado a su juguete

La razón por la que tu hijo está aferrado a su juguete

Por Judith Celis, psicoanalista y psicoterapeuta en padresestrella.com

Si te preguntas por qué tu hijo se niega a soltar un juguete en específico, la respuesta es… está aprendiendo a sobrevivir en el mundo por sí mismo. Es muy común que los niños pequeños se chupen los dedos, se aferren a un oso, un muñeco de peluche o repitan una melodía de manera constante.

Como papás, estas situaciones nos llaman la atención: a veces nos dan gracia y otras nos irritan. Sin embargo, estos objetos o fenómenos son relevantes en su desarrollo emocional.

La razón por la que tu hijo está aferrado a su juguete

Los recién nacidos requieren, para sobrevivir, que mamá o alguien esté cerca para satisfacer todas sus necesidades, tanto físicas como emocionales. En un primer momento no cuentan con una mente que les permita tolerar la espera, solo a partir de repetidas experiencias amorosas y asertivas en la satisfacción de sus necesidades lo asimilan.

Tal repetición ocasiona que el bebé empiece a generar dentro de él la ilusión de que siempre será igual… pero esto no dura mucho. Conforme pasan los meses, mamá empieza a frustrar —de manera inconsciente, natural y paulatina— al pequeño, comenzando el proceso de la desilusión: ahora ella no acude de inmediato a atenderlo y el bebé aprende, poco a poco, a tolerar más la espera y el displacer sabiendo, por experiencia, que la frustración es temporal y él tiene la capacidad de sobrevivir a ella.

Esta ilusión-desilusión es necesaria para el inicio de toda relación entre el niño y el mundo exterior, pero en el ínter, esa almohada que no deja, la frazadita que chupa o el peluche sin el que no puede conciliar el sueño son parte del mundo ajeno a él mismo con el cual está aprendiendo a relacionarse.

Este primer objeto simboliza de cierto modo a su mamá, quien ha dejado de estar al 100 con él para ayudarlo a sobrevivir. Es por eso que mientras su mente acepta esta desilusión, muchas veces su objeto favorito cobra aun más importancia.

Tu relación con su objeto favorito

Él lo elige, nadie puede imponérselo, ni tú misma.

Déjalo ponerlo a prueba: es normal que se enoje y trate de romperlo u olvidarlo, lo aviente desde grandes alturas y hasta intente cortarlo, ¡o triturarlo!

Observa cómo tu pequeño se siente salvaguardado por este objeto: el chupón hace que el niño se sienta satisfecho en cuanto a la alimentación, tal vez la cobijita cubra sus necesidades de contacto y la melodía de una canción de cuna lo haga sentir seguro y acompañado al intentar dormir en medio de la oscuridad.

Tu niño está al tanto de cada cambio que sufre su objeto: si lo vas a lavar o reparar debes avisarle para que sepa que no lo tendrá por un rato.

No intentes quitárselo: es mejor que no haya duelo por este objeto, debe de ir quedando paulatinamente en el olvido. Así supera esta “zona transicional” de manera satisfactoria y funcional.

¿Y si no tiene un objeto favorito?

Tal vez para este momento ya coincidimos en que el objeto y/o los fenómenos transicionales van más allá de un mero capricho de los niños: son tan importantes que ya no habrá un objeto como tal en sus vidas; solo gracias a ellos acceden al juego, la creatividad, el arte, aprendizaje, espiritualidad y cultura.

Cuando por alguna razón se complica el uso cotidiano y libre de estos objetos o fenómenos, se obstruye el desarrollo emocional; hay intolerancia a la separación, manifestándose en adicción, tendencia a las mentiras, búsqueda de satisfacción inmediata y dificultad para estar a solas.

Es importante que respetes este objeto, lo cuides mucho y le des el lugar especial que amerita en el desarrollo mental de tu hijo.

¿Tu hijo tiene un juguete inseparable?

Foto: Getty Images

¿Ya la viste con tu hijo?

Cómo Toy Story 4 empodera a tu hijo o hija

Categorías
Padres e Hijos

Cómo enseñarle los números a tu hijo

¿Cómo enseñarle los números a tu hijo?

Aprender los números representa todo un reto ya que tu hijo tendrá que aprender tres cosas para lograr con éxito la misión, tendrá que:

1) Memorizar el nombre de cada número

2)  Saber cómo se escribe

3) El orden de la numeración

La clave: ayudar a tu hijo a asociar los números con algunos objetos.

¿Cómo enseñarle los números a tu hijo?

Tu hijo aprende todo gracias al juego, es la forma más divertida y lúdica para que el aprendizaje se quede en su memoria. Entonces, para ayudar a que tu hijo aprenda los números, tú puedes…

Clasificar

Jugar con él a clasificar objetos por color, figura, tamaño, textura, personaje…

Acomodar

Acomodar algo de mayor a menor. ¿Has visto esos juguetes de plástico en donde deben insertar aros de colores de mayor a menor? Son perfectos para ejercitar a tu hijo.

Todos a contar

Cada que puedas cuenta algo al lado de tu hijo, es decir, al momento de subir escalones, los limones del supermercado, los perritos que ven en la calle, los peluches de su habitación…

Canciones numéricas

Canten melodías que en la letra digan algo de los números.

Cuenta sus dedos

Después de bañarlo, juega con él a contar los deditos de manos y pies.

El rey pide

Jugar este juego de “El rey pide” lo ayuda, ya que tú le pides algo de su cuarto, puede ser desde un calcetín, un oso, un cuento… Y debes especificar la cantidad, así irá asociando, los objetos con la cantidad requerida…

Clasificar calcetines

Cuando tengas que guardar calcetines, pídele ayuda para que te ayude a clasificarlos por pares y al final a guardar los 10 (o la cantidad que sean) de pares.

El abaco

Puedes ayudarte de este instrumento infantil para repasar los números con tu hijo, le llamará la atención los colores.

Postre numérico

Si vas a darle una galleta, gomitas, rebanas de fruta o algún postre a tu hijo, pídele que lo cuente antes de comérselo.

A dibujar

En una cartulina, hoja de papel blanca o cualquier material que tengas a tu alcance, dibuja con tu hijo lo que sea, estrellas, flores, soles, caritas felices, puedes ir de menor a mayor, poner el número al lado del conjunto de objetos…

La maestra

Puedes jugar a la escuelita con tu hijo y pedirle ciertas tareas, desde dibujar cierto número de objetos, hasta traerte dos cochecitos, usa tu imaginación, al final ponle un 10.

Estos juegos funcionan desde que es pequeño ya que tu hijo aprende gracias al escucharte, puedes empezar con juegos sencillos (como repasar los números del 1 al 10) desde los 6 meses de edad.

¿Cuántos años tiene tu hijo?

Foto: Getty Images

Esta información te puede ser útil…

Mitos de la lactancia

Categorías
Así Crece

Divertidos juegos para que tu hijo aprenda vocabulario

Divertidos juegos para que tu hijo aprenda vocabulario

Los niños aprenden mejor jugando. Con estos didácticos juegos enriquece su vocabulario.

Divertidos juegos para que tu hijo aprenda vocabulario

Lotería

Ya existen muchos tipos de lotería, desde la clásica hasta de números, frutas, partes del cuerpo humano, animales… Con este juego, tu hijo asociará la imagen con el sonido y nombre del objeto que esté en la carta.

A tocar

Ten una charola con arena, imprime o dibuja algunas letras en una hoja y pídele a tu hijo que las trace sobre la arena. Este juego es sensorial y el trazar las letras en la arena le ayudará a recordar mejor su escritura.

Trazos brillantes

Con pegamento líquido de colores y brillantina, pídele a tu hijo que trace las letras sobre una hoja de papel, la textura y color llamaran la atención.

Juego apilable

Si tienes un juego en donde deba apilar fichas para formar una torre, puedes pegarle algunas etiquetas a cada ficha con los nombres de los animales y en otras su representación gráfica, pídele que saque las dos fichas que corresponda, por ejemplo, donde dice “perro” y la  imagen de un perrito.

Cubos

Usa cubos de madera o plástico como si fueran un rompecabezas de palabras, escribe en cada cara una palabra y en otro cubo, pon la imagen correspondiente a esa palabra, tu hijo tendrá que buscar los pares.

Rompecabezas hecho en casa

Puedes hacer rompecabezas sencillos de dos piezas, en donde en una esté una palabra y en la otra pieza la imagen que representa a esa palabra, así tu hijo tendrá que hacer todos los pares.

Memorama de letras

Crea un juego de memoria pero con letras, números, o el vocabulario que tu hijo esté viendo en la escuela y se le dificulte, el ir juntando pares lo ayudará a repasar cada palabra.

Búsqueda del tesoro

En varias hojas de colores pon palabras del vocabulario que quieras que tu hijo refuerce, escóndelas por toda la sala y tu hijo al descubrirlas, tendrá que irlas leyendo.

Abecedario portátil

Crea un abecedario personalizado para tu hijo (asegúrate de tener tres veces la misma letra para las palabras que lo requieran), jueguen a formar palabras con esas letras. Lo puedes llevar en tu bolsa y jugar mientras esperan a que les traigan alimentos en un restaurante o cuando esperan la cita con el doctor.

Lean cuentos juntos

Las historias siempre ayudan a los niños a enriquecer su vocabulario, lean al menos un cuento al día, del tema favorito de tu hijo.

Títeres de dedos

Crea o compra títeres para los dedos y junto con tu hijo vayan creando una historia, el hablar e imaginar, le ayudará a tu hijo a ampliar su vocabulario y aprender a usar mejor las palabras.

Sopa de letras

Usa un abecedario de plástico o madera, pon las letras sobre una mesa y revuélvelas. Di una letra, por ejemplo, M, tu hijo deberá buscar la letra M.

Los juegos didácticos ayudan a tu hijo a enriquecer su vocabulario.

¿Cómo apoyas a tu hijo a aprender las letras?

Mira qué colores usar en la habitación de tu hijo…

Llena la habitación de tu hijo con los colores del arcoíris y sube su ánimo

 

Categorías
Así Crece

Ejercicios para ayudar a tu bebé a ver mejor

Ejercicios para ayudar a tu bebé a ver mejor

Mira cómo van cambiando los ojos de tu bebé mes a mes para que puedas detectar si tine alguna anomalía y ayudarlo de inmediato.

Cómo funcionan los ojos de mi bebé

Primer y segundo mes de vida

Su vista evoluciona rápido, puede distinguir tu cara, la de papá.

Apreciará los colores rojo y verde.

Fijará la vista durante unos instantes en algún objeto brillante o de contrastes fuertes que le llamen la atención.

Tercer mes

Comenzará a enfocar a diferentes distancias y empezará a apreciar los contornos con más nitidez.

Se concentrará más en la parte central de su campo de visión que en los laterales.

Cuarto mes

Será capaz de enfocar a 40 centímetros.

Tendrá un campo de visión más amplio, empezará a ser parte de su aprendizaje.

Seguirá el movimiento de los objetos con los ojos.

Quinto mes

Podrá localizar la forma, el tamaño y la posición de un objeto y querrá agarrarlo.

Sexto mes

Será capaz de distinguir los colores azul y amarillo. Habrá pasado de ver el mundo en blanco y negro a disfrutarlo a colores.

Ejercicios para ayudar a tu bebé a ver mejor

Cuelga un espejo para bebés en una esquina lateral de su cuna y un móvil con colores llamativos en la cabecera, así le ayudas a enfocar a diferentes distancias.

Juega a mostrarle objetos e intenta que los siga con la mirada.

Tómalo en brazos y pon su carita a 25 centímetros de la tuya, le ayudas a fijar la mirada durante más tiempo.

Mueve los objetos arriba y abajo, para que aprecie las tres dimensiones.

Deja que se observe las manos, le ayuda a enfocar de cerca.

Acude a un oftalmólogo si tu bebé…

Es imprescindible que consultes con el pediatra ante cualquier alteración visual que detectes en tu bebé, porque un diagnóstico a tiempo y un tratamiento adecuado permiten, en la mayoría de los casos, que los niños tengan una buena visión durante el resto de su vida.

¿Cuántos meses tiene tu bebé?

¿Viste la historia de esta pequeña?

Saybie, la bebé más pequeña del mundo

 

Categorías
Así Crece

Ayuda a tu hijo a estudiar mejor

Ayuda a tu hijo a estudiar mejor para que aproveche más sus clases.

Con estos consejos tu hijo no sufrirá a la hora de los exámenes, mira cómo puedes apoyarlo.

Ayuda a tu hijo a estudiar mejor

Vean las tareas de forma positiva

Hazle ver a tu hijo que la tarea sirve para afianzar conocimientos.

Sigue las 3E:

Establece horarios para hacer la tarea

Elige un lugar bien iluminado

Elimina las distracciones

Un buen lugar

Asegúrate que el lugar de estudio de tu hijo esté…

  • Bien iluminado, de preferencia por luz natural.
  • Si tienes focos, deben ser de luz amarilla, ya que mejora la visión.
  • Sin ruido ni distracciones.
  • Que tenga una buena temperatura.
  • La silla debe ser cómoda, con un respaldo firme y del tamaño proporcional de tu hijo.
  • Debe tener a la mano útiles, libros o cuadernos.
  • Debe estar ordenado para apoyar el aprendizaje.

Repaso diario de apuntes

La clave para no sufrir en los exámenes es tomarse unos minutos al día para revisar los apuntes de la clase, así será más fácil prepararse para los exámenes.

Sesiones cortas de estudio

Estudiar durante muchas horas seguidas no significa “estudiar mejor”, trata de que tu hijo tenga sesiones de estudio de 30 minutos cada una y deja que descanse.

No lo satures,

Si no ha repasado diario, en una tarde no aprenderá todos los conceptos para un examen.

Hagan notas en papel

Pueden incluir dibujos o mapas conceptuales, recortes, cuando se escribe a mano, se estimula una memoria que  ayuda a recordar la información a largo plazo.

Alimentación saludable

Asegúrate de que haya comido bien y que tome agua durante el tiempo de estudio.

Música clásica

Si tu hijo tolera la música clásica sin distraerse, esta puede ayudar para mejorar la concentración.

Exposición corta

Para que tu hijo retenga mejor los conocimientos, pídele que te haga una pequeña exposición.

Repaso en voz alta

Al decir algo en voz alta, el cerebro guarda la información por medio de la vista y el oído.

Cero aparatos electrónicos

Durante el tiempo de estudio apaguen el celular, la tele y cualquier otro dispositivo que pueda distraerlo.

Hazle un miniexamen

 Crea algunas preguntas en un cuestionario y deja que tu hijo lo conteste, refuercen el conocimiento que le haga falta.

Ayúdalo a relacionar los conceptos

Si hay algo que le cueste trabajo, ayúdalo a relacionarlo con otra materia, incluso con el artista que le guste, se le hará más fácil recordarlo.

Dile que dibuje

Pídele que haga dibujos de lo que está estudiando, le ayudará a reforzar el conocimiento.

Apunta las palabras clave

Dile a tu hijo que apunte en una hoja los conceptos, nombres o palabras que se le hagan los más importantes.

Investiguen juntos

Si hay algo que no le quede claro, investiguen juntos para encontrar una mejor respuesta.

Apoyar a tu hijo en sus sesiones de estudio le dará seguridad.

¿Qué materia se le dificulta más a tu hijo?

Mira los colores que estimulan a tu hijo

Llena la habitación de tu hijo con los colores del arcoíris y sube su ánimo

Categorías
Así Crece

Crea un espacio para que tu hijo aprenda mejor

Crea un espacio para que tu hijo aprenda mejor y tenga un mayor rendimiento escolar

Prefiere que el tiempo que tu hijo dedique a estudiar sea de calidad, más que cantidad.

Crea un espacio para que tu hijo aprenda mejor

Crea un espacio ideal para ayudar a tu hijo a aprender. Tu hijo necesita un buen ambiente para realizar sus tareas escolares.

Tu hijo aprenderá mejor si…

Estudia en un lugar en donde pueda trabajar cómodamente y sin distracciones.

Tiene un lugar en donde tenga sus útiles escolares a la mano y en el mismo sitio.

Tiene una iluminación correcta para evitar la fatiga visual al leer.

6consejos para ayudarlo a aprender mejor

  1. Concéntrate más, divide la tarde de estudio en bloques de 30 minutos con descansos de 10 minutos.
  2. Quita cualquier distracción son una gran barrera para estudiar o hacer la tarea.
  3. Crea tu propia estrategia
  4. Ya sea hacer mapas mentales, cuadros sinópticos, dibujos, cantar, lo que sea que te ayude a hacer tuyo el conocimiento.
  5. Si tu hijo está muy cansado, dale un snack nutritivo como fruta, yogur o una barra de granola, deja que se relaje por unos minutos, trabajará mejor con la mente clara.
  6. Sin teléfono, tele y videojuegos, déjalos en otro lugar o apagados.

Haz que tu hijo disfrute el tiempo de estudio. 

¿Tu hijo tiene un área especial para estudiar?

Mira cómo pintar la habitación de tu hijo

Llena la habitación de tu hijo con los colores del arcoíris y sube su ánimo

Categorías
Padres e Hijos

Escuelas-bosque, ¿imaginas a tu hijo estudiando en medio de árboles y ríos?

Es una nueva tendencia en países como Dinamarca y Alemania que pretende armonizar la convivencia del ser humano con la naturaleza. Las escuelas-bosque son una propuesta pedagógica que traslada a los niños a un ambiente donde puede sentirse libre, experimentar más sensaciones y aprender de la mano de la naturaleza. 

Los beneficios demostrados de las escuelas-bosque

Según nota de Pijama Surf, existen actualmente por lo menos seis escuelas de este tipo en Cataluña, España. Los estudiantes suelen tener de 3 a 6 años y se utilizan elementos naturales como piedras, semillas y animales para enseñar cosas que van desde «las matemáticas hasta lenguaje o psicomotricidad, sin pupitre alguno». Los beneficios que se han encontrado:

  1. Más contacto con la naturaleza y menos uso  de la tecnología o la mediatización.
  2. Incrementa la confianza y la resiliencia de los niños.
  3. Los niños se vuelven conscientes de su entorno. Empiezan a saber los nombres de las plantas, a entender el comportamiento de ciertos animales y, posiblemente, incluso de ciertos fenómenos naturales.
  4. Contrarresta el ensimismamiento que suele ser parte de una sociedad individualista o de una crianza «sobreprotectora».
  5. Fomenta que los niños exploren el mundo.

¿Qué opinas de estas escuelas, te gustaría que tu niño pudiese asistir a una de ellas? 

Mira estas ideas para ayudar a tu hijo para desconectar con la tecnología.

FOTO GETTY IMAGES

Categorías
Especiales

¿Qué necesita un niño con autismo de sus papás?

Sí, necesita amor, empatía y de la ayuda de sus papás para relacionarse con el mundo, pero… ¿cómo hacerlo? 

Los niños con autismo presentan complicaciones de comunicación, socialización y de conducta que, por supuesto, impactan en su habilidad para interactuar con las personas debido a que su actuar no es el conocido, esperado o aceptado: no puede explicar lo que desea, no sigue las indicaciones, a veces parece oír, pero a veces no, no sonríe cuando alguien le sonríe, hace poco contacto visual, parece estar en su «propio mundo»… entre otras condiciones.

Tales aspectos dificultan el trato con el niño, pero justamente por ello, quienes conviven con niños autistas requieren poner en práctica la empatía y la paciencia; ellos necesitan que las personas entiendan su forma de actuar sin menospreciarlo o intentar obligarlo a ser como «un niño o un adulto debería ser», pues además, el autismo no desaparece, es una condición de por vida, por lo que es importante enseñar a las personas con autismo a valerse por sí mismas dentro de lo posible.

Así, un niño con autismo necesita que sus padres lo conozcan a fondo para saber cómo ayudarlo y tenga identificadas cuáles son las áreas que tiene más afectadas, así como su grado de desarrollo.

Es así también porque las discapacidades de cada persona autista son distintas: podemos encontrar casos que van desde la discapacidad intelectual, capacidades intelectuales de rango medio, así como también superiores; por tanto, cada situación es diferente y, a veces, lo que le funciona a uno no va a hacer el mismo efecto en el otro.

TIPS PARA AYUDARLO A TENER UN MEJOR DESARROLLO

  1. Dale un spinner o squishy, ya que sirven para reducir los niveles estrés.
  2. Las apps como Autism iHelp lo ayudarán a incrementar sus habilidades y a desarrollar su independencia.
  3. Ponlo a escuchar música de compositores como Bach, Mozart, Vivaldi, Haydn y Händel; está comprobado que la música de Mozart ayuda a la liberación de endorfinas que, al aminorar la presión arterial, disminuyen el nivel de adrenalina y esteroides en el cuerpo
  4. Llévalo a hacer una actividad artística; ayuda a expresar emociones y sentimientos, alivia el estrés y permite un mejor desarrollo de habilidades.
  5. Regálale un animal de compañía para que pueda explorar sus emociones con él.