Categorías
Así Crece

9 necesidades emocionales de tu hijo que debes satisfacer para que sea feliz

Para que desarrolle una autoestima sana, tu hijo necesita que lo ayudes a satisfacer estas necesidades emocionales porque así se sentirá valorado, reconocido y amado; sabrá que sus papás lo aceptan tal cual es, que debe aceptarse a sí mismo y asegurarse de que los demás lo respeten.

De acuerdo con la experta en inteligencia emocional Eli Martinez, autora del libro Crea una vida a tu manera, los niños necesitan  tener satisfechas las siguientes necesidades emocionales vitales par desarrollarse de forma sana.

Necesidades emocionales de tu hijo

Necesidad de amor. Le proporciona la seguridad y confianza básica en él mismo y en la vida, así como la conciencia de ser digno de amor por ser lo que es.

Necesidad de presencia. Cuando sus papá lo ignoran, no pasan tiempo con él, no buscan conocerlo como personita con todos sus talentos, virtudes y defectos, es como si no lo vieran y él lo percibe. Esto le crea la idea de que no es digno de que la gente lo tome en cuenta. Por eso es importante que pases tiempo con tu hijo y, sobre todo, aproveches para conectar emocionalmente con él y te sienta presente.

Necesidad de apoyo. El saber que hay alguien allí para él, que le brinda su apoyo y ayuda cuando lo necesita, lo llena de seguridad y confianza para actuar. Muéstrale y déjale saber que te tiene incondicionalmente.

Necesidad de seguridad. No se trata sólo de satisfacer las necesidades fisiológicas como comer o dormir, se refiere a garantizarle el hogar, una familia estable, salud, un ambiente seguro y armónico durante su crecimiento.

Necesidad de validación. Que sienta que está bien ser, sentir y pensar como lo hace; sin experimentar críticas destructivas, maltrato, enjuiciamiento o falta de reconocimiento por sus logros y esfuerzos.

Necesidad de límites. Cuando los niños no tienen límites pueden tener conflictos de impulsividad, o incluso narcisismos cuando adultos. De hecho, el mensaje que recibe el niño ante padres que no saben poner límites es «no me importa lo que hagas”. El mensaje debe ser: «porque me importas yo deseo tu estabilidad y esta es una lección que necesitas aprender».

Necesidad de respeto. Respeto por sus gustos, disgustos, talentos, habilidades, emociones, pensamientos… aunque sea un niño, necesita que le des cabida a su individualidad.

Contacto físico positivo. El contacto humano es indispensable para transmitir el amor; abrazos, caricias, besos, miradas… es parte de la comunicación no verbal y por tanto, una manera decir te amo.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Desarrollar un apego seguro desde bebé crea adultos con vínculos afectivos sanos

Categorías
Especiales Salud

8 tips para controlar las fobias infantiles

8 tips para controlar las fobias infantiles

Hay escenarios que adquieren el poder de asustar a tu hijo al grado de petrificarlo de miedo.

¿Qué es una fobia?

Un miedo intenso ante objetos o situaciones concretas​ como, por ejemplo, a las arañas.

Mira cómo tranquilizar a tu hijo…

5 tips para calmar a tu hijo tras una pesadilla

¿Se puede controlar una fobia?

Identifica si tu pequeño ha caído preso de una fobia para que lo ayudes a liberarse.

Las fobias infantiles son algo para preocuparse cuando interfieren en la vida cotidiana de los chicos. En estos casos, hay que pedir ayuda profesional.

Es extremadamente nocivo obligar al niño con fobia a estar frente al objeto o situación que la causa este trastorno.

De ser así, sólo se conseguirá que el menor desarrolle aún más pánico e inseguridad.

8 tips para controlar las fobias infantiles

Lo ideal es que tu pequeño se convenza de que puede superar su temor y vaya haciéndole frente de forma gradual para que gane seguridad poco a poco.

La psicoterapia puede ayudar para que el pequeño pueda ir elaborando sus miedos y aprenda a reconocer sus sentimientos, de acuerdo con su edad y entendimiento.

Apoya  a tu hijo…

Potencia su autoestima desde pequeño

Así también, la familia es un elemento crucial para que cada chico pueda lidiar con su pánico. Aquí te damos algunos tips para lograr esta meta:

  1. Hazle sentir a tu hijo que está protegido.
  2. Si es muy pequeño, procura que no esté alejado de ti por periodos prolongados para evitar que el miedo al abandono se traduzca en una fobia.
  3. Disminuye el nivel de ansiedad. Construye relaciones tranquilas y afectuosas.
  4. No minimices sus temores ni lo ridiculices o te burles de éstos.
  5. Busca cuentos donde sus personajes enfrenten los miedos con confianza.
  6. Acepta cuando eres lo suficientemente temerosa como para transmitir ese sentir a tu hijo.
  7. Usa el ejemplo para hacerle entender que el objeto o situación que le da miedo no ofrecen ningún peligro.
  8.  Busca ayuda profesional para que te asesore y solucionen juntos el problema

Tener miedo puede impedir el buen desarrollo de tu hijo.

¿Tu hijo tiene alguna fobia?

Foto: Getty Images

Comunícate mejor con tu hijo…

5 consejos para tener una buena comunicación con tu hijo

Categorías
Así Crece

A los 6, las niñas comienzan a sentirse «menos» que los niños, estudio

Las niñas empiezan a sentirse «menos» talentosas que los niños a la edad de ¡sólo seis años!, según un estudio realizado por las universidades de Princeton, Nueva York e Illinois. ¡Este estudio es un indicador de que debemos cambiar estas perspectiva cuanto antes!

La investigación se llevó a cabo entre 400 niños de cinco, seis y siete años y demostró que hay diferencias sustanciales en la percepción de sí mismas entre las niñas de cinco años y las de seis o siete ya que suele ser la edad en que comienzan a percibir su género como inferior al masculino.

Una de las pruebas consistió en leerles a los niños cuentos infantiles con un protagonista «muy muy inteligente». A continuación, se les presentaban cuatro imágenes, dos de hombres y dos de mujeres. A los cinco años, el 75% de los niños y las niñas elegían un protagonista de su propio sexo.

A los 6, las niñas comienzan a sentirse «menos»

A los seis, la balanza ya se decantaba por los protagonistas masculinos. Otro ejemplo consistió en proponerles jugar a un juego de mesa que sólo era apto para personas muy inteligentes y otro para los que se esfuerzan.

Los niños y niñas estaban igual de predispuestos a disfrutar del juego para los que se esfuerzan, pero hubo una diferencia significativa en el número de niñas que creían que disfrutarían del juego para personas inteligentes.

El profesor Andrei Cimpian comentó que «desde muy pequeños, están expuestos a la noción cultural de que ser un genio es una cualidad más masculina que femenina. Es descorazonador verlo en una edad tan temprana y una muestra de cómo de ardua será la batalla que queda por delante».

Los investigadores creen que estos prejuicios a edades tan tempranas se debe a la influencia de los medios, los padres, los profesores y de otros niños, aunque no aportan conclusiones más a fondo sobre la cuestión.

Como padres debemos cambiar esto y reflexionar sobre estos datos para mostrarles
a nuestras hijas que son igual de capaces y los malos conceptos no influyan en su desarrollo futuro.

Te invitamos a leer también:

Cómo educar en equidad a tu niño y a tu niña

FOTO GETTY IMAGES

Categorías
Padres e Hijos

Frases que NO debes decir a tu hijo cuando «no puede» hacer algo

Las palabras que usas para corregir, acompañar, motivar o calmar será su diálogo interno que lo acompañará durante toda su vida. Entonces ¿qué frases usar y no debes decir a tu hijo cuando se enfrenta a un reto? 

Ojo! Eso no significa que tu rol sea el mismo que una porrista que sólo quiere hacer sentir bien y animar, es más bien una oportunidad para generar frases en su mente que lo lleven a dirigir sus acciones.

Cuando te enfrentas a un reto en tu día a día, cometes un error o te sientes confundido escuchas una voz interna. Es algo dentro de tu mente que a veces te anima y a veces te hace sentir un poco peor con frases como “¡Claro! Siempre es lo mismo conmigo”.

¿De dónde viene ese diálogo? Se construye en los primeros años de vida, es una interiorización de las frases que otros nos repitieron. Durante la infancia la brújula moral se va creando conforme los límites son marcados, los impulsos manejados y la motivación externa se convierte en interna.

Lo mejor, antes de decir algo, es observar ¿a qué reto se enfrenta? ¿qué es lo que lo lleva a creer que “no puede” hacerlo? ¿es realmente un reto más difícil de lo que puede lograr? Y lo más importante, como decía María Montessori, ¿cómo lo puedes ayudar para que lo haga solo?

NO debes decir a tu hijo

“Ya, yo lo hago”

Con esta frase estamos comunicando que efectivamente, el niño no puede hacerlo. Habrá veces que el reto sea muy difícil para la etapa evolutiva en la que está y necesita que nosotros lo hagamos. En esos casos, es más aconsejable decir algo como “cuando te enfrentas a un reto, puedes pedir ayuda” o “yo te puedo ayudar, seguro luego lo vas a poder hacer tú solo”.

“No digas no puedo”

Cuando un niño dice “no puedo” hay que observar si realmente necesita que lo hagamos nosotros o está buscando un camino fácil para algo que realmente ya sabe hacer. Una buena idea es guiarlo con palabras específicas paso a paso por lo que debe hacer para lograrlo, siempre siendo muy claros. Por ejemplo: “para ponerte el calcetín primero ábrelo, mete primero tus dedos y luego acomódalo para que cubra tu pie”.

“O lo haces o no hay…”

Condicionar las acciones esperando una recompensa o intentando evitar un castigo es muy efectivo a corto plazo porque los niños “obedecen”, pero realmente no se está ayudando a crear una disciplina interna que lo ayude a largo plazo.

Busca cambiar este discurso por una motivación, frases como “yo sé que estás cansado pero ya casi acabas” o “estoy segura que tu puedes con esto” lo ayudan a superar la frustración entendiendo que lo debe hacer, no por algo que viene sino porque eso se debe hacer. Más adelante esto es lo que nos ayuda a mantenernos en un camino para alcanzar nuestras metas.

En suma, lo ideal es hacer conciencia y reflexionar hoy sobre los mensajes que das a tus hijos. ¿Qué diálogo interno estás formando? Y lo más importante,
cómo puedes ayudar a fomentar su autoconfianza.

Por Lic. María Cristina Fernández, Gerente Pedagógico de Advenio

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

5 frases que no debes decirle a tu hijo

Categorías
Ser Familia

5 preguntas que debes responderte antes de adoptar un perro

5 preguntas que debes responderte antes de adoptar un perro

La decisión de tener un perro en casa requiere considerar diferentes puntos. Lo primero es que es un ser vivo que necesita atención, cuidados, cariño y dedicación.

5 preguntas que debes responderte antes de adoptar un perro

Implica también un compromiso que va a durar varios años, el tiempo que viva el animalito. Por tanto, antes de adoptar uno, toma en cuenta los siguientes factores:

  1. ¿Tienes suficiente espacio en tu casa para albergarla? 
  2. ¿Alcanza el presupuesto familiar para alimentarla, llevarla al veterinario y comprarle los accesorios indispensables? 
  3. ¿Está preparado tu hijo para tenerla?, ¿cuál le conviene más?, ¿de verdad la quiere o es un capricho pasajero? 
  4. ¿Dispones de suficiente tiempo y energía para hacerte cargo de ella? Porque aunque tu hijo te jure y perjure que se hará cargo del animal, acabará cansándose y serás tú quien tenga que ocuparse de él. ¿Estás dispuesta a hacerlo? 
  5. ¿Tiene algún miembro de la familia alergias relacionadas con las mascotas?

Apoya a tu hijo así…

Potencia su autoestima desde pequeño

Todo en familia

Una vez que hayas contestado sinceramente estas preguntas, discútelo en familia. Piénsenlo detenidamente, analicen los pros, y contras y elijan la que más se adapte a sus necesidades y, por supuesto, sea del agrado de tu hijo. Luego, comprométanse a que no sólo la familia disfrute con la estancia del animalito en casa, sino que él también goce vivir con ustedes, nunca pasen por alto que se trata de un ser vivo que siente y sufre, ¿no crees?

Si deciden no tener a la mascota, explíquenle a su hijo las razones y traten de que establezca contacto con animales de otra forma, ya sea llevándolo al zoológico o a las granjas didácticas, tan de moda hoy día.

¿Tu hijo quiere una mascota?

Foto: Getty Images

Esto podría ayudarte…

5 tips para decirle NO a tu hijo

Categorías
Así Crece

5 motivos para halagar a tu hijo

5 motivos para halagar a tu hijo

Los halagos y las felicitaciones los hacen crecer con seguridad para afrontar la vida con valentía.

5 motivos para halagar a tu hijo

No hay nada más natural que sentir la necesidad de expresar a tu hijo lo maravilloso que es: aplaudir cuando consigue subir al tobogán más alto, darle un buen abrazo cuando recoge su cuarto después de jugar o cuando hizo un dibujo hermoso.

Esto puede interesarte…

9 claves para tener una pareja estable a través de los años

Mira la importancia de decirle un buen elogio. Hasta el más revoltoso, despistado o perezoso tiene cualidades y conductas que son positivas y elogiables, mira:

  1. Porque dan al pequeño información sobre la idoneidad o no de su comportamiento y porque son un reconocimiento a sus esfuerzos, dile: «¡Te estás volviendo un niño grande!», «Hoy te lavaste las manos antes de comer y lo hiciste solita».
  2. Porque le indican mucho sobre sí mismo, sobre su persona: «Bien hecho», «Cada vez lo haces mejor», «Hiciste un gran esfuerzo».
  3. Porque le ayuda a saber lo que esperan papá y mamá de él: «¿Sabes qué hijo? Hoy te has portado genial en la biblioteca esforzándote por hablar bajito, me fascina que podamos ya ir juntos a tantos sitios».
  4.  Porque todo el mundo necesita saber que aquellos a los que quiere aprueban y valoran su forma de ser y hacer las cosas.

Un halago es una forma más de decir: «te amo».

Premia a tu hijo con estos hot cakes…

Hot cakes de avena con plátano, ¡le encantarán a tu familia!

¿Qué palabras de aliento usas con tu hijo?

Foto: Getty Images

Ayuda a tu hijo…

Potencia su autoestima desde pequeño

 

Categorías
Así Crece

Cosas que tu hijo no debe hacer solo

Cosas que tu hijo no debe hacer solo

Fomentar la independencia es fundamental, pero hay ciertas actividades que siempre necesitan tu supervisión.

Apoya a tu hijo…

Potencia su autoestima desde pequeño

Cosas que tu hijo no debe hacer solo

Los niños tienen un talento nato para ser más independientes, te damos un listado de cosas que definitivamente debes estar al pendiente.

Internet

Aunque es un medio súper accesible para que los peques descubran cosas asombrosas sobre la galaxia, el planeta o animales, también es una arma poderosa para el acoso sexual.

De acuerdo a una serie de entrevistas del centro Crime Agains Children Research Center realizadas a mil 200 pedófilos y pederastas presos, se descubrió que el Internet es el medio favorito de estos delincuentes para lograr el primer encuentro con menores de edad.

En México, de acuerdo con datos de la policía cibernética, los delitos sexuales contra niños a través de las redes sociales ocupan el tercer lugar.

Televisión

Tanto en los canales abiertos o los de paga, existen programas y comerciales con contenido no apto para los pequeños, donde la violencia, de mala calidad y contenido sexual explícito son  muy comunes.

Lo mejor es sentarnos con ellos y determinar cierto tiempo al día para ver tele.

Esto podría ayudarte…

9 claves para tener una pareja estable a través de los años

Programas de educación sexual

Aunque es el colegio uno de los principales medios para la formación sexual de los pequeños, en casa se debe tener un control de los programas que educan con este fin, pero sin tener una retroalimentación con ellos.

Habla con tu hijo sobre enfermedades de transmisión sexual, los embarazos a temprana edad, los ciberdelitos sexuales o la sobreestimulación de la sexualidad. ¡Tú eres la más adecuada para resolver sus dudas!

Amigos

Cada ciclo escolar, los pequeños conocen nuevos niños, es importante que platiques con tu hijo sobre ellos.

  • Conócelos
  • Acércate a sus mamás
  • Invítalos a tu casa
  • Mantengan una buena comunicación

Genera la confianza suficiente para que tu hijo o hija te cuente todo lo que ocurre en la escuela y sobre sus nuevos amigos.

Ayuda a tu hijo a estar más seguro, él te necesita.

¿Cuántos años tiene tu hijo?

Foto: Getty Images

¿Te ha  pasado?

¿Qué hacer si tu hijo te descubre teniendo sexo?

 

 

Categorías
Así Crece

¿Cómo ayudar a tu hijo a desarrollar la resiliencia desde sus primeros años de edad?

Se estima que la resiliencia será la habilidad humana del futuro; es una capacidad que valorarán las empresas del mañana. Y los primeros años de vida son clave para aprender a ser resilientes. Te invitamos a saber más de esta importante habilidad y de cómo ayudar a tu hijo a desarrollar la resiliencia desde sus primeros años de vida.

El mundo cambia de manera acelerada, la diferencia entre lo que vivió una generación y otra se acentúa más cada vez. Los avances en la tecnología, el cambio climático, la evolución en el pensamiento y las exigencias dentro del mundo laboral nos lleva a reflexionar…

¿Cómo preparar a los niños hoy para un panorama que
no sabemos cómo se verá cuando sean adultos? 

Habilidades como la memorización o seguir instrucciones prevalecían en generaciones anteriores porque el mundo laboral lo requería. Hoy el éxito profesional y personal depende de otro tipo de factores. Las capacidades socioemocionales han tomado un mayor peso en los perfiles que demandan las empresas en crecimiento.

En específico, la RAE la define como “la capacidad que tiene una persona o un grupo de recuperarse frente a la adversidad para seguir proyectando al futuro”. Para entenderlo mejor, pensemos en las palmeras. Frente a una tormenta fuerte, suelen no romperse, se flexionan. Al pasar las fuertes lluvias, pudieron haber modificado su forma, pero siguen de pie.

Las habilidades sociales comienzan a desarrollarse desde muy temprana edad en momentos cotidianos. Es en ese día a día y en esa rutina donde los niños descubren cómo relacionarse consigo mismos y con lo que los rodea.

Estas recomendaciones te ayudarán en casa para desarrollar la resiliencia de tus hijos, desde que son muy pequeños:

  1. Busquen retos para resolver. Encuentra algo que sea desafiante pero posible de lograr. Dependiendo de la edad puede ser subir una rampa, jugar escondidillas, aventarse de una resbaladilla un poco más alta o hacer un rompecabezas. Cuando tu hijo se esfuerza para lograr algo y descubre que lo superó se sentirá capaz de enfrentar un reto mayor.
  2. Atrasa la recompensa. Los niños no son pacientes, está comprobado que si les das a elegir entre tener un bombón en este momento o dos si esperan más tiempo, preferirán comérselo sin importarles que pudieron haber tenido un beneficio mayor (experimento del bombón de Stanford). Ayudar a los niños a generar esa disciplina para mantener el enfoque hacia un fin, les permitirá enfrentar momentos difíciles en la vida. Intenta poner metas concretas a corto plazo que puedas ir extendiendo poco a poco, valora el esfuerzo que requiere hacer para lograrlo. Un ejemplo es juntar monedas para después ir a comprar un juguete.
  3. Mantén límites claros y constantes. Es esencial que tu hijo sepa lo que está permitido y lo que no, eso ayuda a controlar su frustración. Probablemente habrá momentos en que rete ese límite y es normal, pero descubrir que sea cual sea su reacción, el límite no se modifica, le ayudará a generar estrategias internas para entender y superar sus sentimientos.
  4. Busca momentos para educar. Cuando tu hijo hace una pregunta del tipo “¿pero por qué..?”, cuando está jugando a la mamá o representa una pelea entre muñecos; tienes una puerta al diálogo que puedes guiar para entender cómo funcionan los sentimientos y qué podemos hacer, por ejemplo, cuando estamos tristes. Pero cuando está viviendo la frustración o el berrinche, no es un momento para educar, su sistema tiene niveles de estrés que le impiden razonar o entender, mejor espera a que pase acompañándolo y validando la emoción, en otro momento hablen sobre sus sentimientos y estrategias como respirar o expresar lo que le angustia.
  5. Sé paciente. Las habilidades socioemocionales se practican como cualquier otra. Un niño necesita intentar muchas veces antes de poder caminar, comer solo o cualquier otro logro en su desarrollo. Es igual con las habilidades sociales, nadie lo domina en el primer intento. Los niños necesitan practicar y que los apoyes recordándoles las estrategias que puede utilizar antes de contar con esa herramienta en la vida.

Si bien no sabemos cómo será el mundo cuando los niños de hoy crezcan, si podemos prepararlos para adaptarse, mantener la calma frente a la adversidad y superar las crisis e incluso aprender de ella.

Por Lic. María Cristina Fernández Arellano, Gerente Pedagógica de Advenio

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

Tips para enseñar a tu hijo a afrontar el estrés

Categorías
Especiales

Te decimos qué hacer si tu hijo, ¡no quiere volver a la escuela!

Te decimos qué hacer si tu hijo, ¡no quiere volver a la escuela!

Por Fernando Martínez y Mayra Martínez

Para muchos niños es muy difícil el regreso a clases, ya que se acostumbran a estar en el hogar, haciendo actividades distintas, de paseo o simplemente descansando, sin embargo, pueden existir otros factores por los cuales no quieren volver al colegio.

Mira cómo hablar con tu hijo…

5 consejos para tener una buena comunicación con tu hijo

Te decimos qué hacer si tu hijo, ¡no quiere volver a la escuela!

Lo primero que debes hacer como papá o mamá es preguntar si sucede algo, por ejemplo:

  • Saber si alguien le está haciendo bullying psicológico o físico.
  • Cuestionar si el profesor o la profesora le generan miedo o desconfianza y cuáles son las razones, probablemente debas hablar con el director sobre los aspectos que le inquietan a tu hijo.
  • No logra concentrarse en la clase, de ser así podría requerir terapia de conducta.
  • Simplemente no se siente a gusto a causa de la inseguridad, pánico a convivir con los demás o algún otro padecimiento que también requiere terapia psicológica.

Toma en cuenta que cada niño es distinto, por lo que debes atender a sus inquietudes.

Ayuda a tu hijo…

Potencia su autoestima desde pequeño

¿Cómo motivarlo a que vaya a la escuela con dedicación y gusto?

  • Tu hijo debe entender que el ir a la escuela es por su bienestar, para tener una preparación a futuro y lograr destacar entre los demás.
  • Pregúntale de vez en cuando, ¿a qué te gustaría dedicarte cuando crezcas?, para que de esta manera vaya idealizando que el estudio es necesario para lograrlo.
  • Dile que es lo que deben cumplir los niños, prepararse académicamente.
  • Menciónale a sus amigos o a los niños con los que se lleve bien, ponle su ejemplo.
  • Enséñale fotos tuyas de cuando eras estudiante, si tienes algún diploma y explícale lo que más te gustaba de la escuela.
  • Vean películas o series de tele para niños en los que los personajes vayan a la escuela y resuelvan distintas problemáticas, quizá esto  inspire a tu hijo.

La comunicación con tu hijo es fundamental para que todo en su vida sea positivo.

¿Tu hijo no quiere ir a la escuela?

Foto: Getty Images

No le mandes esto a tu hijo…

5 alimentos que debes evitar en el lunch de tu hijo