Categorías
Ser Familia

Cómo evitar peleas entre tus hijos

Cómo evitar peleas entre tus hijos

Por Rodrigo González y Mayra Martínez

A continuación diversas formas de evitar peleas entre hijos competitivos.

Estos consejos pueden ayudarte a que tus hijos sean más resilientes emocionalmente. La resiliencia es la capacidad de los seres humanos para adaptarse positivamente a situaciones adversas.

¿Tus hijos hacen berrinches?

Controla los berrinches sin perder la paciencia

Cómo evitar peleas entre tus hijos

Ten en mente esto y llévalo a la práctica…

Somos únicos

Recuerda que todos tenemos el mismo valor todo el tiempo. No hay nada que tus hijos puedan hacer para lograr o ganar más valor ni perderlo. El valor humano es inmutable y cada persona es un alma humana única e irremplazable que tiene valor y estima infinitos.

Celebra sus esfuerzos

Por lo tanto, cuando tu hijo regrese a casa con una mala calificación, celebra sus esfuerzos, pero recuérdale que como persona sigue teniendo el mismo valor que su hermano que sacó buenas notas en su examen de matemáticas, y que lo intentó con todas sus fuerzas e hizo todo lo posible.

Dales seguridad

Cuando realmente mostramos a los niños que celebramos sus esfuerzos, no solo sus logros, entienden que su valor no está ligado a la apariencia, el desempeño o la propiedad, y por ende se sentirán más seguros de sí mismos.

Fortalece su autoestima

Para que esto realmente funcione y mejore su autoestima, tiene que ser algo de lo que se habla a diario, que no importa lo que haga, todavía tiene el mismo valor intrínseco que todos los demás. Puede que no obtenga las recompensas que reciben aquellos que trabajan más duro, lo cual es una lección importante, pero su valor como alma humana no cambia.

Cierra los ojos y ten paciencia, mira cómo…

5 tips para tener paciencia, paciencia y más paciencia

Celebran victorias y pérdidas

Enseña a tus hijos a celebrar sus victorias y sus pérdidas. Esto puede parecer contradictorio, pero cuando ponemos el mismo valor en las victorias y las pérdidas, y vemos que ambas son partes importantes en nuestro desarrollo y crecimiento, enseñamos la capacidad de recuperación emocional. Hacemos esto al destacar las fluctuaciones de la vida y cada uno de los roles para esta, que en cada circunstancia y situación, tanto buena como mala, están aquí para servirnos y ayudarnos a crecer.

Pon un buen ejemplo

Podemos mostrar a los niños con el ejemplo que pueden sentirse seguros en cualquier circunstancia y que podemos y recuperarnos de los fracasos.

Es importante que tus hijos observen cómo muestras resiliencia emocional con los altibajos de la vida, en lugar de entrar en pánico o desanimarse. Para lograr esto, es posible que deba ajustar su perspectiva para ver la vida como su aula perfecta en lugar de una prueba que determine su valor.

Disfruta de la vida

Con su nivel actual de resistencia emocional, puede mostrar a tus hijos una imagen realista de la vida, el aprendizaje y el crecimiento, o puede pintar un cuadro de miedo sobre el futuro y la vida misma. Cuando representamos la fortaleza, sabiduría y precisión del modelo sobre las lecciones de vida para nuestros hijos, mostrándoles que cada momento de la vida nos permite crecer y está aquí para darnos forma de alguna manera, les estamos enseñando a ver el universo como su lugar y no en contra de ellos.

La relación que se viva en tu casa, depende de tus reacciones, trata de guardar la calma.

Foto: Getty Images

Mira cómo relajarse en familia…

7 razones para escaparte a la playa con tu familia

Categorías
Embarazo Ser Pareja

¿Dañan o no al bebé las peleas de pareja durante el embarazo?

¿Dañan o no al bebé las peleas de pareja durante el embarazo?

Por Ericka Reyes y Mayra Martínez

Seguramente alguna vez durante tu embarazo escuchaste la frase «tranquila, eso le hará daño al bebé», pero ¿qué tan cierto es que los disgustos le afectan al bebé?

Esta vitamina es básica en el embarazo…

Que durante tu embarazo no te falte vitamina D

¿Dañan o no al bebé las peleas de pareja durante el embarazo?

Pues sí, las peleas con tu pareja, enojos y demás emociones fuertes pueden afectar de forma negativa a tu hijo, ya que se liberan ciertos químicos en tu organismo los cuales llegan directamente al bebé.

Algunos especialistas coincidieron en que las peleas o discusiones que se producen durante la gestación generan en el bebé:

Bajo peso al nacer

El estrés pueden hacer su crecimiento en el vientre sea más lento.

Parto prematuro

Esa tensión puede traerte un aumento en tu presión arterial, problemas en el desarrollo del bebé, parto prematuro y problemas con la placenta.

Problemas en el desarrollo cerebral del bebé

Si el estrés o enojo son constantes en el embarazo, se generan químicos que absorbe el bebé y afectan su desarrollo.

Las afecciones son similares cuando pasas la mayor parte de tu gestación llorando, es por ello que recomiendan estar lo más tranquila y relajada posible por el bien de tu hijo y el tuyo.

¿Te enojas mucho?

Foto: Getty Images

¿Te sientes triste en el embarazo?

¿Qué es la depresión prenatal?

 

Categorías
Especiales Salud

7 emociones que dañan a los niños

7 emociones que dañan a los niños

Especialistas te dicen por qué estas emociones dañan a los niños y su desarrollo.

7 emociones que dañan a los niños

No todas las emociones son positivas para el buen desarrollo de tu hijo, pero debes ayudarlo a reconocerlas para que pueda manejarlas y encontrar un equilibrio.

Miedo extremo
Ira
Tristeza
Ansiedad
Culpa
Berrinches
EstrésConoce esta enfermedad y sus síntomas…

¿Qué es el lupus?

Lo más importante es que al hablar de sus emociones le ayudes a manejarlas, lo cual se traducirá en una larga lista de beneficios:

  • Evitar que las reprima o las niegue
  • Prevenir que las somatice
  • Ayudarle en el aprendizaje (pues todo lo que se interioriza con emoción perdura para siempre)
  • Enseñarle a tomar decisiones

¿Cómo manejar las emociones?

Enojo

Todas las emociones son necesarias porque tienen una utilidad. Por eso no hay que negarlas. Ni siquiera las que, a primera vista, tienen connotaciones negativas, como el enojo, que en realidad es una reacción a la frustración, a sentirse atacado o no respetado, pero si se aprende a manejarlo bien no tiene por qué ser algo que lleve a la violencia.

Esto puede ayudarte…

5 tips para tener paciencia, paciencia y más paciencia

Miedo

Normalmente se expresa alejándonos de lo que produce temor. Pero también se puede sentir ante cualquier novedad, como cambiar de ciudad. ¿Cuál es la parte positiva de esta emoción? Que avisa de un potencial peligro. Sin embargo, si no se gestiona puede acabar perjudicando al niño. Por eso es buena idea que te diga lo que le da miedo, explicarle que también lo sientes a veces y que vas a estar ahí para que pueda tomarte de la mano y se sienta mejor.

Tristeza

Aparece como respuesta a una pérdida, ya sea de una persona (aunque sea una pérdida momentánea, como cuando mamá se va a trabajar) o de una expectativa, por ejemplo, cuando la tarde en el parque se cancela por la lluvia. Asimismo, hay niños que se niegan a sentirla, y lo que generan es tensión. Juan se ha quedado a dormir en casa de los abuelos y por la noche está triste porque extraña a su mami. A la abuela le da pena e intenta entretenerlo: le pone la tele, le cuenta un cuento…

Reconocer las emociones ayudará al buen desarrollo de tu hijo…

¿Tu hijo es muy enojón?

Foto: Getty Images

Esto podría ayudar a tu hijo…

Siestas, ¿qué hacer cuando tu hijo no quiere dormirlas?

Categorías
Padres e Hijos

5 errores a la hora de proteger a tu hijo

5 errores a la hora de proteger a tu hijo

Cuidarlo sí; sobreprotegerlo no. Hay que velar por su salud, pero sin cortarle las alas.

5 errores a la hora de proteger a tu hijo

Nos resistimos a aceptar que ese pequeño terremoto que corretea por el parque entusiasmado y que no deja de abrir y cerrar cajones en casa ya no es el bebé indefenso que hemos tenido en la cuna desde hace doce meses.

Ahora es una persona mucho más independiente que acaba de descubrir todas las posibilidades que ofrece el mundo. Todas le gustan y con todas quiere experimentar: tocando, chupando, oliendo… ¿Peligroso? No necesariamente.

Los niños son mucho más fuertes de lo que parecen; somos los padres los que nos empeñamos en tratarlos como si fueran débiles.

Cometemos errores de sobreprotección creyendo que de este modo nuestro pequeño estará mejor cuidado e incluso más sano, y no nos damos cuenta de que muchas veces nos equivocamos.

¿Te falta paciencia? Mira estos tips…

5 tips para tener paciencia, paciencia y más paciencia

1. Higiene: ¿baño todos los días?

La higiene es importante, pero no hay que caer en la obsesión. Para muchos, el baño diario forma parte del ritual de irse a dormir y es su ratito de relajación y juego con sus padres. Pero si pasa un día que no puedas bañarlo, no pasa nada, a menos que esté lleno de arena de pies a cabeza. Procura que los genitales estén limpios tras los cambios de pañal y que se lave bien las manos antes de comer y al irse a dormir.

2. Abrigarlo mucho

Es uno de los errores que comentemos con más frecuencia, sobre todo por miedo a que se resfríen. Pero los pediatras lo dejan muy claro: un catarro se produce por contagio, no por pasar frío. Cuando un bebé se desarropa durmiendo es porque tiene calor. Seguramente lo hemos acostado con un body de manga larga y una pijama más abrigadora, además del edredón, y no es extraño que trate de zafarse de la ropa que le sobra.

3. ¿Cómo ayudarlo a superar obstáculos?

Dejándole ensayar y permitiéndole fallar, porque aprender significa equivocarse una y otra vez. Cuando unos padres animan a su hijo a superar los errores, le están transmitiendo la idea de que puede alcanzar sus metas.Los refuerzos positivos le permiten seguir adelante.

4. Usar cualquier medio para que coman

Esta etapa suele coincidir con la introducción de una dieta más variada y con alimentos menos triturados y a la mayoría les cuesta un poquito acostumbrarse. Por eso muchos padres se agobian, porque su bebé, «ha dejado de comer». No es así, ellos saben lo que tienen que comer y cuánta cantidad, y si mantienen la actividad propia de esta edad y están alegres significa que están sanos y no les hace falta comer más.

Además, a partir de los doce meses los niños comen menos porque crecen a un ritmo mucho más lento que cuando eran lactantes. Por tanto, sus necesidades nutricionales también son menores.

¿Tu hijo no quiere comer? Mira estas fáciles recetas…

3 pastas que le encantarán a tu hijo

5. No llevarlo a la guardería por miedo a que se enferme

Cuando un niño va a la guardería, casi siempre es porque sus papás trabajan y no pueden tenerlo en casa. También puede ocurrir que opten por contratar a una niñera o que lo cuiden los abuelos para que, al no ir a la guarde, estén a salvo de contagios y enfermedades. Es cierto que llevarlo a la guardería tiene el riesgo más que probable de que se pongan malitos con más frecuencia, sobre todo el primer año. Pero no nos engañemos: quedándose en casa los niños también se enferman. No se recomienda, mantener al niño dentro de una burbuja de cristal para evitar enfermedades e infecciones que son absolutamente normales a su edad y que tarde o temprano va a sufrir.

Retrasando su incorporación al mundo real e impidiendo el contacto con otros niños lo único que conseguimos es demorar su socialización. 

¿Has caído en alguna de estas acciones?

Foto: Getty Images

Esto es lo que debes saber sobre enfermedades en los niños…

Enfermedades autoinmunes en niños

 

Categorías
Así Crece Ser Mamá

Cómo manejar los berrinches en público

Cómo manejar los berrinches en público

Los berrinches en público pueden ser bastante embarazosos, por ello te dejamos esta guía para poder manejarlos sin regaños.

Cómo manejar los berrinches en público

Cuando tienes un hijo pequeño, los berrinches forman parte de tu vida y ante tal situación, lo mejor es evitar en lo posible aquellas situaciones que provoquen una rabieta. Es más fácil decirlo que hacerlo, pero estos consejos pueden ayudarte.

Ten calma y lee esto…

¿Cómo hacer que cada día sea el más feliz para ti y tu hijo?

1. Es casi inevitable que tu hijo haga un berrinche cuando lo llevas al súper si está cansado o tiene hambre, así que deja este tipo de salidas para después de la siesta o la comida. No olvides tener un refrigerio a la mano.

2. La frustración es una de las principales causas de los berrinches en los niños. Si sabes que tu hijo va a querer un helado en cuanto pasas por la tienda, piénsalo dos veces antes de pasar por ahí. Esto no es someterte a tu hijo, sino predecir cómo reaccionará y sopesar las posibles consecuencias y las alternativas.

3. Evitar los berrinches no siempre es posible. Una vez que comienza, es complicado hacer entrar en razón a tu hijo. Si encuentras embarazoso un berrinche en público, lo mejor es que te vayas del lugar. Si te enojas, gritas e incluso le das una nalgada, eso no mejorará la situación, al contrario. Lo mejor que puedes hacer es mantener la calma.

¿Los berrinches de tu hijo te desesperan?

Controla los berrinches sin perder la paciencia

4. Irte del lugar es lo mejor para todos, incluso para los que están alrededor. Si tienes que hacer algo importante, date unos minutos para respirar y continuar con tus actividades. Está comprobado que los niños se calman más rápido entre menos gente vean.  Por ejemplo, no es lo mismo un berrinche en el pasillo a en la sala de espera del pediatra.

5. Cuando pase el berrinche, tu hijo necesitará que lo abraces y lo hagas sentir seguro, ya que perder el control puede asustarlo. Puedes abrazarlo pero no cambies las reglas después de un berrinche. Si le dijiste que era hora de irse del parque y respondió con una rabieta, sigue siendo hora de irse cuando se le pase el berrinche.

6. Es posible que la gente los mire mientras el niño hace berrinche, ¡tranquila! Es  posible que simpaticen con ustedes, y no que sean críticos. Sin importar si te miran o no, recuerda que tu hijo no comprende tu vergüenza. Ten presente que tu hijo no hace berrinches en público para humillarte, así que trátalo de la misma manera que lo harías si el berrinche ocurriera en casa.

Ten en cuenta que la frecuencia de los berrinches disminuirá según tu hijo vaya creciendo.

¿Tu hijo hace berrinches?

Foto: Getty Images

¿Tienes poca paciencia?

5 tips para tener paciencia, paciencia y más paciencia

Categorías
Así Crece

3 años: consejos para sobrevivir a esa mini adolescencia

3 años: consejos para sobrevivir a esa mini adolescencia

Si crees que los dos años son terribles, a los tres años tenemos pequeños adolescentes en potencia.

3 años: consejos para sobrevivir a esa mini adolescencia

Entre los dos y tres años los niños viven una etapa complicada, que también se vuelve caótica para los papás. A los tres años tu hijo puede ser un pequeño narcisista, berrinchudo, sentimental y muy absorbente. Por eso te damos unas recomendaciones para sobrevivir a esta difícil etapa.

Hazlo reír

Ante un berrinche o para que entienda algo es mejor hacerlo con humor y hacerlo reír que con gritos y regaños. Los niños se les olvida el drama en cuanto ríen.

Tiempo fuera

Si te sientes muy agobiada y a punto de explotar, es mejor que te alejes un poco, te encierres en tu habitación y respires y te conectes contigo misma para encontrar de nuevo la paz.

¿Tu hijo hace muchos berrinches?

Controla los berrinches sin perder la paciencia

No te desesperes y piensa que es normal

No creas que sólo te pasa a ti y tienes un pequeño diablillo en casa, muchas pasamos por eso. No estás fallando como mamá, sólo es una etapa en la que ambos deben aprender a tranquilizarse.

Acepta ayuda

No quieras ser la mamá que todo lo controla, a veces es imposible. Pide ayuda o acéptala de tu pareja, mamá, suegra, amigas etc. Siempre muchas manos son mejor que sólo un par.

Sal a pasear

Si han estado mucho tiempo en casa, puede ser que el aburrimiento se haga presente y tu hijo comience a portarse mal. La solución es sencilla, llévalo a pasear, así los distraes de forma divertida y olvidan por qué estaban molestos.

Evita gritar, tu hijo entenderá mejor si le explicas algo de forma calmada. 

¿Tu hijo ya pasó por esta etapa?

Foto: Getty Images

Quizá estos consejos puedan ayudarte…

5 tips para tener paciencia, paciencia y más paciencia

 

 

 

Categorías
Así Crece

5 tips para calmar a tu hijo tras una pesadilla

5 tips para calmar a tu hijo tras una pesadilla

Los niños son los candidatos perfectos para tener pesadillas; de hecho, un tercio de ellos las padecen.

¿Qué son las pesadillas?

Saber a qué se deben y cómo erradicarlas es la única forma de conseguir que su descanso sea más reparador.

Éstas se producen en la fase activa del sueño (REM), que se caracteriza por el rápido movimiento de los ojos (Rapid Eye Movement). En general, son sueños no gratos que pueden ocasionar que tu nene se despierte llorando a media noche. ¡No te alarmes!

¿Te has sentido triste?

7 remedios contra la tristeza

¿Por qué se tienen pesadillas?

Tu hijo vive tantas experiencias en el día, que a veces requiere parte de la noche para asimilarlas, por ello tienen pesadillas.

5 tips para calmar a tu hijo tras una pesadilla

  1. Ve a su cuarto, abrázalo y dile palabras de consuelo como «ya pasó, ya pasó», que le ayuden a romper el vínculo entre lo real y lo irreal.
  2. Ofrécele agua. Beber algún líquido tranquiliza a tu hijo.
  3. Quédate con él hasta que deje de llorar y le vuelva a dar sueño.
  4. Cuando salgas de su cuarto, deja la luz del encendida. Esta lo hará sentirse más «acompañado».
  5. Ponle cerca a su muñeco de peluche favorito y dile que él lo acompañará.

Dale a tu hijo esto antes de dormir…

4 recetas para preparar chocolate caliente

¿Qué hacer al siguiente día?

Al día siguiente puedes preguntarle qué le pasó por la noche. De esta manera revive la pesadilla desde el control y la seguridad que le produce estar despierto y contigo.

Anímalo a dibujarla y después, pídele que cambie el dibujo para convertirlo en algo agradable. También puedes pedirle que te la cuente y que la asocie con una palabra que la aleje de él, como «vete para siempre».

Esto podría ayudar a tu hijo…

4 técnicas de relajación para niños y sus beneficios

Tenlo en mente

Las pesadillas suelen desaparecer en unos 15 días. Pero si tu peque continúa teniéndolas, a pesar de haber practicado los consejos anteriores, es importante que lo lleves con especialistas. Él te ayudará a encontrar la causa de sus malos sueños, de esta manera podrás solucionar el problema y lograr que tu hijo duerma bien.

Ubica la causa del problema para ayudar a tu hijo a descansar mejor.

¿Tu hijo tiene pesadillas constantes?

Foto: Getty Images

Ten esto en cuenta…

Dormir bien hace a tu hijo un mejor estudiante

Categorías
Así Crece

Soluciones para la mamitis aguda

Soluciones para la mamitis aguda

A partir de los dos años, los niños sufren por una fase de fuerte apego a su mamá llamada comúnmente como: «mamitis aguda». ¿De qué se trata? ¡Descúbrelo!

¿Qué es la mamitis aguda?

De pronto el bebé cumple dos años y quiere estar todo el tiempo con mamá, incluso rechaza al papá. El niño no es consciente de que esta actitud puede estar lastimando a su papá o a otras personas. Los niños esta edad aún no son capaces de generar empatía.

Simplemente, estar al lado de mamá les da seguridad y les permite atreverse a experimentar cosas nuevas.

Es una fase normal del desarrollo del niño, sin embargo, es una etapa que se puede aprovechar para potenciar la confianza y la independencia.

Nutre a tu hijo con estas opciones…

Colaciones saludables para tu hijo

Soluciones para la mamitis aguda

¿En casa, con tu pareja se reparten las tareas por igual? Los niños necesitan rutinas y necesitan hacer las cosas todos los días de la misma forma para que estas se conviertan en un hábito. Si mamá, es quien siempre se encarga de cuidar al pequeño, es normal que rechace al papá si de repente, sin previo aviso, pretende ‘usurpar’ el puesto de mamá.

Los niños que desde pequeños están acostumbrados a quedarse a cargo de los abuelos, los tíos… suelen ser más independientes. También pasan por fases de mamitis aguda, pero tienen más recursos para superarlas.

Aunque todavía son pequeños para hacer ciertas cosas, si muestran interés por hacer actividades por sí solos como comer con cuchara o vestirse solos, hay que dejar que lo intenten. De esta forma, irán desarrollando la autonomía que necesitan para ser independientes.

Los niños van aprendiendo poco a poco a separarse de sus padres. Pero también los padres tienen que aprender a separarse de sus hijos. Si los adultos toman esa etapa de separación con calma, transmitirán tranquilidad y seguridad a sus hijos y todo resultará más sencillo.

Mira lo que el aceite de oliva puede hacer por ti…

7 beneficios del aceite de oliva para ti y tu hijo

Si tu hijo ya va en la guardería y sufre una crisis aguda de mamitis, lo mejor es que la separación sea gradual y poco a poco. 

¿A tu hijo le ha pasado?

Foto: Getty Images

Ayuda a tu hijo así…

Potencia su autoestima desde pequeño

 

 

Categorías
Ser Bebé Ser Familia

8 consejos para dormir con un recién nacido

8 consejos para dormir con un recién nacido

Independientemente de las ventajas o inconvenientes que pueda tener el colecho, si vas a dormir con tu bebé debes tomar en cuenta lo siguiente.

8 consejos para dormir con un recién nacido

En torno al colecho se han realizado un montón de estudios con rigor científico y en todos hay datos a favor y en contra.

Cuando es una decisión libre de los papás, tiene pocas consecuencias en el apego y la seguridad del niño. Pero si el niño tiene problemas para dormir o se despierta mucho, entonces sí puede tener consecuencias negativas en el desarrollo del pequeño.

Ten esto en cuenta…

5 alimentos prohibidos para bebés de un año

En cualquier caso, si has decidido dormir con tu peque debes adoptar algunas medidas de seguridad:

  1. Los padres nunca deben tomar bebidas o fármacos que favorezcan un sueño profundo.
  2. No deben dormir con el pequeño si uno de los dos padece sonambulismo, epilepsia o trastornos similares.
  3. Tampoco conviene que fumen, pues el tabaquismo en los padres aumenta el riesgo de muerte súbita en los bebés
  4. La cama debe ser amplia para poder albergar a tres personas y hay que evitar tapar al niño en exceso con edredones o prendas que den mucho calor.
  5. Es preferible que el bebé duerma a un lado, junto a mamá y no entre ambos padres.
  6. Usa un colchón duro, pues a veces, los colchones con el tiempo suelen curvarse por el centro y el bebé podría asfixiarse.
  7. Para prevenir caídas, es bueno colocar una barrera en el lado donde duerme el niño. Cuando empiece a gatear, incluso conviene proteger el otro lado y proteger el suelo con cojines.
  8. Hay que vigilar que no queden huecos entre el colchón y la pared donde el bebé pudiera quedar atrapado.

Toma esto en cuenta…

Lactancia materna con mucho amor

Recuerda que nunca debes dejar a tu bebé solo en una cama de adulto, aunque esté profundamente dormido, porque se podría despertar y caerse.

¿Tu bebé tiene problemas de sueño?

Foto: Getty Images

¿Te haces esta pregunta?

¿Mi bebé está creciendo bien?

Categorías
Así Crece Salud

Estas son las enfermedades raras más comunes en niños

Estas son las enfermedades raras más comunes en niños

Conoce las enfermedades raras más frecuentes en niños.

Estas son las enfermedades raras más comunes en niños

Estas enfermedades son consideradas raras por que tienen baja incidencia en la población, es decir, que afectan a un número muy limitado de personas.

Se considera rara una enfermedad cuando sólo afecta a menos de 5 personas de cada 10,000 habitantes. Aunque no todas afectan a niños, hay algunas que sí tienen incidencia en pequeños y te decimos cuáles son:

Síndrome de Moebius

Cuando los dos nervios craneales no están totalmente desarrollados. Estos nervios son responsables del parpadeo, movimiento lateral de los ojos y expresiones faciales por lo que causa parálisis en la cara. Esto provoca babeo, dificultades en el habla y problemas de pronunciación.

Hemofilia

Es una dificultad para que la sangre coagule. Los niños que la padecen la han heredado de sus padres y no existe cura para la misma, aunque con cuidados y atención constante puedan llevar una vida normal.

Fibrosis quística

Es una enfermedad crónica y hereditaria que afecta a las glándulas que producen secreciones externas y causa un espesamiento del moco y la obstrucción de los conductos que lo transportan.

Los pulmones, el aparato digestivo, el hígado, el páncreas y el sistema reproductor son los órganos más lesionados por este aumento de la viscosidad.

Mira qué puedes comer para estar más sano…

Alimentos que ayudan a mantener tu hígado sano

Albinismo

Se debe a defectos de la síntesis y distribución de la melanina y se caracteriza por despigmentación de piel, iris y retina.

Síndrome de Prader Willi

Está presente desde el nacimiento y afecta a muchas partes del cuerpo. Los niños que lo padecen son obesos y tienen poco tono muscular. También afecta a la capacidad mental y a las glándulas sexuales que no producen hormonas.

Síndrome de Rett

Afecta sobre todo a niñas y se manifiesta durante el segundo año de vida. Muestra un retraso en la adquisición del lenguaje y coordinación motriz.

Mira más de esta enfermedad…

Conoce todos los síntomas sobre el síndrome de Rett

Síndrome de Hutchinson-Gilford Progeria 

Es una enfermedad genética rara caracterizada por el envejecimiento acelerado de los niños. Al nacer parecen sanos pero a los pocos meses, la enfermedad cambia el aspecto del niño como al de un anciano.

Hidrocefalia

El líquido cerebroespinal se acumula en el cráneo y somete a un aumento de presión a los tejidos del cerebro. Esto hace que la cabeza tenga un tamaño mayor que el normal.

Mira cómo fortalecer el corazón de tu hijo…

Los mejores alimentos para cuidar el corazón de tu hijo

Síndrome de Gilles de la Tourette

Es conocida como la enfermedad de los tics y los niños que la padecen realizan movimientos rápidos e involuntarios de los músculos y producción involuntaria de ruidos y palabras.

Síndrome de Aase

Es hereditaria y se caracteriza por una anemia causada por una alteración en la médula ósea y asociada a malformaciones articulares y esqueléticas.

Las enfermedades raras por desgracia no tienen una cura, cuentan con ciertos tratamientos que ayudan a sobrellevarla.

¿Conoces alguna otra enfermedad rara?

Foto: Getty Images

¿Te preocupa el buen desarrollo de tu hijo?

¿Mi bebé está creciendo bien?