Categorías
Lactancia

¿Qué es la lactancia mixta?

Aunque lo más recomendable para el bebé siempre es la leche materna, se dan situaciones en las que puede ser necesario optar por la lactancia mixta. Te explicamos en qué consiste y cómo practicarla.

Cuando un niño se alimenta tanto de leche materna como de fórmula decimos que la lactancia es mixta. ¿Cuándo implantar la lactancia mixta?

1. Por deseo de la mamá cuando ella decida.

2. Por imposibilidad de la mamá de darle todas las tomas a su bebé.

3. Para suplementar la alimentación del bebé cuando este no gana peso. Esto suele ocurrir en casos muy extremos: prematuros, bebés con alguna patología, etc.

¿Cómo hacer la lactancia mixta?

Existen dos formas de llevar a cabo la lactancia mixta:

1. Alternando tomas. Es decir, una de las tomas será exclusivamente con leche materna y la siguiente solo con biberón. Esta suele ser la forma que utilizan las madres que deben separarse de sus bebés por periodos de tiempo, en el caso por ejemplo de aquellas que se reincorporan al trabajo. Durante la jornada laboral, la persona encargada de cuidar al bebé le ofrecerá el biberón con leche de fórmula y cuando mamá regrese lo pondrá al pecho.

2. Suplementando tomas. En este caso, las tomas son de leche materna y fórmula simultáneamente. Primero se da al niño pecho y a continuación se complementa la toma con biberón. Esto se emplea con bebés que no consiguen sacar suficiente leche, o que no consiguen subir de peso por diferentes motivos (normalmente bajo un diagnóstico médico). No hay que confundir este caso con aquellos en los que parece que la leche está aguada o no se tiene leche. Siempre se tiene leche suficiente para el bebé y siempre es de la mejor calidad. Los problemas de producción láctea suelen estar relacionados con una mala succión y no con problemas de la mamá.

Antes de implementar la lactancia mixta debes saber:

1. Es normal que las primeras tomas sean irregulares y muy frecuentes. Los bebés no atienden a horarios, por eso conviene amamantar a demanda. Habrá ocasiones en las que tu bebé esté mucho tiempo al pecho y otras en las que con poca leche se habrá saciado.

2. Los bebés tienen picos de crecimiento en los que repentinamente necesitan comer más. Basta con ponerlos al pecho con la frecuencia y el tiempo que demanden. La succión indicará al cuerpo que debe fabricarse más leche, y así lo hará. Si se le ofrece un biberón, nunca fabricará más leche.

3. Que acepte un biberón después de una toma al pecho no significa que tenga más hambre o que necesite fórmula.

FOTO GETTY IMAGES

Conoce los beneficios para ti y para tu hijo de la lactancia materna en este video:

Te invitamos a leer también: 

5 problemas en la lactancia y su solución

 

Categorías
Lactancia

Lactancia y bebé prematuro, todo lo que necesitas saber

Lactancia y bebé prematuro, todo lo que necesitas saber

El contacto amoroso ayuda a que tu bebé se recupere; lo ideal es que le des pecho durante el máximo tiempo posible.

Por Mayra Martínez

Lactancia y bebé prematuro, todo lo que necesitas saber

Además de la leche materna, tu pediatra te recomendará una nutrición especial compuesta por un fortificador con aditamentos nutricionales; tu bebé requiere una mayor cantidad de proteínas, vitaminas, minerales y otros nutrientes que lo protejan de posibles enfermedades.

Respondemos tus dudas…

Mitos de la lactancia

¿Crece el apego con la lactancia?

Sí, tu bebé sentirá tu amor de mamá a través de tu leche.

También toma en cuenta que…

  • Tu bebé puede requerir tomas más frecuentes que un nacido a término, ya que su estomaguito es muy pequeño.
  • Quizá tenga menos fuerza de succión y pueda necesitar más tiempo en cada toma o cansarse y no vaciar los pechos.
  • Por eso, en las primeras semanas debes usar un sacaleche después de alimentar a tu pequeño y sobre todo tenerle mucha paciencia.
  • Si sigues al pie de la letra las indicaciones médicas, conservas la calma y extremas algunas medidas, en pocos meses tú y el niño lograrán superar este difícil período.

Con tu bebé en el hospital

Lo mejor es que empieces a sacarte leche lo antes posible y varias veces al día. Según la edad, puede que tu bebé la tome por sonda o que esté sólo con nutrición parenteral (por vena); en algunos hospitales usan este método durante largo tiempo.

En las primeras semanas suele sobrar leche porque tu bebé toma muy poquita. La que sobra es muy apreciada porque es muy rica en proteínas, y los hospitales la guardan congelada para, semanas más tarde, añadirla a la leche que te saques.

ESTE ARTÍCULO SE PUBLICÓ POR PRIMERA VEZ EN LA EDICIÓN IMPRESA DE PADRES E HIJOS DE NOVIEMBRE DE 2018

Ponte en contacto con algún grupo de apoyo a la lactancia: te darán consejos prácticos y compartirás con otras mamás que vivieron el mismo caso.

¿Tu bebé nació prematuro?

Foto: Getty Images

Consume estos alimentos…

Alimentos posparto que debes consumir

Categorías
Embarazo

Alarmante, embarazadas fuman más mariguana

Alarmante, embarazadas fuman más mariguana

Un estudio publicado en el periódico médico en Estados Unidos mostró que cada vez son más mujeres embarazadas que fuman mariguana en dicho país; en especial en el primer trimestre de embarazo.

Alarmante, embarazadas fuman más mariguana

La mariguana se utiliza en ciertos tratamientos médicos, pero su uso no es recomendable durante el embarazo porque afecta al sistema nervioso central y aumenta la presión arterial, el ritmo respiratorio y la frecuencia cardíaca. Además, como sustancia adictiva aumenta los niveles de  dopamina, el cual afecta las áreas del cerebro que controlan la recompensa, es decir, el placer. Por lo que es más difícil abandonar el hábito adictivo, además, puede traer problemas de salud para ti y tu bebé, como…

  • Problemas en pulmones
  • Parto prematuro
  • Problemas de desarrollo
  • Bajo peso al nacer
  • Defectos de nacimiento
  • Malformidad de órganos

Fumar en el embarazo

Fumar durante el embarazo puede traer graves consecuencias a tu salud y a la de tu bebé, aún si eres fumadora pasiva.

  1. Puede afectar el desarrollo físico y cerebral del bebé.
  2. Los hijos de mamás fumadoras padecen más enfermedades pulmonares (desde infecciones respiratorias hasta asma), otitis, cólicos del lactante y alergias, que los hijos de las no fumadoras.
  3. Los bebés expuestos al humo tienen más riesgo de sufrir muerte súbita. 
  4. Aumenta el riesgo de sufrir embarazos extrauterinos, desprendimiento de placenta,sangrado vaginal y abortos espontáneos.
  5. Disminuye la cantidad y calidad de la leche materna.
  6. Fumar durante la etapa de gestación ocasiona cuatro veces más riesgo de que el bebé:
    • Sufra asma bronquial
    • Tenga un parto prematuro
    • Esté bajo de peso al nacer

Lo ideal es que dejes de fumar al menos un año antes de concebir. Una buena condición física lleva a tener una vida más larga,. Si estás embarazada, consulta a tu doctor si puedes realizar alguna actividad física. 

¿Fumas o has fumado mariguana?

Mira lo que ha sucedido con cigarros electrónicos…

Cigarros electrónicos explosivos, cuidado

Categorías
Ser Bebé

Fortalece el vínculo con tu bebé prematuro

El amor de ustedes, sus papás, ayuda al niño a salir adelante. Él necesita saber que sus padres están ahí y sentirse querido

Por Mayra Martínez

Iniciarse como papás con un pequeño nacido antes de tiempo suele ser, casi siempre, una experiencia inesperada y difícil. La mayoría de las embarazadas sueñan con ese momento mágico en que abrazarán a su hijo con gran emoción, pero si nace de forma prematura eso será un poco complicado debido a los cuidados especiales que debe tener el infante.

Cuando un niño nace prematuramente, su delicada salud suele hacer preciso el ingreso en una unidad de cuidados neonatales. A pesar de ello, el vínculo emocional con los padres puede darse con la misma intensidad. La clave reside en el amor: el bebé necesita sentirse querido.

Fortalece el vínculo con tu bebé prematuro
iStock

El cariño que recibe y siente de sus papás es lo que permite a muchos niños seguir viviendo cuando más frágiles parecen. Como cualquier nacido a término, los bebés prematuros necesitan del cariño, palabras amorosas y caricias de sus padres para desarrollarse bien por completo.

¡POTENCIAR SU VÍNCULO EMOCIONAL ES UNA DE LAS CLAVES PARA QUE TODO MARCHE MEJOR!

 

ESTE ARTÍCULO SE PUBLICÓ POR PRIMERA VEZ EN LA EDICIÓN IMPRESA DE NOVIEMBRE DE LA REVISTA PADRES E HIJOS
Categorías
Ser Bebé

A casa con un bebé prematuro

Es un pequeño que necesita condiciones especiales para madurar fuera del útero: estar en contacto piel con piel acelera su recuperación

Por Mayra Martínez

Si tu bebé pudo abandonar el hospital es porque ya succiona y deglute bien, aumentó de peso, no necesita oxígeno y no tiene dificultades para respirar o, si las experimenta, son muy breves y no re- quiere tratamiento. En cuanto lo den de alta, lo único que deben hacer es proporcionarle cariño y cuidados. Una vez en casa ten en cuenta que tu pequeño demorará un poco más en encontrar rutinas emocionales estables, es decir, pasará del llanto al silencio o al sueño con facilidad; dormirá de día y estará activo de noche. Ten mucha paciencia, pues el bebé todavía está madurando.

CUIDADOS

Son los mismos que los de cualquier recién nacido, sólo que ajustados a su edad corregida; ésta se calcula sumando las semanas con las que nació y las que ha pasado fuera del útero. Por ejemplo, un niño nacido a las 34 semanas de gestación tendrá 37 semanas de edad corregida cuando cumpla 3 semanas después del parto (34 + 3 = 37). El bebé deja de ser prematuro a las 37 semanas de edad corregida.

•Durante las primeras semanas en las que el infante llega a casa, ésta debe mantenerse un poco más caliente de los habituales 22 °C. Su mecanismo regulador de la temperatura corporal suele funcionar adecuadamente cuando lo dan de alta. Si está inquieto, revisa su temperatura y tócale las manos, piernas y nuca para confirmar que no estén frías. También le perjudica el calor excesivo.

•Necesita vigilancia especial en la alimentación, el desarrollo y crecimiento y la prevención de enfermedades. Debes ser estricta en particular con la aplicación de sus vacunas, ya que el riesgo de infecciones aumenta en los nacidos antes de las 35 semanas de gestación. Los bebés prematuros no sólo necesitan más tiempo para madurar su sistema inmunológico que los nacidos a término, sino que poseen menos anticuerpos de origen materno. Las infecciones más comunes presentes en estos bebés son las respiratorias y las digestivas.

•La música tiene importantes beneficios para los nacidos antes de término. Un estudio liderado por canadienses reveló que la música reduce el dolor (provocado por las sondas, agujas y demás pruebas médicas). Tiene un efecto tranquilizador que facilita la toma de alimento y estimula la lactancia. Ponle a tu pequeño melodías clásicas, tu música favorita o canciones de cuna.

•Evita sacar a la calle a tu hijo más de lo necesario. Ya habrá tiempo para pasearlo. Recuerda que los pulmones, y en general todo el niño, son muy delicados.

•Procura que tu bebé siempre duerma boca arriba (salvo otra indicación médica), con los brazos encima de la sábana y sin ningún muñeco, almohada o cojín en la cuna.

 

ANIMA EL AMBIENTE

•Intenta ponerle una luz tenue y música suave para ayudarlo a adaptarse rápidamente a la casa.

•Mantenlo frecuentemente con la cabeza cubierta; el gorro es indispensable para cuidarlo y ponle pijamas térmicas.

•Si utilizas biberones, esterilízalos hirviéndolos en agua durante 15 minutos, retíralos con una pinza, déjalos secar sobre una servilleta de papel y guárdalos en el congelador.

•Un bebé prematuro necesita mucho calor humano: es fundamental que lo mantengas pegado a tu pecho, mimado y consentido todo el tiempo.

A casa con un bebé prematuro
iStock

PRECAUCIONES EXTRAORDINARIAS

•Lávate siempre las manos antes de tocar a tu pequeño, no lo olvides.

•No permitas que nadie fume delante de tu bebé y protégelo de ambientes contaminados o entornos perfumados.

•No le des juguetes u objetos con los que haya jugado algún niño enfermo.

•Evita los lugares cerrados, con mucha gente o muy ruidosos (supermercados, transporte público, guarderías…).

•Evita que se le acerquen personas con fiebre, tos, gripa u otra enfermedad.

 

ANTES DE QUE LLEGUE A CASA

•Prepara tu cuarto. Cuida que no haya corrientes de aire. Lava y desinfecta tapetes, cortinas y cojines.

•Instala un termómetro de pared; debes mantener la habitación entre 16 y 18ºC.

•Revisa la cuna. Ubícala lejos de las ventanas y de lugares donde le lleguen los rayos de luz directa.

•El colchón debe ser un poco más duro que los convencionales.

•Busca a alguien que cuide a tu mascota; es conveniente alejarla de tu hijo hasta que el pequeño cumpla cinco años. Debe salir de casa unos días antes de que llegue el recién nacido para así limpiar y desinfectar todo el ambiente.

 

VE A URGENCIAS SI…

•Duerme mal dos noches seguidas.

•Su temperatura corporal supera los 37.5 oC o no alcanza los 36 oC.

•Llora, inconsolable, durante una hora.

•Su piel está azulada, pálida o con manchas.

•Tarda en despertarse.

•Presenta signos de deshidratación.

•Sufre cambios en su respiración.

 

ESTE ARTÍCULO FUE PUBLICADO POR PRIMERA VEZ EN LA EDICIÓN DE NOVIEMBRE DE LA REVISTA PADRES E HIJOS
Categorías
Embarazo

Cómo evitar un parto prematuro

Se produce antes de la semana 37 de embarazo; si tu hijo nace antes de tiempo, puede presentar problemas de salud. Sigue estas recomendaciones para cuidarte

Por Mayra Martínez

Si tu niño nace antes de tiempo podría sufrir complicaciones como síndrome de dificultad respiratoria, hipertensión pulmonar, anemia, problemas de nutrición (un sistema digestivo inmaduro), inflamación intestinal, sangrado cerebral, hipoglucemia y alteraciones en la vista o lesiones oculares graves…) En muchas ocasiones se les coloca una sonda de alimentación a través de la nariz o la boca hasta el estómago. En el caso de bebés muy prematuros o enfermos, la alimentación se realiza a través de una vena hasta que el infante está lo bastante estable como para recibirla en el estómago. Tu bebé tendrá que estar en la incubadora por algún tiempo, rodeado de tubos y máquinas que le ayuden a salir adelante.

Prevenir el adelanto

Algunas de estas causas se pueden prevenir, otras se pueden diagnosticar y tratar a tiempo para impedir que el parto se adelante. En otros casos no se consigue determinar la causa.

Aliméntate bien

Come diario de una a tres pie- zas de fruta, al menos una ración de verdura o ensalada y evita el exceso de grasas saturadas (carnes rojas) y azúcares refinados (pan dulce, jugos comerciales…). Es importante que consumas una gran cantidad de ácidos grasos omega 3 (pescado azul, nueces, calabaza, vegetales de hoja verde oscuro…).

Indicaciones médicas

Tu doctor te recetará algún suplemento de ácido fólico durante al menos un mes antes del embarazo para evitar que el bebé tenga problemas del tubo neural. Mucha atención. Debes estar atenta a cualquier señal de amenaza de parto, descansar mucho y consultar ante cualquier duda, por mínima que sea.

Ve al dentista

Es importantísimo: un mal estado de la dentadura puede desencadenar un parto prematuro. Lo ideal es dejar perfectos tus dientes antes de la gestación.

Evita el cansancio y el exceso de trabajo

Necesitas dormir al menos ocho horas por la noche y realizar una pequeña siesta si es posible. Si estás embarazada no debes hacer un sobreesfuerzo para intentar mantener un rendimiento físico e intelectual como el que tenías antes de la etapa.

Lleva una vida tranquila

Si estás estresada tienes cuatro veces más posibilidades de tener un niño prematuro. Las hormonas se alteran y las defensas están más débiles para luchar contra una posible infección. Es útil practicar algún método de relajación o ir a clases de yoga si tu médico lo indica.

Acude a todas las consultas

Permite detectar los problemas que pue- dan surgir y tratarlos a tiempo. Para identificar un embarazo de alto riesgo es imprescindible tener un adecuado control prenatal y así llevar el parto a buen término.

Cómo evitar un parto prematuro
iStock

SÍNTOMAS DE ALERTA

¡SI SIENTES ALGUNO, CORRE AL DOCTOR!

• Contracciones. Tu abdomen se endurece con regularidad y la tensión aumenta de manera progresiva. Así no sean dolorosas, son lo bastante intensas como para percibirlas y te obligan a interrumpir tus actividades.

• El flujo vaginal cambia su aspecto, está acompañado de sangrado o es de un tono rosado o marrón.

•Comienzas a experimentar una presión en la pelvis, como si el bebé estuviera empujando hacia abajo.

•Tienes un dolor intermitente en la parte inferior de la espalda y también puede presentarse asociado con el endurecimiento del abdomen.

• Sufres de cólicos o dolores similares a los que tenías antes o durante los días de tu menstruación.

 

ES IMPOSIBLE SABER CON EXACTITUD LA CAUSA DE LOS PARTOS PREMATUROS, PERO LAS MÁS FRECUENTES SON:

•Enfermedades renales, cardiacas, diabetes, anemias severas o alteraciones tiroideas no tratadas

•Embarazos múltiples o miomas uterinos

•Infecciones de las vías urinarias durante el embarazo

•Mala implantación de la placenta

•La edad materna: menos de 16 años o mayor de 35 años

•Preeclampsia

•Diabetes gestacional

•Hábitos tóxicos: tabaquismo, alcoholismo y uso de drogas

•Mala nutrición antes y durante el embarazo

•Presión arterial alta

•Presencia de proteína en la orina después de la semana 20

•Estrés físico

•Malformaciones fetales

•Un traumatismo (golpe fuerte, accidente de coche…)

 

ESTE ARTÍCULO FUE PUBLICADO POR PRIMERA VEZ EN LA EDICIÓN DE NOVIEMBRE DE LA REVISTA PADRES E HIJOS