Categorías
Salud

Tips para fortalecer las defensas de tu bebé

¿Estás notando que tu bebé se enferma muy seguido o más que otros bebés? Además de acudir a revisión con el pediatra, te compartimos estos tips para fortalecer las defensas de tu bebé. 

El sistema inmunológico es el encargado de proteger al cuerpo de gérmenes. Desde el octavo mes de gestación la placenta empieza a transmitirle anticuerpos al bebé que lo protegerán durante sus primeros seis meses de vida.

Para que las defensas maduren correctamente es necesario que tu bebé esté en contacto con los microbios, porque así su organismo aprenderá a rechazarlos. Por ello debes lograr un equilibrio entre una higiene adecuada y cierto contacto con los microbios más comunes.

Ahí radica la conveniencia de dejar a los niños un poco libres para tocar y chupar objetos, gatear o arrastrarse por el suelo o jugar con las mascotas de casa (vacunadas).

Tips para fortalecer las defensas de tu bebé

  • No le des antibióticos sin la orden del pediatra.
  • No fumes delante de tu hijo.
  • Pinta su habitación en colores pastel, con una luz agradable contribuirás a su bienestar y potenciará sus defensas.
  • La leche materna está repleta de sustancias que potencian la inmunidad: extiende la lactancia tanto como puedas.
  • Si le recetan antibióticos, dáselos en las cantidades y tiempo indicados para que no desarrolle resistencia a ellos.
  • Tu hijo debe dormir lo suficiente: entre 16 y 20 horas (recién nacidos); y 14 a 15 horas, de seis a 12 meses.

LLÉNALO DE APAPACHOS, CARICIAS, MASAJES Y BESOS
Muchos estudios vinculan el estrés y la inseguridad emocional con una disminución de las defensas del organismo. Tu misión para reforzar el sistema inmunológico de tu bebé es proporcionarle un entorno estable, transmitirle amor mediante tu atención, voz cálida y contacto físico.

Las vacunas preparan el cuerpo del recién nacido para generar anticuerpos, lo que le protege de ciertas enfermedades infecciosas en extremo peligrosas o al menos minimizan el riesgo de que las contraiga. Asegúrate de que tu hijo cumpla con el esquema de vacunación que fija el sector salud.

Por Mayra Martínez

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Espirulina, una proteína similar a la carne con muchos beneficios para tu hijo

Categorías
Salud

Si tu bebé suda demasiado, ¡cuidado!

Es normal que tu bebé llegue a tener sudoraciones, puede deberse a varios factores, sin embargo, si tu bebé suda demasiado, es importante que descubras si no se acompañan de otros síntomas. Conoce por qué.

Un recién nacido puede llegar a sudar demasiado por diversas causas, como el medio ambiente cálido, beber algo demasiado caliente para él, dormir con demasiada ropa o muy envuelto, incluso fiebre, sin embargo, en ciertos casos, también podría llegar a ser síntoma de una enfermedad cardiaca.

En algunas ocasiones, aunque en un bajo porcentaje, este tipo de sudor se atribuye a que el bebé tenga algún defecto cardiaco. Es poco probable que la insuficiencia cardíaca se manifieste sólo en forma de sudores, no obstante es importante tener cuidado si esto se acompaña de los siguiente síntomas:

  • Se fatiga constantemente
  • Le cuesta comer seguido, hace pausas. No se acaba los biberones o succiona muy poco cada vez.
  • Se ve pálido o bien se le ponen amoratados los labios o los dedos.
  • Ha subido poco peso.
  • Tiene las piernas inflamadas o parece hinchado.

Si detectas alguno de estos síntomas que acompañen las sudoraciones en tu bebé, no te alarmes, lo importante es que acudas con su pediatra para tener un diagnóstico adecuado. Recuerda que es una condición poco frecuente que presente un «soplo» en el corazón, sin embargo se debe descartar o confirmar. ¡Cuídalo!

Te invitamos a leer también:

¿Es normal el corazón de mi bebé?

 

 

Categorías
Nutrición

7 tips para conservar la leche materna

Si ya tienes que volver a trabajar luego de tu licencia por maternidad y quieres seguir dando a tu bebé leche materna, es muy importante que sepas qué cuidados debes tener para conservarla. 

Si decidiste amamantar a tu bebé ¡muchas felicidades! Es un buen regalo que puedes darle, ya que tu leche contiene todos los nutrientes indispensables para que crezca y se mantenga sano y le trae mucho beneficios a tu hijo, como estos:

12 beneficios de la leche materna para tu bebé

Por lo mismo, de seguro quieres que tu bebé se beneficie tomando tu leche por el mayor tiempo posible. Sin embargo, ¿ya es hora de volver al trabajo? En este caso, tener un extractor de leche te podría ser muy útil. Sin embargo, debes saber cuáles son las claves para almacenar tu leche para que se mantenga fresca y no pierda sus nutrientes.

Para conservar la leche materna

1.Utiliza recipientes de vidrio o de plástico resistente que estén bien limpios y esterilizados.

2. También puedes utilizar bolsas especialmente creadas para guardar la leche materna.

3. Guarda la leche en pequeñas cantidades que coincidan con lo que toma tu pequeño. Esto debido a que cada vez que tu bebito toma leche del biberón, su saliva se mezcla con la leche. Por ello, debes evitar darle la leche que sobra de la toma anterior.

4. Escribe la fecha y la hora en la que te extrajiste la leche en cada recipiente con una etiqueta y un marcador no tóxico. Si tu bebé está en el hospital o en una guardería, marca cada bolsa con el nombre de tu tesoro.

5. Puedes combinar leche que te extraes en distintos días. Si haces esto, escribe la fecha del primer día que lo realizaste.

6. Si vas a usar la leche en un lapso de 8 días, puedes guardarla en el refrigerador.

7. Puedes agregar leche fresca a la que ya está refrigerada.

Con estos sencillos consejos, no tendrás de qué preocuparte si no puedes alimentar a tu pequeño personalmente, ya que a pesar de tu ausencia, recibirá los nutrientes necesarios para su sanos desarrollo. ¡Buena suerte!

Te invitamos a mirara nuestro video acerca de la lactancia: 

FOTO GETTY IMAGES

Categorías
Salud

¿Es malo calentar en el microondas la comida del bebé?

Si tu hijo ya está en la etapa de la alimentación complementaria quizá tengas esta duda. Es muy cierto que actualmente la mayoría de las personas calientan sus alimentos en el microondas, pero ¿es saludable para los niños? ¿Está bien calentar en el microondas la comida del bebé?

A muchos padres les gusta calentar la comida de sus bebés en el microondas, o muy probablemente lo hacen por practicidad, para ahorrar tiempo. ¿Es bueno o malo?

La llegada del microondas a los hogares supuso un antes y un después en el cocinado y recalentamiento de comida. Aunque muchos se resistieron a su utilización, a día de hoy es poco frecuente encontrar una cocina que carezca de este electrodoméstico.

Todos los que tenemos microondas, no todos los alimentos se calientan igual de rápido ni todos se calientan de la misma manera. Ello depende del contenido de agua, de la densidad y de la cantidad de alimento que metamos dentro.

La energía del microondas no penetra bien en los alimentos más gruesos y eso podría producir una cocción desigual. Esto quiere decir que si utilizamos un microondas para cocinar alimentos, tenemos que tener en cuenta que si lo dejamos poco tiempo podría haber zonas no cocinadas del todo, quedando crudas o mal hechas y, en consecuencia, no matando microorganismos que podrían ser peligrosos para nosotros o nuestros hijos.

En general, prácticamente todos los alimentos son susceptibles de ser cocinados en el microondas.

Te compartimos estos tips para calentar en el microondas la comida de tu bebé de modo correcto

  • Colócalos en un recipiente apto para microondas.
  • Ten cuidado en remover el alimento con frecuencia ya que no todas las capas del alimento se calientan por igual.
  • Cuida los líquidos, por ejemplo la leche materna, ya que puede haber zonas mucho más calientes que otras y el riesgo de escaldado es muy elevado.
  • Debes tener también cuidado de no introducir elementos metálicos y de no poner en marcha el microondas vacío.
  • No pongas huevos en el microondas, ni crudos ni cocidos.

Por Miguel Soria

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Mitos acerca de cómo hidratar a los bebés (que pueden arriesgar su salud)