Categorías
Corazón

¿A tu hijo le desagrada dar abrazos y que lo abracen?

¿Es normal, debes pedirle que lo haga, obligarlo, alentarlo? Descubre por qué sucede y qué puedes hacer cuando a tu hijo le desagrada dar abrazos y que lo abracen.

Todos los padres tenemos la certeza de que educar con amor a los pequeños es la fórmula ideal para que crezcan y se desarrollen plenamente. Deseamos inculcarles formas para que expresen sus sentimientos, cariño y emociones; sin embargo, no es sencillo para todos los pequeños ni todos son capaces de hacerlo de igual manera.

De hecho, algo típico es que no les gustan los abrazos, ni darlos ni recibirlos; pero no se trata de algo malo, sino de una etapa por la que todos pasamos cuando crecemos. Así que no te alarmes ni lo tomes a mal cuando tu pequeño haga caras porque lo abrazas o le pides que lo haga. Aquí te lo explicamos.

Para comenzar, es importante que no fuerces ni reprendas al pequeño porque no le gusta dar abrazos. Recuerda que es su cuerpo y tiene todo el derecho a decidir el tipo de contacto que le gusta o no recibir.

Abrazar no sólo es una muestra de afecto, sino también una convención que sirve para saludar. Tu peque no lo sabe, lo aprenderá con el tiempo, y no es que no sienta cariño, sino que no tiene la misma necesidad emocional que un adulto para hacerlo.

Negarse a abrazar también es una forma de protección frente a extraños. A determinada edad ellos comienzan a distinguir quiénes son parte de su núcleo familiar o no. Si a un pequeño le genera conflicto hacerlo, es una posible señal de que fue herido de alguna manera, así que debemos averiguar qué sucedió.

Su formación y desarrollo físico y emocional aún dependen de ti, pero su zona de confort es muy diferente a la tuya. Los abrazos pueden no significar lo mismo para él, por lo que tienes que respetar eso.

Dar un abrazo no es la única manera de expresar afecto, por lo que tu pequeño puede encontrar otras maneras de hacerlo. Forzarlo es interferir en su desarrollo y acotar su creatividad para expresarse, así que mejor ayúdalo a descubrir cómo puede hacerlo y sentirse cómodo con ello. ¡Buena suerte!

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

Tipos de abrazos para hacer sentir a tu hijo tu amor

Categorías
Corazón

3 sanas formas de expresar amor que tu hijo debe aprender

Está en ti, como mamá o papá, enseñar a tu hijo a expresar amor de modo positivo; si aprende a vincularse de esta forma, llenará su vida de momentos y personas de gran valía y plenitud.

Sigmund Freud decía que “infancia es destino” y, si esto es cierto, significa que la calidad de amor a la que se acostumbre tu hijo de pequeño será la calidad de amor que busque y provea cuando sea adulto. Y eso sí que es destino.

Sanas formas de expresar amor

BESOS

  • Implican emociones, sensaciones, mensajes químicos, intercambios de información olfativa, táctil y psíquica que permiten detectar la compatibilidad con otras personas.
  • Activan el centro cerebral del placer, lo que nos hace sentirnos más cercanos a las personas.
  • Implican una vulnerabilidad del espacio vital que no debe llevarse a cabo con cualquiera: deben ser personas apreciadas, cercanas, confiables y genuinas.
  • Respeta y avala la decisión de tu hijo sobre a quién besar y a quién no para que cuando no estés cerca, él pueda cuidarse a sí mismo.
  • Enseña a tu hijo que los besos en la boca están destinados nada más para la pareja.
  • Cuando los niños son pequeños demuestran su cariño a través de los besos, son uno de sus regalos más valiosos; reconócelos, agradécelos y nunca, aunque estés enojada, los rechaces.

ABRAZOS

  • Los humanos nacemos sin la noción de nuestros límites corporales; a través del contacto logramos establecer un concepto mental con nuestro cuerpo y sus necesidades de afecto.
  • Cuando abrazas a tu pequeño le transmites varios mensajes: desde comprensión y cariño hasta contención e inclusión.
  • Los niños que son abrazados constantemente por sus padres aprenden a sentirse amados y seguros, lo que se traduce en autonomía, amor propio y preocupación por las demás personas en su adultez.
  • Facilitan la recuperación de su equilibrio en un berrinche; alguien fuerte, capaz e interesado en su bienestar le ayuda a contener su agresión, cordura e identidad.
  • Los abrazos cariñosos provocan una mayor secreción de serotonina, y reducen los sentimientos de enfado y apatía.
  • Los abrazos nos permiten expresar todo tipo de sentimientos sin tener que hablar. Es una forma instintiva e inconsciente por la cual dos personas se comunican de manera profunda. Cuando no sepas qué decirle a tu hijo, dale un abrazo.

“TE QUIERO”

  • Escucharlo le ayudará a saberse valioso, que merece ser amado. Así se relacionará con los demás.
  • Estas palabras aumentan la conexión emocional, formando un canal de confianza y diálogo entre quienes se las dicen.
  • Cuando le dices “te quiero” generas un ambiente de tranquilidad, seguridad y felicidad. Esa es la base de la salud mental.
  • No hay mejor manera de reconocer sus aciertos y alentar las conductas que le sean beneficiosas que a través del “te quiero”.
  • Permite construir una relación positiva donde las personas se sienten con toda certidumbre admiradas, respetadas y aceptadas.
  • Tu hijo reproducirá tu forma de expresar emociones y afectos: sé un modelo asertivo, amoroso y sin miedo a exteriorizar emociones.

Por Judith Celis, psicoterapeuta y bloguera en padresestrella.com

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Niños amados serán adultos que sabrán dar y recibir amor

Categorías
Ser Familia

Cómo manejar la desnudez frente a tu hijo

Cómo manejar la desnudez frente a tu hijo

¿A qué edad debes cubrir como papá tu desnudez frente a tu hijo? Descubre las señales que te ayudarán a entender si lo estás incomodando.

Cómo manejar la desnudez frente a tu hijo

Durante los primeros meses del bebé, nos resulta cómodo tanto a papá como a mamá bañarnos con nuestros pequeños. Incluso, hay papás que acostumbran estar en casa sin ropa. Sin embargo, hay cierta edad en que los hijos pueden mostrar cierta incomodidad ante este tipo de costumbres.

Los expertos dicen…

Alba García Barrera, investigadora de la Universidad a Distancia de Madrid, afirma que la desnudez de los padres frente a los hijos todavía es un tema sin resolver, pues algunos expertos opinan que ésta puede ocasionar futuros problemas sexuales; por otro lado, hay especialistas que opinan que es la mejor forma de que el niño descubra el cuerpo humano.

Las señales

En realidad no hay una edad específica en los hijos en la cual los padres deban cubrirse frente a ellos. Sin embargo, los niños pueden tener un cambio de actitud entre los 2 y 5 años, y esta se refleja en su lenguaje corporal con las siguientes señales:

  • Muestra mucha curiosidad sobre el cuerpo de mamá o papá
  • Rechaza el contacto físico, como los abrazos y besos
  • Parece excitado
  • Quiere tocar los órganos sexuales de mamá o papá
  • No deja de mirar los cuerpos de mamá o papá
  • Hace muchas preguntas sobre la diferencia en los cuerpos

Cuando los niños presentan estos signos, puede que esté percibiendo de forma negativa la desnudez y se deben tomar medidas necesarias. Más que platicar con él y tratar de explicarle, los padres deben valerse de su intuición para saber que sus hijos se sienten incómodos, pues desde pequeños empiezan a desarrollar el sentido de la intimidad y la privacidad.

¿Qué hacer?

Lo mejor será cubrirse frente a tu hijo para que también descubra el sentido de pertenencia personal de sus cuerpos y no crearle conflictos.

¿Le pasa a tu hijo?

Mi hijo se toca los genitales, ¿cómo saber cuándo es sano y cuándo no?

Las preguntas incómodas

Hay parejas que han tratado cubrirse desde un principio de sus hijos, pero esto no evitará que empiecen a diferenciar la sexualidad y madurez de otros cuerpos. Si empieza a preguntar, lo mejor es describir sin juicios, tal y como le explicarías otro tema de forma natural, sin entrar en grandes detalles.

Algo muy importante es que no debes mostrar incomodidad a tus hijos sobre el tema de la desnudez y la sexualidad, pues podrías cohibirlo sin querer. Lo mejor es ser claro y respetuoso para transmitirle un mensaje positivo y hacerlo sentir seguro.

¿Tu hijo te ha hecho preguntas sobre tu cuerpo?

Foto: Getty Images

¿Tienes a un pequeño curios en casa?

¿Por qué mi hijo quiere saberlo todo?

Categorías
Así Crece

La importancia de decir «te quiero»

La importancia de decir «Te quiero» a tu hijo todos los días es primordial, mira por qué.

Sigmund Freud decía que “infancia es destino” y, si esto es cierto, significa que la calidad de amor a la que acostumbres a tu hijo desde pequeño será la calidad de amor que busque y provea cuando sea adulto.

Dale BESOS

Implican emociones, sensaciones, mensajes químicos, intercambios de información olfativa, táctil y psíquica que permiten detectar la compatibilidad con otras personas.

Activan el centro cerebral del placer, lo que nos hace sentirnos más cercanos a las personas.

Implican una vulnerabilidad del espacio vital que no debe llevarse a cabo con cualquiera: deben ser personas apreciadas, cercanas, confiables y genuinas.

Respeta y avala la decisión de tu hijo sobre a quién besar y a quién no para que cuando no estés cerca, él pueda cuidarse a sí mismo.

Enseña a tu hijo que los besos en la boca están destinados nada más para las parejas adultas.

Cuando los niños son pequeños demuestran su cariño a través de los besos, son uno de sus regalos más valiosos; reconócelos, agradécelos y nunca, aunque estés enojada, los rechaces.

Dale ABRAZOS

A través del contacto logramos establecer un concepto mental con nuestro cuerpo y sus necesidades de afecto. Está en ti, como mamá o papá, enseñar a tu hijo a expresar sus afectos de modo positivo.

Cuando abrazas a tu pequeño le transmites varios mensajes: desde comprensión y cariño hasta contención e inclusión.

Los niños que son abrazados constantemente por sus papás aprenden a sentirse amados y seguros, lo que se traduce en autonomía, amor propio y preocupación por las demás personas en su adultez.

Los abrazos facilitan la recuperación del equilibrio tras un berrinche.

Los abrazos cariñosos provocan una mayor secreción de serotonina, y reducen los sentimientos de enfado y apatía.

Los abrazos nos permiten expresar todo tipo de sentimientos sin tener que hablar, son una forma de comunicación profunda.

Cuando no sepas qué decirle a tu hijo, dale un abrazo.

La importancia de decir «Te quiero»

DILE “TE QUIERO”

Estas palabras aumentan la conexión emocional, formando un canal de confianza y diálogo entre quienes se las dicen, esta es la importancia de decir «te quiero»:

Cuando le dices “te quiero” a tu hijo generas un ambiente de tranquilidad, seguridad y felicidad. Esa es la base de la salud mental.

No hay mejor manera de reconocer sus aciertos y alentar las conductas que le sean beneficiosas que a través del “te quiero”.

Permite construir una relación positiva donde las personas se sienten con toda certidumbre admiradas, respetadas y aceptadas.

Tu hijo reproducirá tu forma de expresar emociones y afectos: sé un modelo asertivo, amoroso y sin miedo a exteriorizar emociones.

En el arte de dar afecto es necesario regular y modificar el tipo e intensidad de las manifestaciones de acuerdo a las características de personalidad de cada hijo.

¿Tu hijo también te dice «te quiero»?

Mira cómo reforzar la autoestima de tu hijo