Categorías
Nutrición

Sigue la dieta maya y evita envejecer

La cultura maya también nos dejó su sabiduría en alimentación, sigue la dieta maya y evita envejecer.

La sabiduría maya

La cultura maya basó su sabiduría en el equilibrio ya que procuraban consumir frutas y vegetales vírgenes para aumentar la felicidad y tener una mejor calidad de vida. Creían que los humanos somos parte de la naturaleza, por eso también resaltaban la importancia de practicar ejercicio ya que llevar una vida sedentaria da lugar a enfermedades y a envejecer más rápido.

Según la cultura maya, lo ideal es que tu alimentación sea rica en frutas, verduras y semillas pero naturales y frescos.

El secreto maya

Come verduras frescas: zanahorias, pepino, calabazas, lechuga, col, apio, jitomate, espinacas, berros, betabel…

Toma lácteos orgánicos y vegetales.

Come pan y tortilla hechos con ingredientes naturales.

Evita las carnes de cualquier tipo.

Come frutas y verduras amarillas, porque son ricas en antioxidantes y retardan los efectos del envejecimiento.

Las hojas verdes, coles, espárragos, brócoli, ejotes y espinacas ayudan a renovar la sangre y los tejidos. Come jitomate crudo, protege contra el cáncer.

Las fresas, frambuesas y frutos rojos ayudan a la buena circulación.

Lo ideal es que comas de 7 a 9 verduras y vegetales crudos para que tu cuerpo absorba los nutrientes necesarios para su buen funcionamiento y así evitar que los tejidos se desgasten rápido y aparezcan signos de envejecimiento.

¿Cuál es tu ensalada favorita? ¿Eres vegetariana o vegana?

Te interesa: Pros y contras de las dietas más populares

Categorías
Embarazo

Beneficios del yoga prenatal para ti y tú bebé

Beneficios del yoga prenatal para ti y tú bebé, mira lo que te ofrece.

Hay varias formas de tener un embarazo saludable e irte preparando para recibir a tu bebé. 

Te interesa: Descubre los 10 alimentos para mejorar tu rutina de yoga

¿Qué es el yoga prenatal?

El yoga es una disciplina que se originó en India. Son ejercicios diseñados para relajarte y crear un vínculo afectuoso con tu bebé. 

¿Qué necesito para practicarlo?

No necesitas haber practicado yoga antes de embarazarte, pero para practicarlo necesitas la aprobación de tu doctor.

Beneficios del yoga prenatal para ti y tú bebé

  • El yoga le da tranquilidad a tu mente y cuerpo.
  • Ayuda a tener un parto natural ya que mantiene tus niveles de estrés bajo control.
  • Tienes una buena condición física.
  • Tu salud mental está en óptimas condiciones.
  • Facilita el nacimiento por parto natural.
  • Prepara a tu cuerpo para recibir a tu bebé.
  • Ayuda a que la recuperación posparto sea más rápida.
  • El convivir con otras mujeres embarazadas ayuda a estar armonía.
  • Reduce los niveles de ansiedad.
  • Baja lo niveles de estrés.
  • Relaja los músculos tensos.
  • Te da más fuerza y resistencia.
  • Tonifica y fortalece los músculos que intervendrán en el momento del parto.
  • Aminora la retención de líquidos.
  • Ayuda a controlar tu respiración y a hacerlo de forma correcta.
  • Propicia un mejor descanso y sueño de calidad.
  • Te permite disfrutar tu embarazo de una forma más feliz.
  • Alivia los dolores de espalda.
  • Aumenta la flexibilidad de tu cuerpo.
  • Regula la buena circulación sanguínea.
  • Prepara a tu cuerpo para un parto natural.
  • Tu bebé percibe que estás tranquila y feliz.
  • Tu bebé goza de tus emociones felices.
  • Como en algunos movimientos frotas tu pancita, tu bebé disfruta ese contacto.

Puedes disfruta de un tiempo y espacio para ti y para sentir a tu bebé.

¿Tendrás parto natural o cesárea?

Tómalo en cuenta…

Estas complicaciones se pueden presentar en el momento del parto

Categorías
Belleza

13 tips para prevenir las várices

Con la llegada del calor y la primavera viene la época de sacar las faldas y vestidos, sigue estos 13 tips para prevenir las várices y lucir unas piernas bonitas.

¿Qué son?

Son venas que se hinchan en la zona de las piernas, debido a una acumulación de sangre que no es normal.

¿Qué las causa?

Durante el embarazo, diferentes hormonas aumentan el volumen de la sangre que circula en el cuerpo e incrementan la presión intravenosa. Durante la gestación realizas menos actividad física y tu bebé presiona la pelvis, lo que dificulta el regreso de la sangre desde las piernas a tu corazón.

Señales para detectar várices

• Sientes ardor, comezón, hormigueo, dolor o piernas muy cansadas

• Tienes los tobillos y piernas hinchadas

• Se eleva tu temperatura corporal, en especial en las venas

• Percibes pequeñas venas rojizas o azules (como ramificaciones) en las piernas

• Observas cambios en la coloración de tu piel

• Te dan fuertes calambres nocturnos

Várices y embarazo

Durante el embarazo hay mayor riesgo de que aparezcan o aumenten las várices porque los vasos sanguíneos de las piernas se sobrecargan por el peso creciente del bebé.

Sigue estos 13 tips para prevenir las várices y también para aliviar un poco las molestias:

  1. Cuando tengas que permanecer mucho tiempo sentada procura mantener siempre las piernas un poco elevadas o de vez en cuando realiza movimientos rotatorios con los pies en un sentido y al otro.
  2. Consulta a tu médico para ver si puedes practicar ejercicios para favorecer la circulación, como el pedaleo de bicicleta acostada boca arriba y caminar.
  3. Báñate con agua tibia para tonificar los vasos sanguíneos, deja que el chorro de agua caiga sobre tus piernas.
  4. No subas demasiado de peso en el embarazo para no sobrecargar todavía más tus piernas. Consume alimentos ricos en fibra y evita las grasas.
  5. Practica regularmente algún ejercicio físico suave: caminar, nadar, pilates, yoga… Siempre y cuando tu médico te lo recomiende, te ayudará a que la sangre circule mejor.
  6. Si ya tienes várices o pasas mucho tiempo de pie, podrías utilizar medias de compresión. Tu médico puede recetártelas. Aliviarán mucho la pesadez y también ayudarán a que no empeoren las varices. Evita los calcetines apretados y procura que no se marque el elástico en tu piel.
  7. Para favorecer la eliminación de líquidos (en el embarazo se retienen más por los cambios hormonales), es aconsejable beber bastante agua; de todos modos, consulta a tu médico.
  8. No uses ropa entallada: prefiere la ancha y cómoda, tanto interior como exterior.
  9. Date masajes suaves en los tobillos (del tobillo al muslo) con alguna crema especial para piernas cansadas.
  10. Evita las posturas que dificultan la circulación, como cruzar las piernas. Consulta a tu médico para ver si puedes sentarte unos minutos por las tardes y elevar un poco los pies sobre una pared o banco.
  11. Usa calzado cómodo y deja los tacones o zapatos apretados.
  12. Consulta con tu médico si puedes dormir con las piernas más altas que la postura de tu cabeza y por cuánto tiempo lo recomienda.
  13. Evita bañarte con agua muy caliente, depilarte con cera caliente y exponerte al sol por periodos prolongados.

Si las tratas a tiempo, puedes prevenir las várices con un buen tratamiento, aunque si tienes factor hereditario, es probable que se presenten en alguna etapa de tu vida.

¿Te han salido várices? Recomiéndanos un tip.