Categorías
Ser Bebé

¿Qué hacer cuando tu bebé se priva?

Algunos bebés, cuando lloran dejan de respirar durante unos segundos; incluso llegan a perder la conciencia durante unos instantes. Como es lógico, te puede llegar a asustar, pero esos espasmos de sollozo no tienen consecuencias para la salud. ¿Qué hacer?

¿Por qué tu bebé se priva?

No está de más averiguar qué situaciones provocan los espasmos de sollozo, porque tenerlas identificadas permitirá en algunas ocasiones adelantarse a ellas. Para eso conviene analizar qué las motivó: ¿el niño se ha dado un golpe? ¿Se ha asustado? ¿No le han dado un juguete o un objeto que quería? ¿Le han llevado la contraria en algo?

Este episodio ocurre generalmente cuando el bebé o niño está enojado, frustrado y, en ocasiones, como respuesta al dolor. Los médicos conocen este cuadro con el nombre de Espasmo del sollozo.

¿Qué ocurre en este espasmo del sollozo?

Inicia con un llanto, que va aumentando junto con una respiración rápida hasta que el bebé deja de respirar. Lo que suele asustar es cuando el bebé se pone morado de los labios o se desmaya. Este episodio dura menos de un minuto, por eso no hay riesgo de que en esta ausencia de respiración haya daño cerebral.

¿Cómo reaccionar si tu bebé se priva?

  • Sobre todo, con sentido común.
  • Mantén la calma e intenta calmar a tu hijo en cuanto notes que su llanto aumenta. 
  • No se trata de conceder a tu hijo todos los caprichos ni de sobreprotegerlo por temor a que se prive, sino solo mantener la calma.
  • Tampoco es necesario soplarle en la cara, echarle agua o levantarlo en alto, como se recomendaba hace unos años, lo que más le ayuda será ver que los padres se mantienen tranquilos.
  • No cedas después de cada cuadro a lo que tu hijo deseaba, porque aprenderá que esta reacción le dará lo que quiera, siempre.
  • Si notas que dura más de un minuto, llévalo a su pediatra para una revisión médica.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

4 técnicas para serenarte y poder ayudar a tu hijo en berrinche

 

Categorías
Lactancia

Lactancia y bebé prematuro, todo lo que necesitas saber

Lactancia y bebé prematuro, todo lo que necesitas saber

El contacto amoroso ayuda a que tu bebé se recupere; lo ideal es que le des pecho durante el máximo tiempo posible.

Por Mayra Martínez

Lactancia y bebé prematuro, todo lo que necesitas saber

Además de la leche materna, tu pediatra te recomendará una nutrición especial compuesta por un fortificador con aditamentos nutricionales; tu bebé requiere una mayor cantidad de proteínas, vitaminas, minerales y otros nutrientes que lo protejan de posibles enfermedades.

Respondemos tus dudas…

Mitos de la lactancia

¿Crece el apego con la lactancia?

Sí, tu bebé sentirá tu amor de mamá a través de tu leche.

También toma en cuenta que…

  • Tu bebé puede requerir tomas más frecuentes que un nacido a término, ya que su estomaguito es muy pequeño.
  • Quizá tenga menos fuerza de succión y pueda necesitar más tiempo en cada toma o cansarse y no vaciar los pechos.
  • Por eso, en las primeras semanas debes usar un sacaleche después de alimentar a tu pequeño y sobre todo tenerle mucha paciencia.
  • Si sigues al pie de la letra las indicaciones médicas, conservas la calma y extremas algunas medidas, en pocos meses tú y el niño lograrán superar este difícil período.

Con tu bebé en el hospital

Lo mejor es que empieces a sacarte leche lo antes posible y varias veces al día. Según la edad, puede que tu bebé la tome por sonda o que esté sólo con nutrición parenteral (por vena); en algunos hospitales usan este método durante largo tiempo.

En las primeras semanas suele sobrar leche porque tu bebé toma muy poquita. La que sobra es muy apreciada porque es muy rica en proteínas, y los hospitales la guardan congelada para, semanas más tarde, añadirla a la leche que te saques.

ESTE ARTÍCULO SE PUBLICÓ POR PRIMERA VEZ EN LA EDICIÓN IMPRESA DE PADRES E HIJOS DE NOVIEMBRE DE 2018

Ponte en contacto con algún grupo de apoyo a la lactancia: te darán consejos prácticos y compartirás con otras mamás que vivieron el mismo caso.

¿Tu bebé nació prematuro?

Foto: Getty Images

Consume estos alimentos…

Alimentos posparto que debes consumir

Categorías
Ser Bebé

¿Qué es el cólico del lactante?

¿Qué es el cólico del lactante?

Por Berenice Villatoro y Mayra Martínez

El cólico del lactante es un problema común en los recién nacidos que le produce muchas molestias, sin embargo, desaparece cuando el peque expulsa el aire.

¿Qué es el cólico del lactante?

Cuando un bebé tiene cólicos llora desconsoladamente, siente malestar general y suele flexionar las piernas hacia la pancita. Con frecuencia, los cólicos causan preocupación a los padres, ya que no saben por qué su hijo está inquieto, hasta que comprueban que el llanto aumenta después de la toma y desaparece cuando el bebé consigue expulsar el aire.

¿Cómo lo evito?

  1. A la hora de la toma el bebé debe introducir toda la areola en su boquita y su nariz quedar despejada para que pueda respirar.
  2. Al terminar, es muy importante incorporarlo durante unos instantes hasta que eructe.
  3. Si expulsa el aire después de cada toma, se sentirá mucho más tranquilo.
  4. Si le das biberón, debes comprobar que succiones bien y de esta manera evitar los cólicos.Desde el inicio de la vida de tu hijo, domina el arte de la paciencia…

5 tips para tener paciencia, paciencia y más paciencia

¿Cómo lo alivio?

  1. Si tu pequeño tiene cólicos nunca lo obligues a comer, sobretodo si crees que la causa de su llanto es la falta de alimento.  El exceso de comida haría trabajar más al intestino y acabaría provocando un dolor aún más fuerte.
  2. Lo que hay que hacer es mantener la calma para poder transmitir a nuestro hijo toda la tranquilidad y el bienestar que en estos momentos necesita.
  3. El chupón puede ayudar a tranquilizarlo. Además, es normal que con el llanto prolongado ingiera incluso más aire que con la comida.
  4. No conviene hacer cambios de dietas ni de horarios sin consultar con el pediatra.
  5. Tampoco es recomendable recurrir a los remedios naturales (como infusiones) sin el consejo médico.
  6. Lo mejor es calmar su llanto con apapachos y cariño. ¡No te desesperes!
  7. Luz tenue, silencio o música suave lo ayudarán a relajarse. Cuando esté tranquilo, resulta beneficiosa una sesión de masajes en la pancita, con movimientos suaves y en el sentido de las agujas del reloj.

Los cólicos son muy molestos para tu bebé, ayúdalo a aliviarlos y prevenirlos.

¿Tu bebé sufre de cólicos?

Foto: Getty Images

¿Acaba de nacer tu bebé? Esto es lo que debes saber…

¿Papás primerizos? Estas son las molestias típicas de los recién nacidos

Categorías
Embarazo

Beneficios del yoga prenatal para ti y tú bebé

Beneficios del yoga prenatal para ti y tú bebé, mira lo que te ofrece.

Hay varias formas de tener un embarazo saludable e irte preparando para recibir a tu bebé. 

Te interesa: Descubre los 10 alimentos para mejorar tu rutina de yoga

¿Qué es el yoga prenatal?

El yoga es una disciplina que se originó en India. Son ejercicios diseñados para relajarte y crear un vínculo afectuoso con tu bebé. 

¿Qué necesito para practicarlo?

No necesitas haber practicado yoga antes de embarazarte, pero para practicarlo necesitas la aprobación de tu doctor.

Beneficios del yoga prenatal para ti y tú bebé

  • El yoga le da tranquilidad a tu mente y cuerpo.
  • Ayuda a tener un parto natural ya que mantiene tus niveles de estrés bajo control.
  • Tienes una buena condición física.
  • Tu salud mental está en óptimas condiciones.
  • Facilita el nacimiento por parto natural.
  • Prepara a tu cuerpo para recibir a tu bebé.
  • Ayuda a que la recuperación posparto sea más rápida.
  • El convivir con otras mujeres embarazadas ayuda a estar armonía.
  • Reduce los niveles de ansiedad.
  • Baja lo niveles de estrés.
  • Relaja los músculos tensos.
  • Te da más fuerza y resistencia.
  • Tonifica y fortalece los músculos que intervendrán en el momento del parto.
  • Aminora la retención de líquidos.
  • Ayuda a controlar tu respiración y a hacerlo de forma correcta.
  • Propicia un mejor descanso y sueño de calidad.
  • Te permite disfrutar tu embarazo de una forma más feliz.
  • Alivia los dolores de espalda.
  • Aumenta la flexibilidad de tu cuerpo.
  • Regula la buena circulación sanguínea.
  • Prepara a tu cuerpo para un parto natural.
  • Tu bebé percibe que estás tranquila y feliz.
  • Tu bebé goza de tus emociones felices.
  • Como en algunos movimientos frotas tu pancita, tu bebé disfruta ese contacto.

Puedes disfruta de un tiempo y espacio para ti y para sentir a tu bebé.

¿Tendrás parto natural o cesárea?

Tómalo en cuenta…

Estas complicaciones se pueden presentar en el momento del parto

Categorías
Padres e Hijos

3 formas de controlar el enojo

Es muy normal que tras un día de mucho trabajo, tránsito y el montón de obligaciones te sientas rebasada y reacciones con enojo a la primera que te hagan: te dejamos estas efectivas formas de controlar el enojo.

Tu hijo tira la leche y tú, te enojas; no quiere ponerse la pijama y tú le gritas “no te lo vuelvo a repetir”; vaya, que cuando sientes enojo no te agrada siquiera que haga ruido en la casa. ¿Qué hacer?

Te interesa: Alimentos que te hacen feliz

Exprésalo

Cuando estás enojada lo primero que te ocurre es una reacción instintiva hacia la agresión muchas veces contra el primero que te irrite o haga algo que no te gusta (aunque sea tu hijo). Por supuesto, esto no es lo ideal porque entre el enojo puedes herir a tu hijo con palabras o golpes. Necesitas poner en palabras tu emoción: «estoy enojada porque… (ya quería llegar a casa a descansar y hubo muchísimo tránsito, por ejemplo).

Suprímelo

Esto ocurre cuando dejas de enfocarte en el enojo y optas por orientar tu atención en actividades que desfoguen tu energía: jugar con tu hijo, el gym, tener sexo…es  convertirlo en algo constructivo; calro que no se trata de “tragarlo” porque de hacerlo, en cualquier momento puedes explotar por complaeto o de poco a poco con actitudes pasivo- agresivas del tipoenjuiciamiento o control del otro: “ya te dije cariño que lo estás haciendo mal y ahora debes repetir la palabra 100 veces”.

Déjalo ir

Es lo más difícil de lograr, para ello necesitas empezar a reconocer tus reacciones físicas del enojo para, poco a poco, irlas controlando cuando aparezcan con tu respiración calmada y profunda. Por otro lado, lo mejor es hacer conscientes tus pensamientos negativos del momento para no alimentarlos: “estoy harta de que nadie me ayuda, de tener tanta responsabilidad…». Busca callar tales pensamiento ocupando tu mente con ideas que te sumen paz: “voy a abrazar a mi hijo, jugaré un rato con el perro, esta vez voy a respirar, yo puedo…”.

Cuando tu hijo esté en pleno berrinche, tengas una pelea de pareja, mucho trabajo, estés frente a cualquier situación que te despierte el enojo, recuerda estas técnicas y hazlas. En verdad te funcionarán, solo es cuestión de practicarlas.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer:

Pensamientos positivos que te ayudan a ser mejor mamá

Categorías
Salud

Enojarte podría provocarte un infarto o derrame cerebral

Si eres de las personas que se enojan mucho o muy seguido, cuidado, tu salud se puede ver afectada gravemente. Podrías tener un ataque al corazón (infarto) a las siguientes dos horas de experimentar un coraje, además, se incrementa la posibilidad de que sufras un derrame cerebral.

El estrés aumenta la frecuencia cardiaca y la presión arterial, lo que restringe el flujo sanguíneo, la próxima vez que sientas mucho coraje, trata se respirar, intenta hacer al menos cinco respiraciones por minuto para reducir la presión arterial.

El estrés incrementa tus probabilidades de sufrir un derrame cerebral ya que genera respuestas inflamatorias en el torrente sanguíneo, lo cual reduce el flujo de sangre hacia el cerebro.

¿Qué  puedes hacer para evitar un derrame cerebral o infarto?

* Mantener la calma.

* Ir al gimnasio, con media hora de ejercicio se puede reducir la ansiedad.

* Meditar para disminuir la presión arterial.

* Cuidar de tu jardín al menos 20 minutos al día, ayuda a reducir la presión arterial, lo que disminuye en un 30 por ciento el riesgo de sufrir un derrame cerebral.

* Caminar al aire libre.

* Pintar sobre un lienzo, hoja ¡o hasta en una servilleta!

* Armar un rompecabezas.

* Resolver sopas de letras, laberintos o crucigramas.

* Respirar profundo al menos seis veces seguidas.

* Guardar la calma y tratar de encontrar una mejor solución.

* Sonreír más. Un estudio de la Universidad de Michigan, EUA. reveló que las personas que sonríen más pueden reducir su riesgo de sufrir un derrame cerebral ya que al sonreír el cerebro produce cortisol, una hormona que evita la inflamación de las arterias.

¿Sabías que el 1/3 de la población adulta mundial tiene la presión arterial alta según la OMS?

Dato alarmante: 77% de las personas que sufren un derrame cerebral tienen la presión arterial alta.

Te interesa: 5 alimentos que estimulan el cerebro y te harán más inteligente