Categorías
Salud

Genes cancerígenos, no son determinantes para desarrollar la enfermedad

¿Sabías que es posible prevenir el desarrollo de los genes cancerígenos cuando se tienen antecedentes familiares poco favorecedores? Aún falta mucho por saber sobre el comportamiento genético del cáncer; sin embargo, en algunos casos puede ocurrir. 

El Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas de España (CNIO) aclara que no es la enfermedad lo que se transmite, sino la probabilidad de presentarla debido a la existencia de un gen con un error en las células de la línea germinal de los padres (óvulos y espermatozoides).

10% DE TODOS LOS CASOS DE CÁNCER SON HEREDITARIOS;
POR TANTO, EL FACTOR GENÉTICO NO ES EL PRINCIPAL ORIGEN DE ESTA ENFERMEDAD.

El cáncer de mama, ovario, colon e infantil (del ojo) son los que representan un riesgo de transmisión genética más alto.

Pruebas genéticas, para prevenir

El Centro de Cáncer de Stanford, en California, Estados Unidos, recomienda que cuando exista la sospecha de que un progenitor haya heredado el cáncer a sus hijos, se someta a un estudio para determinar si la mutación causante se puede identificar antes de poner a prueba a su descendencia.

¿Cuándo hacerse la prueba genética?

Hay que evaluar los patrones de herencia que indican el riesgo de padecer la enfermedad:

  1. Baja probabilidad de transferencia genética: cuando pocos o ningún pariente cercano (abuelos, padres, hermanos, tíos o primos) lo ha presentado.
  2. Riesgo modesto (cáncer familiar): si algunos familiares lo han tenido a una edad inusualmente temprana, ya sea del lado materno o paterno.
  3. Recomendable (cáncer hereditario): cuando uno o varios familiares cercanos lo han padecido antes de los 50 años y en un sólo lado de la familia.

La genética se puede cambiar con…

PREVENCIÓN

• 3 horas de ejercicio a la semana, a intensidad moderada, reducen un 34 % la posibilidad de presentar cáncer de mama.
• 20 minutos diarios de exposición solar (con protector solar) estimulan la vitamina D para evitar alteraciones en las células de las mamas.

 Asesoría Alberto Serrano, médico del servicio de oncología del Centro Médico ABC

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

¿Cómo detectar cáncer infantil?

Categorías
Salud

Datos sobre el cáncer de ovario que necesitas saber

El cáncer de ovario es el séptimo tipo de cáncer más frecuente entre las mujeres de todo el mundo y el tercer en México, por ello, es necesario saber sus repercusiones, cómo cuidarte y prevenirlo. 

¿Qué es el cáncer de ovario?

Es una enfermedad en la que se produce un desarrollo de células cancerosas en el ovario, que se dividen y crecen de forma descontrolada. Como ocurre en otros tipos de cáncer, puede propagarse a otros tejidos, produciéndose una metástasis.

Cuando la enfermedad progresa, afecta a los ganglios linfáticos y por sistema linfático se extiende hasta el  riñón y al resto del organismo. En un 2-3% de los casos,  los órganos afectados son fundamentalmente el hígado y el pulmón.

El riesgo de sufrir un cáncer de ovario aumenta con la edad y principalmente después de la menopausia. Aunque algunas mujeres de  20 o 30 años de edad pueden padecer un cáncer de ovario, el riesgo en estas edades es bajo. La  gran mayoría de los casos se diagnostican por encima de los 45 años, siendo la edad media de diagnóstico de 61-63 años. El problema es que 70% de los casos se diagnostican en etapas tardías, a causa de la falta de métodos que puedan detectarlo en sus etapas tempranas.  

Te compartimos la infografía que el Instituto Nacional de salud Pública ha difundido acerca del cáancer de ovario para mantener informada a la población mexicana. No dudes en acudir a tu médico si presentas estos síntomas de modo frecuente: «dolor pélvico, síntomas digestivos como distensión, la constipación, dificultad para la eliminación de gases». 

 

Conoce estos datos acerca de la genética y el cáncer.

FOTO GETTY IMAGES

 

Categorías
Salud

Tener un bebé y padecer de quistes ováricos al mismo tiempo

Los quistes ováricos son uno de los factores más comunes que provocan infertilidad en la mujer y suelen aparecer justo en la edad reproductiva. Sin embargo, hay solución y el sueño de ser mamá sobrevive a este padecimiento.

De acuerdo con la doctora Norma Indira Barrera Vargas de Ingenes, los quistes ováricos son pequeñas bolsas llenas de líquido o de otro tejido que se forma en el ovario. La formación de pequeños quistes en los ovarios es normal y la mayoría de las veces resultan inofensivos y tienden a desaparecer solos; sin embargo no deben dejar de monitorearse para evitar que causen otros padecimientos.

Existen diferentes tipos de quistes en los ovarios; la gran mayoría son benignos y el porcentaje de riesgo de padecer cáncer de ovario disminuye. Aparecen sobre todo en la edad reproductiva que va de los 20 a los 45 años.

Especial

La detección de estos tumores en pacientes en edad reproductiva debe pausar la planeación de un embarazo y proceder a resolver el padecimiento. Puede ser por la vía quirúrgica o por tratamiento médico.

Es importante estar conscientes de las implicaciones quirúrgicas del tratamiento, pues pueden impactar directamente en la fertilidad de la paciente. Sin embargo, es posible lograr un embarazo y tener un bebé. Tu médico debe autorizar y tenerte en observación de tres a seis meses.