Categorías
Ser Mamá

¿Cómo aliviar el dolor de la cesárea?

Si tu bebé nació por cesárea, te damos estos consejos para aliviar el dolor de la cesárea.

Cuidados básicos

Evita los esfuerzos abdominales al menos la primera semana de que haya nacido tu bebé.

Si tienes necesidad de toser, ponte una almohada sobre el vientre, abrázalo e inclínate hacia adelante, así aliviarás la fea sensación.

Durante la lactancia materna, usa una almohada especial para lactancia o coloca una almohada debajo del bebé no lastimar tu herida.

Cuando cargues al bebé, hazlo desde la cintura usando los brazos y no lo recargues en el abdomen.

Si se te cayó algo, levántalo flexionando las rodillas, no la cintura.

Tu doctor te quitará los puntos después de diez días, no te preocupes, no duele.

La recuperación de la cesárea requiere ciertos cuidados

La buena noticia, cuando pase la cuarentena, te sentirás como nueva.

Tu cicatriz estará sensible durante los primeros días, quizá luego sientas como que la piel se te estira, incluso dolor leve.

¿Cómo aliviar el dolor  de la cesárea?

Ponte una bolsa de agua caliente en el abdomen y reposa unos minutos.

Toma un baño relajarte con agua caliente.

 

Corre al doctor

  1. Si sientes un dolor persistente.
  2. Si la zona de la herida tiene un color rojo intenso.
  3. Si tu herida tiene algún líquido gris, amarillo o verde y huele mal.

¿Se me notará?

La cicatriz de la cesárea es casi imperceptible, no te preocupes, ¡podrás seguir usando bikini!

¿Puedo tener relaciones sexuales?

Lo mejor es esperar la cuarentena para reanudar la actividad sexual, debes darle tiempo a tu cuerpo de que se recuperen los tejidos internos y que tu piel cicatrice bien. Busquen posturas laterales, así evitarás que tu pareja se apoye en tu vientre y pueda darte dolor.

Un nuevo bebé

Si deseas tener otro bebé, necesitas esperar al menos un año para que la cicatriz soporte. Aunque toma en cuenta que haber tenido un primer parto con cesárea, no significa que el siguiente sea así, podrías tener un parto natural.

¿Te hicieron cesárea?

Tips para cuidar tu herida de la cesárea

Categorías
Salud

Cómo cuidar tu herida de la césarea

¿Ya nació tu bebé? ¿Te hicieron cesárea? Te decimos cómo cuidar tu herida de la cesárea.

Dile a tu doctor que tienes estos padecimientos para que te ayude a estabilizar tu cuerpo.

Cómo cuidar tu herida de la cesárea

A diferencia del parto natural, la cesárea podría provocarte ciertas molestias, aquí las más frecuentes:

Después de la anestesia

Depende de cómo tu cuerpo responda, tu recuperación puede ser de pocas horas o de hasta dos días.

Dolor en la zona

Cuando el efecto de la anestesia desaparezca, sentirás el dolor de la herida, pide a tu doctor que te dé analgésicos.

Náuseas y vómito

Dile a tu doctor que tienes estos padecimientos para que te ayude a estabilizar tu cuerpo.

Estreñimiento

Puede que pasen algunos días para que puedas ir bien al baño.

Si tuviste un parto por cesárea, ten en mente que estarás más tiempo internada para que el médico supervise tus signos vitales, orina, flujo vaginal y el estado de la herida.

¿Te hicieron cesárea?

Categorías
Ser Mamá

¿Cuándo comenzar a hacer yoga con tu bebé?

Quieres hacer yoga con tu bebé porque además de ayudarte a guardar la línea después del parto, sabes que te ayudará a mejorar tu desempeño como mamá; pero, ¿cuándo comenzar a ponerse en movimiento?

Para Nicole Bishop, practicante de Hatha Yoga (un tipo de yoga) desde hace más de 10 años: «Practicar esta actividad con el bebé hace a las mamás más intuitivas y serenas a la hora de atenderlo, y al pequeño lo ayuda a conectarse mejor con su nuevo medio, de una manera más sana, amable y natura». Por ello, pon en marcha estos consejos; te ayudarán a iniciar del mejor modo para ti y tu bebé.

¿Cuándo empezar?

Como al principio lo más importante no es el ejercicio físico sino la vinculación con el niño, no necesitas estar completamente recuperada del parto para empezar a realizar posturas yóguicas, siempre y cuando la fuerza de éstas no recaiga sobre el abdomen.

El peque, por su parte, también puede beneficiarse con esta disciplina desde los primeros días de su nacimiento.

Puedes comenzar, por ejemplo, recostándote junto con el pequeño y colocando una de tus manos sobre su ombliguito, mientras colocas la otra sobre tu abdomen, cierras tus ojos y te concentras en el ritmo de la respiración de ambos. Es una forma completamente inofensiva (y muy yóguica) de hacer conciencia sobre la llegada de ese pequeño ser a tu vida.

Desde luego, los ejercicios cuya fuerza recaen directa o indirectamente sobre los  músculos del abdomen, debes dejarlos para después; a partir del mes y medio tras el nacimiento del nene, si el parto fue vaginal, y para después del segundo mes posparto, en el caso de que haya nacido por cesárea.

De hecho, practicar yoga con el nene debe ser una actividad relajada, tranquila; si al principio él se rehusara a cooperar, no te preocupes, pospón la sesión y, en tanto, disfruta dándole tu atención, percibiendo su ritmo cardiaco, mirándolo…

Por Felipe Salinas

Categorías
Embarazo

Bebé nace embarazada de su gemelo y la someten a cesárea

Una inesperada noticia se llevó la colombiana Mónica Vega, al enterarse de que su embarazo presentaba una complicación poco inusual que no había sido detectada durante los primeros seis meses de gestación.

Sucedió que al realizarse una tomografía durante el séptimo mes, los médicos notaron que su bebé tenía dos cordones umbilicales, situación que los preocupó de inmediato, pero al analizar el caso, llegaron a la conclusión de que la pequeña se encontraba embarazada del que podría ser su hermano gemelo.

Finalmente los galenos llegaron a la conclusión de que debían esperar a que la pequeña naciera para poder someterla a una cesárea de emergencia, y así sucedió, 24 horas después de haber llegado a este mundo fue intervenida.

La cirugía fue planeada rigurosamente por los especialistas, logrando tener éxito en la misión de salvar a la nena que recibió el nombre de Itzamara, quien podrá llevar una vida normal.

Cabe destacar que durante los primeros meses de embarazo, jamás fue detectada esta anomalía, afortunadamente la mamá y la recién nacida se encuentran en recuperación para poder regresar a casa lo más pronto posible.

¿Qué piensas sobre este tema?, ¡Cuéntanos en nuestras redes sociales!

 

 

 

 

 

 

Categorías
Embarazo

Consejos para recuperarte de una cesárea

La cesárea es una cirugía que permite el nacimiento de un bebé, al sacarlo a través de una incisión en el abdomen de la madre y se lleva a cabo cuando no se puede dar a luz por diversos motivos como son:

  • Embarazo múltiple
  • Problemas con salud de la mamá
  • Tamaño o posición del bebé
  • La vida del bebé corre peligro
  • El parto no avanzó como se tenía esperado

Es importante destacar que muchos hospitales particulares, buscan realizar todas las cesáreas posibles, ya que esto implica un mayor costo para la paciente, por lo que te recomendamos anticipar esta situación antes de que llegue el momento.

Al tratarse de una cirugía, la mamá requiere ciertos cuidados para que cicatrice de manera correcta, es por eso que te damos algunos consejos para lograrlo.

1.- Caminar

Desde el primer día la mamá debe empezar a caminar, para de esta manera agilizar la recuperación y la eliminación de los gases (que suelen acumularse después de la intervención abdominal).

2.- Ser auxiliada

El pos parto de la cesárea resulta ser más molesto que en un parto natural, aunque algunas mujeres se recuperan estupendamente. Tras la cirugía quirúrgica, el cuerpo queda resentido y la movilidad es limitada, así que debe ser auxiliada por sus familiares para moverse solamente cuando sea necesario.

3.- Utilizar una faja especial

Algunos médicos recomiendan utilizar durante las primeras semanas, una faja especial, la cual rodea la cadera y se sujeta con el velcro y así poder estar más cómoda.

4.- No realizar esfuerzos

La mamá debe estar en reposo lo más que pueda, evitar levantar cosas pesadas antes de las tres semanas de recuperación, los puntos suelen cicatrizar en unos 10 días. La herida no requiere cuidados especiales. Es suficiente con ducharse, secar la cicatriz con cuidado y dejarla unos minutos al aire.

5.- Proteger la herida

Se debe cubrir la herida con la mano al estornudar, toser o al adoptar posturas que impliquen doblar la zona de los puntos.

 

Categorías
Ser Mamá

Un segundo bebé: ¿parto natural o cesárea?

Si estás esperando un segundo hijo, es normal que te preguntes: “¿podré tener un parto natural o tendrán que hacerme cesárea?

Por Gabriel Torres Álvarez Asesor Enrique Lebrero, ginecólogo

Lograr que el segundo hijo llegue a este mundo en un parto natural puede ser seguro para ti y tu bebé. Ten en mente que tu estado de salud incide directamente en el desarrollo de tu embarazo. La mayoría de los médicos aconsejan dejar pasar al menos un año para iniciar un embarazo después de una cesárea, y aquí los expertos contestan a tus dudas más frecuentes.

¿EN QUÉ CASOS ES POSIBLE EL PARTO TRAS UNA CESÁREA?

La mayoría de las mujeres pueden tener un parto vaginal después de una cesárea, ya que los factores que motivaron la intervención no tienen por qué repetirse. La probabilidad de que la cicatriz anterior se abra con el esfuerzo del parto es mínima.

¿CÓMO ES EL PARTO SI EL PRIMERO NO FUE VAGINAL?

Tu parto será como el de una primeriza; algunos especialistas consideran facilitar la salida del bebé con fórceps para evitar un sobreesfuerzo de la cicatriz uterina.

Ventajas:

  • El riesgo de que la herida del útero se abra durante el trabajo de parto es inferior a 1 %
  • Tú pierdes menos sangre y te expones a menos riesgos que en una cesárea
  • Puedes recibir a tu bebé en condiciones óptimas de cuidados hospitalarios y éste se adaptará mejor a la vida fuera del útero
Un segundo bebé: ¿parto natural o cesárea?
iStock

¿ES POSIBLE EL PARTO VAGINAL TRAS DOS CESÁREAS?

Sí. Solamente hay que valorar los motivos de las cesáreas anteriores y, si el embarazo ha transcurrido sin complicaciones, todo irá bien.

¿INFLUYE EN ALGO LA PRIMERA INTERVENCIÓN?

El útero es un músculo que cicatriza muy bien. Al repetir una segunda cesárea no es fácil ver en el útero la herida de la operación anterior. Sólo si en el primer posparto tuviste una infección grave del útero, la cicatriz puede ser de peor calidad y el riesgo de rotura uterina levemente mayor.

¿CUÁNDO PROGRAMAR UNA CESÁREA?

Siempre que sea posible es preferible esperar a que se inicie el parto, así te aseguras de que el bebé  elige su fecha de nacimiento y está listo para salir. Si a pesar de todo se repite la cesárea, ¿cómo es la operación? Es un poco más lenta que la primera cesárea porque los tejidos están más adheridos. Cuando existe la posibilidad, vuelve a abrirse por el lugar de la primera cicatriz.

¿CÓMO ES EL POSPARTO?

No hay ningún motivo para que sea malo o tengas complicaciones. Si fue parto natural, tu recuperación será mucho más rápida que en una cesárea (el útero tarda aproximadamente 40 días para volver a su tamaño normal), sobre todo si durante el embarazo tuviste los cuidados adecuados.

¿EN QUÉ CASOS NO ES POSIBLE UN PARTO VAGINAL TRAS UNA CESÁREA?

Aunque estés sana y te cuides correctamente, en el curso del embarazo pueden surgir circunstancias que dificulten el dar a luz de forma natural. Detectarlas a tiempo es crucial para tu salud y la de tu bebé.

  • La placenta tapa la salida del útero (placenta previa)
  • Hay hemorragia vaginal en el tercer trimestre
  • Cuando el bebé se encuentra en una posición inviable
  • Si sufres de alguna enfermedad grave (cardiopatía, diabetes…)
  • Si eres portadora de alguna infección vírica (sida, hepatitis…)
  • Hay exceso de líquido amniótico
  • Tienes trastornos renales y tu hijo presenta problemas metabólicos
  • Puede haber complicaciones cuando el niño es de tamaño muy grande
  • Sufres de sobrepeso, anemia o déficit de ácido fólico
  • Si tienes más de 35 años durante el embarazo
ESTE ARTÍCULO SE PUBLICÓ POR PRIMERA VEZ EN LA VERSIÓN IMPRESA DE LA REVISTA PADRES E HIJOS DE FEBRERO
Categorías
Ser Mamá

Cesárea, el after

El proceso de recuperación del parto tras una cesárea es más lento. Aquí te decimos los cuidados que necesitas después de esta intervención

Por Jessica López Cervantes Asesoría Dr. Juan de Dios Rodríguez, ginecoobstetra

Aunque no existen las molestias derivadas de la episiotomía, el proceso de vuelta a la normalidad es más largo que en el parto natural porque exige los cuidados de una cirugía abdominal. Especialmente en los primeros 15 días el cuerpo está muy resentido, por eso deberás recobrar tu ritmo de vida habitual de una forma más pausada. Para afrontar mejor este periodo es importante que sigas todas las pautas marcadas por el médico y, sobre todo, que te armes de paciencia.

EL PRIMER BAÑO

Date un baño antes de recibir el alta, siempre que estés acompañada. El momento ideal para hacerlo es antes de la curación, teniendo cuidado de secar bien la herida.

 

LA COMIDA

Después de la cesárea, realizada con anestesia epidural, es normal que se produzca una paralización transitoria del intestino. Por ello se recomienda que no comas al menos entre 6 y12 horas. Después, tras someterte a una prueba de tolerancia a líquidos, se te administrará una infusión o un caldo. Más adelante se incorporarán los alimentos de forma progresiva: primero una dieta ligera y, pasados dos días, alimentación normal.

 

LOS MOLESTOS GASES

La aerofagia es uno de los efectos secundarios más molestos. La mejor forma de evitarla es no tomar alimentos demasiado pronto. Tampoco debes hablar demasiado porque al hacerlo entra aire en el estómago y este no puede eliminarlo con fluidez a causa de la reciente intervención. Si los gases te producen dolor, realizar un movimiento de adelante a atrás, similar al que se produce al sentarse en una mecedora, puede ayudar a aliviarlos.

 

LA CICATRIZ

Es normal que las primeras semanas tras el parto la herida produzca comezón, tire hacia adentro y toda la zona que la rodea se note adormecida: se debe a que las capas de la pared abdominal sobre las que se practica la incisión se recuperan a distinto ritmo y tiran unas de otras. Aunque la cicatriz no se cura por completo hasta los seis meses, ya tiene mejor aspecto a los tres.

En cuanto a los puntos, generalmente son reabsorbibles y suelen eliminarse hacia los 40 días luego del parto. Es esencial hidratar la zona herida a diario. Los geles y cremas disminuyen notablemente el proceso inflamatorio, ayudan en la cicatrización, reducen la coloración, impiden la formación de un queloide (cicatriz abultada en la piel) y mejoran la textura de la lesión.

 

CÓMO PROTEGERLA

  1. Procura descansar mucho y no cargar peso durante toda la cuarentena, porque si se hace fuerza sobre el abdomen podría soltarse algún punto.
  2. Es habitual que los puntos tiren y duelan al toser o estornudar. Si se protege la cicatriz con las manos, situando los pulgares por encima de la herida, se reducen las molestias.
  3. Al sentarte o levantarte de una silla conviene flexionar bien el cuerpo hacia delante, mantener las rodillas dobladas y proteger el abdomen con las manos.
  4. Al amamantar pon al bebé sobre un almohadón para protegerte.

HIGIENE

Las pautas para curar la cicatriz de la cesárea son las mismas que se aplican para cualquier herida: debes lavarla con agua y jabón y mantener el apósito limpio y seco. Tienes que evitar los antisépticos que contienen yodo, en especial si estás amamantando. Ante cualquier duda debes consultar con el médico.

Cesárea, el after
iStock

LACTANCIA

Para dar el pecho al bebé sin que se resienta la zona de la incisión debes adoptar la postura en la que te encuentres más a gusto. Al principio, la postura más adecuada suele ser en la cama, acostada de lado, pero también puedes hacerlo sentada, con la espalda bien apoyada y poniendo un cojín de lactancia o, en su defecto, una almohada debajo del brazo que sujeta al niño para que no sobrecargues el cuello y los hombros. Lo más importante es que te encuentres relajada, cómoda y en un ambiente tranquilo.

FAJA

¿Sí o no? Si la sutura se ha realizado con grapas o puntos no reabsorbibles, debes evitar ponértela mientras estos no se retiren, ya que las fajas están elaboradas con una serie de tejidos sintéticos que no permiten la transpiración de la herida. Una vez cicatrizada la lesión, y si te sientes más cómoda con la faja, puedes usarla el primer mes para disminuir la tensión producida en la herida (hay que tener claro que esta prenda no favorece la recuperación de la musculatura). Después no es recomendable. En cuanto al tipo, la mayoría de los especialistas sugieren utilizar la de tipo tubular, con velcro.

 

HÁBITOS QUE DEBES ADOPTAR

  1. Para levantarte de la cama, lo idóneo es colocarte primero de lado y después apoyarte en el codo para así incorporarte.
  2. Al toser o estornudar conviene sujetar la herida con ambas manos, situando los pulgares encima de la cicatriz y el resto por debajo.
  3. Para cambiar de pañal o de ropa al pequeño se aconseja utilizar una mesa alta. Si no cuentas con una debes hacerlo en la cama; lo mejor es sentarte frente a él y evitar los giros de cintura.
  4. Al acostar a tu bebé arquea la espalda manteniéndolo pegado a tu pecho, flexiona mucho las rodillas y colócalo en la cuna, estirando los brazos cuanto te sea posible.
  5. Importante: vigila y cuida las reacciones de tu cuerpo. Acude al médico ante alguna duda.

 

ESTE ARTÍCULO SE PUBLICÓ POR PRIMERA VEZ EN LA EDICIÓN IMPRESA DE LA REVISTA PADRES E HIJOS DE NOVIEMBRE
Categorías
Ser Mamá

Se sigue abusando de la cesárea, estudio

Aunque en México se han tomado medidas para reducir el número de cesáreas que se practican para traer a los bebés al mundo, continúa alarmando a la comunidad médica el número de procedimientos que se realizan todos los días.

Según la revista médica The Lancet, uno de cada cinco bebés nace por cesárea, lo que representa el 21%, porcentaje más alto de lo que los médicos consideran conveniente,  que es de 10 a 15 por ciento.

De acuerdo a ellos, el 60% de los países abusan de la cesárea, y es que en muchos países existen diferencias entre los nacimientos entre los habitantes de distintos estratos sociales, dejando el parto natural para aquellos de bajos recursos.

Se sigue abusando de la cesárea, estudio
PEXELS

 

Y es que mientras esta opción, que en realidad debería servir para salvar vidas, todavía no está disponible en países y regiones de bajos ingresos; sin embargo, el procedimiento se usa en exceso en muchos entornos de ingresos medios y altos.

Los autores del estudio llaman a médicos, hospitales, mujeres y familias a solicitar una cesárea cuando sea «médicamente necesario», y prestar mayor atención a la calidad del parto natural en todo el mundo.

La cesárea, explican, es una intervención para salvar vidas de mujeres y recién nacidos cuando se presentan complicaciones, como sangrado, sufrimiento fetal, enfermedad hipertensiva y bebés en posición anormal. La cirugía no está exenta de riesgos para la madre y el niño, y se asocia con complicaciones en futuros nacimientos.

Categorías
Embarazo

Cuidados de la cicatriz de la cesárea

TEXTO: MAYRA MARTÍNEZ

Aunque la intervención ahora es menos invasiva, la herida tarda en cicatrizar. Aquí te decimos cómo cuidarla

La cesárea es una intervención quirúrgica abdominal, su recuperación es más lenta y molesta que en los partos vaginales y deben pasar al menos cuatro semanas para que vuelvas a recuperar tu condición física. Los puntos externos suelen cerrarse en 10 días, pero el proceso de cicatrización interno es lento. En ocho meses la cicatriz externa se convertirá en una línea delgada, pero para prevenir problemas es importante cuidar la zona.

10 CUIDADOS BÁSICOS

1) Mantenla limpia y seca en todo momento.

2) Lava la cicatriz con agua y jabón, sécala con cuidado con una gasa estéril y déjala unos minutos al aire. Si te pusieron grapas, evita las soluciones con yodo.

3) Fortalece tu suelo pélvico en los días siguientes a la operación (contrae y relaja la zona como si te aguantaras un chorro de pipí imaginario).

4) No existen remedios milagrosos que hagan desaparecer una cicatriz de cesárea, pero procura que, al menos durante un año, no reciba nada de sol para que la cicatriz no se oscurezca.

5) Hidrata la zona herida a diario: los geles y cremas disminuyen la inflamación, ayudan en la cicatrización, reducen la coloración, impiden la formación de un queloide (lesión). No hagas esfuerzos extras, aunque consideres que la herida ya está cicatrizada.

 

 

6) Descansa todo lo que puedas y no cargues peso durante toda la cuarentena.

7) Los puntos pueden dolerte al toser, reír o estornudar; protege la cicatriz con las manos y presiona un poco la herida para reducir molestias.

8) Al sentarte o levantarte de una silla, flexiona bien el cuerpo hacia adelante y protege el abdomen con las manos.

9) Al amamantar, pon a tu bebé sobre una almohada para protegerte.

10) Usar una faja ligera puede ayudarte a aliviar las molestias.

MOLESTIAS COMUNES

En las primeras semanas es normal sentir dolor abdominal y percibir una sensibilidad diferente, como si estuviera dormida. A veces se forma un abultamiento alrededor que suele desaparecer con el tiempo o aparecen los entuertos porque el útero debe contraerse para volver a su tamaño normal.