Categorías
Salud

Presión arterial bajo control, ¡con 200 g de arándanos!

Los arándanos son unos de los frutos rojos más deliciosos que nos brinda la naturaleza, al ser una gran fuente de energía. Además tienen muchos beneficios para la salud al brindarte importantes antioxidantes y vitaminas.

Según un estudio publicado por el Journal of Gerontology Series A, comer 200 gramos diarios durante un mes de esta fabulosa fruta, puede mejorar la función de los vasos sanguíneos y disminuir la presión que ejerce el corazón cuando late en personas que gozan de una salud sana.

El equipo de investigación del King’s College de Londres, estudiaron a 40 personas sanas durante un mes, a quienes se les brindó cada día de forma aleatoria una bebida que contenía 200 gramos de arándanos o una bebida de control combinada.

Se llevó a cabo un seguimiento de las sustancias químicas en sangre y orina de los voluntarios, así como de su presión arterial.

“Aunque es mejor comer todo el arándano para obtener el beneficio completo, nuestro estudio encuentra que la mayoría de los efectos pueden explicarse por las antocianinas, que son las sustancias responsables del color de los frutos del arándano. Si los cambios que observamos en la función de los vasos sanguíneos después de comer arándanos todos los días podrían mantenerse durante toda la vida de una persona, podría reducir su riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular hasta en un 20%”, explicó la investigadora principal Ana Rodríguez Mateos.

Por otra parte, hay que destacar que los arándanos reducen los riesgos de padecer cáncer, tiene propiedades anti inflamatorias, rejuvenece varias partes del cuerpo, lucha en contra de la diabetes, previene enfermedades neurodegenerativas y muchos otros beneficios más.

¿Lista para tus 200 gramos de arándanos de hoy?

Por Fernando Martínez y Jessica López

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

Antioxidantes, la clave para verte más joven

 

 

 

Categorías
Nutrición

3 tipos de cocción para eliminar el consumo de grasas

Gracias a la cocción de los alimentos, se pueden eliminar toxinas que pueden ser nocivas para la salud, también para eliminar el consumo de grasas. 

Otro beneficio es que mejora el sabor y consistencia de los alimentos, además de que se pueden aprovechar mejor los antioxidantes que contienen.

Posiblemente hayas escuchado que hay alimentos que es preferible consumirlos crudos que cocidos, debido a que se aprovechan mejor sus nutrientes o porque producen mayor saciedad. Esto es cierto, aunque también hay otros los cuales es preferible que pasen por una cocción.

Sin embargo, es importante saber cuál es la mejor forma de prepararlos; es decir, cual es la cocción más indicada.

Aquí te decimos cuáles son los 3 tipos de cocción más saludables:

  1. A la plancha: si estás cuidando tu peso, ¡cocinar a la plancha es ideal para ti! Te recomendamos que, para utilizar esta cocción, tu sartén esté caliente sin que le salga humo, sazonar hasta el final de la cocción para liberar agua, y que las carnes que prepares sean tiernas y estén a temperatura ambiente. Procura utilizar poco aceite, no se pegarán tus alimentos si los retiras a tiempo.
  2. En olla de presión: los alimentos se cuecen más rápido, lo cual permite que los nutrientes se conserven por más tiempo. En este tipo de cocción es crucial el tiempo que le des a cada alimento:
  • Legumbres (lentejas y garbanzos), 20 minutos
  • Verduras y hortalizas, 5 a 7 minutos
  • Carnes, (ternera), 6 minutos; albóndigas, 11 minutos; pollo o cordero, 15 minutos; pescados, 5 minutos.
  1. Wok: es un tipo de sartén empleado para la comida asiática, en el cual se pueden preparar salteados con carnes, verduras y pasta. Su cocción es muy rápida y se necesita muy poco aceite. La recomendación es no introducir ingredientes distintos al mismo tiempo. Se recomienda primero cocinar las carnes y posteriormente otros alimentos, tales como verduras o pastas.

Estos tipos de cocción pueden ser de uso cotidiano, siempre y cuando se utilicen de la forma correcta para que los alimentos no pierdan sus propiedades.

Por Josselin Melara

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

 

Categorías
Nutrición

6 snacks saludables que te ayudarán a evitar el picoteo

¿Te ocurre que en vacaciones sueles tener más antojos, hambre nerviosa, comer cualquier cosa, perder tus hábitos saludables…? Para estos días, que no son pocos, los snacks saludables son un buen recurso para evitar el picoteo que suele ocasionar el tiempo libre en casa. 

La experta, Ana María González, nutrióloga certificada del Colegio Mexicano de Nutriólogos nos da los siguientes tips:

Snacks saludables que te ayudarán a evitar el picoteo

Prepara tus alimentos favoritos con un toque de imaginación y salud.

Puedes hacer una “pizza” con pan integral tostado o tortillas de harina en lugar de la masa tradicional. La porción será ideal y puedes agregarle todos los ingredientes que tendría una pizza: queso bajo en grasa, y de preferencia alguna o varias verduras que les gusten a tus pequeños.

Un delicioso smoothie.

Estos alimentos están de moda y pueden ser una buena opción también para tu hijo, especialmente en época de calor. Para elaborarlo puedes utilizar leche descremada o la bebida vegetal (almendra, coco, arroz o soya) que más les guste. Agregar por lo menos dos frutas y si es posible prueba con alguna verdura.

Frutas congeladas.

Las uvas son ideales, pero también puedes utilizar fresas, frambuesas, blueberries y cualquier fruta de tamaño pequeño. Mételas al congelador y disfruta de su refrescante y helado sabor en una tarde de calor.

Pastelitos de arroz inflado.

Estas botanas son ideales para acompañarlas de aguacate y salsa, crema de cacahuate, queso crema y pepinos rebanados, y muchas ideas más. Por su sabor neutro, son una excelente opción para echar a volar la imaginación y tienen un tamaño perfecto para tu hijo.

Galletas hechas en casa.

Cocinar con los niños es una gran manera de enseñarles a escoger los alimentos de manera correcta. Prepara unas ricas galletas de avena con quinoa y naranja y enséñales lo importante de es, que su alimentación tenga variedad de ingredientes.

Mezcla de frutos secos y nueces.

Puedes también elaborarlo en casa incluyendo tus ingredientes favoritos; incluso puedes agregar un poco de chispas de chocolate amargo para que tenga más sabor. Recuerda que las nueces son alimentos llenos de nutrimentos importantes, pero debes cuidar que la porción no sea mayor a un puñado.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

Tips para que sigas cuidando tu salud en vacaciones

 

Categorías
Salud

¿Es malo calentar en el microondas la comida del bebé?

Si tu hijo ya está en la etapa de la alimentación complementaria quizá tengas esta duda. Es muy cierto que actualmente la mayoría de las personas calientan sus alimentos en el microondas, pero ¿es saludable para los niños? ¿Está bien calentar en el microondas la comida del bebé?

A muchos padres les gusta calentar la comida de sus bebés en el microondas, o muy probablemente lo hacen por practicidad, para ahorrar tiempo. ¿Es bueno o malo?

La llegada del microondas a los hogares supuso un antes y un después en el cocinado y recalentamiento de comida. Aunque muchos se resistieron a su utilización, a día de hoy es poco frecuente encontrar una cocina que carezca de este electrodoméstico.

Todos los que tenemos microondas, no todos los alimentos se calientan igual de rápido ni todos se calientan de la misma manera. Ello depende del contenido de agua, de la densidad y de la cantidad de alimento que metamos dentro.

La energía del microondas no penetra bien en los alimentos más gruesos y eso podría producir una cocción desigual. Esto quiere decir que si utilizamos un microondas para cocinar alimentos, tenemos que tener en cuenta que si lo dejamos poco tiempo podría haber zonas no cocinadas del todo, quedando crudas o mal hechas y, en consecuencia, no matando microorganismos que podrían ser peligrosos para nosotros o nuestros hijos.

En general, prácticamente todos los alimentos son susceptibles de ser cocinados en el microondas.

Te compartimos estos tips para calentar en el microondas la comida de tu bebé de modo correcto

  • Colócalos en un recipiente apto para microondas.
  • Ten cuidado en remover el alimento con frecuencia ya que no todas las capas del alimento se calientan por igual.
  • Cuida los líquidos, por ejemplo la leche materna, ya que puede haber zonas mucho más calientes que otras y el riesgo de escaldado es muy elevado.
  • Debes tener también cuidado de no introducir elementos metálicos y de no poner en marcha el microondas vacío.
  • No pongas huevos en el microondas, ni crudos ni cocidos.

Por Miguel Soria

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Mitos acerca de cómo hidratar a los bebés (que pueden arriesgar su salud)

 

Categorías
Nutrición

Alimentos para la fertilidad, ¿cuáles ayudan y cuáles no?

Estos alimentos para la fertilidad mantienen tu salud en condiciones óptimas para lograr un embarazo; por ello son parte de la llamada dieta de la fertilidad.

Esta dieta no es exactamente un menú, sino una serie de lineamientos que te ayudarán a tomar buenas decisiones en materia de comida para que tu cuerpo esté en buenas condiciones y listo para lograr y llevar hasta el final un embarazo. Se trata de alimentos que mantienen la salud, pero tienen un acento especial en lo que se refiere a fertilidad.

Alimentos para la fertilidad

  1. Panes, galletas y cereales integrales y enteros (granos integrales)

El organismo los asimila y procesa con más lentitud, por ello, los niveles de insulina y azúcar en la sangre no se disparan. Esto permite que la producción de estrógenos se estabilice y el proceso ovulatorio tienda a ser regular. Los granos reducen la ansiedad y generan una sensación de saciedad y eso ayuda a mantener el peso.

  1. Aceite de oliva, maíz o girasol; nueces y semillas, atún de aleta amarilla (grasas no saturadas)

Regulan la temperatura corporal y el metabolismo basal, gracias a ellos asimilas vitaminas liposolubles para el acondicionamiento y revestimiento del útero.

  1. Carnes en general (elige las menos grasosas), frijoles, habas, lentejas, chícharos, garbanzos y algas marinas (proteínas)

Hay estudios que revelan el papel importante que juegan en la liberación de un óvulo maduro y la síntesis de hormonas que lo preparan para la fecundación.

  1. Espinacas, pimientos rojos y amarillos, berenjena, brócoli, zanahorias y las hojas y verduras con el color más acentuado (vegetales de hoja verde y colores intensos)

Ricos en vitaminas y minerales que preparan al cuerpo para las exigencias de un embarazo, también tienen micronutrientes en abundancia. Degradan los radicales libres que en el organismo pueden producir daños en las estructuras reproductivas.

¿Cuáles no?

  1. Harinas y cereales refinados, azúcar y jarabes, edulcorantes, frutas en conserva, bebidas azucaradas, dulces y pasteles (carbohidratos refinados y alimentos altos en azúcares)

En el proceso de refinamiento estos alimentos pierden más de 15 nutrientes, algunos muy importantes para estimular la concepción, como hierro y vitaminas del complejo B. También afectan el ritmo ovulatorio, provocan inflamación, causan sobrepeso y merman elementos esenciales.

  1. Comida chatarra, margarinas, chocolates industrializados (grasas trans)

En general son pésimas para la salud. Provocan sobrepeso y afectan la función cardiovascular. Las mujeres que las consumen en exceso, producen menos ovocitos (célula que se convertirá en óvulo) que quienes no las toman.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Lo que debes saber de la fertilidad a los 40 años

Categorías
Nutrición

6 alimentos que nutren el cerebro

Los estudios lo confirman: hay una relación directa entre la buena nutrición en los primeros años de vida y la inteligencia futura. ¡Entérate y actúa! Estos son losalimentos que nutren el cerebro. 

¿Sabías que la cantidad de neuronas que produce el cerebro de un niño, así como las conexiones que se establecen entre ellas, están determinadas en gran parte por los alimentos que consume a diario?

Numerosos estudios revelan la positiva influencia que una alimentación balanceada tiene sobre el desarrollo del sistema nervioso, más aún, sobre el desarrollo de la inteligencia.

De acuerdo con los especialistas, si lo que buscas es potenciar la inteligencia de tu hijo, debes asegurarte de que, a partir de su integración a la dieta familiar (18 a 24 meses), consuma con regularidad los siguientes nutrimentos esenciales:

1. Carbohidratos complejos: hay dos tipos: simples y complejos. Ambos son importantes fuentes de energía, pero muchos carbohidratos simples (golosinas, bebidas azucaradas) aportan calorías, por lo que es preferible evitarlos y en su lugar consumir carbohidratos complejos, los cuales, además de energía, tienen sustancias muy saludables como vitaminas, minerales y fibra.

Encuéntralos en: productos de origen vegetal ricos en almidón (papa, camote, plátano), granos, arroz, panes y cereales integrales.

2. Ácidos grasos omega 3: el cerebro está formado 60% por grasas, por ello, su deficiencia de éstas puede ocasionar disminución de las habilidades motoras y alteraciones neurológicas (déficit de atención, hiperactividad, dificultad para concentrarse y memorizar). Los omega 3 favorecen el estado nutricional y potencian el funcionamiento cerebral.

Encuéntralos en: pescados de agua fría (salmón, sardina y atún), aceites de soya y canola, así como linaza, nueces y vegetales de hoja verde. Son grasas inteligentes que ayudan a fabricar la mielina que recubre los nervios, haciendo más fácil la transmisión de señales hacia el cerebro.

3. Fosfolípidos: el cerebro está formado 60% por grasas, por ello, su deficiencia de éstas puede ocasionar disminución de las habilidades motoras y alteraciones neurológicas (déficit de atención, hiperactividad, dificultad para concentrarse y memorizar). Los omega 3 favorecen el estado nutricional y potencian el funcionamiento cerebral.

Encuéntralos en: huevos (preferentemente sin freír) y vísceras como el hígado.

4. Aminoácidos: son componentes elementales de las proteínas, las cuales son necesarias para producir neurotransmisores cuya función es transmitir información entre las diferentes áreas del cerebro. La lisina es uno de los más importantes para el bienestar cerebral, cuya deficiencia, incluso, ha sido asociada a retraso mental y otras disfunciones.

Encuéntralos en: suero de leche, huevos, pescados, res, pollo, soya y arroz. Puedes hallar la lisina en granos, legumbres, lácteos, germen de trigo, nueces y papas.

5. Vitaminas: el cuerpo necesita un total de 13 vitaminas (A, C, D, E, K y todas las B ?tiamina, riboflavina, niacina, ácido pantoténico, biotina, B-6, B-12 y ácido fólico?). Son sustancias que hacen posible la transformación de muchos nutrimentos en beneficio para la salud. Permiten que la glucosa se transforme en energía, los aminoácidos en neurotransmisores y contribuyen a construir y reconstruir el cerebro y el sistema nervioso.

Encuéntralas en: la mayor variedad de alimentos, sobre todo frutas y verduras. Pregunta al pediatra si puedes dar a tu pequeño un suplemento multivitamínico.

6. Minerales: estos facilitan muchas funciones orgánicas, entre ellas, la oxigenación de las células cerebrales, la producción de hormonas y muchas otras relacionadas con el crecimiento. Uno de los más importantes durante la infancia es el hierro, ya que permite la producción de hemoglobina, que es el medio de transporte del oxígeno a las neuronas.

Encuéntralos en: carnes rojas, vísceras, pescados, mariscos, legumbres, cereales integrales, verduras de hojas verdes y frutos secos.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Tu amor potencia el desarrollo del cerebro de tu bebé

Categorías
Nutrición

Yaca, una fruta parecida al mango pero más nutritiva

Si tu hijo o tú aman el mango, el plátano, la piña, naranja, el melón y la papaya, la yaca les encantará. Esta fruta amarilla y fibrosa, además de sabrosa, tiene propiedades nutritivas, curativas y afrodisiacas. Te invitamos a conocerla, probarla y disfrutar de sus beneficios. 

¿Qué contiene?

En 100 gramos tiene…

  • 95 Kcal
  • 1.72 g de proteínas
  • 23.25 g de carbohidratos
  • 73.46 g de agua

Es muy buena para refrescar a tu familia.

El árbol de yaca alcanza de 10 a 15 metros de altura y puede dar alrededor de 500 yacas  que miden hasta 90 centímetros y pesan entre 5 y 50 kilogramos. La yaca proviene de Indonesia; en Bangladés es considerada fruta nacional y se trajo a México, Nayarit en 1985. Pero aún es poco conocida por la población mexicana, al igual que su valor nutrimental. Aunque, entre los veganos y vegetariano es muy recurrida por su valor proteico.

Sus beneficios

  • Proporciona rápidamente energía.
  • Ayuda a prevenir enfermedades degenerativas gracias a su valor antioxidante.
  • Su composición en fibra contribuye con el tránsito intestinal y, por tanto, puede prevenir el estreñimiento y el cáncer colorrectal. Al mejorar el movimiento intestinal se promueve también una mejor absorción de nutrientes.
  • El alto contenido de vitamina A ayuda a mantener y mejorar la vista.
  • Promueve la producción de colágeno debido a su contenido de vitamina C, que en combinación con su nivel proteico, ayuda a aliviar heridas en la piel.
  • Por su contenido de vitamina C mejora la función de los glóbulos blancos, por lo que aumenta la defensa natural del cuerpo contra las infecciones.
  • Su riqueza en potasio la convierte en un excelente alimento para estabilizar la presión arterial; ideal para quienes tienen hipertensión arterial.
  • Fortalece los huesos, gracias al calcio; recomendada para adultos mayores y mujeres postmenopáusicas.
  • Previene la anemia.
  • La combinación de potasio y vitamina B6 que contiene protegen al corazón,  controlando el nivel de homocisteína, aminoácido que puede crear problemas cardiacos.
  • Aporta manganeso, la deficiencia de este mineral ocasiona un alto nivel de azúcar en la sangre, por tanto, ayuda a regular los niveles de azúcar en la sangre.

¿Cómo comerla?

  • Como alimento puede emplearse verde o madura, fresca o en preparados dulces o salados.
  • Se hace en panes regionales, helados y mermeladas. Con la cáscara se puede elaborar tepache (bebida mexicana fermentada).
  • Asada, horneada, frita o simplemente hervida.

¿Tiene contraindicaciones?

Puede ocasionar reacciones alérgicas en personas sensibles. Si se consume excesivamente puede elevar el nivel de azúcar en personas con diabetes. No debe ser usada cuando la persona está tomando anticoagulantes orales, ni poco después de haber recibido un trasplante de tejido; además, se ha encontrado que puede disminuir la libido.

Fuente: Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer:

Espirulina, una proteína similar a la carne con muchos beneficios para tu hijo