Categorías
Padres e Hijos

5 tips para tener paciencia, paciencia y más paciencia

Antes de que pierdas el control con tu hijo, cierra los ojos y respira. Te damos 5 tips para tener paciencia, paciencia y más paciencia.

Hay veces en que tu hijo saca las peores emociones que hay dentro de ti, calma, recita en tu cabeza una y otra vez: paciencia, paciencia y más paciencia.

Gritar o dejar que tu enojo se desborde en tu hijo sólo te traerá tres problemas más:

* Te sentirás agotada

* Tu mente estará aturdida

* Tendrás la culpa de tratar mal a tu hijo

¿Cómo no gritar?

Sobre todo, no pierdas la paciencia y no olvides que tu actitud y las relaciones familiares dentro de tu hogar son un ejemplo para tu hijo.

Si sientes que vas a perder la cordura cuando tu hijo hace alguna travesura…

Sigue estas recomendaciones

1) Actúa, sin gritar. Si tu hijo hace algo que te molesta mucho, detén la acción despacio y sin arrebatos.

2) Cálmate. Si estás muy alterada, lo mejor es que dejes a tu hijo en un lugar seguro hasta que te tranquilices.

3) Desahógate. Respira hondo y suelta el aire con suavidad (exhala e inhala tanto como lo necesites).

4) Toma el control. Una vez que tú estés tranquila, podrás arreglar la situación.

5) Habla con tu hijo. Está bien dejarle ver a tu hijo que su acción te molestó, te hizo enojar, te hizo sentir triste o incluso llorar, él aprenderá a que mamá puede enojarse, y mucho, pero no muestres  descontrol frente a él.

Ten en mente que por más mal que haya hecho tu hijo no puedes darte el lujo de estallar. Los arrebatos no educan, al contrario, te alejan de tu hijo. No es bueno que te dejes llevar por el enojo, pero sí debes mostrar tu desagrado y poner límites claros.

¿Tu hijo ha agotado tu paciencia? ¿Qué haces para calmarte? ¿Le has dado un golpe?

Categorías
Ser Pareja

Consejos de pareja en el embarazo

Consejos de pareja en el embarazo

Sin duda el embarazo es una etapa muy emocionante llena de cambios, no solo para ti, sino también para tu pareja, cada día tienes una sensación distinta, un cambio, por eso es importante que entre ustedes haya la mejor comunicación y conexión.

Consejos de pareja en el embarazo

Mantengan en equilibrio estos conceptos y reciban con la mayor alegría a su bebé.

FAMILIA POLÍTICA

Varias parejas acusan una presencia excesiva de la familia política en su toma de decisiones. Deben dejar claro desde el principio que pueden invitarlos a compartir la emoción y la alegría, pero no pueden decidir por ustedes.

COMUNICACIÓN Y SINCERIDAD

Lo más importante es mantener una comunicación fluida con tu pareja sobre cuáles son tus miedos, preocupaciones o frustraciones. Hay que abordar estos temas cuando estén tranquilos y relajados, pidiendo al otro que te ayude y se convierta en un apoyo para ti.

RELAJARSE Y MEDITAR

La práctica de actividades cuerpo-mente durante el embarazo y entre embarazadas funciona de maravilla porque puedes compartir con otras mujeres tus experiencias e inquietudes, además de llevar tu cuerpo a un estado necesario de tranquilidad muy benéfico.

PREPARACIÓN AL PARTO

Las parejas primerizas se enfrentan, además de a las emociones, al desconocimiento de lo que pasa dentro del cuerpo de la mujer y de lo que está por llegar en cuanto a la vida con el bebé; ir con la pareja a clases de preparación al parto brinda información necesaria a nivel ginecológico, sexual y emocional.

INVOLUCRAR AL PAPÁ

Que tu hijo no sea “cosa tuya”. Muchas veces los hombres se sienten excluidos porque la mujer es quien sufre todos los cambios más obvios, al mismo tiempo que otras tantas acusan que su pareja se involucra poco. Hay infinidad de cuestiones que pueden decidir juntos y contribuirán a que la comunicación en la pareja sea cada vez más fluida y mejor.

MANTENER TU INDEPENDENCIA

No olvides quién eras antes del embarazo. Tanto él como tú deben seguir haciendo cosas al margen del embarazo y, si no tienen nada que ver con el embarazo, mucho mejor. Si antes viajabas, viaja; si antes ibas al gimnasio, ve; si antes salías a ver un partido, hazlo, con el visto bueno del doctor.

NO DESCARGUES TODO EN TU PAREJA

Encuentra tu lugar de desahogo al margen de tu pareja, máxime si el tema sobre el que necesita desahogarse es su propia relación.

SIGAN HACIENDO COSAS “DE PAREJA”

Las parejas no suelen acudir a terapia porque el embarazo se les esté haciendo duro o los esté distanciando, pero sí por problemas más adelante, cuando dejan de realizar cosas juntos. A la pareja hay que alimentarla cada día; no deben dejar de salir a cenar al menos una vez a la semana o cada mes, arréglate linda, compartan una afición, no se vuelvan “aburridos” sólo por el embarazo.

Tengan en mente que el embarazo es una fase transitoria que dura solo nueve meses y que da pie a otra también nueva, para muchos desconocida, a la que hay que llegar mentalmente preparado.

¿Qué actividad compartes con tu pareja en el embarazo?

Foto: Getty Images

No descuides esta parte tan importante para ti y tu pareja

Sexo en el embarazo por qué es importante

Categorías
Así Crece

Cómo explicar a mi hijo los desastres naturales

Cómo explicar a mi hijo los desastres naturales

Por Berenice Villatoro y Mayra Martínez

Tras un sismo, inundación, huracán… muchos niños podrían no entender y asustarse mucho. Como papás, podemos explicarles y procurar su tranquilidad.

Esto puede ayudarte…

Tips para enseñar a tu hijo a afrontar el estrés

Cómo explicar a mi hijo los desastres naturales

Después de un desastre natural, los niños perciben el mundo de una manera distinta, con muchas emociones fuertes, imágenes impactantes y caos.

Como papás, quisiéramos que ellos estuvieran exentos de este tipo de tragedias. Por lo menos, quisiéramos que estuvieran con nosotros en el momento en que estos desastres ocurrieran, pero a veces, los desastres naturales ocurren mientras los niños están en la escuela, los papás trabajando o en el hogar. Esto nos pone a reflexionar y a pensar que no siempre vamos a estar con ellos, incluso en fenómenos naturales tan fuertes como un sismo o un terremoto.

Ante un desastre natural, es importante procurar permanecer con tu hijo después de algún siniestro.

Para explicarles a tu hijo qué ha ocurrido sin que pierda la calma, te damos las siguientes recomendaciones:

 

  1. Que tu hijo quede al margen de la situación: con las nuevas tecnologías, es normal que los niños tomen una tablet o celular y entren en contacto con los videos e imágenes que están circulando en las redes. Por el momento, procura que no mire los testigos de todo lo acontecido.
  2. Háblale con calma de lo acontecido: explícale con palabras sencillas qué es lo que provoca un sismo o temblor, y que los movimientos terrestres son normales (como si fuera un cuento, explícales cómo las placas tectónicas de la Tierra se mueven. La Tierra es un ser vivo que, al igual que nosotros, se mueve por dentro y necesita cambiar de posición).
  3. El pánico es normal: dile que la gente se asusta por naturaleza, pues no está acostumbrada a este tipo de acontecimientos.
  4. Deja que tu niño te haga las preguntas: evita explicaciones de más y deja que él se exprese y te haga las preguntas que le surjan, y respóndele siempre con actitud amable y palabras que él entienda, y nunca muestres desesperación si te insiste.
  5. Cuéntale sobre la ayuda humanitaria: dile sobre cómo la gente se une para ayudar a otros a levantarse de esta situación. De ser posible, sé un ejemplo de ello.

Es importante tener una buena comunicación con tu hijo para abordar temas de importancia.

¿Han vivido algún desastre natural en tu país?

Foto: Getty Images

Esta estrategia puede ayudarte…

5 consejos para tener una buena comunicación con tu hijo

 

 

Categorías
Ser Familia

Pros y contras de ser hijo único

Pros y contras de ser hijo único

Por Mayra Martínez y Berenice Villatoro

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de tener un hijo único? Descúbrelas.

Cuando nos convertimos en papás, nuestro bebé llena nos llena el corazón por completo; tanto, que llegamos a tomar la decisión de no tener más hijos. Además, existen otro tipo de factores (como el económico) en los que apoyamos esta alternativa.

Pros y contras de ser hijo único

Sin embargo, también nos ponemos a pensar si la falta de hermanos afectará el desarrollo psicológico y emocional de nuestro hijo.  Te contamos los pros y los contras de ser hijo único:

Los pros de ser hijo único

Tu pequeño podrá gozar de una privacidad privilegiada, pues no tendrá que compartir su espacio personal con nadie más, ni tendrá que ocultar información confidencial (como cartitas o su diario).

Por otro lado, no tendrá el conflicto de compartir sus cosas, las cuales podrá cuidar con total libertad (muchas veces, son los hermanitos menores los que descomponen los objetos de los hermanos mayores). También evitará pelear por los horarios para ver la televisión o tomar la computadora.

En la escuela, un hijo único tiene la posibilidad de tener mejores notas, ya que prestamos mayor atención a su desempeño escolar y tendrá la oportunidad de participar en más actividades.

Mira cómo elevar el buen humor de tu hijo

Llena la habitación de tu hijo con los colores del arcoíris y sube su ánimo

Los contras

Gracias a los hermanos se crean valores difíciles de fomentar en otros círculos sociales: los niños aprenden a compartir y a ser más tolerantes. Un hijo único se acostumbrará a que se le dé todo a él y pueden convertirse en más demandantes y caprichosos de los normal. Le costará más de lo normal llegar a acuerdos y desarrollar empatía.

Los padres son más exigentes con un hijo único, ya que enfocan todas sus expectativas en él, como metras y triunfos. Esto puede provocar ansiedad en el pequeño por el miedo de defraudar a su familia.

Además, los papás tienden a ser más sobreprotectores: es más difícil que le permitan vivir experiencias a él solo que si tuviera hermanos.

Si has decidido tener sólo un pequeño, procura que socialice con otros niños de su edad y que aprenda a compartir; descubre una actividad que le guste y procura hacerla junto a él, y después deja que lo experimente él solo. Verás cómo crece sano y feliz.

¿Qué tan grande es tu familia?

Foto: Getty Images

Mira cómo apoyar a tu hijo

Cómo estimular la creatividad de mi hijo

 

Categorías
Padres e Hijos

Frases que jamás debes decirle a tu hijo cuando llora

Frases que jamás debes decirle a tu hijo cuando llora

Por Berenice Villatoro y Mayra Martínez

El llanto es la primera forma de comunicación del ser humano y debes entenderla como eso (aunque a veces te desespere).

Frases que jamás debes decirle a tu hijo cuando llora

Nuestra cultura y muchas otras, le dan una incorrecta connotación al llanto, para muchos es un acto de cobardía, de pertenecer sólo al sexo femenino y en los niños como una manipulación. Pero como padres es importante darle al llanto el reconocimiento que se merece al entender que es un modo de comunicación, una forma sana de liberar las emociones, y una herramienta de aprendizaje.

Es importante tener una crianza diferente donde eduquemos niños emocionalmente sanos que no reprimen sus sentimientos, que saben que cuentan con mamá o papá, y que están capacitados para expresar lo que sienten con cierto control y sin temor, que sepan que ¡está bien sentir!

¿Tu hijo hace berrinches constantemente?

Controla los berrinches sin perder la paciencia

Diversos teorías han comprobado que el llanto fue una ventaja adaptativa. Las lágrimas empañan la visión y le dan al rostro ese toque de sensibilidad. Esto le indicaba a cualquier agresor que quien lloraba era incapaz de hacerles daño. Teorías biológicas proponen que el llanto se desarrolló para mantener el ojo húmedo y libre de bacterias dañinas. Y finalmente, la teoría más aceptada indica que el llanto es una señal social que evolucionó a partir de la angustia de los mamíferos.

Ten en mente estas frases prohibidas y que jamás debes decirle a tu pequeño:

¡No llores! o ¡Cállate!

Es mejor decirle: ¡Está bien llorar, pero cuéntame qué ocurre!

 

¡Te voy a dar un verdadero motivo para llorar!

Mejor ayúdale a identificar lo que siente y explícale que llorar hace bien pero debe hablar lo que le incomoda.

 

¡No es para tanto! o ¡No pasó nada!

Mejor dile que entiendes por qué está triste. Muestra empatía con él.

 

¡Llorar es de niñas!

Esto es mentira, los niños pueden llorar, eso no es cosa de niñas, es de humanos.

 

¡Los niños grandes no lloran! o ¡Sólo los bebés lloran!

Llorar no tiene nada que ver con la maduración.

Todos grandes y pequeños tenemos derecho a llorar y expresar lo que sentimos.

¿Has usado alguna de estas frases con tu hijo?

Foto: Getty Images

¿Sientes que pierdes la paciencia fácilmente?

5 tips para tener paciencia, paciencia y más paciencia

Categorías
Ser Familia

Que tipo de regaño das a tu hijo

Que tipo de regaño das a tu hijo

Claro que tienes el derecho de comunicar a tu hijo lo que no te gusta de él, pero procura hacerlo del mejor modo. Si la relación entre ambos es buena, los regaños no hacen daño, pero para que sean eficaces necesitas…

Claves para un regaño «positivo»

• Regañar lo menos posible.

• No “aproveches” para traer a colación otros desacuerdos.

• No te extiendas: si dura mucho, tu niño se rebelará y pensará que “su pecado” no era para tanto.

• Siempre debes hacerlo sentir incondicionalmente querido.

¿Sirven los regaños?

Sin duda te ocurre: tu hijo hace algo que no debe o no hace lo que debe y enseguida lo regañas. Posiblemente también pasa que, después de un tiempo, se le olvida y vuelve a caer en la misma conducta; ¡pareciera que “es inmune a los sermones”! Ten presente: el mundo de los niños no es el mismo que el de los adultos; ellos dan rienda suelta a su curiosidad. ¿Qué hacer entonces cuando pinta la puerta del clóset? ¿Cómo reaccionar cuando no hace la tarea? Entonces, ¿qué tipo de regaño das a tu hijo?

La ineficacia de los regaños se debe, en parte, a que los niños se acostumbran a la forma peculiar en que sus papás los regañan; comprenden enseguida cuando solo son truenos sin relámpagos. Por ellos, entre los distintos estilos del regaño (y enojo) paterno, existen formas benignas y otras peligrosas, unas que funcionan más y otras que funcionan… “nada”.

Los niños siguen un mecanismo universal: si son alabados tratarán de superarse todavía más; en cambio, si solo reciben reproches perderán todas las ganas de esforzarse.

Que tipo de regaño das a tu hijo

Criticón

Nada de lo que tu hijo hace te parece bien; todo es criticable: desde el primer dibujo (“¡Le faltan las manos!”) hasta las calificaciones escolares (“¿Solo sacaste dos dieces?”). Tu personalidad negativa puede llegar a envenenar el ambiente más alegre, ten cuidado sin darte cuenta, puedes lastimar mucho a tu hijo y familia.

Amenazador

Se trata de una forma algo anticuada, aunque en la actualidad ha cambiado un poco de estilo. En lugar de frases como: “Verás cuando me quite el cinturón”, ahora amenazas a tu hijo con afirmaciones tan absurdas como: “Nunca más verás la televisión”. Pregúntate: ¿si nunca cumples tus advertencias, vale la pena hacerlas? Será mejor educar con disciplina positiva.

Distraído

Das la impresión de que regañas a tu hijo, pero sin ningún interés en obtener un resultado. Mientras hablas con tus amigos, lanza desganadas advertencias: “No te subas ahí, deja eso…” y sigues platicando tranquilo. Ten en mente que tus reproches no sirven de mucho y pueden dar al niño la percepción de que apenas te interesas por él.

Pacífico-explosivo

Cuando nació tu hijo juraste que nunca le pegarías, pero de vez en cuando tus nervios te traicionan; te arrepientes y todo termina en abrazo. ¡Ojo! Si tus explosiones de ira son frecuentes pueden causarle un sentimiento de inseguridad a tu hijo.

Pedagógico

Cualquier pequeña advertencia se convierte en un discurso sobre el comportamiento humano en general. Procura tener en cuenta que las explicaciones solo tienen sentido si el niño está dispuesto a oírlas, no le des sermones.

¿Qué puedes hacer en lugar de regañar?

Cada halago es para tu hijo la confirmación de que lo quieres, esta es la mejor forma de hacerlo:

• Alaba solo aquello que realmente lo merece (siempre hay algo).

• Interésate por lo que tu niño hace, formula preguntas y observa su desarrollo. Solo lo que se conoce bien a bien se puede aplaudir de forma honesta.

• Muestra alegría por cada uno de sus logros. Si de cinco palabras solo una está bien escrita, celebra la que está bien en vez de reprocharle las cuatro que están mal.

• Dosifica los elogios para no convertir a tu niño en un “elogioadicto”.

• Muestra en todo momento una fe inquebrantable en tu pequeño: “Tú puedes hacerlo”.

Recuerda que un elogio, vale más que 1000 reproches.

¿Regañas mucho a tu hijo?

Foto: Getty Images

Fuente: este artículo salió publicado en la versión impresa de la Revista Padres e Hijos en Febrero de 2018.

Quizá necesites un poco de ayuda…

Pensamientos positivos que te ayudan a ser mejor mamá

Categorías
Ser Bebé

Cómo cuido el ombligo de mi recién nacido

Cómo cuido el ombligo de mi recién nacido

Los primeros días de nacido el pediatra te indicará los mejores cuidados, pero casi siempre, se recomienda aplicar merthiolate blanco que ayuda a que el área seque más rápido después del baño y siga cicatrizando. No le arde, no te preocupes; el cordón no tiene terminaciones nerviosas.

Cómo cuido el ombligo de mi recién nacido

  1. Evita seguir recomendaciones caseras porque podrían causarle una infección a tu bebé.
  2. No le pongas nada encima del ombligo de tu bebé, colocarle algún objeto podría favorecer la humedad causando alguna infección.
  3. No le aprietes el abdomen con fajas, podría darle cólico y reflujo.
  4. Si evitas que se cierre el orificio umbilical puede ocasionar a la larga una hernia.
  5. Trata de que su ombligo no se jale con la ropa.
  6. No dejes que el ombligo quede debajo del pañal porque puede infectarse con pipí o popó. Dobla el pañal para que quede por abajo de la cicatriz umbilical.
  7. Si el ombligo de tu bebé no se cae de forma natural en los primeros 15 días después de nacer, acude al pediatra para que lo revise.
  8. Lava de formasuave con agua y jabón neutro durante el baño.
  9. Seca muy bien el ombligo para evitar la humedad y cualquier riesgo de infección, lo que debes favorecer en realidad es que el cordón quede bien seco después del baño; puedes usar una toalla o gasa.

Si notas algún tipo de secreción o mal olor del ombligo de tu bebé, corre de inmediato al médico, podría tener una infección, esto es una señal de alarma.

Experta: Dra. Geraldine Loredo Fuentes, Médico general, doula y educadora perinatal y de lactancia maternal.

Foto: Getty Images

¿A los cuántos días se le cayó el ombligo a tu bebé?

¿Tu bebé tiene cólicos?

6 tips para calmar los cólicos del bebé

Categorías
Ser Familia

30 ideas para lograr el equilibrio en el trabajo y familia

30 ideas para lograr el equilibrio entre el trabajo y tu familia

La convivencia es un factor positivo que ayuda a que tu hijo se aleje del consumo de alcohol o drogas, tenga una infancia feliz, buena autoestima y esté sano.

A veces por el ritmo de trabajo se dejan de lado las cosas importantes como el pasar tiempo de calidad con la familia. No dejes que la rutina y el trabajo te absorban, tu hijo y tu familia te necesitan, mira lo que puedes hacer para recuperar el equilibrio.

Te interesa: 5 reglas de oro para comer en familia

30 ideas para lograr el equilibrio entre el trabajo y tu familia

  1. Ten tiempo de calidad con tu hijo y pareja.
  2. Trabajen en equipo con las tareas cotidianas de la casa.
  3. Salte del trabajo a tu hora.
  4. Llega puntual a la oficina y haz una lista de tus prioridades del día.
  5. Separa entre las cosas urgentes, de las importantes y ve resolviendo una a una.
  6. Procura no llevarte trabajo a casa.
  7. No trabajes mientras tu hijo está en casa, dale tu tiempo.
  8. Disfruta de paseos familiares al menos los fines de semana.
  9. Cada día, haz poco a poco las tareas domésticas, no dejes todo para el fin de semana.
  10. Organicen vacaciones en familia al menos una vez al año.
  11. Hagan deporte en familia.
  12. Cuando estés en casa, no estés pegado al celular, tableta, laptop o tele.
  13. Vayan al parque entre semana.
  14. Compartan el desayuno o la cena en familia.
  15. Aunque estés en la oficina está al pendiente de tu hijo mediante una llamada telefónica.
  16. Revisa la tarea de tu hijo al llegar a casa.
  17. De vez en cuando, disfruten juntos de un rico helado.
  18. Vayan a un concierto en familia.
  19. Evita el drama de las mañanas, levantándote unos minutos más temprano y dejando listas algunas cosas una noche antes.
  20. Si es posible, ve si en tu trabajo te pueden dejar salir antes de la hora normal para estar más tiempo con tu hijo.
  21. Por más compromisos que tengas, nunca faltes a una actividad escolar de tu hijo.
  22. El fin de semana cocinen juntos, por ejemplo, ¡hagan una pizza!
  23. Cuéntale un cuento a tu hijo antes de dormir.
  24. Vean un partido de su equipo favorito.
  25. Jueguen con las almohadas antes de dormir.
  26. Cuiden de una planta o un árbol.
  27. Al llegar a casa, cuéntale a tu hijo cómo te fue en el día y que él también te cuente qué hizo, cómo se sintió.
  28. Aprovecha el momento de ponerle la pijama, para una sesión de cosquillas.
  29. Antes de irte al trabajo, abraza a tu hijo y dile lo mucho que lo quieres.
  30. De vez en cuando, sorpréndelo con un detalle, no debe ser material precisamente, puede ser una bolsa de galletas, un globo, una tarjeta que hayas hecho…

Para que tu hijo se sienta seguro debe sentir que en su casa es aceptado y querido.

¿Qué haces para mantener el equilibrio en tu vida?

¿Tienes algunos kilos de más? Mira qué hacer

Dónde acumulas grasa y qué hacer