Categorías
Embarazo

Conoce la herida emocional que puede dejarte una cesárea

Este procedimiento quirúrgico, como cualquier otro, conlleva riesgos tanto para el recién nacido como para la mamá, que pueden crear un ambiente emocional negativo en la mamá. Mira a qué nos referimos con esta herida emocional que puede dejarte la cesárea.

Aunque muchas veces hemos dicho que la llegada de un bebé para muchas mujeres es sinónimo de felicidad, la forma en la que viene al mundo también puede significar mucho para las mujeres, pues no es lo mismo que su bebé nazca por parto natural que por cesárea.

De acuerdo con Patricia Roncallo, psicóloga especializada en maternidad, las reacciones emocionales son muy amplias.

“Mientras algunas mujeres pueden expresar tranquilidad o agradecimiento, para otras puede ser una experiencia enormemente abrumadora y sentir una gran tristeza o incluso presentar síntomas de trastorno de estrés postraumático. Algunas madres pueden sentir desconocimiento hacia el bebé y otras no percibir la intervención como algo significativo, hasta que no se encuentran de nuevo embarazadas o les falta poco para parir”, señala.

Una constante entre las mujeres que fueron sometidas a esta cirugía está la separación que sufrieron de sus pequeños al nacer, lo que a muchas les resultó traumático.

Es a raíz de de esta situación que nació el concepto de cesárea respetada, mediante la cual, mamás, médicos, doulas… proponen que la cesárea debe estar justificada por motivos médicos, se deben compartir las alternativas si es que las hay y entonces las mamás dar su consentimiento para realizarla, y no hacerla por mero procedimiento médico.

“Salvo causa de fuerza mayor, la mujer debe estar consciente, acompañada de la persona que elija, y no se le debe separar de su bebé en ningún momento. Se debe facilitar el comienzo de la lactancia de forma inmediata. Estas premisas hacen que la mujer viva la intervención de una forma menos traumática, favorecen el establecimiento del vínculo con su bebé y hacen que sea mucho más probable el establecimiento de una lactancia exitosa”, comentó la especialista.

Al respecto, Roncallo explica que este procedimiento no sólo implica la pérdida del parto fisiológico, sino que también añade “la vulnerabilidad en que la sumerge el alejamiento de su pareja, la separación temprana de su bebé, no iniciar la lactancia espontáneamente y una recuperación lenta y dolorosa que puede dificultar el cuidado del bebé”.

¿Tu estás a favor o en contra de la cesárea, mamá? ¡Comenta en nuestras redes sociales!

Por Ericka Reyes

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos también a leer esta nota:

Conoce cómo es un parto humanizado