Categorías
Así Crece

¿Qué hago con mi adolescente rebelde?

¿Qué hago con mi adolescente rebelde? Seguro es una pregunta que te has hecho una y mil veces…

¿Cuántos años de diferencia le llevas a tu hijo? Toma en cuenta que la diferencia generacional es importante y una de las causas que genera más conflictos entre adolescentes y papás.

¿Por qué se ha vuelto tan rebelde?

Hace apenas un par de años podías platicar con tu hijo con total libertad, veían películas juntos, te acompañaba al súper, te ayudaba a hacer labores del hogar sin rezongar, era dulce y amoroso contigo, pero, ¿qué pasó? La respuesta es muy simple: ahora necesita autoafirmarse. Tu hijo quiere demostrar que puede elegir qué hacer y qué no, que se respete su opinión.

La rebeldía de tu hijo es señal de que ha empezado a ser independiente.

Cuando tu hijo te reta, crea una especie de juego en el cual lo único que quiere es medir hasta dónde puede llegar. Ojo, por más que te rete, en el fondo, necesita tu ayuda y que lo orientes a tomar la mejor decisión.

La adolescencia es una etapa en la que papás e hijos pelean mucho, ¿te pasa?

¿Qué piensa un adolescente?

  • Que ya no es un niño 
  • Cree que ya es grande
  • Piensa que puede mandarse solo
  • Que no necesita el consejo de nadie

¿Qué hago con mi adolescente rebelde? ¿Qué necesita mi adolescente de mí?

En la adolescencia, la comunicación entre papás e hijos es limitada, ¿la razón? Nadie quiere ceder. Entonces, ¿qué hago con mi adolescente rebelde?

Primero, debes entender que si tu hijo se comporta como un rebelde insoportable es porque está atravesando por un mar de emociones y NO sabe qué hacer con ellas ni cómo comunicarlas.

Segundo, tu hijo lo que desea es ser independiente, ¿recuerdas como te sentías tú? ¿Por todo lo que pasaste en la adolescencia? Los jóvenes se vuelven “rebeldes” porque quieren ir en contra de las personas que son la autoridad. Tu adolescente necesita de ti…

Comprensión

Validación de sus sentimientos

NO quiere sermones, ni consejos, necesita que lo escuches

Se empático para que te permita entrar a su vida

Comunicarte con tu hijo, va más allá de las palabras, abrázalo, sonríe, hazle su platillo favorito, dile una palabra cálida, un te amo le hará sentir tu apoyo y amor

Busca formas creativas de comunicarte con tu hijo, quizá por medio de frases de su película favorita, juega videojuegos con él, haz algo que a él le guste

No insistas en que tienes la razón o la última palabra

No generes más frustración en tu hijo

Por más que te enfurezca, no le digas groserías y mucho menos, lo golpees

Evita ponerte al tú por tú, lo único que ganarás es que tu hijo siga haciendo o haga más actividades que a ti no te gustan

No llegues a la confrontación, ambos saldrán lastimados

Ármate de paciencia

Antes de gritarle a tu hijo, cierra los ojos y cuenta hasta 10, 15, la cantidad que sea necesaria

Tu hijo debe entender que necesita de una negociación en donde podrá exponer sus opiniones y deseos

No impongas actividades con autoritarismo, explícale el por qué de las cosas

Tu hijo no debe tenerte miedo, debe sentir por ti respeto y amor

Debes entender que tu hijo necesita espacio

Pon límites sin ser asfixiante

No le castigues las cosas que más «le duelen» como su celular, mejor haz que realice otras actividades como ayudar a lavar los platos o hacerse cargo de la mascota, una vez que acabe esas actividades, podrá usar el celular

Nunca permitas que te falte al respeto, dile que te lastima cada vez que hace esa acción y que entre la familia siempre debe haber respeto

No dejes que caiga en adicciones. Debes estar muy pendiente de las actividades que hace tu hijo, si percibes algo sospechoso, que cambia de actitud, que no come, que siempre trae ropa de manga larga o cuello alto, siempre viste de cierta forma o empieza a ocultarte cosas, ¡pon atención es un foco rojo!

Realiza actividades en familia tomando en cuenta lo que más le gusta a tu hijo

Propónle a tu hijo que sugiera las actividades del fin de semana

Conoce a sus amigos, debes estar muy pendiente de las personas más cercanas de tu hijo, de ser posible, conoce a los papás, hermanos de estos chicos…

Deja que tu hijo invite a sus amigos a tu casa y convive con ellos, te darás una idea de cómo son y en qué pasos puede andar metido tu hijo

No seas un papá o mamá posesivo, debes tener en mente que tu hijo no te pertenece

¿Qué hago si mi hijo todo el tiempo está pegado al celular o a la computadora?

Cada día te preguntas, ¿ahora qué hago con mi adolescente rebelde? Quizá recuerdes con nostalgia que “antes” jugabas más, hacías actividades al aire libre, tenías  horarios específicos para ver la televisión, te ponías a leer, a colorear, a armar un rompecabezas… Sí, eso fue “antes”, lo primero que debes hacer para vivir la adolescencia de tu hijo más feliz, es aceptar que el tiempo ha cambiado, que tu hijo hace cosas propias de su generación y del tiempo en el que le tocó vivir. Piensa que tú pusiste en sus manos ese dispositivo electrónico, y también debes ponerle ciertos límites, quizá de horarios, que para dormir debe dejar el celular en tu cuarto, que de vez en cuando revisarás sus conversaciones para ver que todo esté en orden, no es que no confíes en él, pero debe entender que hasta que sea mayor de edad, tú estás a cargo de su seguridad.

No sufras la adolescencia de tu hijo, es una etapa en donde necesita mucho de tu amor y comprensión.

¿Cuántos años tiene tu hijo?

Échale un ojo…

Ayuda a tu hijo adolescente con las redes sociales

 

Categorías
Salud

Evita la resequedad en los ojos

Evita la resequedad en los ojos

Los altos niveles de contaminación y diversos factores afectan la salud de los ojos. Mira estos consejos para conservar una buena salud visual.

¿Qué son las lágrimas?

Las lágrimas son producidas por las glándulas lacrimales y transportadas a los ojos y tienen 95% de agua.

Hay 3 tipos de lágrimas:

1. Basales. Fluyen constantemente, mantienen los ojos sanos y lubricados y aseguran una visión clara.

2. Reflejas. Lavan de manera automática el ojo cuando le cae alguna sustancia extraña como pestañas o una basurita.

3. Emocionales. Se producen en respuesta a una emoción fuerte.

Los ojos se secan por distintos factores como:

  • La edad avanzada
  • Los cambios hormonales
  • La menopausia
  • La contaminación ambiental
  • Altos niveles de contaminación
  • Poca humedad en el ambiente
  • Fuertes corrientes de aire
  • El humo del cigarro
  • El hielo seco
  • Estar mucho tiempo frente al monitor de una computadora, tableta, televisión o celular
  • El uso de medicamentos como antihistamínicos o antidepresivos
  • Ciertas pomadas para el acné
  • Usar lentes de contacto sin quitárselos por mucho tiempo

¿Cómo saber si tengo los ojos resecos?

Pon atención si presentas alguno de estos síntomas:

Sensación rasposa
Ardor
Quemazón
Lagrimeo

Te interesa: Los mejores alimentos para la salud ocular

Evita la resequedad en los ojos

  1. Coloca el monitor de tu computadora lejos del nivel de tus ojos.
  2. Parpadea más seguido.
  3. Usa un humidificador cuando el aire esté seco.
  4. No te sientes frente o atrás del ventilador o del aire acondicionado.
  5. Come alimentos ricos en Omega-3 y ácidos grasos.
  6. El aceite de pescado te ayuda, entre otras cosas a disminuir las molestias de los ojos resecos.
  7. Usa lágrimas artificiales, consulta a tu médico, cuáles son las más recomendables para ti.

Cuidar la salud visual es importante, consulta a tu médico si tienes más dudas u otros síntomas.

¿Usas lentes de contacto?

¿Vives en una ciudad contaminada? Mira qué puedes hacer

Cuida tu salud ante los altos niveles de contaminación