Categorías
Ser Mamá

Consejos para mejorar tu autoestima ¡y la de tu hija!

Consejos para mejorar tu autoestima ¡y la de tu hija!

Por Berenice Villatoro y Mayra Martínez

Según un estudio, más del 80% de las mujeres no están contentas con lo que ven en el espejo, ¿es tu caso?

Consejos para mejorar tu autoestima ¡y la de tu hija!

La tarea de toda mamá es ayudar a que las niñas y adolescentes sean la mejor versión de sí mismas y lo mejor es enseñarles con el ejemplo. La Dra. Susie Orbach, psicoterapeuta, activista en pro de las mujeres y miembro del Comité Asesor del Proyecto para la Autoestima te da algunos tips:

Viaja hacia el pasado

Observa fotos tuyas de hace algunos años donde te guste como te ves. Tal vez te des cuenta de que, a pesar de que en aquel entonces no te gustaba tu cuerpo, ahora sientas que te veías bien.

¿Trabajas y eres mamá?

Tips para organizar tu maternidad y tu trabajo

Dale gracias a tu cuerpo por todo lo que ha vivido

Recuerda que tu cuerpo ha vivido, trabajado, probablemente ha dado a luz, ha traído hijos al mundo y ha formado una familia. Es natural que los cuerpos cambien con la edad. ¡El tuyo es realmente asombroso!

No te compares con las modelos

Recuerda que las imágenes de las revistas y de Internet a menudo son manipuladas digitalmente para verse extraordinarias, y no son fotos de hombres y mujeres «reales».

Vuelve a conectarte con tu cuerpo

Date unos minutos al día, pon tu música favorita y baila. Sentir qué tan vivo está tu cuerpo puede ser muy inspirador.

Crea un ambiente positivo

Platica con tu hija sobre las cosas que le gustan del estilo de cada una. Sólo resalta los aspectos positivos e intenta dar ejemplos específicos. Escucha las cualidades que tu hija admira de ti y recuérdatelas a ti misma cuando necesites animarte.

Reconoce tu belleza como mujer y contágiala a tu hija.

¿Qué es lo que más te gusta de ti?

Foto: Getty Images

Estos consejos pueden ayudarte…

Cómo ser más creativa y aumentar tu autoestima

 

Categorías
Ser Mamá

Cómo obtener ingresos extra desde casa

Cómo obtener ingresos extra desde casa

Algunas actividades pueden ayudar a la economía familiar y a desconectarte de la rutina diaria, todas pueden hacerse desde casa, ¿la clave? Sácale jugo a tus habilidades.

Cómo obtener ingresos extra desde casa

Los beneficios de ejercer la maternidad estando muy presente en la vida de tu hijo y sin abandonar tu faceta profesional es clave. Combinar las dos áreas permite que como mamá te sientas realizada en tu vida, lo que repercute directa y positivamente en el bebé.

ARTE

Puede ser un hobby rentable si disfrutas de esta afición. Vende desde casa obras de cerámica, aretes, collares, pinturas, fotografías…

VENTAS DESDE CASA

Las pequeñas reuniones de grupos de amigos y conocidos interesados en comprar cosméticos, ropa, joyería o cualquier otro artículo de catálogo son una posibilidad que muchas mamás han puesto en práctica. Solo requiere contactos de conocidos interesados y un espacio dónde mostrar los artículos de venta.

VUELVE A ESTUDIAR

¿Te quedas en casa cuidando a tu hijo? Quizá se abra otra posibilidad para ti: volver a estudiar. Puedes empezar clases a distancia o digitales y estar lista para regresar a trabajar cuando él vaya a la escuela. Desempolvar los libros y crearse un hábito de estudio con un bebé en casa no es fácil, pero poco a poco encontrarás la fórmula para compaginarlo.

RICA COMIDA

La opción de cocinar en tu propia casa para eventos (como fiestas o celebraciones especiales) ofrece una cantidad económica considerable, y todo sin atarse cinco días a la semana durante ocho horas diarias. Los requisitos: disponer de ideas creativas para cocinar y ser organizada. Puedes hornear galletas, hacer panquecitos…

CLASES PARTICULARES

Si estás especializada en alguna materia podrías impartirla de forma personalizada. Pueden ser desde clases de cocina, matemáticas, inglés… Saca provecho enseñando a otros, pueden ser clases particulares o de varios niños, hasta podrías incluir a tu hijo.

Tips para trabajar desde casa

  1. Planea tus tareas diarias en tu trabajo por prioridad: lo urgente y lo importante; deja un tiempo de colchón para los “bomberazos”.
  2. Utiliza las horas de sueño de tu hijo para adelantar trabajo o terminar tareas pendientes en casa.
  3. No centres las horas de mayor esfuerzo intelectual después de la comida, cuando sueles estar aletargada. Hazlas a primera hora: eres más productiva.
  4. Aprovecha las horas de más actividad de los pequeños para disfrutar de ellos.

Tu hijo disfrutará de una mamá que está atenta a su cuidado y tiene la satisfacción de poder realizarse profesionalmente.

¿Trabajas desde casa?

Foto: Getty Images

Logra todo lo que tú quieras…

Cómo ser más creativa y aumentar tu autoestima