Categories
Salud

¿Qué son y para qué sirven los percentiles?

Cuando llevas a tu hijo con el pediatra, seguro te hablará de “los percentiles”; son datos importantes que el médico valora. No te angusties, sirven para dar seguimiento y asegurarte de que tu bebé crece de forma saludable. Te explicamos más. 

¿Qué son los percentiles?

Estas orientaciones te pueden servir de guía. Dependen del origen o la raza Los percentiles son datos estadísticos que se obtienen tras medir la altura, peso y perímetro craneal de un número significativo de niños sanos a lo largo de su crecimiento.

Los pediatras suelen utilizar los percentiles obtenidos de varios niños con características similares a los que pasan por su consulta, por eso utilizan como referencia aquellos de la Organización Mundial de la Salud, que se han recabado al analizar el crecimiento de niños de diferentes procedencias y razas.

¿Para qué sirven?

Existen para valorar el desarrollo de tu hijo y detectar anomalías en su crecimiento. Por eso, más que saber dónde se sitúa un niño en un momento concreto, es más importante ver cómo evolucionan los valores. Si un niño se desvía, la herencia genética también cuenta en su valoración. Por ejemplo, una talla en percentil 10 que se mantiene durante la infancia puede ser normal si los padres tienen una talla equivalente en adultos, pero puede no serlo si los padres de ese niño son altos y les correspondería una talla en percentil 90.

Por eso, coinciden todos los pediatras, es casi imposible pensar en una patología concreta sólo con la información de los percentiles. Únicamente son un dato más en la valoración de cualquier desviación del desarrollo del niño. Muchas enfermedades pueden causar una evolución anormal, desde las que no presentan ninguna gravedad (como una gastroenteritis o gripe), hasta padecimientos más serios. Por ello es trascendente ponerlos siempre en relación con otros signos y síntomas.

El pediatra mide la talla, peso y perímetro craneal de los niños desde que nacen hasta que concluye su desarrollo. Si bien suele aprovechar las revisiones pediátricas para hacer el seguimiento, pedirá  a los padres que vuelvan cuando considere importante seguir la evolución de los percentiles con más frecuencia.

¿Qué significa entonces que tu hijo está en el percentil 90 de talla? Que está por encima de la media (que es 50) y que, como él, hay un 10 por ciento de niñas de su edad en la población estudiada. Si se encontrara en el percentil 10 estaría por debajo de la media y, como ella, también habría un 10% de niñas de la población de referencia.

¿Cuándo deberías preocuparte?

Sólo si el percentil de tu bebé cambia de forma drástica. Por ejemplo, si baja de peso considerablemente: si siempre ha estado alrededor del percentil 50 y de pronto cae hasta el 20. Tu pediatra deberá buscar por qué ha sucedido este cambio de peso y determinar si requiere de mayor cuidado.

A veces ciertas enfermedades (como la gripa o infecciones en el estómago) provocarán estos ajustes, así como las variaciones en hábitos alimenticios, los cambios de leche o si hay afectaciones hormonales o problemas genéticos.

Ten en observación a tu bebé y llévalo a consulta con frecuencia para asegurarte de que gana peso proporcionalmente a su altura. Entonces, ¿cuál es el mejor indicador? Si te preocupa qué tan alto o delgado será tu hijo cuando crezca, es muy probable que sea parecido a ti y a tu pareja (¿cómo son ustedes? Altos, bajitos, medianos, delgados…

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer: 

5 señales de que tu bebé está creciendo bien