Categorías
Ser Familia

¿La mamá de tu pareja te dice cómo hacer las cosas, ¡en tu casa!?

Lidiar con tu suegra puede ser complejo sobre todo cuando a ella le cuesta trabajo entender que su hijo y tú ya conforman una familia aparte, con su propia forma de vida. No desesperes, te compartimos esta posible solución para que la mamá de tu pareja comprenda esta realidad. Inténtala y cuéntanos si te ayudó. 

La mamá de tu pareja…

Siempre te dice qué hacer: qué cocinarle a su hijo, cómo cuidar a tu bebé, hasta cómo deberías vestirte… Respira. A las mamás les cuesta mucho dejar el control sobre sus hijos, siempre querrán asegurarse de que están bien… Piénsalo, han sido su mamá por
varios años.

Aunque para algunas es más fácil “soltarlos” porque tienen su mente ocupada en sus propias actividades, a otras les cuesta quizá por su personalidad estricta o porque es su manera de hacerse presentes y sentirse útiles.

Intenta ponerte en sus zapatos e imaginar cuando tú seas la suegra. Verás que esto te ayuda a mirarla desde otra perspectiva y entenderla, también a encontrar algunos recursos para sobrellevarla.

TU TAREA: exprésale a tu pareja cómo te hace sentir esta situación y pídele que hable con su mamá. Hazlo sin juzgar ni desaprobarla; sin enojos ni gritos. Ayúdalo a empatizar contigo explicándole con ejemplos muy concretos.

La intención es que él pueda transmitírselo a su mamá porque él es el adecuado para poner límites; finalmente él la conoce mejor, sabe cómo reacciona y cuáles son sus puntos vulnerables; tu pareja sabrá cómo hablarle para no agrandar los problemas.

Asesoría: Mtra. Lorena Mendoza Sosa, Terapeuta infantil y juvenil en NeuroIngenia.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer:

Abuelita le cambia el nombre al nieto mientras la mamá se recuperaba

 

Categorías
Ser Mamá

¡Ponle un alto a las críticas a tu forma de ser mamá!

Siempre habrá quien te va a criticar, por eso, lo mejor es no tomártela personal. Recuerda que cada persona habla desde su experiencia, por lo que en realidad la crítica es una mera “opinión”. Para mantenerte en paz frente a estas críticas a tu forma de ser mamá, te sugerimos hacer los siguiente.

¡Alto a las críticas!

  1. No reacciones de modo impulsivo; no te defiendas, no te justifiques, no agredas, no grites; escucha la opinión, saca lo que te pueda aportar y con lo demás, haz oídos sordos.
  2. Da respuestas asertivas, para poner límites: “lo voy a tener en cuenta, muchas gracias por tu comentario u opinión».
  3. Ignora los comentarios insolentes o que no te suman ni como persona ni como mamá. Una actitud positiva es aprender de quienes nos rodean, porque siempre hay algo nuevo que podemos conocer, pero si la crítica no es constructiva, nada hay ahí para tu crecimiento.
  4. Ríete de ti misma: si te dicen: “tu hijo es el único que no ha aprendido las tablas de multiplicar, no le haces repetirlas, ¿verdad?; tú puedes responder: “es que ni yo misma me las sé, ¡que cosa verdad!”. Esta técnica hasta sorprenderá a quien te critica porque se dará cuenta que no logró su cometido: lastimarte, controlarte o simplemente incomodarte.
  5. Cancela las críticas con acciones. Por ejemplo, si te dicen que eres una mamá muy olvidadiza porque se te pasan las juntas, o las fechas de entrega de las tareas de tu hijo, haz un análisis de lo que te están criticando: ¿esto que me dicen es verdad? Si tu respuesta es «No», ignora; ¿es sí?… pon manos a la obra para cambiar; hacerlo te ayudará a crecer como mamá y persona.
  6. Aprende a cancelar todo lo que te haga menos. No le des importancia a quien no te valora o te quiere herir. Pon en su lugar a cada persona, es decir, al criticón solo le corresponde un lugar en tu vida: fuera de ella.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer:

Famosas que han sido señaladas como «malas madres»