Categorías
Ser Mamá

¿Debo tener una dieta especial durante la lactancia?

¿Debo tener una dieta especial durante la lactancia?

Durante la lactancia es importante poner atención a las cantidades y comer más alimentos naturales y sanos, y menos aquellos que no aportan mucho a tu organismo, como los alimentos procesados.

Si quieres esperar para tener otro bebé, mira esto…

¿Qué anticonceptivo te conviene para después del parto?

¿Debo tener una dieta especial durante la lactancia?

Necesitas saber que tu cuerpo quema alrededor de 500 kilocalorías diariamente. Hay quienes creen que ciertos alimentos durante la lactancia ayudan a la producción de leche, sin embargo no hay evidencias de que eso sea cierto.

Lo que sí está comprobado es que alimentar a tu bebé aumenta la producción de leche.

Trata de evitar estos alimentos:

Estos alimentos podrían poner irritable a tu bebé o que sufra de cólicos.

  • Fritos
  • Grasosos
  • Lácteos
  • Irritantes
  • Comida picante o muy condimentada
  • Refrescos
  • Café
  • Tés de hierbas (prefiere los frutales)
  • Bebidas alcohólicas
  • Chocolate en grandes cantidades
  • Mariscos y pescados crudos
  • Alimentos ricos en azúcar

Mira cómo vivir la cuarentena…

4 tips para relajarte en cuarentena

Se recomienda no consumir bebidas alcohólicas durante la lactancia porque sí se pasa a la leche. Si hay una ocasión especial y decides beber algo, no debe ser más que una copa de vino o una cerveza pequeña. Para reducir la exposición de tu bebé al alcohol, evita dar el pecho de dos a tres horas después de que consumiste tu copa de vino. No es necesario que te saques la leche y la descartes.

Recuerda, se recomienda establecer la lactancia materna durante las primeras seis semanas de vida del bebé, es decir, que el bebé tome la leche directamente del pecho de su mamá. Pronto empezarás a conocerlo bien y cómo se comunica contigo. Te sentirás con más confianza de responder a las necesidades de tu bebé y alimentando esa relación de apego con él.

De esta manera el bebé le dirá a mamá cuánta leche producir para satisfacerlo. Una dieta saludable es tu mejor aliada. Come y bebe líquidos según tu cuerpo te lo pida.

Recuerda que en época de calor, tu bebé también sentirá mucha sed y pedirá más leche.

¿Has notado que algún alimento le cae pesado a tu bebé?

Foto: Getty Images

Esta información puede servirte…

Mitos de la lactancia

Categorías
Ser Mamá

¿Cómo aliviar el dolor de la cesárea?

Si tu bebé nació por cesárea, te damos estos consejos para aliviar el dolor de la cesárea.

Cuidados básicos

Evita los esfuerzos abdominales al menos la primera semana de que haya nacido tu bebé.

Si tienes necesidad de toser, ponte una almohada sobre el vientre, abrázalo e inclínate hacia adelante, así aliviarás la fea sensación.

Durante la lactancia materna, usa una almohada especial para lactancia o coloca una almohada debajo del bebé no lastimar tu herida.

Cuando cargues al bebé, hazlo desde la cintura usando los brazos y no lo recargues en el abdomen.

Si se te cayó algo, levántalo flexionando las rodillas, no la cintura.

Tu doctor te quitará los puntos después de diez días, no te preocupes, no duele.

La recuperación de la cesárea requiere ciertos cuidados

La buena noticia, cuando pase la cuarentena, te sentirás como nueva.

Tu cicatriz estará sensible durante los primeros días, quizá luego sientas como que la piel se te estira, incluso dolor leve.

¿Cómo aliviar el dolor  de la cesárea?

Ponte una bolsa de agua caliente en el abdomen y reposa unos minutos.

Toma un baño relajarte con agua caliente.

 

Corre al doctor

  1. Si sientes un dolor persistente.
  2. Si la zona de la herida tiene un color rojo intenso.
  3. Si tu herida tiene algún líquido gris, amarillo o verde y huele mal.

¿Se me notará?

La cicatriz de la cesárea es casi imperceptible, no te preocupes, ¡podrás seguir usando bikini!

¿Puedo tener relaciones sexuales?

Lo mejor es esperar la cuarentena para reanudar la actividad sexual, debes darle tiempo a tu cuerpo de que se recuperen los tejidos internos y que tu piel cicatrice bien. Busquen posturas laterales, así evitarás que tu pareja se apoye en tu vientre y pueda darte dolor.

Un nuevo bebé

Si deseas tener otro bebé, necesitas esperar al menos un año para que la cicatriz soporte. Aunque toma en cuenta que haber tenido un primer parto con cesárea, no significa que el siguiente sea así, podrías tener un parto natural.

¿Te hicieron cesárea?

Tips para cuidar tu herida de la cesárea

Categorías
Ser Mamá

4 tips para relajarte en cuarentena

 

Acaba de nacer tu bebé y estás agobiada por la cuarentena, ser mamá… Te damos 4 tips para relajarte en cuarentena.

¿Por qué se le llama cuarentena?

Así se conoce al periodo posterior al parto, en el que se “aisla” a la mujer que acaba de dar a luz del hombre para protegerla de tener relaciones sexuales. En esta acepción se contemplan exclusivamente los aspectos físicos de la mujer que la colocan de nuevo como posible gestante. El puerperio (cuarentena) sin embargo es un periodo psicológicamente muy complejo para la reciente mamá.

Síntomas psicológicos

Es una etapa emocionalmente muy turbulenta. Hay que asimilar el parto que viviste frente al que hubieras querido, adáptate a la nueva situación, compartir el espacio emocional con el bebé, lidiar con inseguridades a la hora de responder a sus necesidades, los juicios a los que te ves expuesta, los comentarios contradictorios respecto a los cuidados… Todo ello hace que pasemos de la alegría a la tristeza y del miedo a la confianza varias veces a lo largo de un mismo día.

¿Hormonas u otros factores?

Efectivamente las hormonas tienen un papel muy importante en esta relación tan especial que surge entre la mamá y el bebé. Sin embargo, para que estas hormonas puedan segregarse de la manera óptima necesitan condiciones externas adecuadas. Se debe considerar:

* El parto que tuviste

* Si tu bebé estuvo cerca de ti al nacer

* Si tu bebé requiere de incubadora

* El entorno de intimidad mamá-hijo para conocerse

Cuatro tips para relajarte en la cuarentena

* Ten mucho contacto piel con piel con tu bebé, así segregarás hormonas del vínculo para entender y responder mejor a sus necesidades.

* Sentir el apoyo incondicional de tu pareja.

* Vivir en un entorno familiar que sepa respetar la intimidad y colaborar con la nueva familia.

* Apoyo de una mano extra que te ayude con los deberes cotidianos.

¿Puede ser depresión postparto?

No, el puerperio es el periodo natural desde que das a luz y con una duración muy variable para cada mujer. Se puede vivir esta etapa de manera saludable, para vincularte mejor con el bebé. Sin embargo, si sufres durante ese periodo un estado depresivo no tendrás fuerza para atenderlo y necesitarás la ayuda de un profesional, no tengas miedo, no eres la única que atraviesa por esta etapa. Cuídate mucho.

Tu bebé viene con todo lo necesario para programarte hormonalmente para que el instinto maternal aflore, no te preocupes.

¿Estás en cuarentena? ¿Cómo te sientes?

Categorías
Ser Mamá

El posparto debería durar más de 40 días

Ponerse frente a un espejo después de haber dado a luz es mostrar todos los cambios que sufrió el cuerpo de la madre, y en realidad no es como vemos a las famosas, que «lucen radiantes y perfectas».

 

Días después del nacimiento de tu bebé seguramente estarás hinchada, adolorida y sin ganas de mucho.

 

“Y nada más lejos de la realidad: nuestro abdomen sale casi igual que si aún estuviese el bebé dentro”, señala la ginecóloga y obstetra Amira Alkourdi con respecto a cuando se abandona el hospital.

 

El posparto no sólo son 40 días como muchos piensan, incluso podría alargarse hasta un año, esto depende de la salud que tenía la madre antes del embarazo.

 

En la cuarentena se pueden observar como algunas cosas comienzan a regresar a su lugar y poco a poco todo vuelve a la «normalidad».

 

 

Hay que destacar que el estado endocrinológico y nutricional de la mujer que está lactando es muy diferente al de la gestación y al previo al embarazo, y no se restablece la normalidad hasta que pasan unos seis meses desde que se termina la lactancia», señalan.

 

Cabe destacar que no todo es físico, también aparecen los cambios emocionales y psicológicos. «En los primeros días es normal que la mamá sienta tristeza, irritabilidad, cambios en el apetito, no conseguir dormir como bien e, incluso, tener sentimiento de inutilidad», lo que muchos llaman «maternity blues».

 

Recuerda que cada cuerpo es distinto y no necesariamente en 40 días debes estar «perfecta», el proceso es individual, de paciencia y apoyo.