Categorías
Ser Bebé

Cuida la dieta de tu bebé prematuro y evita complicaciones

Si tu bebé nace prematuro requerirá atención, cuidados y una alimentación adecuada a sus necesidades. Ocurre que puede presentar problemas de salud, porque deja el vientre cuando aún sus órganos no han madurado.

Un bebé prematuro podría sufrir complicaciones como:

  • síndrome de dificultad respiratoria,
  • hipertensión pulmonar,
  • anemia,
  • problemas de nutrición (ya que tiene un sistema digestivo inmaduro),
  • inflamación intestinal severa,
  • sangrado cerebral, hipoglucemia y retinopatía, que provoca alteraciones en la vista y lesiones graves en los ojos.

Por estas razones es necesario que su alimentación tenga unos cuidados y precauciones especiales.

EL MEJOR ALIMENTO PARA TU BEBÉ PREMATURO

Para un bebé prematuro es la leche materna. Pero, a diferencia de la que produce una mujer que tiene un bebé de término, la de un bebé pretérmino no tiene los nutrientes necesarios, podría decirse que también es prematura.

Por eso, a estos bebés se les debe dar una nutrición especial compuesta por la leche de mamá junto con un fortificador que contiene los aditamentos nutricionales que el bebé necesita, pues requiere más energía, así como una mayor cantidad de proteínas, vitaminas, minerales y otros nutrientes para protegerlo de enfermedades.

ASPECTOS QUE TE RECOMENDAMOS CUIDAR EN LA ALIMENTACIÓN DE TU PREMATURO

• Debes darle fórmula especial para prematuros hasta que llegue a un peso próximo al normal al nacimiento (3 kg), pero toma en cuenta su desarrollo neurológico, generalmente el cambio de leche se sugiere a los ocho o nueve meses.
• Procura que la hora de comer sea un tiempo tranquilo y relajado para ti y para él. Los bebés prematuros deben ser alimentados con más frecuencia que un niño nacido a término, de ocho a diez veces al día. Elabora un esquema con el médico y trata de seguirlo al pie de la letra.

Te invitamos a leer también:

Lactancia y bebé prematuro, todo lo que necesitas saber

FOTO GETTY IMAGES

Categorías
Ser Bebé

10 cosas extraordinarias de tu bebé que no sabías

Tu bebé además de ser hermoso tiene algunas características extraordinarias que tal vez no sabías. Conócelas aquí.

Cosas extraordinarias de tu bebé

1. ¿Sabías que tu hijo comparte su fecha de cumpleaños con otros 9 millones de personas en el mundo?

2. Los bebés lloran sin lágrimas los primeros día de vida y hasta las seis primeras semanas después de su nacimiento, ya que aún tienen cerrados sus conductos lagrimales.

3. Los bebés son los únicos seres humanos que sonríen intencionadamente a sus padres cuando nacen, aunque hay también ecografías que han podido captar imágenes de bebés sonriendo desde el vientre materno.

Consiéntelo desde este momento con estos consejos:

14 consejos para consentir a tu bebé in utero

4. Tu hijo reconocerá tu voz desde que nace, pero tardará al menos unos 15 días en reconocer la voz de papaá.

5. La cabecita de un bebé recién nacido es la cuarta parte de su peso total. Es por ello, que cuando los cargas parece que la cabecita les cuelga.

6. Puede perder una parte importante del cabello debido al roce con las sábanas, que después le volverá a crecer y si su cráneo presenta alguna deformación, después de haber atravesado el canal del parto, posiblemente se normalizará en unos pocos días.

7. El cerebro de un recién nacido supone el 10% del total del peso de su cuerpo, mientras que en los adultos supone el 2%.

8. Hasta los seis o siete meses de edad, su organismo no pierde su sistema de adaptación al medio acuático y nace con la habilidad de nadar conteniendo la respiración, una capacidad que utiliza también para alimentarse del pecho de su mamá, pues pueden respirar y tragar a la vez.

9. No te extrañes si tu bebé nace con los ojos azules, a pesar de que no haya nadie en la familia que los tenga así. Esto es debido a la falta de pigmentación, que más tarde se desarrollará después del nacimiento.

10. Sus rodillas no tienen rótulas porque éstas se desarrollan entre los seis meses y el año de vida.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

Hasta el año de edad, esto vivirás al dormir a tu bebé

 

 

 

 

 

Categorías
Ser Bebé

Los cuidados que necesita la mollera de tu bebé

La mollera es el área de la cabeza de tu bebé en la que los huesos del cráneo todavía no se han juntado y se cierra entre los siete y 19 meses de edad. Aquí te damos algunos consejos de cómo cuidarla. 

LA MOLLERA

El cráneo de tu recién nacido no está hecho de “una sola pieza”, sino de diferentes huesos que se van uniendo y fusionando con el tiempo. Tiene tres molleras o fontanelas:

PARTE POSTERIOR DEL CRÁNEO: se cierra entre el primer y el tercer mes después del nacimiento.

A LOS LADOS, A LA ALTURA DE LA SIEN: se cierra cerca de los seis meses después del parto.

DETRÁS DE LA OREJA, HACIA LA BASE DEL CRÁNEO: Se cierra entre los seis y los 18 meses de edad.

¿PARA QUÉ SIRVE?

•Para que la cabeza de tu bebé crezca; gracias a que los huesos en ella no están  fusionados aún.

•Para que la cabeza pueda pasar por el estrecho canal vaginal; el movimiento de los huesos facilta que se monten un poco uno encima del otro durante el parto.

La membrana que cubre la fontanela o mollera es dura y difícil de penetrar (no te preocupes tanto por un ligero golpe); pero mejor, evítalo.

¿QUÉ TE DICE EL ASPECTO DE LA MOLLERA?

•Se hincha cuando el bebé llora.

•Se tensa al cambiar al niño de posición.

•Palpita, representa el latido cardiaco.

•Se hunde al tocarla: alarma de deshidratación, ¡acude inmediata- mente al doctor!

• Abombada: no es de alarma), pero revisa que sí regrese a su estado normal.

Su aspecto varía a lo largo del día:

PREVENCIÓN Y CUIDADOS

•No requiere cuidados especiales y no pasa nada por tocarla.

•Mantente atenta al tamaño de la mollera, al igual que en su cierre temprano o muy tardío.

•Lo normal es que las fontanelas cierre antes en niños que en las niñas.

FOTO GETTY IMAGES

También te invitamos a leer: 

¿Se puede caer la mollera del bebé?