Categorías
Ser Bebé

¿Sientes que tu bebé es adicto a los brazos?

¿Es bueno o malo cargar a tu bebé todo el tiempo? ¿Sientes que tu bebé es adicto a los brazos? Descúbrelo.

¿A quién no le gusta cargar a los bebés? Son tiernos, cariñosos, sonrientes y les encanta sentirse queridos y mimados. Cargar a un bebé es una bella experiencia, especialmente si es nuestro.

Sin embargo, hay una polémica sobre cargar mucho a un bebé, especialmente si éste se siente muy cómodo en nuestros brazos. Se dice que puede embracilar, es decir, llevarlo en brazos todo el tiempo, volverlo dependiente a ello y que haga berrinche cuando lo sueltes. Por esta razón, se recomienda dejar de cargar al bebé por largos periodos.

Es cierto que hay bebés a los que les gusta que los carguen más que a otros; no obstante, esto no tiene nada de malo. Al contrario: un bebé «embracilado» está creando un vínculo muy fuerte e importante con sus padres.

Un bebé que pide estar en brazos lo hace por diferentes motivos: para sentirse protegido, querido y mimado. Los brazos de papá y mamá nunca se compararán con la mejor cuna o mecedora, y los bebés lo saben muy bien. No hay nada más rico y calientito para ellos.

Además, ponte a pensar cuánto tiempo tendrás la oportunidad de cargarlo nuevamente. Los bebés crecen muy rápido, y este periodo es muy valioso para que lo consientas plenamente. No pienses que lo volverás caprichoso, al contrario: ambos están alimentando su confianza cuando están abrazados.

Así que ya sabes: no hay mejor periodo como este para consentir a tu bebé. Dale todo tu amor y tu ternura.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

Beneficios de los abrazos en los niños

 

Categorías
Salud

Si tu bebé suda demasiado, ¡cuidado!

Es normal que tu bebé llegue a tener sudoraciones, puede deberse a varios factores, sin embargo, si tu bebé suda demasiado, es importante que descubras si no se acompañan de otros síntomas. Conoce por qué.

Un recién nacido puede llegar a sudar demasiado por diversas causas, como el medio ambiente cálido, beber algo demasiado caliente para él, dormir con demasiada ropa o muy envuelto, incluso fiebre, sin embargo, en ciertos casos, también podría llegar a ser síntoma de una enfermedad cardiaca.

En algunas ocasiones, aunque en un bajo porcentaje, este tipo de sudor se atribuye a que el bebé tenga algún defecto cardiaco. Es poco probable que la insuficiencia cardíaca se manifieste sólo en forma de sudores, no obstante es importante tener cuidado si esto se acompaña de los siguiente síntomas:

  • Se fatiga constantemente
  • Le cuesta comer seguido, hace pausas. No se acaba los biberones o succiona muy poco cada vez.
  • Se ve pálido o bien se le ponen amoratados los labios o los dedos.
  • Ha subido poco peso.
  • Tiene las piernas inflamadas o parece hinchado.

Si detectas alguno de estos síntomas que acompañen las sudoraciones en tu bebé, no te alarmes, lo importante es que acudas con su pediatra para tener un diagnóstico adecuado. Recuerda que es una condición poco frecuente que presente un «soplo» en el corazón, sin embargo se debe descartar o confirmar. ¡Cuídalo!

Te invitamos a leer también:

¿Es normal el corazón de mi bebé?