Categorías
Así Crece Salud

Estas son las enfermedades raras más comunes en niños

Estas son las enfermedades raras más comunes en niños

Conoce las enfermedades raras más frecuentes en niños.

Estas son las enfermedades raras más comunes en niños

Estas enfermedades son consideradas raras por que tienen baja incidencia en la población, es decir, que afectan a un número muy limitado de personas.

Se considera rara una enfermedad cuando sólo afecta a menos de 5 personas de cada 10,000 habitantes. Aunque no todas afectan a niños, hay algunas que sí tienen incidencia en pequeños y te decimos cuáles son:

Síndrome de Moebius

Cuando los dos nervios craneales no están totalmente desarrollados. Estos nervios son responsables del parpadeo, movimiento lateral de los ojos y expresiones faciales por lo que causa parálisis en la cara. Esto provoca babeo, dificultades en el habla y problemas de pronunciación.

Hemofilia

Es una dificultad para que la sangre coagule. Los niños que la padecen la han heredado de sus padres y no existe cura para la misma, aunque con cuidados y atención constante puedan llevar una vida normal.

Fibrosis quística

Es una enfermedad crónica y hereditaria que afecta a las glándulas que producen secreciones externas y causa un espesamiento del moco y la obstrucción de los conductos que lo transportan.

Los pulmones, el aparato digestivo, el hígado, el páncreas y el sistema reproductor son los órganos más lesionados por este aumento de la viscosidad.

Mira qué puedes comer para estar más sano…

Alimentos que ayudan a mantener tu hígado sano

Albinismo

Se debe a defectos de la síntesis y distribución de la melanina y se caracteriza por despigmentación de piel, iris y retina.

Síndrome de Prader Willi

Está presente desde el nacimiento y afecta a muchas partes del cuerpo. Los niños que lo padecen son obesos y tienen poco tono muscular. También afecta a la capacidad mental y a las glándulas sexuales que no producen hormonas.

Síndrome de Rett

Afecta sobre todo a niñas y se manifiesta durante el segundo año de vida. Muestra un retraso en la adquisición del lenguaje y coordinación motriz.

Mira más de esta enfermedad…

Conoce todos los síntomas sobre el síndrome de Rett

Síndrome de Hutchinson-Gilford Progeria 

Es una enfermedad genética rara caracterizada por el envejecimiento acelerado de los niños. Al nacer parecen sanos pero a los pocos meses, la enfermedad cambia el aspecto del niño como al de un anciano.

Hidrocefalia

El líquido cerebroespinal se acumula en el cráneo y somete a un aumento de presión a los tejidos del cerebro. Esto hace que la cabeza tenga un tamaño mayor que el normal.

Mira cómo fortalecer el corazón de tu hijo…

Los mejores alimentos para cuidar el corazón de tu hijo

Síndrome de Gilles de la Tourette

Es conocida como la enfermedad de los tics y los niños que la padecen realizan movimientos rápidos e involuntarios de los músculos y producción involuntaria de ruidos y palabras.

Síndrome de Aase

Es hereditaria y se caracteriza por una anemia causada por una alteración en la médula ósea y asociada a malformaciones articulares y esqueléticas.

Las enfermedades raras por desgracia no tienen una cura, cuentan con ciertos tratamientos que ayudan a sobrellevarla.

¿Conoces alguna otra enfermedad rara?

Foto: Getty Images

¿Te preocupa el buen desarrollo de tu hijo?

¿Mi bebé está creciendo bien?

 

Categorías
Así Crece

«Crecer duele» es real, no ignores a tus hijos

Si te ha pasado que tu hijo o hija se despierta por las noches quejándose de malestar sin razón aparente, no creas que solo quiere atención.

De acuerdo a la Sociedad Brasileña de Pediatría, alrededor del 15 por ciento de los niños sufre dolores “inexplicables” en las piernas, los cuales se deben a que ¡está creciendo!

Cuando nuestros padres decían que “crecer duele”, tal vez no sabían que era literal, pero lo es. Los llamados “dolores de crecimiento”, puede comenzar alrededor de los tres años y se pueden presentar hasta los 10.

En ocasiones son esporádicos, pero hay algunos menores cuya presencia es constante. Generalmente, los presentan por las noches en muslos y pantorrillas.

Hasta el momento, sus causas son desconocidas, pero se cree que puede tratarse de un desequilibrio en el ritmo de crecimiento de huesos, tendones y músculos, provocando dolor.

Los pediatras afirman que no hay de qué preocuparse si a la par de la molestia no aparecen manchas, hinchazón o limitación de las actividades.

Para calmarlos, recomiendan dar masajes y colocar compresas calientes, así como la realización de actividad física y evitar a toda costa el sedentarismo.